viernes, 30 de octubre de 2015

jueves, 29 de octubre de 2015

¡CUIDADO CON EL HALLOWEEN!

Escucha el audio que aparecerá en unos segundos. La cita previa es del sitio -goear- donde está el audio, no es de quien lo subió ni de nuestro blog.  (suscriptores por mail: hacer clic AQUÍ)

En 2014, la fiesta de los fieles difuntos se recorre al siguiente día hábil: el 3 de noviembre.
Nuestra cultura se enfrenta hoy más que nunca a las amenazas de subproductos pseudoculturales impulsados por intereses comerciales y por un interés ideológico creciente en el mundo en el que vivimos y que trata de sustituir la identidad y tradiciones católicas propias de nuestras naciones católicas, por una cultura vanal, neopagana y materialista que borre de nuestra memoria colectiva nuestra propia idiosincracia espiritual; si los que amamos nuestras tradiciones y nuestra identidad cedemos ante algo tan trivial y vanal como el Halloween o mejor dicho Jalogüin (castellanizado), si no hacemos nada viendo como nuestra juventud es manipulada para despreciar consciente o inconscientemente nuestras tradiciones para acoger una fiesta-bazofia tan deleznable para el espíritu pero tan rentable comercialmente, ¿con qué autoridad moral podemos luego exigir la unidad de nuestra Patria, o nuestra soberanía nacional si no somos capaces de defender lo más elemental como es nuestra tradición cultural más arraigada?

No debemos tomarnos esta insidiosa amenaza como un mal menor o un juego de niños, no debemos ser condescendientes ni relajarnos ante esta invasión cultural que se nos está imponiendo poco a poco a través de la tv, cine-basura, fiestas discotequeras y ritos sectarios de tipo "new age".

Sabemos que, en algunos lugares el Jalogüin es una celebración light y sin malas intenciones en el fondo de quienes las siguen. Hay mucha ignorancia de cómo se celebra por otros o en otras partes y cuáles son sus orígenes, pero poco a poco en todas partes se irá dirigiendo hacia el campo donde tuvo su origen y hacia el satanismo, la hechicería y la magia negra a donde ya se ha derivado en muchos grupos. Para allá vamos, poco a poco, sin que tengamos ya anticuerpos que reaccionen. El árbol debe conservar sus raíces o se seca. Educamos a nuestros hijos en tradiciones acordes a nuestras creencias más profundas y a nuestra historia, o caeremos -sin darnos cuenta siquiera- en la corriente anticristiana que todo lo permea y nos lleva paulatinamente al paganismo y a la apostasía.

Lo que es light en algunos lugares, no lo es ya en otros. Lo que es mera diversión en algunos grupos, no tiene ya esa acotación en otros. Pero de cualquier modo todo irá derivando hacia la misma dirección programada ya, desde hace tiempo, por la Revolución anticristiana. Sólo es asunto de tiempo aquí o allá. Poco a poco el punto de llegada será el mismo. Es cosa sólo de tiempo -como ya señalamos- para que lo aparentemente inocuo o "light" deje de serlo.

Así se corrompe, de manera programada, nuestra cultura cristiana y nuestra idiosincracia. ¡Todo ello con la aparente inocencia de un simple y divertido juego de niños, que se irá contaminando más y más con otros elementos nocivos ya previstos por la Revolución, que gradualmente actuará para imponerlos sutilmente!

Quienes vean esto exagerado tampoco advertirán los siguientes pasos, pues lo gradual se impone a lo ideológico en quienes se acostumbran a vivir conforme a la dirección que el viento sopla. Así es como muchos padres de familia, escuelas católicas y hasta algunas parroquias se han dejado contaminar y festejan esta fiesta de origen pagano y supersticioso que en varias partes del mundo es ya una celebración netamente satanista. Diferentes expresiones de culto al demonio y al mal suceden en esa fecha y son claramente opuestos a la Fe, a Dios y a la Iglesia. Anton Szandor Lavey fundador del satanismo en EUA señalaba que hay tres fiestas satanistas al año, la principal -decía- era Jalogüin.

Por lo tanto, no es una actividad cristiana y va contra el mensaje católico el celebrar la brujería, ya que Jesús está en contra de ella en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad. Éstas han sido declaradas enemigas de la Palabra de Dios desde tiempos muy remotos y van contra todas las enseñanzas de nuestro Señor. No hay brujería "buena" y brujería mala. Tal fiesta no tiene nada que ver con la visión cristiana de la vida y de la muerte. Y el hecho de que se celebre tan próxima a la fiesta de todos los santos y del sufragio por los difuntos es un riesgo, desde el punto de vista educativo, de desnaturalizar el mensaje espiritual, religioso, humano y social de estos momentos fuertes que la fe cristiana lleva consigo. 

Reaccionemos ahora, luego será demasiado tarde. El árbol al no haber conservado sus raíces se habrá secado irremediablemente. Y lo peor: sin siquiera darse cuenta.




Haz clic aquíSATANISTAS DECLARAN: "HALLOWEEN ES LA FIESTA MÁS IMPORTANTE DENTRO DE LA IGLESIA DE SATÁN"

lunes, 26 de octubre de 2015

MISERICORDIA Y JUSTICIA SON VIRTUDES COMPLEMENTARIAS (ANÁLISIS FINAL DEL SÍNODO)



Cuando las virtudes se desvinculan unas de otras se vuelven locas. Este tipo de "virtudes" son aquellas que se distorsionan y pierden su auténtico y original sentido, para transformarse en una caricatura de la verdadera y genuina virtud a la que hacen mención y referencia. Y cuando una virtud se vuelve loca, decía Chesterton quien se movía como pez en el agua dentro de la ortodoxia católica, resulta más funesta que cualquier vicio.

Así, no hay contradicción sino complementaridad entre misericordia y justicia. Al igual que entre defender tanto la ley como el espíritu de la misma. Querer presentar como antagónico lo complementario es incurrir en lo que bien señalaba Chesterton.

LA MISERICORDIA SIN JUSTICIA ES LA MADRE DE LA DISOLUCIÓN, ENSEÑA SANTO TOMÁS.

El error está en disociar lo que debe ir unido. Señalaba Santo Tomás de Aquino que si bien la justicia sin misericordia es crueldad, la misericordia sin justicia, en cambio, se transformaba en la madre de la disolución. Y así, la misericordia hoy se ha vuelto una virtud loca, al separarse de la justicia. Y la disolución implica relajación.

Esto es lo que, lamentablemente, prevalece hoy en día en la jerarquía (con sus honrosas excepciones): Una misericordia sin justicia. Una virtud que deja de ser tal para transformarse en un concepto sin sólido fundamento evangélico y desvirtuado de su genuino significado, porque ha sido mutilado del equilibrio que le proporciona otra necesaria virtud: la justicia.

Y lo mismo ocurre con quienes en teoría reconocen la complementaridad de las virtudes, pero en la práctica actúan de modo desproporcionado. Para no incurrir en yerro doctrinal aceptan la necesidad TEÓRICA de ese equilibrio, pero en la realidad y en la práctica sus palabras y acciones se cargan de un solo lado de la balanza desvirtuando a la genuina virtud. Y lo más grave aún es que cuando se les hace ver su equivocado proceder, acusan a quien lo haga de sólo cargarse hacia la virtud complementaria, aunque esto no sea así. De esta manera nunca salen de su error. Así, apelan al espíritu de la Ley para acusar a quienes defienden los principios que ellos desvirtúan o soslayan, aun cuando en realidad el espíritu de la Ley sea complementario a la misma y quienes defienden la Verdad no contradigan ese espíritu de la Ley.

Todo esto lo hemos visto, una vez más, con relación al reciente Sínodo que acaba de terminar. Un Sínodo donde se cuestionaron elementos inmutables de la fe como la posibilidad de comulgar por parte de aquellos que estando divorciados y nuevamente casados por lo civil, permanecen en estado de pecado mortal. Las verdades de fe no pueden ser ni discutidas ni votadas por los hombres. Y eso fue lo que se hizo en ambos sínodos (2014 y 2015). La fe fue entegada a la Iglesia Católica para su custodia y divulgación a todo el orbe y no para que los hombres de Iglesia la discutan conforme a sus criterios particulares ni para que sea sometida a votación en nombre de la virtud loca de "la misericordia". La Iglesia fue fundada sobre la Roca de Pedro para edificar la Iglesia de Cristo ("sobre esta piedra edificaré MI Iglesia"). La Iglesia no es de Pedro ni de sus apóstoles, ni de sus sucesores, sino de Cristo. Cristo la fundó, no sus representantes que deben custodiarla y mantenerla siempre fiel al depósito que les fue encomendado.

PADRES SINODALES APRUEBAN Y SE CONMUEVEN POR UN SACRILEGIO

Y en nombre de "la misericordia" hubo pastores en el Sínodo que propusieron este sacrilegio contrario a la Revelación de Cristo mismo y a las enseñanzas divinas inspiradas a San Pablo. Y esas propuestas se dijeron, se impulsaron, se discutieron y se votaron. No solo eso, sino que también se propuso disociar la praxis pastoral del dogma, con el subterfugio de mantener el dogma pero adaptarlo a las necesidades "misericordiosas" de la realidad humana, como si ésta, cuando es contraria a las enseñanzas divinas, pudiera compaginarse con la fe. ¿Puede haber un ejemplo más claro de que la virtud de la misericordia se había transformado en una locura? Y se llegó al clímax cuando varios padres sinodales se enternecieron hasta el llanto con el relato que hizo uno de ellos sobre un pequeño mal preparado para la Primera Comunión, que al recibirla tomó la hostia y la partió para compartirla con sus padres divorciados vueltos a casar que estaban impedidos a hacerlo bajo pena de sacrilegio. Y éstos comulgaron consumando el sacrilegio. Y no lloraron de dolor los padres sinodales por lo que es una gravísima falta y una gran ofensa contra Cristo sacramentado, sino de la "ternura" que les provocó el gesto del niño, que independientemente de su buena fe sólo denota una ignorancia y una inmensa falta de preparación de la que son gravemente culpables quienes lo catequizaron.

¡Así está la virtud loca de esta falsa "misericordia"! Seguramente nunca imaginó algo así Chesterton, a pesar de su ingeniosa y gran imaginación.

Y bien, el asunto es más grave todavía: este sacrilegio ya es moneda corriente en varios países y templos católicos (Alemania, Suiza y otros), sin que nadie ponga un término y un hasta aquí al sacrilegio institucionalizado. Y quienes ya lo practican, van y lo proponen al Sínodo en 2014. ¿Y qué sucede? Se discute, se analiza y se vota, igual que se puede analizar si conviene o no cualquier asunto terreno opinable. Y durante un año, la Autoridad Apostólica, el Vicario de Cristo calla y se espera hasta el próximo Sínodo en 2015. En tanto, los sacerdotes modernistas que ya permiten este sacrilegio, lo siguen practicando en su templos sin quien les diga nada ni ponga orden. ¿Se abre así la puerta para que en futuros sínodos se discutan otras verdades de fe? ¿Se podrá llegar a votar y "determinar" humanamente -contra la Revelación hecha por Dios- si la Santísima Trinidad tiene dos o cuatro personas?

Bueno, finalmente no se autorizó este sacrilegio, dirán algunos. El documento final del Sínodo no lo permitió, sostienen aliviados. Y en efecto, así fue. Pero se pasa por alto un aspecto: tampoco se recordó ni se concluyó con la doctrina perenne, la de la Biblia y el Evangelio, la de Cristo y la de san Pablo divinamente inspirado, la definida solemnemente por el Concilio dogmático de Trento y enseñada desde siempre. No se definió explícitamente que ésta sigue conservando, pues no puede nunca ser de otro modo, su total vigencia por ser una enseñanza contenida en la Revelación Divina que es Palabra inmutable de Dios. Tampoco se condenó a quienes tal sacrilegio ya lo practican. Y ciertamente éstos lo seguirán realizando sin quien los censure. Mantendrán el sacrilegio y la traición a Cristo de ofrecer su Cuerpo presente realmente en la Eucaristía a quienes estén en pecado mortal y contumazmente se mantengan en él al vivir en concubinato (por mucho que exista "matrimonio" civil). Traición muy semejante a la de Judas, que también entregó el Cuerpo del Señor para ser mancillado.

No solo eso, también se concluyó el asunto con un párrafo de compromiso que -en su ambigüedad- trató de dejar contentos a unos y a otros, aunque no mucho a nadie:

"84.- ...Su participación (de los divorciados y vueltos a casar civilmente) puede expresarse en diversos servicios eclesiales: es necesario por ello discernir cuáles de las diversas formas de exclusión actualmente practicadas en el ámbito litúrgico, pastoral, educativo e institucional pueden ser superadas. Ellos no están y no deben sentirse excomulgados, y pueden vivir y madurar como miembros vivos de la Iglesia, sintiéndola como una madre que los acoge siempre, los cuida con afecto y los alienta en el camino de la vida y del Evangelio..."

¿Y quién va discernir cuáles son esas "diversas formas de exclusión"? ¿La prohibición que hace la Palabra de Dios de otorgar Eucaristía a los divorciados vueltos a casar civilmente en pecado mortal podría ser una de ellas? ¡No se dice ni se especifica nada! ¿No tuvieron dos sínodos y un año para determinar esto los padres sinodales? ¡Tanto tiempo y tanta discusión sólo para concluir que es necesario el discernir esto! ¿Y ahora -insistimos- quién lo va a hacer? ¿Cada Conferencia Episcopal en nombre de la colegialidad y la descentralización? ¿Cada sacerdote podrá decidir si es o no "conveniente"? ¿Los que ya practican este sacrilegio o quién? ¿El Papa? Hasta ahora no ha querido hacerlo.

LAS ANULACIONES DICTADAS POR MODERNISTAS

¿Y los padres sinodales que propusieron el sacrilegio institucionalizado de qué se preocupan? Nadie les ha prohibido terminantemente seguirlo haciendo. Es más, estos obispos ahora pueden hacer uso de las nuevas "anulaciones" express. Si no hay segunda instancia en muchos casos y se deja a todo obispo titular de una diócesis la facultad de anular... ¿por qué hemos de creer que quienes proponen o practican ya el sacrilegio institucionalizado van a seguir los procesos de anulación con todo el rigor canónico y comprobando plenamente que no existió matrimonio válido? Antes, la segunda instancia y hasta la tercera eran un freno para los abusos. Al desaparecer éstas en muchos casos... ¿quién garantiza que un obispo modernista que se lo proponga, no declare dizque "nulo" lo indisoluble, considerando -además- que hasta otros de buena fe desconocen a fondo las leyes canónicas? Si esos modernistas están dispuestos a traicionar a Cristo entregando la Eucaristía a quien vive permanentemente en pecado y no desea salir de él y por lo mismo no se arrepiente de ofender a Dios... ¿no lo estarán también para traicionar el sacramento del matrimonio por Él instituido "separando" lo que Dios ha unido?

Finalmente aclaramos que amamos y defendemos tanto la Doctrina Revelada como la Ley Divina, sin apartarnos de su espíritu, pues estos elementos son parte de un todo. Son otros -los modernistas- quienes en la teoría y/o en la práctica disocian lo que debe ir unido.

Sin duda... ¡las virtudes se han vuelto locas! La lucha del demonio contra el matrimonio avanza a grandes zancadas.

¡Ven ya, Señor Jesús!

-Se permite su reproducción citando la fuente (catolicidad.com), como todo nuestro material-

viernes, 23 de octubre de 2015

ACERCA DEL SÍNODO 2015 (VIDEO): DEFENDIENDO LAS ENSEÑANZAS INFALIBLES DE LA IGLESIA

“El trabajo del demonio se infiltrará aún dentro de la Iglesia de tal manera que uno verá a cardenales en contra de cardenales, obispos en contra de obispos”: Nuestra Señora de Akita, Octubre 13, 1973 (las apariciones de Akita, Japón, fueron aprobadas por Mons. John Shojiro Ito, Obispo de Niigata, Japón, en Abril 1984).

En el video: el Cardenal Burke, Mons. Schneider y Mons. Lenga defendiendo el Magisterio inmutable de la Iglesia contra la doctrina herética de los modernistas encabezados por el Cardenal Kasper. Sin duda, el demonio ya se ha infiltrado en la Iglesia. ¡Profecía cumplida!



"Cristo dijo a Pedro : "tú eres Pedro, piedra, y sobre esta piedra yo edificaré MI IGLESIA", no tu Iglesia, Pedro, ¡MI IGLESIA!": Mons. Schneider.

jueves, 22 de octubre de 2015

INVOQUEMOS FRECUENTEMENTE A NUESTRO ÁNGEL CUSTODIO


Recuerda que los ángeles son espíritus y no tienen cuerpo, pero para poder representarlos gráficamente se les pinta como seres alados.

miércoles, 21 de octubre de 2015

LOS HIJOS: NI PRÍNCIPES NI PRINCESAS, SINO SERES QUE DIOS NOS PRESTA PARA FORMAR HOMBRES Y MUJERES DE BIEN PARA LLEVARLOS A ÉL


Una madre levantó la mano y preguntó:
– ¿Qué hago si mi hijo está encima de la mesa y no quiere bajar?
– Dígale que baje, – le dije yo.
– Ya se lo digo, pero no me hace caso y no baja- respondió la madre con voz de derrotada.
– ¿Cuántos años tiene el niño?– le pregunté.
– Tres años – afirmó ella.

Situaciones semejantes a ésta se presentan frecuentemente cuando tengo ocasión de comunicar con grupos de padres.

Muchos conflictos se están viviendo porque los padres de familia se muestran temerosos o flojos para ejercer su autoridad. Y esos hijos van creciendo y el problema junto con ellos, ya que a esos padres les cuesta trabajo tomar la decisión de poner límites y ejercer su autoridad de forma correcta.

¿Por qué tus hijos hacen lo que hacen?

1.- PORQUE TÚ LOS DEJAS.
Un "nene lindo" mal educado.
No olvides que los hijos son para
llevarlos a Dios y no solo para darles
materialmente lo que tú no tuviste.
Que por tus omisiones nunca vayan
a perder la fe.
Hacen lo que hacen porque tú se los permites. Los hijos se convierten en lo que son, porque sus padres lo permiten, así de sencillo. Si tu hijo está haciendo un desastre de su vida, esta respuesta no te va a gustar, tú vendrás a mí y me darás un millón de excusas, le vas a echar la culpa a la música que escucha, a las películas que ve, a los libros que lee (si es que lee), a la violencia que transmite la televisión, al sistema educativo, o a la presión que ejerce la sociedad o a sus amigos, así es que haz a un lado la indignación y piensa en esta verdad: tus hijos son producto de tu paternidad o lo que es lo mismo, de tu manera de educarlos.

2.- NO HAY CONSECUENCIAS DEL MAL COMPORTAMIENTO.
Los padres dejan hacer a sus hijos lo que quieran, con muy poca información de lo que es aceptable y lo que no lo es. Si ellos hacen algo mal, no hay consecuencias por el inaceptable comportamiento.

Algunas veces decimos: "si haces esto te va a pasar aquello", y "si no haces aquello te va a pasar esto", después ellos no hacen lo que tienen que hacer y no pasa nada, no cumplimos la promesa de las consecuencias advertidas. ¿Sabes en qué se convierte un padre que no cumple con las consecuencias advertidas? En un MENTIROSO; y eso justamente aprenden nuestros hijos, a mentir, y a prometer sin cumplir, al fin que no pasa nada.

3.- TÚ LES DICES A TUS HIJOS QUE SON ESPECIALES.
Dejará de ser "princesa" para
 convertirse en tirana
Quizás no vas a estar de acuerdo conmigo en esto, créeme que a mí también me resultó difícil entenderlo y aceptarlo, pero es una realidad. Si tú eres de los que actualmente cree que su pequeño "ángel" es especial, lamento decirte que no lo es; si tú les dices a tus hijos constantemente que son especiales, los perjudicas más que ayudarlos.

Tu hijo es especial para ti y solo para ti, no lo es para nadie más. Tu hijo nació con todo tu amor y verlo crecer es toda una maravilla, sin embargo cuando crece y cruza tu puerta para ir a la escuela, él, solo es un niño más en la lista de la escuela, y no hay nada de especial acerca de él.

En el mundo real, tu hija no es una "princesa", ni tu hijo un "príncipe", sólo es un niño más. Los hijos deben entender y aprender a crecer sabiendo que al instante que dejen tus amorosos brazos y entren al mundo real, nadie los amará por la única razón de que ellos existen, como lo haces tú.

4.- TÚ HACES QUE TUS HIJOS SEAN LA COSA MÁS IMPORTANTE EN TU VIDA.
Ellos no son lo único importante. Yo sé que tú piensas que lo son pero no es así; cuando tú dejas pensar a tus hijos que son la persona más importante en tu vida, ellos aprenden a manipularte y tú terminarás haciendo lo que ellos digan.

No hay que descuidar a los hijos por
el esposo ni al esposo por los hijos
(esto último es lo más común),
pues podrías terminar sola.
Tus hijos son importantes, no me mal entiendas, tus hijos deben ser amados incondicionalmente; pero los padres que ponen por encima de todo la felicidad de sus hijos y sacrifican su propia vida, y algunas veces su matrimonio también, entonces cuando acabe la labor como padre, tus hijos crecerán y te dejarán, e irán en busca de su propia felicidad y tú te quedarás únicamente con tu esposo(a), en el mejor de los casos.

Si todo tu tiempo y energía lo gastas únicamente en tus hijos, cuando ellos se vayan tú no tendrás la certeza de que tu esposo(a) estará contigo; esa es una de las razones porque hay separaciones luego de que los hijos se van, pues la única cosa en común que tenían eran los hijos, y nunca trataste de alimentar el amor marital como lazo de unión. Y acabas sola(o) sin con quien envejecer juntos. Y por lo general terminas tratando y viendo a tu hijo de 50 como si fuera de 4 años.

5.- FALLAMOS AL ENSEÑARLES LA DIFERENCIA ENTRE DERECHOS Y PRIVILEGIOS.
Los hijos tienen entre otros los siguientes derechos: a la vida, a jugar, a la libertad de opinar, a una familia, a la protección contra el trato negligente, a la alimentación, a ser amados, a recibir educación, etc. Los privilegios son concesiones ganadas por una acción determinada; a nuestros hijos les compramos cosas, por ejemplo: lo más actual en videojuegos, o ropa o zapatos de marca, o una mascota, e incluso los llevamos al cine o a vacacionar, les compramos celulares, etc, etc. y todo gratis, a cambio de nada. Hoy te digo que aunque te sobre el dinero para complacer a tu hijo, tienes que enseñarle a ganárselo; él tiene que saber que las cosas que le gustan, cuestan y hay que pagar un precio por ellas. Incluso estas cosas te ayudarán en la negociación de actitudes y comportamientos (N. de la R: y a él, mediante ellos, a adquirir responsabilidades para mejor abrirse paso en la vida).

6.- TRABAJAS EN LA AUTOESTIMA DE TU HIJO.
Un hijo al que no se le han sembrado convicciones 
religiosas y morales fácilmente se descarriará intelectual  
y/o moralmente. De él daremos cuenta a Dios por poner
en juego su salvación eterna.
La palabra autoestima es una palabra compuesta. Auto: uno mismo, y estima: amor, o sea, amarse a uno mismo. Tú no le puedes proporcionar una valoración positiva de él mismo, porque confundimos el animarlos y apoyarlos con aumentar su autoestima y cambiamos la regla de "si tiene alta autoestima tendrá éxito en todo", pero en realidad es al revés "si tiene éxito en todo, aumentará su autoestima". Así que si quieres que tengan autoestima alta, enséñale a alcanzar sus éxitos. A que luche por ellos, porque todo cuesta esfuerzo, dedicación y perseverancia.

Espero que estos comentarios te ayuden a entender el porqué a veces le pedimos peras al olmo, si en realidad cosechamos lo que sembramos.


Fuente: Padres al rescate de los valores.

martes, 20 de octubre de 2015

viernes, 16 de octubre de 2015

LOS TRES TAMICES

En la antigua Grecia Sócrates tenía una gran reputación de sabiduría. Un día vino alguien a encontrar al gran filósofo, y le dijo:
- ¿Sabes lo que acabo de oír sobre tu amigo?
- Un momento -respondió Sócrates- antes de que me lo cuentes, me gustaría hacerte un test, el de los tres tamices.
- ¿Los tres tamices?
- Sí, -continuó Sócrates- antes de contar cualquier cosa sobre los otros, es bueno tomar el tiempo de filtrar lo que se quiere decir. Lo llamo el test de los tres tamices. El primer tamiz es la verdad. ¿Has comprobado si lo que me dices es verdad?
- No... Solo lo he oído hablar...
- Muy bien. Así que no sabes si es la verdad. Continuamos con el segundo tamiz, el de la bondad. ¿Lo que quieres decirme sobre mi amigo, es algo bueno?
- ¡Ah no! Por el contrario.
- Entonces -continuó Sócrates- quieres contarme cosas malas acerca de él y ni siquiera estás seguro de que son verdaderas. Tal vez aún puedes pasar la prueba, la del tercer tamiz, el de la utilidad. ¿Es útil que yo sepa qué me habría hecho este amigo?
- No, en serio.
- Luego -concluyó Sócrates-, lo que querías contarme no es ni cierto, ni bueno, ni útil... ¿por qué entonces querías decírmelo?

jueves, 15 de octubre de 2015

DEL MODO DE CONDUCIRNOS EN EL TEMPLO



Fragmento del 'Manual de Urbanidad y Buenas Maneras' de Manuel A. Carreño:

Es un error lastimoso, y en que jamás incurren las personas que poseen una educación perfecta, el creer que sea lícito conducirse en el templo con menos circunspección, respeto y compostura que en las casas de los hombres. Y a la verdad, sería una monstruosa contradicción el admitir y practicar el deber de manejarse dignamente en una tertulia y ofrecer al mismo tiempo el ejemplo de una conducta irrespetuosa y ajena del decoro y la decencia, en el lugar sagrado en que reside la Majestad Divina.

Al entrar en el templo cuidemos de no distraer con ningún ruido la atención de los que en él se encuentran, ni molestarlos de ninguna manera; y jamás pretendamos penetrar por lugares que estén ya ocupados, y por los cuales no podamos pasar libremente, por muy devota que sea la intención que llevemos.

... Tengamos presente que llevar a la iglesia un perro es un acto imperdonablemente indigno e irreverente.

Dentro del templo no debe saludarse a ninguna persona desde lejos, y cuando ha de hacerse de cerca, tan sólo es licito un ligero movimiento de cabeza, sin detenerse jamás a dar la mano ni mucho menos a conversar.

Abstengámonos de apartar la vista del lugar en que se celebren los Oficios para fijarla en ninguna persona.

Se falta al respeto debido a las personas que se encuentran en el templo, a más de ofenderse a la Divinidad, omitiendo aquellos actos que, según los ritos de la Iglesia, son propios de cada uno de los Oficios que se celebran (N. de la R: Por ejemplo, al no arrodillarse durante la Consagración, siendo esa postura -la de arrodillarse- signo de adoración a Cristo presente en la especies consagradas).

No tomemos nunca asiento en la iglesia, sin que por lo menos hayamos hecho una genuflexión hacia el altar mayor.

Al pasar por delante de un altar en que esté depositado el Santísimo Sacramento, haremos una genuflexión y al retirarnos del templo, si salimos por la puerta principal, haremos también una genuflexión hacia el altar mayor.

Doblaremos precisamente ambas rodillas, si la Majestad estuviere expuesta. También haremos una genuflexión, cuando pasemos por delante de un altar donde se esté celebrando el santo sacrificio de la Misa, si el sacerdote hubiera ya consagrado y aún no hubiese consumido.

Siempre que haya de pasar por junto a nosotros un sacerdote revestido, que se dirija al altar o venga de él, nos detendremos y le haremos una inclinación de reverencia.
-oOo-

En la imagen agregamos otras indicaciones que son ahora necesarias y que Manuel Carreño, entonces, nunca supuso siquiera que habría necesidad de señalar en un futuro.

miércoles, 14 de octubre de 2015

DE NUEVO, ABORTISTAS POSESAS ATACAN A CATEDRAL CATÓLICA Y A FELIGRESES EN ARGENTINA

Por respeto a nuestros lectores y para no ensuciar nuestro blog, evitamos las imágenes donde las abortistas semidesnudas mostraban sus miserias físicas y morales. Los pies de las fotografías venían ya con las mismas, no son de Catolicidad.


De nuevo, como cada año, se realizó en Argentina el "Encuentro Nacional de Autoconvocadas Autoenajenadas" (mujeres abortistas con profundos traumas y cristianofobia), ahora en Mar del Plata. Y de nuevo, como cada año, se dirigieron a la catedral del lugar con el propósito de profanarla. Ahí múltiples fieles católicos se colocaron a rezar detrás de las rejas del templo que cerraron para proteger el sagrado lugar.  

Las abortistas, en gran número, acompañadas de algunos varones, arribaron vomitando blasfemias y consignas contra la Iglesia Católica. Lograron con gran esfuerzo, entre muchas, derribar una de las rejas del sagrado sitio y entraron al atrio, con un gran odio, como si estuviesen posesas, para agredir a los fieles que ahí se encontraban codo a codo, y que estoicos, sin moverse de su sitio, enfrentaron pacíficamente la agresión de las abortistas solo con rezos y cantos religiosos. 

Varias se desnudaron de la cintura hacia arriba, mostrando sus miserias tanto físicas como morales, y realizaron actos obscenos; además, arrojaron aerosoles y otros objetos a la cara de los fieles, les embarraron y les aventaron pañales con excremento y los llegaron a escupir y golpear sin recibir respuesta de los católicos que no se movían para impedir que entraran al templo a profanarlo como era su intención. Una líder abortista gritaba consignas para motivar a las demás a introducirse en la catedral, pero les fue imposible porque los fieles no se movían del lugar para impedirlo.

La policía, en escaso número, intervino para proteger a los fieles y a la catedral y detuvo a tres abortistas que finalmente fueron liberadas. La misma policía fue agredida también. Tras aúllar imitando a los pieles rojas y hacer pintas contra la religión en los edificios y casas aledañas, se fueron blasfemando. En realidad, parecían posesas y vomitaban su exacerbado odio por doquier. Varias iban semidesnudas. El saldo fue de algunos fieles heridos, pero finalmente el sagrado lugar fue defendido valientemente por los católicos que impidieron que entrasen y profanaran la Casa de Dios. Naturalmente, como ya es común también, cierto sector de la prensa (y otros medios de comunicación) de esa nación deformó los hechos, pero gracias a los videos y los testimonios de los mismos policías se pudo constatar la verdad.

martes, 13 de octubre de 2015

UN MILAGRO EUCARÍSTICO: LA MULA QUE ADORÓ AL SANTÍSIMO



Predicaba San Antonio de Padua en Rímini (Italia). Allí los herejes patarinos habían desfigurado el dogma de la presencia real, reduciendo la Eucaristía a una simple cena conmemorativa.

Antonio, en su predicación, ilustró plenamente la realidad de la presencia de Jesús en la Hostia Santa. Mas los jefes de la herejía no aceptaban las razones del Santo e intentaban rebatir sus argumentos. Entre ellos, Bonvillo, que era el principal y se hacía el sabiondo, le dijo:

-Menos palabras; si quieres que yo crea en ese misterio, has de hacer el siguiente milagro: Yo tengo una mula; la tendré sin comer por tres días continuos, pasados los cuales nos presentaremos juntos ante ella: yo con el pienso, y tú con tu sacramento. Si la mula, sin cuidarse del pienso, se arrodilla y adora ese tu Pan, entonces también lo adoraré yo.

Aceptó el Santo la prueba y se retiró a implorar el auxilio de Dios con oraciones, ayunos y penitencias.

Durante tres días privó el hereje a su mula de todo pienso y luego la sacó a la plaza pública. Al mismo tiempo, por el lado opuesto de la plaza, entraba en ella San Antonio, llevando en sus manos una Custodia con el Cuerpo de Cristo; todo ello ante una multitud de personas ansiosas de conocer el resultado de aquel extraordinario compromiso contraído por el santo franciscano.

Encaróse entonces el Santo con el hambriento animal, y, hablando con él, le dijo:

-En nombre del Señor a quien yo, aunque indigno, tengo en mis manos, te mando que vengas luego a hacer reverencia a tu Creador, para que la malicia de los herejes se confunda y todos entiendan la verdad de este altísimo sacramento, que los sacerdotes tratamos en el altar, y que todas las criaturas están sujetas a su Creador.

Mientras decía el Santo estas palabras, el hereje echaba cebada a la mula para que comiese; pero la mula, sin hacer caso de la comida avanzó pausadamente, como si hubiese tenido uso de razón, y, doblando respetuosamente las rodillas ante el Santo que mantenía levantada la Sagrada Hostia, permaneció en esta postura hasta que San Antonio le concedió licencia para que se levantara. Bonvillo cumplió su promesa y se convirtió de todo corazón a la fe católica; los herejes se retractaron de sus errores, y San Antonio, después de dar la bendición con el Santísimo en medio de una tempestad de vítores y aplausos, condujo la Hostia procesionalmente y en triunfo a la iglesia, donde se dieron gracias a Dios por el estupendo portento y conversión de tantos herejes.

RECORDATORIO DE ORACIÓN DE LOS DÍAS TRECE DE CADA MES


Te recordamos que hoy, como cada mes, oraremos cinco minutos por las intenciones que se explican en el siguiente enlace: 

lunes, 12 de octubre de 2015

12 DE OCTUBRE



No hagas caso de propaganda pagada que se haga en el video, no siempre es católica o recomendable (puede ser modernista).

Ver también (haz clic): CATOLICISMO E HISPANIDAD por el Cardenal Isidro Gomá

domingo, 11 de octubre de 2015

¿CUÁL ES EL TIPO DE MISERICORDIA PASTORAL QUE DEBE RESPONDER A LOS NUEVOS DESAFÍOS DE LA FAMILIA? por el cardenal Robert Sarah


¿QUÉ TIPO DE MISERICORDIA PASTORAL?

por el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino.
Del primer capítulo de la obra: “África, nueva patria de Cristo. Contribuciones de pastores africanos al sínodo sobre la familia”*

Los “Lineamenta”* (N. de la R: es decir, el documento oficial que surgió tras la primera sesión del sínodo y que es la base para una ulterior discusión) indican que en el contexto eclesial mucho más amplio descrito por la “Evangelii gaudium” el nuevo recorrido marcado por el sínodo extraordinario tiene como punto de partida las periferias existenciales”, las cuales requieren un enfoque pastoral caracterizado por una “cultura del encuentro capaz de reconocer la obra libre del Señor también fuera de nuestros esquemas habituales y asumir, sin reparos, esa condición de ‘hospital de campaña’ que tanto ayuda al anuncio de la misericordia de Dios” (introducción a las preguntas después de la “Relatio synodi”, primera parte).

La pregunta que hay que plantearse, entonces, es la siguiente: ¿cuáles son estas periferias de la vida en el nuevo contexto socio-cultural que tenemos hoy ante nosotros?

El impacto de la globalización en las culturas humanas ha sido tan destructivo que no sólo las instituciones sociales tradicionales, sino también los valores que las sostienen han sido sacudidos desde sus cimientos. A través del poder político y legislativo (con, por ejemplo, las nuevas leyes que deconstruyen la familia y el matrimonio y especulan sobre la vida humana), del poder financiero (con fondos para el desarrollo condicionados a la adopción de documentos “anti-familia” y “anti-vida”) y especialmente del poder de los medios de comunicación, una ideología relativista se está difundiendo en todas nuestras sociedades contemporáneas.

Libro escrito contra las tesis de Kasper
por once autores, todos ellos obispos
 y arzobispos africanos; entre ellos,
 siete cardenales encabezados por Sarah.
Si nos fiamos del presidente del consejo de las conferencias episcopales europeas, en los países del hemisferio septentrional “la convivencia de hecho es ya la norma”, dato confirmado por los estudios sociológicos. Vivir en una familia cristiana, según los valores del Evangelio, se ha convertido en una situación marginal respecto a la mayoría. Las familias cristianas, en este contexto, son ahora una minoría no sólo numéricamente, sino también sociológicamente. Sufren discriminaciones silenciosas, pero oprimentes e implacables. Todo está contra ellas: los valores dominantes, la presión mediática y cultural, los vínculos financieros, la legislación vigente, etc . Y la propia Iglesia, a través de documentos como los “Lineamenta”, parece que también las estén llevando hacía esa situación.

Si los “Lineamenta” están expresados en el lenguaje que vemos, ¿qué tipo de Iglesia se ocupará de este “pequeño resto”? ¿Quién hará oír la voz misericordiosa del Buen Pastor diciendo repetidamente: “No temas, pequeño grey” (Lc 12, 32)?

¿No hemos encontrado aquí tal vez la verdadera “periferia” de nuestra aldea mundial postmoderna? Esperemos que el próximo sínodo no expulse de la “gruta de Belén” (la Iglesia) a la pequeña familia cristiana que ha encontrado espacio en las fondas de la “Ciudad del rey David” (nuestro mundo globalizado). Las hermosas familias cristianas que están viviendo heroicamente los exigentes valores del Evangelio son hoy las verdaderas periferias de nuestro mundo y de nuestras sociedades, que transcurren la vida como si Dios no existiera.

Además de este “pequeño resto”, hay una segunda categoría que pide en voz alta más atención pastoral. Son las víctimas del sistema postmoderno, que no se dan por vencidas. No se sienten en casa en este mundo sin Dios. Llevan consigo la nostalgia por el calor de la “familia cristiana”, pero sienten que no tienen la fuerza necesaria para volver a ese modo de vida radicalmente evangélico.

Cardenal Sarah
A estas personas les parece que nosotros presentamos hoy una Iglesia rígida, una madre que ya no les entiende y les cierra la puerta en las narices, mientras que otros intentan convencerles de que son juzgados y condenados precisamente por las mismas personas que deberían acogerles y preocuparse por ellos. En lugar de ayudarles a descubrir el horror del pecado y a que pidan ser liberados de él, les ofrecen, sin tener ningún derecho a hacerlo, un tipo de “misericordia” que no tiene otro efecto que dejar que se hundan aún más profundamente en el mal.

Pero estos hermanos y hermanas que han sido realmente heridos por la vida no se dejan engañar. Tienen sed de verdad en sus vidas, no de conmiseración o palabras melifluas. Saben muy bien que son víctimas del sistema globalizado cuyo fin es debilitar y destruir a la Iglesia. No están entre quienes dan voz a las ideologías relativistas que deterioran los cimientos de la doctrina cristiana y anulan la Cruz de Cristo. Se ven a sí mismos como el pecador del que habla San Agustín que, aunque no se asemeja a Dios por haber perdido la impecabilidad, desea por lo menos parecerse a Él en el horror que siente por el pecado. Este, de hecho, es el motivo por el cual no quieren que nadie les impida gritar al cielo: “¿Quién nos dará la salvación?”, “Jesús, hijo de David, ¡ten piedad de mí!”, prometiéndoles en cambio algo que Cristo no ha prometido nunca que daría.

Dios nunca ha cerrado su corazón a estos hermanos y hermanas y tampoco la Iglesia, su sierva, puede hacerlo. Pero, ¿cómo puede asumir la Iglesia un enfoque pastoral de misericordia hacia ellos? Evitando vendar con la comunión sacramental una herida que no ha sido tratada por el sacramento de la reconciliación debidamente recibido.

Si su enfoque pastoral no debe ser la condena, que maltrata a la persona dañada por un herida sangrante, sino más bien la presencia compasiva, entonces la Iglesia no puede hacer creer que ignora la existencia real de las devastaciones causadas por la herida; debe, en cambio, aplicar el bálsamo de su corazón, para que así esta herida pueda ser tratada y vendada en vista de la verdadera sanación.

Esta especie de presencia respetuosa, con el renovado modo de ver las cosas que viene de Dios, nunca llamará “bueno” a algo que es malo o “malo” a algo que es bueno, como recuerda el ritual para la ordenación de los obispos. Se trata de una pastoral de esperanza y de espera, como el padre misericordioso espera al hijo prodigo. Como el Buen Pastor, la Iglesia deberá buscar a los hijos que están lejos, deberá cargarlos sobre sus espaldas, abrazarlos y no volver a lanzarlos sobre las espinas que laceraron sus vidas. Este es el significado de la misericordia pastoral.
__________

El documento surgido tras la primera sesión del sínodo sobre la familia:
Y las líneas de trabajo para la segunda sesión:
__________

*Tomado del libro: “África, nueva patria de Cristo. Contribuciones de pastores africanos al sínodo sobre la familia”. Escrito por once autores, todos ellos obispos y arzobispos africanos; entre ellos, siete cardenales, uno de los cuales es de nuevo Sarah, que firma el primero de los ensayos que es el que arriba reproducimos parcialmente. El prólogo del libro ha sido escrito por el cardenal nigeriano Francis Arinze, predecesor de Sarah a la cabeza de la Congregación para el Culto Divino. Traducción en español de Helena Faccia Serrano. Fuente: Infovaticana.com. "Eran cinco; ahora son diecisiete los cardenales anti-Kasper" por Sandro Magister.

miércoles, 7 de octubre de 2015

¡CON ESTA ARMA VENCEREMOS!


Santo Domingo de Guzmán, realizando un exorcismo a un poseso albigense en presencia de una gran muchedumbre, invocó a la Santísima Virgen para que obligara a los demonios a contestarle a cuál de los santos del cielo temían más y cuál debía ser más amado y honrado por los hombres. Los demonios que invadían al hereje comenzaron a gritar: “¡Oh enemiga nuestra! ¡Oh ruina y confusión nuestra! ¿Por qué viniste del cielo a atormentarnos en forma tan cruel? ¿Será preciso que por ti, ¡oh abogada de los pecadores, a quienes evitas el infierno; oh camino seguro del cielo!, seamos obligados –a pesar nuestro– a confesar delante de todos lo que es causa de nuestra confusión y ruina? ¡Ay de nosotros! ¡Maldición a nuestros príncipes de las tinieblas!”. “¡Oíd, pues, cristianos! Esta Madre de Cristo es omnipotente y puede impedir que sus siervos caigan en el infierno. Ella, como un sol, disipa las tinieblas de nuestras astutas maquinaciones. Descubre nuestras intrigas, rompe nuestras redes y reduce a la inutilidad todas nuestras tentaciones. Nos vemos obligados a confesar que ninguno que persevere en su servicio se condena con nosotros”.

“Un solo suspiro que ella presente a la Santísima Trinidad vale más que todas las oraciones, votos y deseos de todos los santos. La tememos más que a todos los bienaventurados juntos y nada podemos contra sus fieles servidores”.

De igual manera los malignos confesaron que muchos cristianos que la invocan al morir y que deberían condenarse, según las leyes ordinarias, se salvan gracias a su intercesión. Aseguraron que si la Madre de Dios "no se hubiera opuesto a nuestros designios y esfuerzos, ¡hace tiempo habríamos derribado y destruido a la Iglesia y precipitado en el error y la infidelidad a todas sus jerarquías!”. Luego añadieron que “nadie que persevere en el rezo del Rosario se condenará. Porque ella obtiene para sus fieles devotos la verdadera contrición de los pecados, para que los confiesen y alcancen el perdón e indulgencia de ellos”.

Promesas del Rosario dadas por la Santísima Virgen al Beato Alano de La Roche:

1. Aquellos que recen con enorme fe el Rosario recibirán gracias especiales.

2. Prometo mi protección y las gracias mas grandes a aquellos que recen el Rosario.

3. El Rosario es una arma poderosa para no ir al infierno: destruye los vicios, disminuye los pecados y nos defiende de las herejías.

4. Se otorgará la virtud y las buenas obras abundarán, se otorgará la piedad de Dios para las almas, rescatará a los corazones de la gente de su amor terrenal y vanidades, y los elevará en su deseo por las cosas eternas. Las mismas almas se santificarán por este medio.

5. El alma que se encomiende a mi en el Rosario no perecerá.

6. Quien rece el Rosario devotamente, y lleve los misterios como testimonio de vida no conocerá la desdicha. Dios no lo castigará en su justicia, no tendrá una muerte violenta, y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios, y tendrá la recompensa de la vida eterna.

7. Aquel que sea verdadero devoto del Rosario no perecerá sin los Sagrados Sacramentos.

8. Aquellos que recen con mucha fe el Santo Rosario en vida y en la hora de su muerte encontrarán la luz de Dios y la plenitud de su gracia, en la hora de la muerte participarán en el paraíso por los méritos de los Santos.

9. Libraré del purgatorio a a quienes recen el Rosario devotamente.

10. Los niños devotos al Rosario merecerán un alto grado de Gloria en el cielo.

11. Obtendrán todo lo que me pidan mediante el Rosario*.

12. Aquellos que propaguen mi Rosario serán asistidos por mí en sus necesidades.

13. Mi hijo me ha concedido que todo aquel que se encomiende a mi al rezar el Rosario tendrá como intercesores a toda la corte celestial en vida y a la hora de la muerte.

14. Son mis niños aquellos que recitan el Rosario, y hermanos y hermanas de mi único hijo, Jesus Cristo.

15.- La devoción al santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación a la gloria.

 * Siempre que convenga a sus almas. 
Fuentes: 1 y 2