jueves, 20 de enero de 2022

DEBEMOS ESTAR PREPARADOS PARA CUALQUIER MOMENTO

"Acuérdate, pues, ahora, hermano mío, que eres cristiano y que eres hombre. Por la parte que eres hombre, sabes cierto que has de morir, y por la que eres cristiano, sabes también que has de dar cuenta de tu vida, acabando de morir. En esta parte, no nos deja dudar la fe que profesamos; ni en la otra, la experiencia de lo que vemos. Así que no puede nadie excusar este trago, que sea rey, que sea Papa. Día vendrá en que amanezcas, y no anochezcas; o anochezcas, y no amanezcas. 

 Día vendrá ‐y no sabes cuándo: si hoy, si mañana‐, en el cual tú mismo que estás ahora leyendo esta escritura, sano y bueno de todos tus miembros y sentidos, midiendo los días de tu vida conforme a tus negocios y deseos, te has de ver en una cama con una vela en la mano, esperando el golpe de la muerte y la sentencia dada contra todo el linaje humano, de la cual no hay apelación ni suplicación. 

 Considera, pues, primeramente, cuán incierta sea esta hora, porque ordinariamente suele venir al tiempo que el hombre está más descuidado y menos piensa que ha de venir, echando sus cuentas y haciendo sus trazas para adelante. Y por esto se dice que viene como ladrón (cf. Lc 12,39; 1 Tes 5,2-3; 2 Pe 3,10), el cual suele venir al tiempo que los hombres están más seguros y más dormidos."

 Fray Luis de Granada. Guía de Pecadores.

miércoles, 19 de enero de 2022

TÉRMINOS EXCLUYENTES


"La juventud, debe saber que Catolicismo y Masonería son términos que se contradicen y excluyen absolutamente como el Cristo y el Anticristo. Y también debe saber que el liberalismo o laicismo, en todas sus formas, constituyen la expresión ideológica propia de la masonería. 

 Poco importa que muchos liberales no sean masones; hay instrumentos lúcidos e instrumentos ciegos. Lo importante es que unos y otros colaboran objetivamente en la destrucción de la Iglesia de Cristo y del orden católico de la República. 

 Lo que mueve toda la acción de la masonería es, en última instancia, el odio a Cristo y a todo lo que lleva su nombre en las almas y en las instituciones humanas. Su objetivo final es la destrucción de lo católico y de todo lo que se fundamenta o inspira en su doctrina". 

 Episcopado argentino. “Villa San Ignacio”, San Miguel, 20 de febrero, año del Señor de 1959.

martes, 18 de enero de 2022

PREDICAMOS A UN CRISTO CRUCIFICADO

"No se puede combatir el Islam en nombre del iluminismo ni mucho menos del relativismo. Lo que solamente se puede oponer a él es la ley natural y divina, negada radicalmente tanto por el relativismo como por el Islam. Por eso, levantemos aquel Crucifijo que el laicismo y el islamismo rechazan y hagamos de Él una bandera de vida y de acción. «Nosotros ‐afirmaba San Pablo‐ predicamos a un Cristo crucificado, escándalo para los judíos y necedad para los paganos» (I Cor 1, 23). Podríamos repetir: «Nosotros predicamos a Cristo crucificado, escándalo para los musulmanes y necedad para los laicistas». 

 Roberto de Mattei

viernes, 14 de enero de 2022

PORQUÉ SE HIZO CATÓLICO EL GRAN PENSADOR


«La dificultad de explicar "por qué soy católico" radica en el hecho de que existen diez mil razones para ello, aunque todas acaban resumiéndose en una sola: que la religión católica es verdadera. Podría rellenar todo este espacio con distintas frases que empezaran con estas palabras "Es la única que…", como, por ejemplo: 1. Es la única que impide que el pecado se mantenga en secreto. 2. Es la única en la que aquel que es superior no puede serlo desde la arrogancia o la altanería. 3. Es la única que libera al hombre de la degradante esclavitud que supone comportarse como un niño. 4. Es la única que se expresa en términos de autenticidad; como si fuera un mensajero verdadero que rehúsa alterar el verdadero mensaje... 

 A menudo la Iglesia se pone en contra de las modas de este mundo efímero; y desde luego la Iglesia sabe muy bien lo efímeras que son las cosas. 

 La verdad es que nueve de cada diez ideas que consideramos nuevas son viejos errores conocidos. Una de las obligaciones prioritarias de la Iglesia católica consiste en evitar que la gente caiga en estos viejos errores, que se repiten una y otra vez cuando las personas se abandonan a sí mismas...». 

 G. K. Chesterton en su ensayo de 1926, "Por qué soy católico".

jueves, 13 de enero de 2022

CONMEMORACIÓN DEL BAUTISMO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.– 13 de enero.


 Seis meses hacía que el santo precursor preparaba a los hijos de Israel para el advenimiento del Mesías. 

 Con todo, este misterioso personaje, cuya majestad divina describía Juan con tanta elocuencia, no le era conocido sino por las comunicaciones del Espíritu Santo; sus ojos no le habían visto jamás. Viviendo en el desierto desde su infancia, ignoraba los maravillosos acontecimientos de Belén y Nazaret. Por lo cual, ansiaba ver llegar el momento feliz en que le fuera dado contemplar el rostro del Salvador, oir su voz y besar sus sagrados pies. Sus deseos iban a cumplirse, porque obedeciendo a la orden de su Padre, Jesús se disponía ya a dejar la soledad de Nazaret para manifestarse al mundo. 

 Pocos días después de la embajada del Sanhedrín, Juan preparaba numerosos penitentes para recibir el bautismo, cuando de improviso fijó su mirada en un desconocido cuyo aspecto le hizo involuntariamente estremecerse. Así como se había conmovido en el seno de su madre por la presencia del Salvador, del propio modo, una impresión enteramente divina le hizo comprender que se encontraba de nuevo a la vista del mismo Jesús. Un movimiento instintivo lo impulsó hacia él; pero cuando ya iba a arrojarse a sus pies, Jesús se lo impidió y en la actitud de un pecador profundamente humillado, pidióle el bautismo: 
 –«¡Señor, exclamó Juan con voz trémula de emoción, soy yo quien debe pediros el bautismo, y Vos queréis recibirle de mis manos!»
 –«Déjame hacer, respondió el Salvador; conviene que así cumplamos toda justicia». 

 La justicia exigía que Jesús, habiendo tomado sobre sí las iniquidades del mundo entero, fuese tratado como un pecador, como uno de tantos israelitas y proselitos que bajaban al río golpeándose, el pecho para alcanzar la remisión de sus pecados. Juan lo comprendió y no resistió más a la voluntad del Maestro.

Vióse entonces al profeta sumergir en las aguas del río a Aquel que venía a borrar los pecados del mundo; pero el ojo humano no alcanzó a descubrir el misterio que en aquel momento solemne se cumplía. Al contacto de Jesús, el agua adquirió la virtud de regenerar las almas, de purificarlas de toda mancha y de conferirles una nueva vida, la vida de los hijos de Dios. El bautismo de fuego figurado por el bautismo de Juan, quedaba ya instituido. 

 Al salir del agua, Jesús oraba a su Padre, cuando de repente los cielos, cerrados desde la privatización de Adán, el primer hombre, se abrieron delante del nuevo Adán; una gran claridad iluminó la nube, el Espíritu Santo descendió bajo la forma de una paloma y reposó sobre el recién bautizado. Al mismo tiempo, una voz de lo alto, la voz del Padre celestial, hizo oir estas memorables palabras: 

 «¡Este es mi Hijo muy amado en quien tengo puestas todas mis complacencias». 

 El pueblo percibió solaménte un ruido semejante al estampido sordo del truenor pero no penetró el sentido de las grandes cosas que se realizaban ante sus ojos; mas el santo precursor comprendió que, figurando en esta escena las tres personas de la augusta Trinidad, ellas mismas acababan de dar al Mesías la investitura de sus sublimes funciones. Ahora podía ya dar un nuevo testimonio de Jesús y decir a sus discípulos; 

 –«He visto al Cristo, al ungido del Señor; y este Cristo, es el Hijo muy amado del Padre que está en los cielos». 

 En la misma tarde de aquel memorable día, á impulsos del Espíritu divino, Jesús dejó el Jordán para retirarse al desierto y prepararse allí, por la oración y la penitencia, a su misión salvadora. (Santo Evangelio según San Mateo; cap. III, vers. 13-17).
 ____________________ 

(*) Fuente: "JESUCRISTO, su Vida, su Pasión, su Triunfo", del Rvdo. P. Berthe SS. R.


miércoles, 12 de enero de 2022

¿QUIÉN SALVARÁ A LA SOCIEDAD ACTUAL?


"¡Ojalá nunca olvidaran los Padres de familia que su autoridad viene de Dios! Y ¡ojalá toda la vida de la familia se fundara en esta base tan santa! 

 Toda la sociedad cruje y se tambalea. ¿Quién la salvará? ¿El gobierno? ¿los políticos? ¿los partidos? ¿las medidas sociales?¿las reformas? ¿Qué es lo que la salvará? ¿los mitines o plantones? O acaso ¿los discursos? Nada de esto podrá salvarla. El remedio es éste: robustecer la vida familiar, renovarla sobre bases cristianas. 

 Necesitamos una regeneración, pero una regeneración espiritual, una regeneración moral. Necesitamos familias, padres, madres, hijos, que observen con fidelidad el decálogo. Familias en cuyo santuario sea respetado el Reino de Dios. Familias en que Cristo sea la ley. Familias que en medio de este mundo helado levanten la Cruz de Cristo, y por la Cruz de Cristo sean levantadas".

 Mons. Tihamér Tóth

martes, 11 de enero de 2022

SOLO HAY UNA RELIGIÓN VERDADERA FUNDADA POR CRISTO: LA CATÓLICA


"Abriendo los brazos a cualesquiera y de cualquier religión, consiguen persuadir de hecho el grande error de estos tiempos, a saber, el indiferentismo religioso y la igualdad de todos los cultos; conducta muy a propósito para arruinar toda religión, singularmente la católica, a la que, por ser la única verdadera, no sin suma injuria se la iguala con las demás". 

(León XIII. Encíclica Humanum genus, n. 6, 20 de abril de 1884).

lunes, 10 de enero de 2022

EL AMOR DE MARÍA POR SUS HIJOS


 “Hay que predicar a todos, grandes y chicos, que son hijos de María santísima, que ella los quiere librar de los peligros del mundo y llevarlos a la gloria celestial, y que a los que la honran con sus oraciones y con el cumplimiento exacto de su deber, ella les concederá infinitas gracias y favores”. 

San Juan Bosco