sábado, 31 de julio de 2010

ROSA DE LIMA, EL FILM



SINOPSIS: Santa Rosa de Lima, fallecida en la capital de Perú que le dio nombre, apenas contaba con 31 años de edad cuando murió en 1617. El film de José María Elorrieta que encumbró a María Mahor relata la vida de esta joven, hija de Gaspar Flores, arcabucero español al servicio del rey Felipe III, y de María de Oliva, que se convertirá en patrona principal del Nuevo Mundo, Filipinas e Indias Occidentales en 1670.


Título: ROSA DE LIMA
Año de producción: 1961
País: España
Duración: 96 min.
Clasificación: Todos los públicos
Distribuida por: Divisa Home
VideoDirector: José María Elorrieta
Artistas: Manuel de Blas, Frank Latimore, Virgilio Teixeira, María Mahor, Pastor Serrador, Antonio Almorós y Paula Martel
Escrita por: Manuel Sebares, Juan Antonio Verdugo
Música: Federico Contreras
Fotografía: Alfonso Nieva

***************************************************************************************************************

viernes, 30 de julio de 2010

¿QUÉ RESPONDEN A ESTO?

video


----------------------------------------------------------------------------------------------

DESCUBRIMIENTO EN LA BASÍLICA DE SANTA SABINA: UN FRESCO DEL SIGLO VII


En marzo de 2010 comenzó la restauración de una de las zonas de la Basílica de Santa Sabina en Roma. El trabajo duró cuatro meses, pero hubo una sorpresa que cambió el plan establecido. Al eliminar el yeso de una de las paredes de la iglesia, apareció un fresco en el que se distinguía a la Virgen María y a Jesús.

Fuente: Romereports (194)************************************************************************************************************************

jueves, 29 de julio de 2010

VATICANO-RUSIA: CULMINA EL ESTABLECIMIENTO PLENO DE RELACIONES DIPLOMÁTICAS


Monseñor Mennini, primer nuncio en Rusia

Culmina el intercambio de embajadores entre el Vaticano y la Federación Rusa

CIUDAD DEL VATICANO, martes 27 de julio de 2010 (ZENIT.org).- Monseñor Antonio Mennini, hasta ahora representante del Papa ante la Federación Rusa, es ya oficialmente nuncio (embajador), tras la presentación de sus Cartas Credenciales al ministro de Asuntos Exteriores, Sergej Lavrov, el pasado 15 de julio.

Según informa hoy la Santa Sede, la ceremonia fue seguida de un cordial encuentro, en el que estuvieron presentes, entre otros, el viceministro de Exteriores, Alexander Krusko.

En su intervención, Krusko quiso relatar el desarrollo de las relaciones bilaterales entre la Federación Rusa y la Santa Sede, que, según recoge L'Osservatore Romano, “se ha caracterizado por una sintonía y espíritu de colaboración crecientes”.

En nombre del Presidente Medvedev, el viceministro de exteriores auguró al primer nuncio en Rusia “una más fructífera colaboración en los grandes desafíos morales y éticos que se plantean al hombre de hoy”.

Por su parte, monseñor Mennini quiso transmitir el saludo del Papa al Presidente ruso, asegurando su “colaboración para un reforzamiento ulterior de las relaciones con el Gobierno, así como para el crecimiento espiritual y moral del pueblo ruso”.

Con este acto termina el intercambio de embajadas, que comenzó el pasado 26 de junio en Roma con la presentación de las Cartas Credenciales del primer embajador ruso ante la Santa Sede, Mikolaj Sadlichov.

Culmina así un largo y difícil camino de acercamiento entre el Vaticano y la Federación Rusa surgida de la antigua URSS. El pasado 3 de diciembre, el Papa Benedicto XVI y el Presidente ruso Dmitri Medvédev, tras encontrarse en el Vaticano, anunciaron el establecimiento de plenas relaciones diplomáticas.

La Unión Soviética había establecido relaciones diplomáticas con la Santa Sede en marzo de 1990, un año antes de su desintegración, y en enero de 1992 la Santa Sede reconoció a la Federación Rusa como sucesora jurídica de la URSS, estableciendo con ella relaciones a nivel de representaciones permanentes, aunque aún no embajadas.

Comentario Druídico : El respaldo de Rusia a la Santa Sede es un hecho no menor en el panorama de creciente hostilidad contra la Iglesia. No olvidemos que el número dos de la Iglesia Ortodoxa Rusa ha respaldado al Papa cuando los ataques contra su persona, y ha propuesto una alianza moral entre el catolicismo y la ortodoxia, descartando de este frente de unidad al protestantismo por liberal y al islamismo por extremista. Algo para pensar.

Video del primer encuentro entre Benedicto XVI y el presidente ruso Dimitri Medvédev, el 3 de diciembre de 2009, donde se anunció el establecimiento de relaciones diplomáticas culminado el presente mes:

Fuentes. Romereports (1183), Zenit y Panorama Católico.
***************************************************************************************************************************

OMNIPOTENTE DIOS Y SEÑOR MÍO (oración para la comunión de Santo Tomás de Aquino)



Omnipotente Dios y Señor mío, corre mi corazón a recibir con suma ansia y reverencia el Sacramento de tu Hijo y Señor mío, Jesucristo. Voy, Dios mío, como el ciervo a la fuente, el pobre a buscar socorro, el necesitado de todo al rico, todo generoso y todo misericordioso.

Suplico, pues, Dios mío, a esa generosidad y largueza, sobre toda largueza y liberalidad, que cure mis enfermedades, sane mis heridas, lave mis manchas, alumbre mis tinieblas, socorra mis necesidades, vista mi desnudez y gobierne mis potencias, sentidos y facultades.

Concédeme, Señor, que dignamente reciba este Pan de los Angeles, Rey de Reyes, Señor de los Señores, Creador de todo lo creado, gozo, consuelo, remedio de todas las criaturas.

Recíbete, Señor, con tanta reverencia y humildad, con tanta contrición, con tan pura intención y tierna devoción, con tan constante fe, cierta esperanza, ardiente caridad y con tan profunda humildad, que mi alma sea sana y salva.

Concédeme, Señor, te suplico, que no sólo reciba el Sacramento del Cuerpo y de la Sangre del Señor, sino también el efecto y la virtud de este Sacramento.

Piadoso Dios, dame el cuerpo de tu Hijo Unigénito, nuestro Señor Jesucristo, ese cuerpo que tomó en el seno de la Virgen María; haz que lo reciba de tal manera que merezca ser incorporado a su Cuerpo místico y contado entre sus miembros.

Padre amantísimo, concédeme, por fin, poder contemplar cara a cara en la eternidad a tu Hijo muy amado que me dispongo a recibir ahora bajo los velos que le cubren aquí abajo. Y vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Amén.
**************************************************************************************

LA FE EN UNO MISMO


¡Cuánta fe le falta al hombre en sí mismo y en lo propio!

La psicología humana tiende a valorar más lo ajeno que lo propio. Con frecuencia preferimos el producto de importación al local o se nos antoja el coche del otro aunque el nuestro esté prácticamente nuevo.

Pero esto se hace más notorio en lo personal. La vida de los demás nos parece con menos problemas que la nuestra; el trabajo más llevadero que el que nos ha tocado en suerte; incluso, nos parece que la familia ajena goza de más armonía que la nuestra.

¡Cuánta fe le falta al hombre en sí mismo y en lo propio! Saber que no hay otra familia mejor que la propia pues es la única que uno tiene, mejor trabajo que el que uno realiza pues es el único que le da ciertos ingresos, e incluso mejores problemas que los que uno vive pues son los únicos que podremos tener la satisfacción de superar.

Pero, sobre todo, tomar conciencia que no hay otro Dios más grande que el nuestro. Además de que es el único y verdadero, porque sólo Él se ha manifestado como Padre, capaz de perdonar siempre y todo hasta el punto que Él mismo ha dado la vida para que nosotros podamos tenerla en abundancia.

Autor: P. Clemente González


Fuente: Catholic.net
*************************************************************************************

miércoles, 28 de julio de 2010

A PROPÓSITO DEL BICENTENARIO: LA "AMBICIÓN" DE ITURBIDE


Digamos algo sobre esa tacha con que la mala fe de unos y la ignorancia de otros sigue tratando de obscurecer la legítima gloria y los rasgos verdaderos del héroe que nos dio bandera e independencia.

Convenimos con los enemigos de Iturbide en que fue ambicioso. Pero entendámonos: la ambición por sí sola no ha sido nunca nota de infamia ni de desmerecimiento. Puede, por el contrario, en muchas ocasiones, ser timbre de orgullo. La ambición, de suyo, es indiferente. Lo que la califica, lo que la hace buena o mala es el objeto al cual se encamina. ¿Cuál fue la ambición de don Agustín de Iturbide? Oigámoslo en sus propias palabras.

Dice así en su conocido Manifiesto de Liorna:

“No conozco otra pasión que la de la gloria, ni otro interés que el de conservar mi nombre de manera que no se avergüencen mis hijos de llevarlo”.

Pero los hechos, clamarán los pertinaces antiturbidistas. "Los hechos, no las palabras, son los que valen. Iturbide ambicionó una corona para satisfacer sus apetitos de lucro y de mando", dirán.

Los hechos desmienten la conseja de estos supuestos apetitos. Ni Iturbide lucró con el cetro imperial ni se desmandó en el ejercicio de la autoridad. Al contrario: si algo hubiese que censurarle sería su desmesurada paciencia con el Congreso que impidió la fecundidad de la obra iturbidiana, y cuya estúpida actuación inició puntualmente las desgracias del México independiente. Finalmente, la generosa –equivocada generosidad- abdicación que Agustín I hizo del trono a que el amor unánime del pueblo le exaltó, tiene que hacer callar a todos los fantaseos sobre su prurito de mando. Pudo con facilidad retener el poder –lo reconocen contemporáneos de los sucesos-, y no quiso derramar sangre mexicana.

Esa abdicación da plena validez a estas palabras de su Manifiesto de Liorna: “He dicho muchas veces antes de ahora, y repetiré siempre, que admití la corona por hacer a mi patria un servicio y salvarla de la anarquía. Bien persuadido estaba de que mi suerte empeoraba infinitamente, de que me perseguiría la envidia, de que a muchos desagradarían las providencias que era indispensable tomar, porque es imposible contentar a todos; de que iba a chocar con un cuerpo (el congreso) lleno de ambición y de orgullo, que declamando contra el despotismo trabajaba por reunir en sí todos los poderes, dejando al monarca hecho un fantasma, siendo él en la realidad el que hiciese la ley, la ejecutase y juzgase; tiranía más insufrible cuando se ejerce por una corporación numerosa, que cuando tal abuso reside en un hombre solo: los mexicanos habrían sido menos libres que los que viven en Argel, si el congreso hubiese llevado todos los proyectos adelante…”

No es verdad, pues, que Iturbide ambicionase el trono, lo cual, por otra parte, en nada le deshonraría si en tal ambición hubiese influido la convicción –que hubiera sido ciertísima- de no haber mejor persona para ocupar el solio, y el deseo de emplear las posibilidades del poder monárquico en beneficio de México. Lo cierto es que el sentimiento de toda la Nación se fue gradualmente polarizando en la figura del jefe del Ejército de las Tres Garantías, a medida que la campaña independiente seguía su curso. Ese sentimiento llegó a su madurez, en el sentido de dar a Iturbide la corona del Imperio, puede decirse que el día mismo de la entrada del Ejército Trigarante en la capital. Tal corriente de opinión no fue alentada ciertamente por el beneficiario de ella, pero la renuente actitud de éste no bastó para contenerla y estalló al fin en la proclamación popular que encabezó Pío Marcha, en la oficial del Congreso y en el consenso de las provincias. Y el que aceptó la corona como un acto de servicio al pueblo, merece la comprensión del rasgo y la gratitud por no haber rehuído entonces las responsabilidades del mando. Esa es la escueta verdad.

Lo había dicho ya en arenga a los oficiales de su Ejército, el 1º de marzo de 1821: “Lejos de mí cualquiera idea, cualquier sentimiento que no se limite a conservar la religión adorable que profesamos en el bautismo, y a procurar la independencia del país en que nacimos. ESTA ES TODA MI AMBICIÓN Y ESTA ES LA ÚNICA RECOMPENSA A QUE ME ES LÍCITO ASPIRAR”. Y, por último, cara a cara con la suprema realidad de la muerte, inminente el cumplimiento de la sentencia criminal que iba a privar de la vida al campeón de la mexicanidad, Iturbide afirma: “Estoy seguro de que mis ideas son rectísimas, y que los resortes de mi corazón son la felicidad de mi patria, el amor a la gloria sublime y desinterés de cuanto en algún modo pueda llamarse material… No pedí por la conservación de mi vida que ofrecí tantas veces a la patria y he expuesto muchas veces por librarla de sus enemigos… Si mi sangre había de hacer fructificar los árboles de la paz y de la libertad, con tanto gusto y tan gloriosamente la ofrecería como víctima en un cadalso como la vertería en el campo del honor, mezclándola sin confundirla con la de los enemigos de la nación. LA RUINA DE MI PATRIA Y SU DESHONRA, AÚN MOMENTÁNEA, SON LAS DOS COSAS A QUE TENGO JURADO NO SOBREVIVIR”.

Esto, dicho frente a la certidumbre de su próximo encuentro con el más allá, se avala a sí propio y hace buenas estas otras palabras de don Agustín: “Mexicanos:… Cuando instruyáis a vuestros hijos en historia de la patria, INSPIRADLES AMOR AL PRIMER JEFE DEL EJÉRCITO TRIGARANTE”.

No hacerlo es, ciertamente, actuar como renegados.

Autor: Oscar Méndez Cervantes

Ver comentarios:
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

NO HAY CONTRADICCIÓN ENTRE CIENCIA Y FE: S.S. PÍO XII


"Ninguna verdad que la mente humana haya podido descubrir mediante una investigación sincera puede estar en contradicción con la verdad ya conocida, porque Dios, Suma Verdad, ha creado y tolerado la inteligencia humana no para que oponga cada día nuevas verdades a las verdades firmemente adquiridas, sino para que una vez eliminados los errores surgidos, esa inteligencia añada verdades en el mismo orden y con la misma organicidad que constatamos en la naturaleza misma de las cosas de donde nace la verdad".


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿CUÁNDO LLEGAREMOS A ESTO?


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

martes, 27 de julio de 2010

INFORMAN QUE EL PAPA OFICIA EN PRIVADO LA MISA TRADICIONAL (TRIDENTINA)


Ciao! Bonjour! Y la desmentida de una desmentida…

Tomado de Santa Iglesia Militante

Este blog se ha llenado hoy inusitadamente durante la madrugada y mañana argentinas, de visitantes provenientes sobre todo de Italia y también de Francia.

¿El motivo? Luego que días pasados Mons. Fellay, superior general de la FSSPX había manifestado en Brasil que el Papa Benedicto XVI celebraba la misa tradicional en privado (también lo hizo en su conferencia en Argentina), en Le Forum Catholique (foro francés) se había publicado una noticia de la Agencia CNS (en inglés) donde el vocero vaticano P. Federico Lombardi aclara que el papa celebra con el Misal Italiano, según las rúbricas aprobadas por la Conferencia Episcopal Italiana.

De esta “desmentida” se hizo eco el vaticanista Paolo Rodari en Palazzo Apostolico. Y de allí, también lo hizo el sitio también italiano Messainlatino. Todos sitios excelentes y siempre muy bien informados, y de de los cuales nos íbamos a hacer eco de la noticia también.

En esa búsqueda de información, vimos que el despacho de la Agencia CNS estaba fechado el 17 de julio (de allí tal vez el error) pero del año 2.007. Es decir, la noticia era de 3 años atrás.

En definitiva, el P. Lombardi no había desmentido los dichos de Mons. Fellay sobre que el Papa celebra en privado la Misa Tridentina. Dejamos, entonces, sin efecto el post que íbamos a publicar y avisamos por correo a Messainlatino de las diferencias existentes entre ambas fechas.

Destacamos especialmente la buena acogida que tuvo el excelente sitio Messainlatino para con nosotros (tanto en privado como en público), y hoy mismo publica una aclaración del tema, en donde además recomienda la lectura de Santa Iglesia Militante.

No pudimos avisarle del tema en su momento a Le Forum Catholique, pues nos parecía que debíamos estar ya registrados como usuarios del foro para publicar algo. Ni sabíamos tampoco en ese momento que Palazzo Apostólico había tomado la noticia por error. Nuestras disculpas a ambos sitios por no haberle podido hacer llegar a ellos también el aviso. Y el reconocimiento también a Le Forum Catholique por aclarar hoy el tema, colocando un link a Santa Iglesia Militante.

Como curiosidad, hemos recibido también hoy, a través del post de Messainlatino, unas largas visitas desde la Ciudad del Vaticano. Se ve que en este tema, a alguien le importaba algo…

Coincidimos, por otra parte, con el sitio italiano, en que se debe mejorar el modo de la Santa Sede para establecer vínculos con la opinión pública.

NOTA DE CATOLICIDAD: Corrió el rumor en los medios que S.S. Benedicto XVI oficiaría públicamente la misa tradicional la pasada Semana Santa, sin embargo ello no ocurrió. Ahora se informa que lo hace sólo en privado. Siendo cardenal la celebró públicamente en varias ocasiones. Todo ello genera extrañeza en muchos fieles que no comprenden la razón de no oficiarla de manera pública, cuando el mismo Pontífice ha determinado que este rito nunca ha perdido su vigencia y siempre se ha manifestado favorable a él por su tradición, sacralidad y belleza litúrgica.

Foto de archivo: novus ordo de frente al altar y en latín.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUESTRA MÚSICA: HOMENAJE A DON MANUEL ESPERÓN


-Ver también: FALLECIÓ DON MANUEL ESPERÓN:
 http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2011/02/fallecio-don-manuel-esperon-columna.html-

El compositor mexicano Manuel Esperón, el más grande arreglista de la época dorada del cine nacional y autor de inumerables y bellas canciones mexicanas muy reconocidas, recibió un homenaje por sus 99 años y 80 de trayectoria artística.

En la explanada de una conocida plaza comercial, en el sur de la capital mexicana, se leyó una semblanza del artista que catapultó a figuras como Pedro Infante y Jorge Negrete. Después, a ritmo de piano, se ejecutaron melodías como A la orilla del mar, Mi cariño, El día que me quieras, Amorcito corazón y Noche plateada, entre otras.

"Me siento muy a gusto, me halaga que me consideren para estos eventos", comentó Esperón a la prensa en un intermedio del tributo bajo la conducción de Jaime Ortiz Pino.

Don Manuel ha estado recibiendo diversos homenajes: al de ayer se suman el organizado recientemente por el gobierno morelense y la develación de un busto de bronce suyo en la Plaza de los Compositores (Patriotismo esq. con Alfonso Reyes, en la colonia Condesa en el D.F.), el pasado 21 de julio, en donde anunció que el 3 de agosto será inaugurada una estatua de cuerpo completo en su honor en la Plaza de Garibaldi, típico lugar para oír y contratar mariachis en la capital mexicana.

Manuel Esperón informó que en breve lanzará un nuevo disco con lo mejor de su repertorio musical y que fuera anteriormente interpretado por dos de los más grandes artistas de México: Jorge Negrete y Pedro Infante.

"Escribir temas para ellos ha sido de lo mejor que he hecho en mi vida, porque fueron los mejores cantantes de la época. Además, se incluirán melodías inéditas, siempre ofrezco lo mejor", indicó.

BIOGRAFÍA
Manuel Esperón González nació el 3 de agosto de 1911 en la ciudad de México, en la colonia Guerrero, calle de la Estrella número 3. Su padre, don Manuel Esperón Alcalá, originario de Oaxaca, fue ingeniero civil especializado en minas y nieto del reconocido compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá, autor del bellísimo vals Dios Nunca Muere.

Su madre, doña Raquel González Cantú, de ascendencia francesa, fue pianista de concierto. De ella, considera el maestro Esperón, heredó la vocación por el piano y por todo lo relacionado con la música. Algo que le llamaba mucho la atención de niño era ver a su padre cantando acompañado por su madre al piano. También era primo-hermano del maestro Ignacio Fernández Esperón, (a) Tata Nacho, compositor de extraordinarias y bellísimas canciones mexicanas como Adiós mi Chaparrita, Nunca Nunca Nunca, La Borrachita, Íntima, Así es mi Tierra, etc.

Ese entorno familiar que vivíó desde su niñez lo llevó a tomar la carrera de músico y compositor. Comenzó a estudiar música a muy temprana edad guiado por su madre, y a los 14 años inició de manera formal sus estudios de piano y música. El piano lo aprendió con un maestro que fue muy querido para él, Alfredo Carrasco, quien fue el autor de la famosa canción Adiós (conocida popularmente como El Adiós de Carrasco).

Su primera canción fue Arandas dedicada a esa hermosa población cristera de los Altos de Jalisco. Profesionalmente empezó a componer en 1933, para la película La mujer del Puerto. Compuso la canción tema con letra de El Vate Ricardo López Méndez. También compuso algunas partes de la música de fondo.

A partir de esa película desarrolló su carrera como compositor en la cinematografía: creó la música de fondo de más de 500 cintas y alrededor de 947 canciones.

Manuel Esperón introdujo el mariachi al cine y los instruyó para que estudiaran música; de esa forma, él pudo acoplar la orquesta con el mariachi para los arreglos instrumentales de las películas.

Fue compositor de cabecera de los grandes ídolos del cine de la Época de Oro, entre los que destacaban Jorge Negrete y Pedro Infante. A él le tocó descubrir en Pedro Infante su gran valor de interpretación para la canción popular, y aunque Pedro quería cantar a la manera de Jorge Negrete que triunfó mucho antes, logró convencerlo de tomar su propio estilo, ése que lo hizo triunfar. “Pedro quería cantar como Jorge y lo convencí para que modulara y aprovechara esa media voz" señaló don Manuel, pues Infante no tenía una voz como la de Negrete. Así Pedro inmortalizó Amorcito Corazón, Mi Cariñito y A la Orilla del Mar, entre otras composición del maestro Esperón.

Manuel Esperón convenció a Jorge Negrete que cantara canciones rancheras, quien quería interpretar ópera y romanzas, y nunca se imaginó cantando otro tipo de canciones. Al principio costó trabajo persuadirlo de cambiar hacia otro género musical, pero finalmente lo logró, y así lo escuchamos cantando Ay Jalisco no te rajes, Cocula, Esos altos de Jalisco, Serenata Tapatía, Tequila con Limón, Flor de Azalea y muchas más del maestro Esperón, la mayoría con letra de Ernesto Cortázar.

Jorge Negrete y Manuel Esperón siempre mantuvieron una excelente amistad y relación, y desarrollaron juntos un trabajo que los llevó al éxito, tanto así que se convirtió en nuestro querido Charro Cantor y el cantante popular más famoso y representativo de México a nivel internacional. El Mtro. Esperón fue, además de gran amigo, el sastre musical de Jorge Negrete.

Trabajo con todos los artistas que hayan bailado y cantado en el cine, como María Félix, Elsa Aguirre, María Elena Marquez, Silvia Pinal, María Antonieta Pons, Libertad Lamarque, Irma Dorantes, Lola Beltrán, Ernestina Garfias, Antonio Aguilar, Luis Aguilar, Javier Solís, Manuel Capetillo, Demetrio González, Cantinflas, Tin Tán, Joaquín Pardavé y Alberto Vázquez, por nombrar sólo algunos.

También ha creado arreglos sinfónicos de la música popular mexicana, así como de sus canciones más importantes y de otros compositores mexicanos, como Guty Cárdenas, Ricardo Palmerín, Pepe Guízar, José Alfredo Jiménez, Alfredo Carrasco y Agustín Lara, entre otros.

Se han presentado numerosos conciertos con la música del Maestro Esperón y se estrenó a nivel internacional su Rapsodia titulada México 1910 (ver video abajo), que contiene música mexicana de la Revolución, desarrollada a nivel orquestal y coral.

Otro de sus trabajos más sobresalientes es el arreglo de los Valses Clásicos del México Romántico, para orquesta sinfónica, coro mixto de cien voces y soprano coloratura.

Ha recibido inumerables premios y reconocimientos en el transcurso de su larga y fructífera vida. De él se ha dicho: "El maestro Esperón le ha puesto fondo musical a México”: Pedro Ferriz; “Manuel Esperón es el tesoro viviente y la leyenda más gran de la música mexicana, que aún tenemos los mexicanos”: Armando Manzanero.

CANCIONES INTERPRETADAS POR JORGE NEGRETE (Lista no exhaustiva)

AY JALISCO NO TE RAJES (1)
ASI SE QUIERE UN JALISCO (1)
ESOS ALTOS DE JALISCO (1)
COCULA (1)
NOCHE PLATEADA (1)
SERENATA TAPATÍA (1)
MAIGUALIDA (1)
FLOR DE AZALEA (2)
TEQUILA CON LIMON (1)
ME HE DE COMER ESA TUNA (4)
EL DIA QUE ME QUIERAS (5)
CARTA DE AMOR (1)
HASTA QUE PERDIO JALISCO (1)
BONITA GUADALAJARA (3)
EL AHIJADO DE LA MUERTE (1)
TRAIGO UN AMOR (1)
CUANDO QUIERE UN MEXICANO (1)
DULCE PATRIA (1)
LA CANCION DE LOS VAQUEROS (1)
YO SOY MEXICANO (1)
EL CHARRO MEXICANO (1)
FIESTA MEXICANA (1)
EA EA LA COQUETA (1)
EL CORRIDO DE JORGE TORRES (1)
QUE TE CUESTA (1)
AMOR CON AMOR SE PAGA (1)
AUNQUE LO QUIERAN O NO (1)
Y DICEN POR AHÍ (1)
AUNQUE ME CUESTE LA VIDA (1)
CHAPARRITA CUERPO DE UVA (1)
AL DIABLO CON LAS MUJERES (1)
COPLAS DE DOS TIPOS DE CUIDADO (6)
COPLAS DE RET. CUANDO QUIERE UN MEXICANO
EL SUEÑO (1)
TAL PARA CUAL (1)

En coautoría la letra de:

(1) Ernesto Cortázar
(2) Zacarías Gómez Urquiza
(3) Antonio Guzmán
(4) Dominio Público
(5) Amado Nervo
(6) Pedro de Urdimalas (Jesús Camacho Villaseñor)

CANCIONES INTERPRETADAS POR PEDRO INFANTE (Lista no exhaustiva)

AMORCITO CORAZON (3)
A LA ORILLA DEL MAR (1)
MI CARIÑITO (3)
MIA (4)
NO VOLVERE (1)
SERENATA TAPATIA (1)
NOCHE PLATEADA (1)
MALDITA SEA MI SUERTE (3)
YO SOY QUIEN SOY (4)
AMORCITO DE MI VIDA (1)
NECESITO DINERO (1)
OSITO CARPINTERO (4)
PERDON, NO PIDO (3)
EL DESINFLE (4)
DICEN QUE SOY MUJERIEGO (3)
MI AMOR SE ME FUE (1)
ARREJUNTATE PRIETITA (4)
LA MOTIVOSA (1)
AQUI VIENEN LOS MARIACHIS
YO SOY FRONTERIZO
MI CONSENTIDA (3)
VENTANITA REJA DE ORO (4)
EL AGUILA O SOL (1)
EL AZOTON (1)
EL AVENTURERO (1)
ME VOY POR AHI (1)
MI SUERTE ES CHAPARRA (3)

En coautoría la letra de:

(1) Ernesto Cortázar
(2) Zacarías Gómez Urquiza
(3) Pedro de Urdimalas (Jesús Camacho Villaseñor)
(4) Felipe Bermejo
CANCIONES DE SIEMPRE (Lista no exhaustiva)

ARANDAS (2)
LA MUJER DEL PUERTO (1)
GUADALAJAREÑA (2)
PURA TAPATIA (3)
MI AMOR SE ME FUE (2)
ARREGLO PARA SOPRANO Y ORQUESTA SINFONICA DE VALSES MEXICANOS

En coautoría la letra de:

(1) Ricardo López Méndez
(2) Ernesto Cortázar
(3) Antonio Guzmán








MÉXICO 1910:
RAPSODIA MEXICO 1910, obra completa grabada por la Filarmónica de Querétaro en su CD Centenarios.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

lunes, 26 de julio de 2010

PIDEN BLINDAJE DE VIDA CONTRA ABORTO MILES DE CIUDADANOS DE AGUASCALIENTES



MÉXICO D.F., 26 Jul. 10. (ACI). Cerca de cinco mil personas marcharon por las calles de Aguascalientes para pedir al Congreso local que modifique la Constitución del estado y proteja la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

La manifestación fue convocada por el Movimiento Sí a la Vida y busca convertir a Aguascalientes en la entidad número 18 que blinde la vida de los no nacidos en la Constitución.

Carolina Medrano Pérez, integrante de este movimiento, dijo a la prensa que el derecho a la vida no puede estar subordinada a una decisión de los padres y tampoco puede ser una concesión de la sociedad o del Estado; porque pertenece es inherente a la persona y se trata del presupuesto básico para la convivencia humana y nadie puede ser privado de ella.

Por su parte, Ricardo Serrano, coordinador del movimiento, señaló que esta manifestación convocó a mexicanos de toda religión, posición política y clase social; pues la vida es un derecho que pertenece a toda persona.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

MIRARI VOS, ENCÍCLICA DE S.S. GREGORIO XVI



1. Introducción. Admirados tal vez estáis, Venerables Hermanos, porque desde que sobre Nuestra pequeñez pesa la carga de toda la Iglesia, todavía no os hemos dirigido Nuestras Cartas según Nos reclamaban así el amor que os tenemos como una costumbre que viene ya de los primeros siglos. Ardiente era, en verdad, el deseo de abriros inmediatamente Nuestro corazón, y, al comunicaros Nuestro mismo espíritu, haceros oír aquella misma voz con la que, en la persona del beato Pedro, se Nos mandó confirmar a nuestros hermanos.(1)

Pero bien conocida os es la tempestad de tantos desastres y dolores que, desde el primer tiempo de nuestro Pontificado, Nos lanzó de repente a alta mar; en la cual, de no haber hecho prodigios la diestra del Señor, Nos hubiereis visto sumergidos a causa de la más negra conspiración de los malvados. Nuestro ánimo rehuye el renovar nuestros justos dolores aun sólo por el recuerdo de tantos peligros; preferimos, pues, bendecir al Padre de toda consolación que, humillando a los perversos, Nos libró de un inminente peligro y, calmando una tan horrenda tormenta, Nos permitió respirar. Al momento Nos propusimos daros consejos para sanar las llagas de Israel, pero el gran número de cuidados que pesó sobre Nos para lograr el restablecimiento del orden público, fue causa de nueva tardanza para nuestro propósito.

La insolencia de los facciosos, que intentaron levantar otra vez bandera de rebelión, fue nueva causa de silencio. Y Nos, aunque con grandísima tristeza, nos vimos obligados a reprimir con mano dura (2) la obstinación de aquellos hombres cuyo furor, lejos de mitigarse por una impunidad prolongada y por nuestra benigna indulgencia, se exaltó mucho más aún; y desde entonces, como bien podéis colegir, Nuestra preocupación cotidiana fue cada vez más laboriosa. Mas habiendo tomado ya posesión del Pontificado en la Basílica de Letrán, según la costumbre establecida por Nuestros mayores, lo que habíamos retrasado por las causas predichas, sin dar lugar a más dilaciones, Nos apresuramos a dirigiros la presente Carta, testimonio de Nuestro afecto para con vosotros, en este gratísimo día en que celebramos la solemne fiesta de la gloriosa Asunción de la Santísima Virgen, para que Aquella misma, que Nos fue patrona y salvadora en las mayores calamidades, Nos sea propicia al escribiros, iluminando Nuestra mente con celestial inspiración para daros los consejos que más saludables puedan ser para la grey cristiana.

2. Ataques a los obispos y a la Cátedra de Pedro. Tristes, en verdad, y con muy apenado ánimo Nos dirigimos a vosotros, a quienes vemos llenos de angustia al considerar los peligros de los tiempos que corren para la religión que tanto amáis. Verdaderamente, pudiéramos decir que ésta es la hora del poder de las tinieblas para cribar, como trigo, a los hijos de elección.(3) Sí; la tierra está en duelo y perece, inficionada por la corrupción de sus habitantes, porque han violado las leyes, han alterado el derecho, han roto la alianza eterna. (4) Nos referimos, Venerables Hermanos, a las cosas que veis con vuestros mismos ojos y que todos lloramos con las mismas lágrimas. Es el triunfo de una malicia sin freno, de una ciencia sin pudor, de una disolución sin límite. Se desprecia la santidad de las cosas sagradas; y la majestad del divino culto, que es tan poderosa como necesaria, es censurada, profanada y escarnecida: De ahí que se corrompa la santa doctrina y que se diseminen con audacia errores de todo género. Ni las leyes sagradas, ni los derechos, ni las instituciones, ni las santas enseñanzas están a salvo de los ataques de las lenguas malvadas.

Se combate tenazmente a la Sede de Pedro, en la que puso Cristo el fundamento de la Iglesia, y se quebrantan y se rompen por momentos los vínculos de la unidad. Se impugna la autoridad divina de la Iglesia y, conculcados sus derechos, se la somete a razones terrenas, y, con suma injusticia, la hacen objeto del odio de los pueblos reduciéndola a torpe servidumbre. Se niega la obediencia debida a los Obispos, se les desconocen sus derechos. Universidades y escuelas resuenan con el clamoroso estruendo de nuevas opiniones, que no ya ocultamente y con subterfugios, sino con cruda y nefaria guerra impugnan abiertamente la fe católica. Corrompidos los corazones de los jóvenes por la doctrina y ejemplos de los maestros, crecieron sin medida el daño de la religión y la perversidad de costumbres. De aquí que roto el freno de la religión santísima, por la que solamente subsisten los reinos y se confirma el vigor de toda potestad, vemos avanzar progresivamente la ruina del orden público, la caída de los príncipes, y la destrucción de todo poder legítimo. Debemos buscar el origen de tantas calamidades en la conspiración de aquellas sociedades a las que, como a una inmensa sentina, ha venido a parar cuanto de sacrílego, subversivo y blasfemo habían acumulado la herejía y las más perversas sectas de todos los tiempos.

3. Deber de los Pastores de remediar a los males presentes. Estos males, Venerables Hermanos, y muchos otros más, quizá más graves, enumerar los cuales ahora sería muy largo, pero que perfectamente conocéis vosotros, Nos obligan a sentir un dolor amargo y constante, ya que, constituidos en la Cátedra del Príncipe de los Apóstoles, preciso es que el celo de la casa de Dios Nos consuma como a nadie. Y, al reconocer que se ha llegado a tal punto que ya no Nos basta el deplorar tantos males, sino que hemos de esforzarnos por remediarlos con todas nuestras fuerzas, acudimos a la ayuda de vuestra fe e invocamos vuestra solicitud por la salvación de la grey católica, Venerables Hermanos, porque vuestra bien conocida virtud y religiosidad, así como vuestra singular prudencia y constante vigilancia, Nos dan nuevo ánimo, Nos consuelan y aun Nos recrean en medio de estos tiempos tan tristes como desgarradores. Deber Nuestro es alzar la voz y poner todos los medios para que ni el selvático jabalí destruya la viña, ni los rapaces lobos sacrifiquen el rebaño. A Nos pertenece el conducir las ovejas tan sólo a pastos saludables, sin mancha de peligro alguno. No permita Dios, carísimos Hermanos, que en medio de males tan grandes y entre tamaños peligros, falten los pastores a su deber y que, llenos de miedo, abandonen a sus ovejas, o que, despreocupados del cuidado de su grey, se entreguen a un perezoso descanso. Defendamos, pues, con plena unidad del mismo espíritu, la causa que nos es común, o mejor dicho, la causa de Dios, y mancomunemos vigilancia y esfuerzos en la lucha contra el enemigo común, en beneficio del pueblo cristiano.

4. Inmutabilidad de la Fe católica y unidad de la Iglesia. Bien cumpliréis vuestro deber si, como lo exige vuestro oficio, vigiláis tanto sobre vosotros como sobre vuestra doctrina, teniendo presente siempre, que toda la Iglesia sufre con cualquier novedad,(5) y que, según consejo del pontífice San Agatón, nada debe quitarse de cuanto ha sido definido, nada mudarse, nada añadirse, sino que debe conservarse puro tanto en la palabra como en el sentido.(6) Firme e inconmovible se mantendrá así la unidad, arraigada como en su fundamento en la Cátedra de Pedro para que todos encuentren baluarte, seguridad, puerto tranquilo y tesoro de innumerables bienes allí mismo donde las Iglesias todas tienen la fuente de todos sus derechos.(7) Para reprimir, pues, la audacia de aquellos que, ora intenten infringir los derechos de esta Sede, ora romper la unión de las Iglesias con la misma, en la que solamente se apoyan y vigorizan, es preciso inculcar un profundo sentimiento de sincera confianza y veneración hacia ella, clamando con San Cipriano, que en vano alardea de estar en la Iglesia el que abandona la Cátedra de Pedro, sobre la cual está fundada la Iglesia.(8)
.

5. Deber de conservar el depósito de la fe y de la obediencia jerárquica. Debéis, pues, trabajar y vigilar asiduamente para guardar el depósito de la fe, precisamente en medio de esa conspiración de impíos, cuyos esfuerzos para saquearlo y arruinarlo contemplamos con dolor. Tengan todos presente que el juzgar de la sana doctrina, que los pueblos han de creer, y el regimen y administración de la Iglesia universal toca al Romano Pontífice, a quien Cristo le dio plena potestad de apacentar, regir y gobernar la Iglesia universal, según enseñaron los Padres del Concilio de Florencia.(9) Por lo tanto, cada Obispo debe adherirse fielmente a la Cátedra de Pedro, guardar santa y religiosamente el depósito de la santa fe y gobernar el rebaño de Dios que le haya sido encomendado. Los presbíteros estén sujetos a los Obispos, considerándolos, según aconseja San Jerónimo, como padre de sus almas;(10) y jamás olviden que aun la legislación más antigua les prohíbe desempeñar ministerio alguno, enseñar y predicar sin licencia del Obispo, a cuyo cuidado se ha encomendado el pueblo, y a quien se pedirá razón de las almas.(11) Finalmente téngase como cierto e inmutable que todos cuantos intenten algo contra este orden establecido perturban, bajo su responsabilidad, el estado de la Iglesia.

6. Inmutabilidad de la disciplina eclesiástica. Reprobable, sería, en verdad, y muy ajeno a la veneración con que deben recibirse las leyes de la Iglesia, condenar por un afán caprichoso de opiniones cualesquiera, la disciplina por ella sancionada y que abarca la administración de las cosas sagradas, la regla de las costumbres, y los derechos de la Iglesia y de sus ministros, o censurarla como opuesta a determinados principios del derecho natural o presentarla como defectuosa o imperfecta, y sometida al poder civil.

En efecto, constando, según el testimonio de los Padres de Trento,(12) que la Iglesia recibió su doctrina de Cristo Jesús y de sus Apóstoles, que es enseñada por el Espíritu Santo, que sin cesar la sugiere toda verdad, es completamente absurdo e injurioso en alto grado el decir que sea necesaria cierta restauración y regeneración para volverla a su incolumidad primitiva, dándola nueva vigor, como si pudiera ni pensarse siquiera que la Iglesia está sujeta a defecto, a ignorancia o a cualesquier otras imperfecciones. Con cuyo intento pretenden los innovadores echar los fundamentos de una institución humana moderna, para así lograr aquello que tanto horrorizaba a San Cipriano, esto es, que la Iglesia, que es cosa divina, se haga cosa humana.(13) Piensen pues, los que tal pretenden que sólo al Romano Pontífice, como atestigua San León, ha sido confiada la constitución de los cánones; y que a él solo compete, y no a otro, juzgar acerca de los antiguos decretos, o como dice San Gelasio: Pesar los decretos de los cánones, medir los preceptos de sus antecesores para atemperar, después de un maduro examen, los que hubieran de ser modificados, atendiendo a los tiempos y al interés de las Iglesias.(14)

7. Defensa del celibato sacerdotal. Queremos ahora Nos excitar vuestro gran celo por la religión contra la vergonzosa liga que, en daño del celibato clerical, sabéis cómo crece por momentos, porque hacen coro a los falsos filósofos de nuestro siglo algunos eclesiásticos que, olvidando su dignidad y estado y arrastrados por ansia de placer, a tal licencia han llegado que en algunos lugares se atreven a pedir, tan pública como repetidamente, a los Príncipes que supriman semejante imposición disciplinaria. Rubor causa el hablar tan largamente de intentos tan torpes; y fiados en vuestra piedad, os recomendamos que pongáis todo vuestro empeño en guardar, reivindicar y defender íntegra e inquebrantable, según está mandado en los cánones, esa ley tan importante, contra la que se dirigen de todas partes los dardos de los libertinos.

8. Santidad e indisolubilidad del matrimonio. Aquella santa unión de los cristianos, llamada por el Apóstol sacramento grande en Cristo y en la Iglesia,(15) reclama también toda nuestra solicitud, por parte de todos, para impedir que, por ideas poco exactas, se diga o se intente algo contra la santidad, o contra la indisolubilidad del vínculo conyugal. Esto mismo ya os lo recordó Nuestro predecesor Pío VIII, de s. m., con no poca insistencia, en sus Cartas. Pero aun continúan aumentando los ataques adversarios. Se debe, pues, enseñar a los pueblos que el matrimonio, una vez constituido legítimamente, no puede ya disolverse, y que los unidos por el matrimonio forman, por voluntad de Dios, una perpetua sociedad con vínculos tan estrechos que sólo la muerte los puede disolver. Tengan presente los fieles que el matrimonio es cosa sagrada, y que por ello está sujeto a la Iglesia; tengan ante sus ojos las leyes que sobre él ha dictado la Iglesia; obedézcanlas santa y escrupulosamente, pues de cumplirlas depende la eficacia, fuerza y justicia de la unión. No admitan en modo alguno lo que se oponga a los sagrados cánones o a los decretos de los Concilios y conozcan bien el mal resultado que necesariamente han de tener las uniones hechas contra la disciplina de la Iglesia, sin implorar la protección divina o por sola liviandad, cuando los esposos no piensan en el sacramento y en los misterios por él significados.

9. Error execrable del indiferentismo religioso. Otra causa que ha producido muchos de los males que afligen a la iglesia es el indiferentismo, o sea, aquella perversa teoría extendida por doquier, merced a los engaños de los impíos, y que enseña que puede conseguirse la vida eterna en cualquier religión, con tal que haya rectitud y honradez en las costumbres. Fácilmente en materia tan clara como evidente, podéis extirpar de vuestra grey error tan execrable. Si dice el Apóstol que hay un solo Dios, una sola fe, un solo bautismo, (16) entiendan, por lo tanto, los que piensan que por todas partes se va al puerto de salvación, que, según la sentencia del Salvador, están ellos contra Cristo, pues no están con Cristo (17) y que los que no recolectan con Cristo, esparcen miserablemente, por lo cual es indudable que perecerán eternamente los que no tengan fe católica y no la guardan íntegra y sin mancha;(18) oigan a San Jerónimo que nos cuenta cómo, estando la Iglesia dividida en tres partes por el cisma, cuando alguno intentaba atraerle a su causa, decía siempre con entereza: Si alguno está unido con la Cátedra de Pedro, yo estoy con él.(19) No se hagan ilusiones porque están bautizados; a esto les responde San Agustín que no pierde su forma el sarmiento cuando está separado de la vid; pero, ¿de qué le sirve tal forma, si ya no vive de la raíz?(20)

10. La locura de la libertad religiosa. De esa cenagosa fuente del indiferentismo mana aquella absurda y errónea sentencia o, mejor dicho, locura, que afirma y defiende a toda costa y para todos, la libertad de conciencia. Este pestilente error se abre paso, escudado en la inmoderada libertad de opiniones que, para ruina de la sociedad religiosa y de la civil, se extiende cada día más por todas partes, llegando la imprudencia de algunos a asegurar que de ella se sigue gran provecho para la causa de la religión. ¡Y QUÉ PEOR MUERTE PARA EL ALMA QUE LA LIBERTAD DEL ERROR! decía San Agustín.(21) Y ciertamente que, roto el freno que contiene a los hombres en los caminos de la verdad, e inclinándose precipitadamente al mal por su naturaleza corrompida, consideramos ya abierto aquel abismo (22) del que, según vio San Juan, subía un humo que oscurecía el sol y arrojaba langostas que devastaban la tierra. De aquí la inconstancia en los ánimos, la corrupción de la juventud, el desprecio —por parte del pueblo— de las cosas santas y de las leyes e instituciones más respetables; en una palabra, la mayor y más mortífera peste para la sociedad, porque, aun la más antigua experiencia enseña cómo los Estados, que más florecieron por su riqueza, poder y gloria, sucumbieron por el solo mal de una inmoderada libertad de opiniones, libertad en la oratoria y ansia de novedades.

11. La libertad de imprenta. Debemos también tratar en este lugar de la libertad de imprenta, nunca suficientemente condenada, si por tal se entiende el derecho de dar a la luz pública toda clase de escritos; libertad, por muchos deseada y promovida. Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar qué monstruos de doctrina, o mejor dicho, qué sinnúmero de errores nos rodea, diseminándose por todas partes, en innumerables libros, folletos y artículos que, si son insignificantes por su extensión, no lo son ciertamente por la malicia que encierran; y de todos ellos sale la maldición que vemos con honda pena esparcirse sobre la tierra. Hay, sin embargo, ¡oh dolor!, quienes llevan su osadía a tal grado que aseguran, con insistencia, que este aluvión de errores esparcido por todas partes está compensado por algún que otro libro, que en medio de tantos errores se publica para defender la causa de la religión. Es de todo punto ilícito, condenado además por todo derecho, hacer un mal cierto y mayor a sabiendas, porque haya esperanza de un pequeño bien que de aquel resulte. ¿Por ventura dirá alguno que se pueden y deben esparcir libremente activos venenos, venderlos públicamente y darlos a beber, porque alguna vez ocurre que el que los usa haya sido arrebatado a la muerte?

12. Prohibición por la Iglesia de los escritos peligrosos. Enteramente distinta fue siempre la disciplina de la Iglesia en perseguir la publicación de los malos libros, ya desde el tiempo de los Apóstoles: ellos mismos quemaron públicamente un gran número de libros.(23) Basta leer las leyes que sobre este punto dio el Concilio V de Letrán y la Constitución que fue publicada después por León X, de f. r., a fin de impedir que lo inventado para el aumento de la fe y propagación de las buenas artes, se emplee con una finalidad contraria, ocasionando daño a los fieles.(24) A esto atendieron los Padres de Trento, que, para poner remedio a tanto mal, publicaron el salubérrimo decreto para hacer un Índice de todos aquellos libros, que, por su mala doctrina, deben ser prohibidos.(25) Hay que luchar valientemente, dice Nuestro predecesor Clemente XIII, de p. m., hay que luchar con todas nuestras fuerzas, según lo exige asunto tan grave, para exterminar la mortífera plaga de tales libros; pues existirá materia para el error, mientras no perezcan en el fuego esos instrumentos de maldad.(26) Colijan, por tanto, de la constante solicitud que mostró siempre esta Sede Apostólica en condenar los libros sospechosos y dañinos, arrancándolos de sus manos, cuán enteramente falsa, temeraria, injuriosa a la Santa Sede y fecunda en gravísimos males para el pueblo cristiano es la doctrina de quienes, no contentos con rechazar tal censura de libros como demasiado grave y onerosa, llegan al extremo de afirmar que se opone a los principios de la recta justicia, y niegan a la Iglesia el derecho de decretarla y ejercitarla.

13. Origen del poder civil: Dios. Sabiendo que se han divulgado, en escritos que corren por todas partes, ciertas doctrinas que niegan la fidelidad y sumisión debidas a los príncipes, que por doquier encienden la antorcha de la rebelión, se ha de trabajar para que los pueblos no se aparten, engañados, del camino del bien. Sepan todos que, como dice el Apóstol, toda potestad viene de Dios y todas las cosas son ordenadas por el mismo Dios. Así, pues, el que resiste a la potestad, resiste a la ordenación de Dios, y los que resisten se condenan a sí mismos.(27) Por ello, tanto las leyes divinas como las humanas se levantan contra quienes se empeñan, con vergonzosas conspiraciones tan traidoras como sediciosas, en negar la fidelidad a los príncipes y aun en destronarles.

14. Deber de sumisión al poder civil. Por aquella razón, y por no mancharse con crimen tan grande, consta cómo los primitivos cristianos, aun en medio de las terribles persecuciones contra ellos levantadas, se distinguieron por su celo en obedecer a los emperadores y en luchar por la integridad del imperio, como lo probaron ya en el fiel y pronto cumplimiento de todo cuanto se les mandaba (no oponiéndose a su fe de cristianos), ya en el derramar su sangre en las batallas peleando contra los enemigos del imperio. Los soldados cristianos, dice San Agustín, sirvieron fielmente a los emperadores infieles; mas cuando se trataba de la causa de Cristo, no reconocieron otro emperador que al de los cielos. Distinguían al Señor eterno del señor temporal; y, no obstante, por el primero obedecían al segundo.(28) Así ciertamente lo entendía el glorioso mártir San Mauricio, invicto jefe de la legión Tebea, cuando, según refiere Euquerio, dijo a su emperador: Somos, oh emperador, soldados tuyos, pero también siervos que con libertad confesamos a Dios; vamos a morir y no nos rebelamos; en las manos tenemos nuestras armas y no resistimos porque preferimos morir mucho mejor que ser asesinos.(29) Y esta fidelidad de los primeros cristianos hacia los príncipes brilla aún con mayor fulgor, cuando se piensa que, además de la razón, según ya hizo observar Tertuliano, no faltaban a los cristianos ni la fuerza del número ni el esfuerzo de la valentía, si hubiesen querido mostrarse como enemigos: Somos de ayer, y ocupamos ya todas vuestras casas, ciudades, islas, castros, municipios, asambleas, hasta los mismos campamentos, las tribus y las decurias, los palacios, el senado, el foro... ¿De qué guerra y de qué lucha no seríamos capaces, y dispuestos a ello aun con menores fuerzas, los que tan gozosamente morimos, a no ser porque según nuestra doctrina es más lícito morir que matar? Si tan gran masa de hombres nos retirásemos, abandonándoos, a algún rincón remoto del orbe, vuestro imperio se llenaría de vergüenza ante la pérdida de tantos y tan buenos ciudadanos, y os veríais castigados hasta con la destitución. No hay duda de que os espantaríais de vuestra propia soledad...; no encontraríais a quien mandar, tendríais más enemigos que ciudadanos; mas ahora, por lo contrario, debéis a la multitud de los cristianos el tener menos enemigos.(30)

15. Condena de la libertad revolucionaria contra el poder civil. Estos hermosos ejemplos de inquebrantable sumisión a los príncipes, consecuencia de los santísimos preceptos de la religión cristiana, condenan la insolencia y gravedad de los que, agitados por torpe deseo de desenfrenada libertad, no se proponen otra cosa sino quebrar y aun aniquilar todos los derechos de los príncipes, mientras en realidad no tratan sino de esclavizar al pueblo con el mismo señuelo de la libertad. No otros eran los criminales delirios e intentos de los valdenses, beguardos, wiclefitas y otros hijos de Belial, que fueron plaga y deshonor del género humano, que, con tanta razón y tantas veces fueron anatematizados por la Sede Apostólica. Y todos esos malvados concentran todas sus fuerzas no por otra razón que para poder creerse triunfantes felicitándose con Lutero por considerarse libres de todo vínculo; y, para conseguirlo mejor y con mayor rapidez, se lanzan a las más criminales y audaces empresas.

16. Excelencia de la unión entre la Iglesia y el Estado. Las mayores desgracias vendrían sobre la religión y sobre las naciones, si se cumplieran los deseos de quienes pretenden la separación de la Iglesia y el Estado, y que se rompiera la concordia entre el sacerdocio y el poder civil. Consta, en efecto, que los partidarios de una libertad desenfrenada se estremecen ante la concordia, que fue siempre tan favorable y tan saludable así para la religión como para los pueblos.

17. Condena de los “católicos liberales”. A otras muchas causas de no escasa gravedad que Nos preocupan y Nos llenan de dolor, deben añadirse ciertas asociaciones o reuniones, las cuales, confederándose con los sectarios de cualquier falsa religión o culto, simulando cierta piedad religiosa pero llenos, a la verdad, del deseo de novedades y de promover sediciones en todas partes, predican toda clase de libertades, promueven perturbaciones contra la Iglesia y el Estado; y tratan de destruir toda autoridad, por muy santa que sea.

18. El remedio: La predicación de la Palabra de Dios. Con el ánimo, pues, lleno de tristeza, pero enteramente confiados en Aquel que manda a los vientos y calma las tempestades, os escribimos Nos estas cosas, Venerables Hermanos, para que, armados con el escudo de la fe, peleéis valerosamente las batallas del Señor. A vosotros os toca el mostraros como fuertes murallas, contra toda opinión altanera que se levante contra la ciencia del Señor. Desenvainad la espada espiritual, la palabra de Dios; reciban de vosotros el pan, los que han hambre de justicia. Elegidos para ser cultivadores diligentes en la viña del Señor, trabajad con empeño, todos juntos, en arrancar las malas raíces del campo que os ha sido encomendado, para que, sofocado todo germen de vicio, florezca allí mismo abundante la mies de las virtudes. Abrazad especialmente con paternal afecto a los que se dedican a la ciencia sagrada y a la filosofía, exhortadles y guiadles, no sea que, fiándose imprudentemente de sus fuerzas, se aparten del camino de la verdad y sigan la senda de los impíos. Entiendan que Dios es guía de la sabiduría y reformador de los sabios,(31) y que es imposible que conozcamos a Dios sino por Dios, que por medio del Verbo enseña a los hombres a conocer a Dios.(32) Sólo los soberbios, o más bien los ignorantes, pretenden sujetar a criterio humano los misterios de la fe, que exceden a la capacidad humana, confiando solamente en la razón, que, por condición propia de la humana naturaleza, es débil y enfermiza.

19. Deber de los Estados de apoyar y defender a la Iglesia. Que también los Príncipes, Nuestros muy amados hijos en Cristo, cooperen con su concurso y actividad para que se tornen realidad Nuestros deseos en pro de la Iglesia y del Estado. Piensen que se les ha dado la autoridad no sólo para el gobierno temporal, sino sobre todo para defender la Iglesia; y que todo cuanto por la Iglesia hagan, redundará en beneficio de su poder y de su tranquilidad; lleguen a persuadirse que han de estimar más la religión que su propio imperio, y que su mayor gloria será, digamos con San León, cuando a su propia corona la mano del Señor venga a añadirles la corona de la fe. Han sido constituidos como padres y tutores de los pueblos; y darán a éstos una paz y una tranquilidad tan verdadera y constante como rica en beneficios, si ponen especial cuidado en conservar la religión de aquel Señor, que tiene escrito en la orla de su vestido: Rey de los reyes y Señor de los que dominan.

20. Oración final. Y para que todo ello se realice próspera y felizmente, elevemos suplicantes nuestros ojos y manos hacia la Santísimo Virgen María, única que destruyó todas las herejías, que es Nuestra mayor confianza, y hasta toda la razón de Nuestra esperanza.(33) Que ella misma con su poderosa intercesión pida el éxito más feliz para Nuestros deseos, consejos y actuación en este peligro tan grave para el pueblo cristiano. Y con humildad supliquemos al Príncipe de los apóstoles Pedro y a su compañero de apostolado Pablo que todos estéis delante de la muralla, a fin de que no se ponga otro fundamento que el que ya se puso. Apoyados en tan dulce esperanza, confiamos que el autor y consumador de la fe, Cristo Jesús, a todos nos ha de consolar en estas tribulaciones tan grandes que han caído sobre nosotros; y en prenda del auxilio divino a vosotros, Venerables Hermanos, y a las ovejas que os están confiadas, de todo corazón, os damos la Bendición Apostólica.

Dado en Roma, en Santa María la Mayor, en el día de la Asunción de la bienaventurada Virgen María, 15 de agosto de 1832, año segundo de Nuestro Pontificado.

(1) San Lucas, 22, 32.
(2) I Corintios, 4, 21.
(3) San Lucas, 22, 53.
(4) Isaías, 24, 5.
(5) San Caelest. pp., ep. 21 ad epp. Galliarum.
(6) Ep. ad Imp., ap. Labb. t. 2 p. 235 ed. Mansi.
(7) S. Innocent. pp., ep. 2: ap. Constat.
(8) San Cipriano, De unit. Eccl.
(9) Sess. 25 in definit.: ap. Labb. t. 18 col. 527 ed. Venet.
(10) Ep. 2 ad Nepot. a. 1, 24.
(11) Ex can. ap. 38; ap. Labb. t. 1 p. 38 ed. Mansi.
(12) Sess. 13 dec. de Euchar. in prooem.
(13) Ep. 52 ed. Baluz.
(14) Ep. ad epp. Lucaniae.
(15) Hebreos, 13, 4 y Efesios, 5, 32.
(16) Efesios, 4, 5.
(17) San Lucas, 11, 23.
(18) Símbolo Atanasiano.
(19) San Jerónimo, ep. 57.
(20) In ps. contra part. Donat.
(21) Ep. 166.
(22) Apocalipsis, 9, 3.
(23) Hechos de los Apóstoles, 19.
(24) Act. Conc. Later. V. sess. 10; y Const. Alexand. VI Inter multiplices.
(25) Concilio de Trento, sesiones 18 y 25.
(26) Enc. Christianae 25 nov. 1766, sobre libros prohibidos.
(27) Romanos, 13, 2.
(28) In ps. 124 n. 7.
(29) S. Eucher.: ap. Ruinart, Act. ss. mm., de ss. Maurit. et ss. n. 4.
(30) Apolog. c. 37.
(31) Sabiduría, 7, 15.
(32) San Irineo, 14, 10.
(33) San Bernardo: Serm. de nat. B.M.V. **** 7.

Temas relacionados: ENCÍCLICA QUANTA CURA: DOCTRINA SOBRE LA LIBERTAD RELIGIOSA Y EL SYLLABUS (LISTA DE ERRORES CONTRA LA FE). DOCUMENTOS DE S.S. PÍO IX

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

domingo, 25 de julio de 2010

LA ÚNICA DIGNIDAD DEL SER HUMANO


En realidad, la única dignidad del hombre consiste en su regeneración divina, obra de la Redención de Nuestro Señor; fuera de eso, el hombre, en sí mismo, no es sino una criatura que escuchará, en el día de su juicio, la palabra terrible de Dios: “No te conozco”, “no veo en ti la imagen de mi amado Hijo, no veo en ti mi vida divina, solamente veo corrupción y muerte”.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Queridos hermanos,

“Padrenuestro, que estás en los cielos”… Es así que podemos dirigirnos al Criador todopoderoso, llamándolo “Padrenuestro”, desde que Nuestro Señor lo enseñó a sus discípulos, y a nosotros. Hoy, en la epístola de este Domingo, San Pablo lo dice también: “No habéis recibido el espíritu de servidumbre para obrar todavía con temor, habéis recibido el Espíritu de adopción de hijos, en virtud del cual clamamos: ¡Abba, Padre! El mismo Espíritu (Santo) testifica (…) que somos hijos de Dios”.

¡Poder llamar a Dios, al Dios eterno: “Padre”!

Es la maravillosa consecuencia de nuestro bautismo, por el cual hemos recibido la vida de la gracia, la vida divina; verdaderamente, en el orden sobrenatural, desde el día de nuestro bautismo, podemos llamar a Dios “Padrenuestro”, porque nuestra alma empezó a participar íntimamente de la vida eterna de la Santísima Trinidad. Ella fue, de cierto modo, infinitamente ennoblecida, divinizada. ¡Qué gran Día fue el de nuestro bautismo, incomparablemente aún más importante que el día de nuestro nacimiento! El Rey San Luís firmaba casi siempre “Luís de Poissy”, porque su alma había nacido para la Vida eterna en Poissy.

El bautizado “nació no de la sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de DIOS”, dice San Juan en el Evangelio que leemos al final de cada Misa.

Somos hermanos adoptivos de Nuestro Señor Jesucristo, e hijos adoptivos de Nuestra Señora; pero, esta adopción supera muchísimo la adopción terrena; en efecto, cuando padres adoptan un niño o una niña, este niño o niña se quedan con su propia vida natural, mientras que por nuestra adopción divina recibimos realmente la vida divina.

¡No la perdamos por el pecado mortal!

Si no viviremos solamente según la carne, nos dice San Pablo, y, entonces, moriremos.

Las tinieblas de la muerte eterna y del infierno serán la mansión de los hijos de la carne.

La Luz de la Felicidad eterna será la mansión de los hijos de Dios, de los que “se dejan guiar por el Espíritu de Dios”.

“Toda nuestra santidad consiste en volvernos cada vez más por la gracia lo que Jesucristo es por naturaleza: hijos de Dios” (Dom Marmion).

Cuando pensamos en esta gran verdad, qué vergüenza querer glorificar al hombre en cuanto hombre, como se hace hoy continuamente; reclamar sin cesar los “derechos del hombre” y centralizar todas las cosas hacia el hombre, el hombre, el hombre.

El hombre necesita de Dios, esto es, no puede ni siquiera existir sin Dios. En sí, el hombre no es nada.

En realidad, la única dignidad del hombre consiste en su regeneración divina, obra de la Redención de Nuestro Señor; fuera de eso, el hombre, en sí mismo, no es sino una criatura que escuchará, en el día de su juicio, la palabra terrible de Dios: “No te conozco”, “no veo en ti la imagen de mi amado Hijo, no veo en ti mi vida divina, solamente veo corrupción y muerte”.

¿Cuales son, queridos hermanos, concretamente, para cada un de nosotros, las consecuencias en nuestra corta vida y de esta pequeña palabra que pronunciamos tantas veces: “Padrenuestro”?

El gran Doctor y Santo, Santo Tomás de Aquino nos contesta que tenemos con nuestro Padre del Cielo una cuádruple deuda, que se puede resumir en tratar a Dios como un hijo debe tratar a su padre:

1- En primer lugar: DARLE HONOR. ¿Cómo?

- Alabarlo por la oración, y no solamente con los labios, sino también con el corazón; ¡pues Dios ejerce con nosotros una verdadera Paternidad!

- El honor a Dios también se da por la pureza del cuerpo. “Glorificad a Dios y llevadlo en vuestro cuerpo”, dice San Pablo.

- En fin, el honor a Dios consiste en la justicia, especialmente en el modo de considerar a nuestro prójimo. Dios, en efecto, es Padre de todos los hombres. ¡Cuidado! Los pecados contra nuestro prójimo son pecados contra la caridad y también contra la virtud de justicia.

2- En segundo lugar, IMITAR A DIOS, dice San Tomás, porque, precisamente, es nuestro Padre. “Sed imitadores de Dios”, escribe San Pablo. “Tal Padre, tal hijo”. Imitar a Dios implica, por lo tanto, la caridad sincera, “non ficta”, la misericordia y la búsqueda de la santidad.

3- En tercer lugar, debemos OBEDECER a Dios. Todo Le pertenece. Nuestro Señor obedeció a su Padre hasta la muerte y la muerte de Cruz.

4- En fin, debemos ser PACIENTES cuando nos castiga, cuando nos prueba para nuestro bien, por supuesto; pues, Dios no es solamente bueno…es La Bondad. Dice la Sagrada Escritura: “El Señor castiga a los que ama”.

Honrar a Dios, imitarlo, obedecerle, aceptar sus paternales castigos, tales deben ser nuestras disposiciones cuando rezamos el “Padrenuestro”.

Santa Teresa de Ávila, al fin de su vida, no lograba rezar enteramente el “Padrenuestro”; se quedaba en éxtasis con sólo pronunciar las solas palabras: “Padrenuestro”; tan grande era su amor filial a Dios; y repetía, llena de amor: “Padrenuestro, Padrenuestro, Padrenuestro”, sin poder continuar.

Pidamos a Nuestra Señora, nuestra buena Madre del Cielo, que nuestra vida corresponda lo mejor posible con la oración que repetimos tantas veces: “Padrenuestro, que estás en los Cielos”. Así, nuestra oración agradará a nuestro Padre del Cielo, será fructuosa y seremos “herederos de Dios y coherederos de Nuestro Señor Jesucristo”.

Ave María Purísima.

En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Tomado de Panorama Católico
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

viernes, 23 de julio de 2010

DESCUBREN LA ESTRELLA MÁS LUMINOSA

Un equipo de astrónomos descubrió una estrella que brilla 10 millones de veces más que el Sol y que lo supera, además, unas 265 veces en masa. Fue identificada dentro de un grupo de estrellas que posee la mayor masa hallada hasta el momento. Según datos del Observatorio Europeo Austral (ESO, según sus siglas en inglés), la denominaron como R136a1 y está ubicada a 165.000 años-luz de la Tierra. La localizaron gracias al telescopio VLT del ESO en Chile, en combinación con información del archivo del telescopio espacial Hubble de la NASA y de la Agencia Espacial Europea (ESA).

La R136a1 no es sólo la estrella más masiva (que tiene una masa varias veces superior a la del Sol) descubierta hasta el momento, sino que también es la más luminosa. “Debido a la rareza de estos ‘monstruos’, creo que es improbable que este nuevo récord sea superado dentro de poco”, afirmó el profesor Paul Crowther, de la Universidad de Sheffield, Gran Bretaña, quien dirigió al equipo de investigación. El límite máximo aceptado hasta el momento era de 150 veces la masa solar, recuerda el ESO en una nota. La estrella R136a1 fue descubierta entre dos cúmulos estelares jóvenes, NGC 3603 y RMC 136a.

Si este descubrimiento luminoso reemplazara a nuestro Sol, señala el profesor Rafael Hirschi, de la Universidad de Keele, en Gran Bretaña, “su alta masa reduciría la duración del año de la Tierra a tres semanas y bañaría a nuestro planeta con una radiación ultravioleta increíblemente intensa, haciendo imposible la vida en este mundo”. Desde el Instituto Astrofísico de Potsdam, en Alemania, el astrónomo Olivier Schnurr comentó que las estrellas más pequeñas localizadas “tienen un límite de unas 80 veces más que Júpiter, bajo el cual son conocidas como estrellas fallidas o enanas marrones”.

“El hallazgo apoya la visión previa de que también hay un límite superior que determina cuán grandes pueden llegar a ser las estrellas, si bien ese límite se incrementó por dos, hasta unas 300 masas solares”, añadió el investigador alemán. Según el ESO, sólo cuatro estrellas pesaron al nacer más de 150 masas solares , sin embargo son responsables de casi la mitad del viento y del poder de radiación de todo el cúmulo, que comprende unas 100.000 estrellas en total.

Esta estrella con más masa hallada hasta el momento, por sí sola emite energía a su alrededor en un factor de más de 50 comparado con el cúmulo de la Nebulosa de Orión, la zona de formación de estrellas masivas más cercana a la Tierra.

Según el profesor Crowther, comprender cómo se forman las estrellas muy masivas es difícil debido a sus cortas vidas y fuertes vientos. Por ese motivo, subraya el investigador británico, identificar casos tan extremos como el de R136a1 aumenta más el desafío para los teóricos. “O bien nacieron tan grandes o fueron estrellas más pequeñas las que se fusionaron para producirlas”, señala. Estrellas entre unas 8 y 150 masas solares explotan al final de sus cortas vidas como supernovas, “dejando atrás exóticos remanentes como los agujeros negros”, comunicó el ESO.


Ver comentarios
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CHÁVEZ DESATADO ROMPE RELACIONES CON COLOMBIA Y VA CON TODO CONTRA LA TV OPOSITORA GLOBOVISIÓN Y TV CATÓLICA


Una vez más, el Gobierno de Venezuela ha roto relaciones diplomáticas con su vecino de Colombia y ha ordenado establecer un estado de "alerta máxima" en la frontera común. El presidente Hugo Chávez ni siquiera esperó a que terminara la sesión especial del Consejo de Seguridad de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde Bogotá mostró pruebas de la presencia en Venezuela de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), para anunciar su decisión motivada por las denuncias de Colombia.
.
Antes de que Chávez hiciera su anuncio, el Gobierno de Bogotá había presentado en la sede de la OEA en Washington pruebas de la presencia de 1.500 guerrilleros de las FARC en al menos 87 campamentos situados en suelo venezolano, desde los que se han lanzado los últimos ataques terroristas en contra de objetivos gubernamentales colombianos. Colombia exigió acto seguido la colaboración de Venezuela para acabar con las guerrillas y pidió la creación de una comisión internacional de verificación, en la que participen la propia OEA y la ONU, que envíe observadores a esos campamentos.

En una tormentosa comparecencia de casi tres horas, el embajador colombiano ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, presentó fragmentos de vídeos, fotografías y mapas que demuestran la existencia de esos refugios terroristas en Venezuela. Esas pruebas gráficas provienen de diversas fuentes, principalmente de 20 terroristas desmovilizados y de un ordenador requisado al líder de la guerrilla Jaime Manuel Lara, alias Canaguaro, durante un enfrentamiento en Los Montes de María, al norte de Colombia.

"Si dicen que eso no es territorio venezolano, entonces debe ser porque Venezuela renunció a la soberanía sobre ese territorio", dijo. El embajador explicó que en esos campamentos se preparan los explosivos que se han usado en los últimos ataques de las FARC y que en ellos se entrena también a futuros guerrilleros. "Si allá solo hay una escuelita y humildes campesinos, no tendrán problema en que una comisión internacional verifique si lo que denuncia Colombia no es cierto", añadió.

Ecuador, cuyo actual Gobierno se considera aliado de Chávez, intentó boicotear la reunión de ayer hasta el último instante. Este país también negaba la presencia de campamentos guerrilleros hasta que Colombia realizó La Operación Fénix, el 1 de marzo de 2008, también llamado bombardeo de Angostura que fue un ataque de la Fuerza Aérea, con la posterior incursión de helicópteros, personal policial y militar, realizado en una zona selvática denominada Angostura en las cercanías de la población Santa Rosa, en la provincia ecuatoriana de Sucumbíos, causando la muerte de 22 guerrilleros, incluyendo el segundo comandante en rango del grupo terrorista colombiano de las FARC, quienes se encontraban en un campamento terrorista en Ecuador. El ataque produjo, entonces, una crisis diplomática regional.
.
El secretario de prensa de la presidencia de Colombia, César Mauricio Velásquez, descartó un enfrentamiento con Venezuela o el ataque a campamentos guerrilleros ubicados en Venezuela:
.
"Por parte de Colombia jamás, nunca habrá movimiento de tropas: De parte de Colombia siempre habrá fraternidad", sentenció. Colombia busca la intervención de organismos internacionales en el asunto de los campos guerrilleros ubicados en Venezuela.
.
Por su parte, el presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, de gira en México, señaló que su mejor contribución "es no pronunciarnos. El presidente Uribe es el presidente de la República hasta el próximo 7 de agosto".
.
GOLPE A GLOBOVISIÓN TELEVISORA OPOSITORA A CHÁVEZ

El Gobierno de Hugo Chávez pretende tomar el control de Globovisión, única televisora opositora de Venezuela, al adjudicarse casi 50 por ciento de las acciones de la compañía.

En respuesta, el canal advirtió que su línea editorial "ni se expropia ni se interviene".

El Mandatario anunció que 25.8 por ciento de las acciones que supuestamente asumirá pertenecen al empresario Nelson Mezerhane, presidente del Banco Federal, intervenido en junio por el Gobierno debido a una presunta falta de liquidez. Otro 20 por ciento corresponde a Luis Teófilo Núñez, uno de los fundadores del canal, quien murió en 2007.

SIGUE TV CATÓLICA

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha pedido al ministro del Interior, Tareck El Aissami, “revisar” la concesión de un canal de televisión al arzobispado de Caracas para “recuperarlo” y “ponerlo a las órdenes del pueblo”. Se trata de otra vuelta de tuerca en la tensión con la Iglesia creada por el Gobierno, en una serie de ataques dirigidos especialmente contra el cardenal Urosa, arzobispo de Caracas.
.
El presidente venezolano hizo esta petición sobre la emisora de señal abierta Vale TV (Valores Educativos Televisión) después de ratificar su voluntad de revisar el convenio de Venezuela con el Vaticano y de invitar al nuncio apostólico, Pietro Parolin, a “hablar” sobre el tema.
.
“Revisemos [la concesión de Vale TV], Tareck, para recuperar ese canal y ponerlo a las órdenes del pueblo”, repitió Chávez en un acto televisado con miembros de la Policía Nacional Bolivariana.
.
Vale TV se identifica en su página web como un canal abierto y sin fines de lucro dedicado a la cultura, que sucedió a la Televisora Nacional, canal 5, el primer canal público de televisión de Venezuela, fundado en 1952.
.
GOBIERNO OMNIPRESENTE

Además de nacionalizar sectores estratégicos, la Administración chavista ha intervenido en otros.
.
MEDIOS

En 2009, el Gobierno de Chávez retiró del aire decenas de estaciones de radio y en 2007 negó la extensión de la concesión a la televisora RCTV. Ahora maneja dos circuitos radiales, una agencia de noticias y varios sitios web, además de financiar 243 emisoras y 140 diarios comunitarios.

CEMENTO

En 2008 nacionalizó tres grandes empresas del sector, entre ellas Cemex, y un año después anunció la creación de la Corporación Venezolana de Cementos, ente destinado a ordenar la distribución y producción del material de construcción a nivel nacional.

ALIMENTOS

En los últimos años, el Gobierno ha expropiado o intervenido temporalmente varias empresas vinculadas a la alimentación. Entre ellas hay procesadoras de arroz, centrales azucareras o productoras de café que eran de dueños venezolanos y extranjeros.
.
Fuentes: Agencias varias y Reforma
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------