miércoles, 5 de octubre de 2011

CATECISMO DEL PADRE RIPALDA (Facsímil del año 1880)

Edición de 1771. Abajo presentamos íntegro el facsímil de 1880.

Se conoce como "Catecismo de Ripalda", al Catecismo y exposición breve de la doctrina católica, escrito por el P. Jerónimo Martínez de Ripalda con el objetivo de poner al alcance de los niños las bases de la doctrina cristiana.

Si tuviéremos que jerarquizar en orden de importancia los libros de texto utilizados en la historia de la educación en Hispanoamérica, el catecismo del padre Ripalda tendría que ocupar el primer lugar. Es tan pedagógico que se sigue empleando todavía, pues expresa con gran claridad la Verdad católica que no cambia nunca.


Su autor, Jerónimo Martínez de Ripalda, nació en Teruel, en el reino de Aragón en 1536. En 1551 ingresó a la Compañía de Jesús. Tuvo a su cargo las cátedras de filosofía y teología y fue rector de la Universidad de Salamanca. Se distinguió como orador sagrado. En 1618 publicó el Catecismo y exposición breve de la doctrina cristiana, sobre el que escribimos aquí. También se imprimió su libro Suave coloquio del pecado con Dios. Murió en Toledo en ese mismo año, a los 82 años de edad, sin que haya podido imaginar la gran difusión que tendría su catecismo más allá de los mares y a través de los tiempos. 

Abajo podrán estudiar y consultar este catecismo en su edición del año 1880, deslizando el botón de la derecha hacia abajo (o bien, empleando las flechas de la parte inferior):



Fuente: Instrumentos Cristianos
Para ir a otros catecismos haz click aquí: catecismos (están también en la columna derecha del blog).
_________________________________________________________________________

7 comentarios:

  1. Muchas gracias a Catolicidad por este excelente regalo.

    Tere Castañeda

    ResponderEliminar
  2. Realmente excelente material, mucho de lo que ignoramos esta en los catecismo, solo hay que leerlos , y cuando mas viejo mejor, pues se ajusta a la ortodoxia catòlica. No me pierdo este material. gracias Catolicidad por este aporte.

    ResponderEliminar
  3. ¿Porque en este facsímil en la página 41 no se ve en el octavo mandamiento la explicación de que es mentir?

    por ejemplo en este link de mercaba si está

    CATECISMO DE LA DOCTRINA CRISTIANA
    www.mercaba.org/FICHAS/CEC/catecismo_ripalda.htmCATECISMO DE LA DOCTRINA CRISTIANA. Compuesto por el Padre Jerónimo Ripalda, S.J. (1616) Edición de 1957 . PROLEGÓMENO. TODO FIEL CRISTIANO

    y dice asi:210 P.

    ¿Qué es MENTIR?

    R. Decir lo contrario de lo que se siente.


    y también me queda la duda sobre esta definición de mentir, ¿no sería un tanto inexacta?

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Estimado hermano:

    A su primera pregunta: Lo ignoramos.

    A su duda: Mentir es intentar engañar a la otra parte, así si yo sostengo algo que supongo y siento que es falso (aunque en realidad no lo fuera), de cualquier manera estaría mintiendo. El asunto está en la INTENCIÓN subjetiva.

    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  5. También en el de mercaba hay un punto que no está en este facsímil y es la pregunta 292 ¿que hará para asegurar el dolor, el que sólo tiene pecados veniales?
    R.confesar algún pecado mortal (si lo hubiese habido) de confesiones pasadas.
    ¿que extraño es este consejo ¿no?

    ResponderEliminar
  6. Otra pregunta mas y ya no los molesto, en la página 56 habla de cuatro pasiones: gozo, temor, esperanza, dolor.
    ¿No es que la esperanza es una virtud teologal?
    ¿como es que aquí se entiende como una pasión?
    Gracias por la paciencia.

    ResponderEliminar
  7. Con relación a la pregunta 292: Es una buena costumbre muy antigua. No tiene nada de extraña. Ahora poco se usa, pero es correcta señalando esto al confesor (o sea, que antes ya fue confesado). No dudamos que hasta algún sacerdote despistado o modernista le diga que hace mal al repetir un pecado ya perdonado.

    Incluso, en una Confesión General se dicen TODOS los pecados de la vida, aunque generalmente ya debieron estar confesados en su tiempo (en un católico practicante). Y es una excelente costumbre hacer una Confesión General por ejemplo cada año. Aunque el pecado ya haya sido perdonado, se obtienen muchas gracias de Dios y ayuda al arrepentimiento y a que un confesor nos conozca más a fondo y nos pueda ayudar como director espiritual.

    A su última pregunta, le pedimos nos disculpe pues nuestro equipo está dañado y disponemos de poco tiempo para poder consultar el facsimil y poder analizar lo que ahí se señala. Estamos en equipo prestado. En unos ocho días aprox. ya estará bien nuestro propio equipo.

    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar