domingo, 31 de enero de 2016

LA ABOMINACIÓN DE LA DESOLACIÓN EN ROMA

SACRILEGIO EN EL VATICANO

El Concilio de Florencia decreta que la Iglesia: "Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia Católica, no sólo paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse participe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles [Mt. 25, 41], a no ser que antes de su muerte se uniere con ella*; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia, que SÓLO A QUIENES EN ÉL PERMANECEN LES APROVECHAN PARA SU SALVACIÓN LOS SACRAMENTOS y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia Católica." (Denz 714).

Antes de referirnos a esta noticia, como es nuestra costumbre en estos casos, hemos esperado el tiempo suficiente para cualquier aclaración de la Santa Sede o cualquier condenación del Papa a los gravísimos sucesos ocurridos en el mismo Vaticano y que aquí señalaremos. Lamentablemente no hubo ni una cosa ni la otra por parte de quienes deberían haberlo hecho. Solo el director del Centro de Información de la diócesis de Helsinki (Finlandia) ha emitido un comunicado en el que recuerda que solo los católicos en estado de gracia pueden recibir el sacramento católico de la Eucaristía y en el que, además, señala que "no todas las personas que reparten la Comunión conocen cada punto de la enseñanza y la práctica de la Iglesia y es posible que se cometan errores", refiriéndose a lo sucedido en el Vaticano.

¿Y qué es lo que ocurrió en el Vaticano?

A un grupo de luteranos finlandeses se les ofreció la Santa Comunión por parte de sacerdote(s) católico(s) en una misa celebrada en el Vaticano tras una reunión de aquellos con el papa Francisco. Después de la audiencia papal, la delegación estuvo presente en una celebración de la misa católica. De acuerdo con el "obispo" luterano (recuérdese que realmente no son obispos, sino personas común y corrientes, pues no tienen sucesión apostólica), Samuel Salmi, que estaba presente en el momento de la comunión, los no católicos colocaron la mano derecha sobre el hombro izquierdo, una forma tradicional que indica que ellos no cumplían los requisitos para recibir la Eucaristía (ser católicos, tener la fe católica en la Eucaristía y estar en gracia santificante, confesados). Sin embargo, el sacerdote o los sacerdotes que celebraban insistieron en que la recibieran y los luteranos accedieron a ello.
Grupo luterano en Roma encabezado por Samuel Salmi

Es decir que los mismos sacerdotes católicos forzaron a comulgar el Cuerpo de Cristo a quienes no solo no pertenecen a la Iglesia Católica, sino que tampoco creen en la presencia real de Cristo en la Sagrada Eucaristía y niegan la transubstanciación. Además, se les eximió de una condición que tiene todo católico al comulgar (pues de lo contrario comete sacrilegio): el estado de gracia conservado tras la última confesión bien hecha, pues los luteranos no creen ni practican el sacramento de la Penitencia.


El "obispo" luterano Samuel Salmi dijo al periódico Kotimaa 24 que tras la insistencia del o los celebrantes (no especifica el número) "yo mismo acepté [la Sagrada Comunión]" y considera el hecho -al igual que los modernistas- como un "avance ecuménico". Salmi estaba de visita en el Vaticano como la cabeza de una delegación que incluyó un coro de jóvenes que se llevó al Vaticano (ver foto).


Los ministros católicos administran los sacramentos lícitamente sólo a los fieles católicos

La Iglesia Católica enseña que SÓLO A QUIENES PERMANECEN EN EL CUERPO DE LA IGLESIA LES APROVECHAN PARA SU SALVACIÓN LOS SACRAMENTOS (Concilio de Florencia. Denz. 714). Además que se requiere la fe en lo que se está recibiendo y los luteranos no creen que Cristo esté realmente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en la hostia consagrada, pues niegan la transubstanciación. ¿Por qué se les invita a recibir en lo que no creen y a cometer semejante sacrilegio? Aunado a que no habían tampoco acudido al sacramento de la Confesión en el que, por supuesto, tampoco creen. Con esto se provocó la abominación de la desolación en el corazón mismo de la Iglesia.

No pueden tampoco invocar -para tratar de justificar lo sucedido- la rendija que lamentablemente se abrió en el pontificado de Pablo VI en casos "extraordinarios" (para ciertos no católicos, principalmente ortodoxos, que sí crean en la presencia real y en condiciones muy particulares y precisas) que también contraviene al Concilio de Florencia y a lo dicho y hecho por la Iglesia durante dos mil años, rendija que fue atinadamente rechazada mayoritariamente por los mismos ortodoxos (no católicos). Toda puerta entreabierta al error termina abriéndose totalmente como ahora ha sucedido. Es la dialéctica propia del error. 

Tampoco pueden invocar la sola fe, porque en principio no la tienen en la Presencia Real y si la tuviesen se les aplica lo dicho por el Concilio dogmático de Trento: "Si alguno dijere que la sola fe es preparación suficiente para recibir el sacramento de la santísima Eucaristía, sea anatema."

Y es ese mismo Concilio el que recuerda que "a quienes grave la conciencia de pecado mortal, por muy contritos que se consideren, deben necesariamente hacer previa confesión sacramental", pues de lo contrario lo recibirán "indignamente y, por ende, para muerte y condenación" y que quien pertinazmente sostenga lo contrario queda excomulgado. De hecho el sacrosanto Concilio está recordando la doctrina establecida en la Palabra de Dios explicada por san Pablo. En la Primera Carta del Apóstol a los Corintios leemos: "De modo que quien comiere el pan o bebiere el cáliz del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor...Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación." (11, 27-29).

Luego si los luteranos no creen en el sacramento de la Penitencia, se les eximió de una ley que se le impone a todo a quien comulga. ¿O van inventar que un no católico está exento de lo que se exige al católico? Sería entonces mejor la condición del no católico, lo que es absurdo. Además el Concilio Trento enseña dogmáticamente: "Si alguno dijere que la confesión sacramental o no fue instituida o no es necesaria para la salvación por derecho divino...sea anatema"(Denz. 916). Y que "Si alguno dijere que para la remisión de los pecados en el sacramento de la penitencia no es necesario de derecho divino confesar TODOS y CADA UNO de los pecados mortales de que con debida y diligente premeditación se tenga memoria, aun los ocultos... y las circunstancias que cambian la especie de pecado...sea anatema" (Denz. 917).

Una semana ha pasado y la Santa Sede no ha dicho nada sobre este gravísimo sacrilegio en el corazón mismo de la Iglesia ni sancionado a quien o quienes lo propiciaron. Increíble. El mundo debió haber crugido y haberse cimbrado ante tan bárbara profanación del Cuerpo de Cristo entregado sacrílegamente; sin embargo, fuera de las declaraciones de diócesis de Helsinki, nada se dijo oficialmente ni nadie fue recriminado ni severamente sancionado. ¡¿Por qué?!

La ingenua disculpa de la diócesis de Helsinki diciendo que "no todas las personas que reparten la Comunión conocen cada punto de la enseñanza y la práctica de la Iglesia y es posible que se cometan errores", es absurdano disculpa nada.

Mucha razón tuvo el P. Amorth al decir: "El humo de Satanás ha entrado a todas partes. ¡A todas partes! Quizá fuimos excluidos de la audiencia del Papa, porque tenían miedo de que tantos exorcistas consiguieran expulsar a las legiones de demonios que se han instalado en el Vaticano" (Ver cita AQUÍ).

En realidad, no parece existir mucha diferencia de fondo entre este "regalo" y el que Judas hizo a los Sumos Pontífices; regalo que deshonró a otorgante y receptores. En el caso de la comunión sacrílega, los otorgantes hicieron comer su propio juicio a los receptores, mismos que aceptaron el regalo no creyendo en él y sabiéndose indignos, como ellos inicialmete lo reconocieron.

Todo esto nos hace recordar las gravísimas palabras de Cristo: "Pero cuando vuelva el Hijo del hombre, ¿hallará por ventura fe sobre la tierra?" (Lc. XVIII, 8).

¡Perdónanos por estas ofensas y sacrilegios, y ven pronto, Señor!

*Nota: Recuérdese que hay casos extraordinarios (ignorancia invencible) de quienes pertenecen al alma de la Iglesia y por medio de Ella pudieran llegar a salvarse (para ver cuándo esto sucede y lo que enseña la doctrina de la Iglesia al respecto,  haz clic AQUÍ).

jueves, 28 de enero de 2016

CONTRICIÓN Y PROPÓSITO DE ENMIENDA: INDISPENSABLES PARA LA VALIDEZ DE LA CONFESIÓN



Discípulo. — Padre, ¿es cosa importante tener dolor de los pecados?

Maestro. — El dolor de los pecados (arrepentimiento sincero de haber ofendido a Dios) es cosa no sólo importantísima, sino absolutamente indispensable para toda buena confesión. Sin él es imposible que exista el sacramento. No es posible que exista el sacramento de la Penitencia sin el dolor.

D. — Entonces, ¿todos aquéllos que ponen su preocupación en examinar los pecados, y se cuidan poco en excitarse al dolor, hacen buena confesión?

M. — Todos esos hacen confesión sacrílega o nula: sacrílega si advierten la propia falta de dolor; nula si no atienden a ello. Sin embargo, la buena voluntad que tiene de confesarse bien y la diligencia con que hacen el examen incluyen por lo general el dolor, por lo que no hay que inquietarse.

D. — ¿Qué hay que hacer para excitarse al dolor de los pecados?

M. — Debemos dar una mirada al infierno que hemos merecido con nuestros pecados, al Paraíso que por ellos hemos perdido. Miremos al Crucifijo, consideremos cómo Jesucristo agoniza y muere por nuestros pecados.

Pensemos que Dios es todo y nosotros nada; que podría abandonarnos de un momento a otro. Que muchos otros más jóvenes que nosotros... están en el infierno y que si nosotros estamos aún aquí, es porque Él nos ama y porque ha querido usar de su misericordia con nosotros...

D. — Padre, ¿de cuántas clases puede ser el dolor?

M. — Puede ser de dos clases: 

1) DOLOR PERFECTO, llamado también CONTRICIÓN (o contrición perfecta), y 

2) DOLOR IMPERFECTO, por otro nombre: ATRICIÓN (o contrición imperfecta). 

Quien se arrepiente de los pecados por solo temor de los castigos que pueden sobrevenir en ésta o en la otra vida, o sea movido por un amor interesado, ése tiene sólo atrición: ese dolor es moneda legal, más sólo de cobre. Por el contrario, quien se arrepiente por haber ofendido a Dios, nuestro Padre, o sea, movido de verdadero temor filial, ése tiene contrición perfecta, que es moneda de oro.

D. — ¿Es importante tener contrición perfecta?

M. — Importantísimo, porque ella, unida al propósito de no pecar más y de confesarse cuando le sea posible, obtiene inmediatamente, aun antes de confesarse, la remisión de los pecados y si uno muriese en ese estado se salvaría.

D. — ¿Y se puede comulgar sin confesarse, con sólo la contrición?

M. — Para comulgar se necesita necesariamente confesarse antes.

D. — Padre, ¿y si uno después cambia de propósito y no se confiesa, reviven aquellos pecados?

M. — No, el pecado perdonado no revive más, pero ese tal se haría reo de una grave omisión, de la que siempre se haría responsable. De consiguiente, siempre que por desgracia te ocurra haber cometido un pecado mortal, haz inmediatamente un acto de contrición perfecta, con el propósito de confesarte lo más pronto posible, a fin de tranquilizar tu conciencia.

D. — Padre ¿es necesario sentir el dolor de los pecados?

M. — No, no es necesario sentir ese dolor, como se siente el dolor de cabeza, el dolor de muelas; basta tenerlo de corazón (no es un dolor físico)...

D. —  ¿Y qué cosa es el propósito (de enmienda)?

M. — Es la voluntad resuelta de no pecar más y de evitar las ocasiones (de pecar). Es una consecuencia del dolor; pues es imposible concebir un verdadero dolor de los pecados sin que al mismo tiempo se tenga la resolución de no cometerlos más (y de no volver a ponerse innecesariamente en peligro próximo de ofender gravemente a Dios).

D. — ¿Cómo debe ser el propósito (de enmienda)?

M. — Debe ser eficaz, es decir de apartarse absolutamente, cueste lo que costare del pecado, dispuesto a perderlo todo antes que volverlos a cometer, y esto sin pretextos, sin equívocas o poco honestas intenciones... 

Confesarse y no enmendarse es el camino más seguro para condenarse(1).

D. — ¿De qué manera podremos perseverar en el propósito?

M. —1° Con no fiarnos mucho de nuestras fuerzas, sino pedir constantemente a Dios el auxilio de su gracia (y, a la vez, evitando las innecesarias ocasiones próximas de pecado mortal).

2° Imponiéndose (uno mismo) alguna penitencia cada vez que se cae en el pecado, la cual, al mismo tiempo que servirá para expiar en parte el pecado cometido, servirá también para hacernos más vigilantes en lo sucesivo.

3° Volviendo a confesarse cuanto antes se pueda, a fin de vencer al demonio y conseguir más fácilmente victoria en adelante... Nosotros estamos en continua lucha con el enemigo infernal, que siempre, de mil maneras y con todo género de pecados, nos tienta e inclina al mal. ¿Queremos salir siempre victoriosos? El remedio es infalible. Ahí está la panacea infalible y maravillosa: la confesión bien hecha y frecuente. Con ella no tendrá el demonio ningún poder sobre nosotros.

D. — Padre, ¿y aquéllos que siempre andan prometiendo y nunca cumplen lo prometido?

M. — Esos son pobres desgraciados que ciertamente acabarán mal, porque de Dios nadie se burla... De los que dicen que quieren enmendarse y no se enmiendan, está lleno el infierno(2).

D. — ¿Y aquéllos que dicen: no puedo, no puedo?

M. — Esos son todavía más desgraciados, es signo cierto de que son ya esclavos de las más vergonzosas pasiones.

D. — Me parece que si de veras se quiere, siempre se puede, ¿no es verdad, Padre?

M. — Sí, porque Dios nunca niega su gracia a quien la busca de corazón, y porque es muy grande el poder de nuestra voluntad(3).

D. — Así, pues, Padre, ¿de nada sirven las confesiones y las absoluciones sin el propósito firme y eficaz de evitar el pecado y las ocasiones próximas de pecar(4)?

M. — De nada sirven, porque aun cuando el confesor dijere cien veces: yo te absuelvo, Jesucristo, que lee en el corazón, diría otras cien: y yo te condeno.....

D. —Es, pues, muy cierto, el proverbio, que dice: Confesarse, ¿a qué conduce si la enmienda no produce?


CONFESAOS BIEN

Pbro. Luis José Chiavarino
_________________________________

NOTAS:

(1) EJEMPLO DE QUIEN NO TIENE UN VERDADERO PROPÓSITO DE ENMIENDA:

 Una joven se estaba confesando y cuando recibió la absolución, antes de marcharse pregunta al confesor:
— Padre, ¿puedo comulgar esta mañana?
— Sí, puede comulgar, y no sólo hoy sino mañana y en adelante, todos los días...
— ¡Ah, mañana no podré, porque esta noche estoy invitada al baile (que por el tipo del mismo tendré ocasiones próximas de pecado) y no puedo faltar!
— ¿Al baile ha dicho? Pero si acaba de prometer a Jesús no volver a ofender más y evitar las ocasiones de ofenderle...
— Padre, yo lo he prometido, pero con respecto a lo pasado, más no para lo venidero.
Eso es: muchas veces se promete por el pasado, o sea, no se promete nada; y así siempre se está al principio: confesiones y pecados, pecados y confesiones; pero confesarse y no enmendarse es el camino más seguro para condenarse.

(2) De mucho tiempo atrás una madre amorosa y muy temerosa de Dios, exhorta a su hijo, díscolo y vicioso, a mudar de vida. Este le prometía siempre, pero eran promesas de viento. Una víspera de Carnaval, la madre, más con lágrimas que con palabras, le conjuraba a que se convirtiera; él le dijo: “Bueno, estoy resuelto a seguir tus consejos, también estoy avergonzado y cansado de mi mala vida; ten paciencia por estos tres días de Carnaval, y después haré penitencia”. El desgraciado joven pensaba en esta forma pactar con Dios, preparándose con nuevos pecados a convertirse y confesarse. Más de Dios no se burla nadie. Pasó, los tres días en desarreglos y extravíos. El martes a las altas horas de la noche volvía a casa agotado por el prolongado baile, y pocos instantes después se sintió un estrépito en su cuarto; entraron apresuradamente los familiares y lo encontraron extendido sobre el pavimento, sofocado por un derrame de sangre. Así acabaron sus proyectos de conversión y sus falaces propósitos.

(3) Te lo pruebo con el siguiente hecho histórico:

El general Cambronne, muerto en el 1842, combatiendo como héroe en Waterloo, cuando aún era simple soldado, tomado del vino le dio un bofetón a su capitán. Juzgado por el Consejo de Guerra, fue condenado a muerte. El coronel, que sabía que era bravo soldado, se interpuso en su favor y le obtuvo la gracia; mas haciéndole venir ante él, quiso que le prometiera no emborracharse más. Cambronne le dijo: “Coronel a vos debo la vida, es muy poco lo que me pedís; así, para que mi propósito sea eficaz, juro que jamás probaré ni vino ni licor”. Pasaron veintidós años, había llegado a general, habiendo acompañado a Napoleón desde Canes hasta París, fue invitado a comer por su coronel, entonces, ya retirado. Aceptó, más durante toda la comida no probó el vino. El coronel, que todo había olvidado ya, le preguntó el porqué de no tomar vino, Cambronne entonces le recordó el hecho de hacía veintidós años y le manifestó la entera fidelidad con que había mantenido su juramento.

¡Oh, si en el propósito de la confesión se imitase la fidelidad de Cambronne! Y si se cumplen los juramentos hechos a los hombres, ¿por qué no se han de cumplir los que se hacen con Dios?

(4) Ponerse innecesariamente en ocasión próxima de pecar mortalmente ya constituye en sí mismo un pecado mortal. Quien por su profesión (por ejemplo, un ginecólogo) tiene necesidad de exponerse a las ocasiones de pecado, puede hacerlo pero debe tener el firme propósito de luchar contra las tentaciones (por ejemplo, auxiliándose de la oración mental o una jaculatoria durante las mismas) y evitar las caídas.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER TODOS LOS CINCO PASOS NECESARIOS PARA REALIZAR UNA BUENA CONFESIÓN:
 http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

miércoles, 27 de enero de 2016

¡OTRA VEZ LA SCJN!: DECLARA INCONSTITUCIONAL LA DEFINICIÓN DE MATRIMONIO ENTRE HOMBRE Y MUJER EN EL CÓDIGO DE JALISCO

  • ¿EN VERDAD, LA PATRIA ES PRIMERO?
  • YA SE ESPERABA ESTA RESOLUCIÓN IDEOLÓGICA QUE VIOLA EL DERECHO NATURAL
  • HASTA LOS MÁS JACOBINOS LIBERALES DEL SIGLO XIX SE HUBIERAN ESCANDALIZADO DE UNA RESOLUCIÓN COMO ÉSTA CONTRA LA FAMILIA NATURAL
Se manifestaron a favor de a familia frente a la SCJN. Hace algunos meses la capital de Jalisco se volcó en defensa del orden natural.

La SCJN se ha avocado de lleno a defender las peores causas

La Suprema Corte de Justicia invalidó ayer, con efectos generales, la definición tradicional del matrimonio en el Estado de Jalisco, con lo que legalizó las (dizque) bodas entre parejas del mismo sexo en esa entidad.

Es la primera vez que la Corte impone a un Estado la obligación de casar a parejas homosexuales, pues, si bien desde 2012 había otorgado amparos contra varios códigos civiles locales, dichas sentencias sólo beneficiaron a quienes litigaron, pero no se ha cambiado la definición legal del matrimonio.

Por unanimidad, el pleno de la Corte invalidó porciones de los artículo 258, 260 y 267 Bis del código civil de Jalisco por considerar que la exclusión de parejas del mismo sexo es (dizque) discriminatoria y atenta contra el artículo primero de la Constitución, entre otras razones.

Una vez que la Corte notifique su sentencia al Congreso de Jalisco, la nueva redacción del Código será la siguiente:

"El matrimonio es una institución de carácter público e interés social, por medio de la cual...deciden compartir un estado de vida para la búsqueda de su realización personal y la fundación de una familia".

Si el Congreso intenta alguna reforma para evadir este fallo de la Corte, los funcionarios responsables se expondrían incluso a sanciones penales.

¡DE NUEVO!
La unanimidad en el pleno podría llevar, en los siguientes meses y años, a que la Corte legalice este tipo de (dizque) matrimonios en otros Estados por medio de la figura de la declaratoria general de inconstitucionalidad.

Hasta antes de este fallo, la Ciudad de México era la única entidad del País que permitía el matrimonio entre homosexuales.

APROVECHAN REFORMA

El fallo de la Corte se dio después de la acción de inconstitucionalidad promovida por la CNDH, que aprovechó una reforma de abril de 2015 al artículo 260 del Código Civil de Jalisco en la que el Congreso local reiteró la definición de matrimonio, aparentemente sin darse cuenta que con ello abrió el plazo de 30 días para una impugnación ante el máximo tribunal.

"(La definición tradicional) atenta contra la autodeterminación de las personas y contra el derecho al libre desarrollo de la personalidad y, de manera implícita genera una violación al principio de igualdad, porque se da un trato diferenciado a parejas homoparentales respecto de las parejas heterosexuales, al excluir de la posibilidad de contraer matrimonio a personas del mismo sexo", dice la sentencia elaborada por el Ministro José Ramón Cossío.




FUENTE: Víctor Fuentes de REFORMA. Títulos y paréntesis de Catolicidad.

martes, 26 de enero de 2016

PIDEN CÁRCEL PARA EL QUE DESTAPÓ EL TRÁFICO DE BEBÉS ABORTADOS Y NO PARA LOS TRAFICANTES

AL ESCÁNDALO DE PLANNED PARENTHOOD EN EEUU SE AÑADE UNA BURLA A LA JUSTICIA


Mar 26·1·2016 Durante meses, The Center for Medical Progress estuvo publicando vídeos grabados con cámara oculta que demuestran la venta de órganos de bebés abortados por Planned Parenthood. A causa del enorme escándalo que se generó en EEUU -un escándalo que, sin embargo, ha ocultado la mayoría de los medios españoles-, en octubre Cecile Richards, CEO de ese lobby abortista, anunció que dejaría de cobrar por la venta de órganos de bebés abortados, lo que implicaba reconocer que la comisión un delito federal penado con 10 años de cárcel. Ante las pruebas irrefutables de las prácticas delictivas de Planned Parenthood, a mediados de octubre el Estado de Texas le retiraba sus fondos. “La espantosa recolección de partes de cuerpos de bebés de Planned Parenthood no será permitida en Texas, y las prácticas brutales deben llegar a su fin”, declaró Gregory Abbott, el gobernador del Estado. En diciembre el Senado de EEUU aprobaba retirar los fondos federales a ese lobby, una cantidad astronómica de dinero pagado por el contribuyente que se elevó a 528 millones de dólares en 2013, un año después de que Planned Parenthood apoyase la reelección de Obama con 1,4 millones, un caso descarado de clientelismo político. El pasado 6 de enero la Cámara de Representantes aprobaba también la retirada de fondos, una medida vetada por Obama tres días después, saliendo en auxilio de los financiadores de su reelección.
El mundo al revés: acusan del tráfico de órganos al que lo denunció
A pesar de las pruebas contundentes contra el lobby abortista, y según informa LifeSiteNews hace dos horas, ayer el gran jurado que investiga el caso de venta de órganos ha decidido exculpar a Planned Parenthood y pedir entre 2 y 20 años de cárcel para David Daleiden, director de The Center for Medical Progress, principal responsable de la publicación de los vídeos que han permitido destapar la venta de órganos de bebés abortados. Según Univisión, le acusan de un delito grave por haber modificado un documento oficial, sin especificar cuál. También le acusan de un delito menor por “prohibición de compra y venta de órganos humanos”, que es precisamente de lo que Daleiden acusaba al lobby abortista, con pruebas irrefutables. Los mismos cargos han sido presentados, además, contra Sandra Merritt, que en los vídeos se hizo pasar por una persona interesada en comprar los órganos de bebés abortados que vendía Planned Parenthood, a fin de destapar este mercado criminal. El gobernador de Texas, Greg Abbott, ya ha anunciado que esta absurda decisión judicial no afectará a la investigación que mantiene abierta el Estado contra Planned Parenthood: “El estado de Texas continuará protegiendo la vida, y seguirá respaldando la legislación que prohíbe la venta o transferencia de tejido fetal”.
Planned Parenthood ya quedó impune del encubrimiento de violadores
Hay que recordar que en el verano de 2014 varios abortorios de Planned Parenthood fueron acusados, también con pruebas, de amparar abusos sexuales a menores, que fueron sometidas a abortos sin que los abortorios que los perpetraron reportasen a las autoridades las violaciones sufridas por las chicas, en contra de lo que marcan las leyes. En algunos casos esto supuso que los abusos continuasen. En un centro de Planned Parenthood de California la niña incluso llegó acompañada del hombre que abusaba de ella. La falta de reporte a las autoridades por parte del abortorio permitió al violador seguir abusando de la niña durante siete meses más. Hasta ahora,estas ilegalidades le han salido gratis al lobby abortista, que como se ve cuenta con buenos padrinos políticos y judiciales para evitar tener que sentarse en el banquillo de los acusados.
El colofón a un claro caso de corrupción política y judicial
En febrero de 2014 os comentaba aquí que devaluar la vida humana es lanzarse por una pendiente resbaladiza hacia la tiranía. Cuando la ley desprotege la vida humana y, además, convierte en “derecho” el acto de matar a los hijos por nacer, se ha dado un paso hacia un estado de corrupción política que acaba contagiando distintos ámbitos de la sociedad, incluido el judicial. Lo que está ocurriendo en Estados Unidos es una clara prueba de ello. El gobierno federal financia con dinero público, pagado por todos, a tipos sin escrúpulos que se lucran matando a los más débiles e indefensos en abortorios, unos tipos que se han cuidado de financiar con cantidades millonarias la reelección del presidente que más podía beneficiarles (ante el final del mandato de Obama, Planned Parenthood decía hace diez días que “necesitamos a Hillary Clinton en la Casa Blanca”, pues Clinton es una conocida simpatizante de ese lobby). Y cuando salta un escándalo y se publican pruebas claras de la actuación delictiva de ese lobby, un órgano judicial sale en su auxilio y el que acaba acusado es el que denunció el delito. Es el colmo de la burla a la Justicia y al Derecho, una burla que ha sido la nota característica del mandato de Obama, que ha ido traicionando uno tras otro los principios fundadores de los Estados Unidos en aras de un proyecto de ingeniería social que recuerda, peligrosamente, al desarrollado por Zapatero en España.
(Foto: The Daily Beast Fuente: Outono.net) 

sábado, 23 de enero de 2016

PLANNED PARENTHOOD FINANCIA CON 20 MILLONES DE DÓLARES LA CAMPAÑA DE LA ABORTISTA HILLARY CLINTON

DIOS LAS CRÍA Y ELLAS SE JUNTAN

Hillary Clinton, favorita para las primarias del Partido Demócrata, asegura que defenderá siempre a Planned Parenthood y afirma que “debe ser financiada, apoyada y protegida”.

Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood, apoya la candidatura presidencial de Hilary Clinton/ Wikipedia

Actuall. Beatriz De la Rosa - 18/01/2016.  Planned Parenthood ha decidido donar hasta 20 millones de dólares a la campaña de la candidata a las primarias demócratas en Estados Unidos, Hillary Clinton. Según informa The New York Times, es la primera vez que este multimillonario negocio del aborto apoya de forma oficial a un candidato a la presidencia. Sin embargo, el vínculo entre la presidenta de la clínica, Cecile Richars, y la política era ya muy estrecho pues en los últimos meses se han producido un cruce declaraciones elogiosas entre ambas.

Durante un mitin en New Hampshire, Clinton aceptó el apoyo de Planned Parenthood e hizo público la millonaria donación del gigante abortista a su campaña. Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood, fue la encargada de presentar en el mitin a Hillary Clinton, donde se refirió a la líder demócrata como “la futura presidenta de los Estados Unidos” y aseguró que “Clinton representa todo lo que Planned Parenthood ha creído y luchado en los últimos cien años”.


Richards ha visto un apoyo en Clinton a quien califica de “amiga y luchadora”. Por su parte, la candidata demócrata, ha agradecido este apoyo económico y ha prometido que defenderá siempre a Planned Parenthood y asegura que “lo diré siempre con firmeza y orgullo”.

Según Hillary Clinton, la clínica abortista más grande es Estados Unidos “debe ser financiada, apoyada y protegida”. Afirma además que como presidenta “les cubriré siempre las espaldas”.

Richards teme a los republicanos

Planned Parenthood se ha apresurado a apoyar a la candidata demócrata después del escándalo en el que la presidenta de Planned Parenthood se ha visto envuelta, tras la publicación de los 10 videos tomados con cámara oculta donde se muestra a directivos y trabajadores de Planned Parenthood reconocer que la organización vende los órganos de los fetos abortados para obtener beneficios económicos.

Además, Cecile Richards expresó su temor a que la llegada de los republicanos a la Casa Blanca pudiera acabar con “los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”. Este temor se basa en los intentos del Partido Republicano de acabar con la financiación pública de 500 millones de dólares que recibe actualmente del gobierno estadounidense.

Tras conocerse que Planned Parenthood financiará con 20 millones de dólares a la candidata demócrata, varias organizaciones provida han denunciado que esa cuantía pueda proceder de los beneficios de la venta de órganos.


FUENTE: HAZ CLIC AQUÍ
Igualmente, este apoyo a Clinton llega después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama (también del Partido Demócrata), vetara el proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes para retirar los fondos federales a la organización (Ver AQUÍ). Obama justificó su veto con el apoyo a Planned Parenthood y su labor en favor de “los derechos y la salud de las mujeres”.

Las organizaciones provida y el Partido Republicano han expresado su voluntad de seguir trabajando para que la financiación pública al gigante del aborto sea retirada de inmediato.

martes, 19 de enero de 2016

INDIFERENTISMO RELIGIOSO Y ATEÍSMO: LA MISMA COSA

En un post anterior (ver AQUÍ) hemos analizado detalladamente el polémico video del papa Francisco. Veamos ahora que dice el Magisterio de la Iglesia, a través de la enseñanza de S.S. León XIII, acerca del indiferentismo religioso:



lunes, 18 de enero de 2016

sábado, 16 de enero de 2016

EL EXAMEN DE CONCIENCIA PARA LA CONFESIÓN


Es el sacramento más fácil de recibir, al alcance de todos y que no requiere condiciones difíciles. De modo que todo aquel que tenga simplemente la buena voluntad de confesarse bien, siempre conseguirá su objeto. Aquéllos, pues, que tienen gran temor de confesarse mal, por este mismo temor, son los que mejor se confiesan.

Discípulo. — ¿Debemos rogar antes de confesarnos?

Maestro. —Siendo de fe que sin la ayuda de la gracia no podemos confesarnos bien, esta ayuda la debemos pedir con la oración, y así debemos:

1) Reavivar la fe en este sacramento, que es el medio más principal de santificación.
2) Dar rendidas gracias a Jesús, que ha querido hacernos tan gran regalo, a costa de su pasión y muerte.
3) Encomendarnos a nuestra buena madre María Santísima, refugio de pecadores, a nuestra Ángel Custodio, a las almas del Purgatorio; luego se hace el examen de conciencia.

D. — ¡Ah! Padre, aquí empiezan mis inquietudes. Yo no soy capaz de hacer el examen de conciencia... No recuerdo los pecados, o bien se me olvidan a los pies del confesor.

M. —Despacio, amigo, despacio, no enturbiemos el agua con el desmedido afán. Con miedo nunca se conseguirá hacer nada de bueno; si, por el contrario, procuramos obrar con calma y confianza en Dios, ciertamente conseguiremos lo que deseamos. Hagamos nosotros lo que está de nuestra parte, qué lo demás lo suplirá el Señor. Ordinariamente. Él queda más satisfecho, cuanto menos satisfechos quedamos nosotros.

Es obligatorio un examen serio (profundo) y diligente:

1) Para aquellos que cometen pecados mortales.
2) Para los que se confiesan raras veces.
3) Para los que desde algún tiempo no se han confesado bien.

Todos esos deben acusarse de los pecados, graves, de las circunstancias que cambian la especie del pecado, y también el número de los pecados, y claro está que deben anticipadamente examinar con seriedad y cuidado su conciencia.

D. — ¿Cómo debe procederse para hacer bien el examen?

M. —Para hacer bien el examen, hay que ir considerando uno por uno los mandamientos de Dios y de la Iglesia, juntamente con las obligaciones del propio estado; examinándonos sobre cada uno si hemos faltado contra y cuántas veces, en pensamientos, palabras, obras y omisiones, teniendo muy en cuenta la pasión dominante y la causa generadora de nuestras faltas más ordinarias.

Se deberá notar en el primer mandamiento, si se ha faltado contra la fe en cualquiera de las verdades de nuestra religión sacrosanta; si se han proferido palabras o escuchado; leído libros, diarios o periódicos contrarios a la religión; si se han cometido sacrilegios, ya confesándose mal o haciendo malas comuniones, ya despreciando las cosas o personas sagradas; si se ha dado a prácticas supersticiosas o participando en actos espiritistas.

En, el segundo mandamiento, si se han blasfemado los santos nombres de Dios, de la Virgen Santísima, de los Santos o cosas sagradas, si se han hecho juramentos falsos o ilícitos.

En el tercer mandamiento, si no se ha oído debidamente la Santa Misa los Domingos y días de guardar; si de propósito no se ha ido al catecismo o al sermón: si se ha trabajado en obras serviles, o si se han profanado los días festivos en diversiones ilícitas o peligrosas, frecuentando la crápula, o pasando el día en tabernas, hosterías o sitios peligrosos.

En el cuarto mandamiento, si se ha faltado al respeto a los padres o superiores, de palabra o de obra, si se les ha insultado; si se ha atrevido a levantar la mano contra ellos; si por la mala conducta se les ha hecho llorar.

En el quinto mandamiento, si se ha herido gravemente a alguno; si se tiene odio a alguna persona: si se ha jurado vengarse; si se han lanzado imprecaciones o maldiciones; si se ha dado escándalo, es decir, si con palabras o acciones se ha inducido a otros a pecar.

En el sexto y noveno mandamiento, si se han tenido pensamientos o deseos contrarios a la castidad y si se han consentido o sido negligente en desecharlos, si se han tenido u oído conversaciones escandalosas o leído libros obscenos; si se han cometido actos torpes o impuros, y si fue sólo o bien con otros y de qué naturaleza, de qué género y de qué condición eran los compañeros de tales actos; ya que estas circunstancias cambian la malicia del pecado, y si se es reincidente o bien habituado a ellos; si se han frecuentado bailes o espectáculos deshonestos.

En el séptimo y décimo mandamiento, si se ha robado dinero u otra cosa de valor más o menos considerable, ya sea de su casa o de otras personas; si se han perjudicado a otros en su hacienda o intereses; si se ha tenido pensamientos o deseos de apropiarse injustamente las cosas ajenas.

En el octavo mandamiento, si se han dicho mentiras graves o perjudiciales al prójimo; si se ha murmurado o calumniado gravemente: si se ha quitado a otro la buena fama o el honor.

Pasando ahora a los mandamientos de la Santa Madre iglesia, bastará observar si se ha violado la abstinencia de carnes en los días preceptuados o el ayuno, cuando se está obligado a observarlos, o si se ha omitido la confesión o la comunión anual bien hechas, durante el tiempo prescrito.

A este examen sobre los mandamientos de Dios y de la Iglesia, se ha de añadir también algo sobre los vicios o pecados capitales, considerando si se han cometido pecados graves de soberbia, de gula, de ira, de envidia, y finalmente dese una mirada a las obligaciones del propio estado.

D. — ¿También sobre las obligaciones del propio estado?

M. — ¡Claro! Un padre o una madre, un esposo o una esposa, un maestro, un superior o un dependiente pueden cada uno observar muy bien todos los mandamientos de Dios y de la Iglesia, y no obstante, faltar gravemente a los deberes de su propio estado; de consiguiente, es de suma importancia examinarse sobre ello, si se quiere hacer una buena confesión. Es histórica la anécdota siguiente:

El emperador Carlos V, yendo de viaje, se hospedó en un convento y quiso confesarse. Un venerable religioso muy amable, escuchó con alma la confesión del emperador, y cuando terminó, le dijo: “Confessus es pecenta Caroli, nunc confitere peccata Caesarin”. Me has confesado los pecados de Carlos, es decir, como si no fueses emperador, ahora confiésate de los pecados que has cometido en el cargo que desempeñas. Y con mucha destreza y sagacidad le fué interrogando acerca de cómo gobernaba a su pueblo. El emperador se conmovió tanto que hubo de decir al referir el hecho: “Por fin he encontrado un Padre que me ha aclarado ciertos asuntos y ha puesto en plena paz mi conciencia”.

D. —Padre, ¿podremos todos llegar a hacer un perfecto y diligente examen?

M. —Si no lográramos hacerlo, bastará que nos presentemos al confesor, dispuestos a declarar lo que recordamos, y a responder con sinceridad a las preguntas que nos dirigiere, y con ello basta.

D. — ¿Y si el confesor no preguntase y se nos olvidasen los pecados mortales?

M. —Los pecados, aun los mortales olvidados involuntariamente, se perdonan junto con los otros que se confiesan, quedando tan sólo la obligación de declararlos, si se recuerdan, en la primera confesión que se haga luego.

D. —Padre, ¿ha dicho usted que debemos examinarnos sobre los pensamientos y los deseos?

M. —Claro que sí, porque también los pensamientos y los deseos, si son malos, son pecados.

Decíale un candoroso niño a su madre: Si es verdad, como me han enseñado, que nada se pierde en el mundo, ¿a dónde van a parar los pensamientos y los deseos?

—Hijo, contéstale gravemente la madre, esos van a depositarse en la memoria de Dios y estarán allí para siempre.

— ¡Para siempre!... exclamó el muchacho asombrado.

Quedó un poco de tiempo cabizbajo y pensativo, y luego abrazando estrechamente a su madre murmuró entre dientes:

— ¡Tengo miedo!...

Si son buenos nuestros pensamientos, ¿para qué asustarse?, ¿por qué decir? “tengo miedo” y si ciertos pensamientos nos dan miedo, ¿no es señal de que debemos examinarlos y detestarlos?

D. — ¿Los malos pensamientos son siempre pecados?

M. — No, amigo, algunas veces no son pecados absolutamente, otras son pecados veniales; pero pueden ser también pecados mortales. El siguiente ejemplo aclarará lo que vamos diciendo.

Una chispa de fuego que cae sobre un blanco y se sacude inmediatamente no deja ninguna mancha. Si se deja breves instantes quedará una manchita ahumada.
Bien si se la deja allí para ver lo que hace, abrasará la ropa. Lo mismo pasa con los malos pensamientos, si se los desecha en seguida, no causa mal ninguno, no son pecados; si se les detiene algo, ya son pecados veniales, y si se les da entrada con plena advertencia y consentimiento, son pecados mortales.

D. — ¿Quiénes no están obligados a verificar un minucioso (profundo) examen?

M. — Las almas timoratas que, además, se confiesan con frecuencia no están en manera alguna, obligadas a un minucioso examen, pues o no cometen pecados mortales o bien, aun cometido alguno, no lo olvidan fácilmente (pues son pecados recientes. Si los recuerdan todos no será entonces necesario un profundo examen).

D. —Ahora, Padre, dígame, ¿obran mal los que se angustian y se conturban porque no encuentran pecados?

M. —Seguramente. ¿Qué tiene de maravilla que no cometiendo pecados no los encontréis? Dad gracias al Señor y seguid permaneciendo muy apartados de cometerlos con el poderoso auxilio de los Sacramentos... los pecados, si no se han cometido no se pueden encontrar.

CONFESAOS BIEN
Pbro. Luis José Chiavarino

EN ESTE POST SOLO HEMOS VISTO UNA, PARA VER TODAS LAS CONDICIONES PARA HACER BIEN UNA CONFESIÓN HAZ CLIC AQUÍ:  www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

TEMA RELACIONADO (haz clic): EXAMEN DE CONCIENCIA