jueves, 25 de agosto de 2016

ESPECTÁCULO SATÁNICO: "EL CIRCO DE LOS HORRORES" NO ES UN SHOW INOCENTE

En una parte del espectáculo del CIRCO DE LOS HORRORES -denominada "Cabaret maldito"- que se desarrolla en el infierno, aparece Lucifer en su trono lleno de simbología erótico-demoniaca, en la que resalta la horripilante figura que adoran los luciferianos en la vida real: Baphomet (el macho cabrío en cuclillas).

Es una producción española, un espectáculo teatral-circense, que se presenta como muy terrorífico. Busca atraer a aquellos espectadores que gustan de ese género. Se trata del Circo de los Horrores, la obra de teatro montada por el director Suso Silva. El espectáculo consta de diversos temas independientes entre sí. Lo mismo puede tratarse de una estancia en el manicomio o en un cabaret ubicado en mismo infierno o cualquier otro acto más. Pudieran ser presentados separadamente o no.

En Europa así se anunció o promovió la parte fuerte del espectáculo denominada "Cabaret maldito" en el infierno:
  • El 'Cabaret Maldito' lleva a la perversión 
  • Si quieres vender tu alma solo tienes que acercarte a esta carpa negra con mujeres semidesnudas y carneros...
  • Bienvenidos al hogar de Lucifer
  • Orgías con contorsionistas
 En países más conservadores el Circo de los Horrores sólo se anuncia como un espectáculo de horror y miedo, y tal vez prescinda de las peores partes.

ELEMENTOS DE "CABARET MALDITO"

A continuación los enumeramos: Nudismo, travestismo, personajes disfrazados de demonios, diablas y machos cabríos, tocamientos sexuales, escenas de lesbianismo y homosexualismo, erotismo de diferentes formas, símbolos demoníacos: cruces blasfemas invertidas, medallones con simbología satánica, pentagrama en el suelo (círculo diabólico) en el que se realiza una danza, estrella demoníaca de cinco picos prendida con fuego, la horripilante imágen de Baphomet, etc.

A todos los espectadores se les invita a hacer la seña de la mano cornuda satánica e interactúan con parte del público que pasa a realizar tocamientos sexuales a los actores. Medio en broma y teatralizadamente se invita a los asistentes a hacer pacto con el demonio. Se les pregunta qué están dispuestos a dar por obtener poder, dinero y lujuria sin fin. El espectáculo pretende que el público participe en una salvaje fiesta de humor, lujuria y pasión delirante con Lucifer y explícitamente así se le dice en la misma función. Hay quienes señalan que hay invocaciones satánicas reales, lo que no nos extrañaría, pero esto no lo hemos podido comprobar plenamente. Cierto o no, entre teatro, circo, humor, satanismo, orgías teatralizadas, perversiones sexuales, erotismo y nudismo, con el pretexto de ser un "show circense", en realidad sí se rinde culto a Satanás en este espectáculo que no tiene nada de inocente y sí mucho de satanista. Seguramente algunas personas que ya han perdido a tal grado la sensibilidad, el criterio y el buen juicio, opinarán que es sólo un espectáculo más y que todo es teatro en él.

Se observan, entre otras escenas, la estrella demoníaca de cinco picos ardiendo (como se estila en los cultos reales), un travesti disfrazado de "diabla", a Lucifer en su trono con la horripilante figura de Baphomet (la misma que adoran realmente los luciferianos), los amoríos de un macho cabrío (representación de Satanás), la danza sobre el pentagrama satánico, la corte demoníaca, etc. Obviamente omitimos las imágenes de nudismo, erotismo y perversiones para no ensuciar nuestro blog.

Naturalmente, a los católicos sinceros y de buen criterio, el solo saber la temática de estos rituales circenses, les causará de inmediato una fuerte repulsión y jamás asistirían a ver y participar en esto que va directamente contra su fe y su moral. Este espectáculo nauseabundo les resultará evidente que, a pesar de quieren presentarlo como algo meramente teatralizado, no es un "show" inocente y que en todo esto sí hay un disfrazado satanismo real y que con el demonio no hay que jugar ni en broma.


¿"CABARET MALDITO" LO PRESENTAN EN TODAS LAS OCASIONES?

Bastaría saber que es un espectáculo inmoral lleno de perversiones sexuales para no asistir a él, pero con mayor razón si existen verdaderos y reales elementos demoníacos en todo esto.  No hay que abrir cerraduras al Maligno (esto lo aconsejan sabiamente todos los exorcistas). Ignoramos si la parte más fuerte del espectáculo denominada "Cabaret maldito" (presentada en Europa) que ocurre en el mismo infierno -y que tiene una intención abiertamente satanista y de exaltación de perversiones- se representa en todos los países a los que acuden, pero de cualquier modo ya conocemos de qué pie cojea este "show" y no debemos ayudarlo con nuestro dinero (no podemos colaborar con quien expande el mal) ni menos con nuestra presencia. Además, sabiendo quién produce esto, seguramente las otras partes -aunque prescindieran de la parte denominada "Cabaret maldito"- no serán un dechado de moralidad, belleza y buenos mensajes. Cuidemos que nuestros hijos estén advertidos de qué se trata esto y, de este modo, evitemos que vayan a asistir por ignorancia creyendo que solo es un espectáculo de horror y miedo*. Ciertamente es deplorable que las autoridades permitan estos "shows" disolventes que aproximan al satanismo o, cuando menos, lleva a muchos a vivirlo como "espectáculo" y verlo como algo natural, divertido e inocente.

*NOTA: Supuestamente, en un espectáculo así, no debería permitirse el acceso a menores, pero no estemos tan seguros de ello, pues no sería nada extraño que se les permitiera. Tengamos mucho cuidado con nuestros hijos.

lunes, 22 de agosto de 2016

22 DE AGOSTO: INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


Con el decreto Cultus liturgicus, S.S. Pìo XII extendió a toda la Iglesia latina la fiesta litúrgica del Inmaculado Corazón de María, y asignó como día propio el 22 de agosto, que es la octava de la Asunción, y la elevó a rito de segunda clase. Este 22 de agosto marca para nosotros el inicio de un año especial, enteramente consagrado al Corazón Inmaculado de María y a la preparación del centenario de las apariciones en Fátima.

De este Corazón virginal de María salió la purísima sangre con que el Espíritu Santo formó el cuerpo sacratísimo de Jesús: este Corazón maternal de María palpitó siempre de amor ardentísimo a aquel su Hijo adorable, se dilató en sus alegrías, se oprimió en sus angustias, participó de sus mismos sentimientos y deseos, y fue la más perfecta semejanza de aquel Corazón divino. ¿Cómo no había de ser purísimo sobre toda pureza creada aquel Corazón de la Hija primogénita del Padre, exenta de toda mancha de culpa e inmaculada desde el primer instante de su concepción? ¿Cómo no había de ser santísimo aquel Corazón de la Madre del Hijo de Dios, habiendo recibido en su seno virginal al mismo autor y consumador de toda santidad? ¿Cómo no había de estar lleno de la caridad divina aquel Corazón de la Esposa del Espíritu Santo, enriquecida con todos sus soberanos dones, gracias y carismas?

Recordemos además para singular consuelo de nuestras almas, que este purísimo, santísimo y preciosísimo Corazón de María es por gran dicha nuestra el Corazón de nuestra Madre, de nuestra soberana Reina y de nuestra piadosísima Corredentora: y que por esta causa no solamente nos ama con maternal cariño, sino que también puede y quiere favorecernos con grandes beneficios, y señaladamente con aquellos que más se ordenan a nuestra eterna salud y gloria perdurable. Anímense los pobres pecadores, que en este Corazón maternal de la Virgen, que nos engendró en el Calvario, y nos adoptó por hijos en la persona del discípulo amado, hallarán un piélago de bondad y ternura inefable sin mezcla de rigor ni aspereza: y si tiemblan de la divina justicia, acójanse a la Madre del supremo Juez y a la misericordia de su Corazón maternal. Consuélense los pobres hijos de Eva, que en este Corazón de María, Reina y Señora de los cielos y de la tierra encontrarán abierto el tesoro de todas las gracias para el socorro de todas sus necesidades y el alivio de todas las aflicciones del cuerpo y del espíritu. Y nadie desespere de su eterna salvación por grandes que sean sus culpas, porque en el Corazón de María, nuestra misericordiosísima Corredentora, que nos amó con tal extremo, que por nosotros ofreció su divino Hijo al Eterno Padre, hallaremos todos los méritos que nos faltan para hacernos verdaderos hijos de Dios y coherederos de su Reino. Ninguno de los que con humildad y entera confianza acuden al amor del Corazón dulcísimo, magnífico y amorosísimo de María ha de temer la muerte perdurable.

Hoy, en honor a su Corazón Inmaculado, examinemos la piedad concreta que todos debemos tener hacia María.(Las siguientes líneas se inspiran principalmente del libro “Los grados de la vida espiritual” por Mons. Saudreau, T.1. p.283 y sig.)

l.° Confianza.

Seremos tanto más devotos de María cuanta mayor fuere nuestra confianza en Ella. ¿Hemos tenido en esta buena Madre confianza verdaderamente ilimitada? ¿Hemos comprendido que el verdadero hijo de María está seguro de su salvación, seguro de su santificación? ¿Hemos mirado esta devoción como uno de los medios más poderosos para adelantar en la piedad?

¿Qué hemos hecho particularmente para aumentar nuestra confianza? Hubiéramos podido meditar sus grandezas, recordar sus beneficios, leer algún libro compuesto en su honor – las Glorias de María de San Alfonso, las obras de San Luis María–, por fin, pedir a Dios que aumentara nuestra devoción a esta celestial Madre y nuestra confianza en Ella; ¿hemos empleado alguno de estos medios? La confianza en María es una gracia muy grande que sólo se logra con oración perseverante.

2.° Afecto filial.

¿La hemos tratado como un niño a su madre, contándole cuanto nos interesa, confiándole nuestras alegrías, nuestras penas, nuestras inquietudes, nuestros deseos; hablándole de nuestros defectos para que nos ayude a corregirnos y de las virtudes que nos son necesarias para que nos las alcance? Esta intimidad de hijo, con María, es condición esencial para nuestro progreso espiritual.

3.° Devoción constante.

¿Hemos acudido a Ella en todo, no emprendiendo cosa alguna sin encomendárselo? ¿Le hemos ofrecido nuestro trabajo para que Ella misma se dignase ofrecerlo a Jesús? ¿Le hemos ofrecido, asimismo, todas las obras? San Luis María de Montfort nos aconseja vivamente que todo lo ofrezcamos a María, declarando que esta práctica es infalible para llegar a una alta perfección. ¿La hemos particularmente invocado antes de confesarnos, de comulgar, suplicándole nos lleve como por la mano en estos grandes y santos actos?

Sobre todo, ¿hemos acudido a Ella en las tentaciones? Quien deja de mirar a María, especialmente en las tentaciones de sensualidad, cae infaliblemente. Quien la mira sin cesar encuentra fortaleza y perseverancia.

4.° Prácticas piadosas en honor suyo.

¿Qué lugar hemos dado a la oración diaria hacia esta buena Madre; y cómo hemos rezado las oraciones en honor suyo, el Santo Rosario, el Acordaos, el Ángelus, etc.? ¿Todos los días? ¿Con tiempo? ¿Buscando el momento adecuado? O raras veces, a las apuradas, haciendo otra cosa, sin atención verdadera.

¿Hacemos alguna vez novenas para alcanzar las gracias que nos son necesarias, por ejemplo, alguna virtud cuya falta más vivamente hubiéremos sentido? Para hacer más eficaces estas novenas y para mejor honrar a María, ¿hemos juntado a nuestras oraciones algunas prácticas de mortificación? “Oración y sacrificio” nos repite María en Fátima.

¿No hemos sido inconstante en nuestra devoción a esta buena Madre, acudiendo a veces a Ella con fervor y olvidándola luego y descuidando por completo dirigirle nuestras súplicas?

Hagamos con regularidad este pequeño examen de nuestra devoción mariana. Este año nos ofrece una oportunidad especial de dar a nuestra Madre el lugar que Ella quiere en nuestra vida. El lugar que se merece. El lugar principal. El lugar de honor.

domingo, 21 de agosto de 2016

LOS OBISPOS MEXICANOS APOYAN LAS MARCHAS DEL 10 y EL 24 DE SEPTIEMBRE POR LA FAMILIA

  • Sábado 10 de septiembre en cada uno de los Estados y ciudades grandes
  • Sábado 24 de septiembre en la Ciudad de México

La Comisión Episcopal de Familia, Adolescentes, Jóvenes, Laicos y Vida de México, publicó un comunicado en el que los obispos afirman que «respaldamos y animamos la coalición de grupos que se ha constituido, llamada ‘Frente Nacional por la Familia’, y que está convocando y organizando dos marchas o concentraciones masivas para expresar que: ‘el futuro de la humanidad se fragua en el matrimonio y la familia natural’».





(ACI-InfoCatólica) Los obispos de México expresaron su respaldo a las dos marchas multitudinarias convocadas para el 10 y 24 de septiembre por el Frente Nacional por la Familia, para defender la institución matrimonial ante el proyecto de legalización de las uniones homosexuales impulsado por el Presidente Enrique Peña Nieto.
El 17 de mayo Peña Nieto anunció desde su cuenta de Twitter que su gobierno promoverá el reconocimiento del «matrimonio» gay. «Firmé iniciativas de reforma para impulsar que el matrimonio igualitario quede plasmado en la Constitución y en el Código Civil Federal», afirmó.
Sin embargo, su propuesta fue criticada por los obispos y las organizaciones de defensa de la familia, que en diferentes ciudades organizaron manifestaciones públicas para defender el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.
En ese sentido, tras rechazar la intención del gobierno, la Comisión Episcopal de Familia, Adolescentes, Jóvenes, Laicos y Vida, publicó el 16 de agosto un comunicado en el que los obispos afirman que «respaldamos y animamos la coalición de grupos que se ha constituido, llamada ‘Frente Nacional por la Familia’, y que está convocando y organizando dos marchas o concentraciones masivas para expresar que: ‘el futuro de la humanidad se fragua en el matrimonio y la familia natural’».
«La primera para el próximo sábado 10 de septiembre en cada uno de los Estados y ciudades grandes; la segunda, el sábado 24 de septiembre en la ciudad de México y con un sentido nacional», indicó el texto firmado por el Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Cardenal José Francisco Robles Ortega.
Por ello, se alentó a los obispos a considerar la forma de respaldar estas iniciativas «mediante la Comisión Diocesana de Familia, así como desde las parroquias, para animar y promover la participación entusiasta y creativa de todas las personas, familias y grupos», con la posibilidad «de implementar alguna forma de seguimiento-colaboración para otros procesos y eventos con los participantes».
«También se puede organizar y animar a participar en otras iniciativas de tipo cultural, académico, legislativo y social. De esta manera, en la coyuntura actual de nuestra patria y a nivel internacional, es trascendental compartir, respaldar y dar resonancia social a nuestra convicción en bien del matrimonio, la familia y la vida», indicó.

La ideología de género niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer 

Los obispos advirtieron que el llamado «matrimonio igualitario» es solo «una parte de una serie de propuestas legislativas con amplio espectro, unas ya aprobadas y otras en proceso y con consecuencias de un profundo cambio antropológico».

Se quiere presentar a la ideología de género como «una ‘bandera’ de aceptación» a favor de la diversidad y la no discriminación; «pero lo hace con criterios de verdadera ideología, pues niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer» y «vacía el fundamento antropológico de la familia», señalaron.
Los obispos recordaron que «debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio» no favorece a la sociedad, sino que «perjudica la maduración de las personas, el cultivo de los valores comunitarios y el desarrollo ético de las ciudades y de los pueblos». «Las uniones de hecho o entre personas del mismo sexo (…) no pueden equipararse sin más al matrimonio», expresaron.

sábado, 20 de agosto de 2016

EL "CRISTIANO" QUE SE JACTA DE TENER A DIOS POR PADRE PERO NO AMA A LA MADRE DE DIOS NI LA RECONOCE COMO MADRE SUYA, ES UN IMPOSTOR

Representados por San Juan, en el Calvario -desde la Cruz- recibimos como testamento de Cristo a su propia Madre, a quien tanto amó y veneró: "Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: "Mujer, he ahí a tu hijo". Luego dice al discípulo: "He ahí a tu madre"" (Jn 19, 26-27).


viernes, 19 de agosto de 2016

MARCHA Y ACTO DE REPARACIÓN EN OKLAHOMA EN RESPUESTA A LA SACRÍLEGA MISA NEGRA


El pasado 15 de agosto en todo el mundo se celebró la fiesta de la Asunción en honor de la Virgen María. Pero además, en la ciudad estadounidense de Oklahoma se llevó a cabo una misa negra organizada por un conocido grupo satanista que además eligió esa fecha como provocación.

Pese a la multitudinaria reacción ciudadana en contra, el ayuntamiento de Oklahoma permitió que este acto blasfemo se celebrara en un local público alegando que cumplía todos los requisitos para su aprobación.

Sin embargo, aunque lamentablemente los satanistas se salieron con la suya y pudieron realizar su misa negra -lo cual es gravísimo- no fue tan multitudinaria como ellos esperaban a pesar de que sí pudieron vejar una imagen de la Virgen María. De hecho, fue un relativo fracaso para ellos porque acudió muy poca gente. Y el organizador del acto, Adam Daniels, condenado anteriormente por abusos sexuales, lo atribuyó a la movilización de los creyentes de la ciudad.

Cientos de ellos desfilaron y oraron juntos. Gente joven, familias con niños y personas mayores se concentraron en este acto de reparación que provocó que otras de las personas que tenían previsto acudir al acto satanista finalmente desistieran.

Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando un sargento de policía que estaba de servicio se unió a la cabecera de la marcha. Posteriormente, realizó una oración por los policías y militares, lo que provocó la ovación de los presentes.

La FSSPX y su capilla de la ciudad de Oklahoma, dedicada a San Miguel, organizaron una Misa pública de reparación celebrada el mismo 15 de agosto al mediodía (día de la Asunción de la Santísima Virgen), en respuesta a la misa negra que tendría lugar en el Civic Center Music Hall de esa ciudad, más tarde ese mismo día. La Santa Misa se celebró dentro del recinto del Civic Center Music Hall, lugar en donde se llevaría a cabo la blasfemia. El Padre Patrick McBride, quien celebró la Misa, explicó en un comunicado de prensa la razón del ofrecimiento de la Misa tradicional en ese lugar específico:

"En el 2014, ofrecimos una Misa de reparación en un hotel ubicado cerca del centro de la ciudad, en desagravio por la primera misa negra realizada -entonces- públicamente. Esta vez (2016), quisimos llevar el Santo Sacrificio de la Misa al lugar exacto en donde tendrán lugar estas blasfemias. Elevaremos al cielo la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor en reparación por las ofensas que Él y su Santísima Madre recibirán de estas personas, quienes desgraciadamente responden a su amoroso abrazo con ofensas y ultrajes. Imploramos particularmente la protección de la Virgen Santa en este acto de reparación que hacemos a su Divino Hijo."

El Padre McBride luego de explicar en su sermón que el Calvario se llevó al Civic Center en acto de reparación (pues la Misa es el mismo e idéntico sacrificio del Calvario celebrado incruentamente), ofreció una conmovedora meditación sobre el último sermón que Nuestro Señor predicó desde la Cruz, y explicó cómo Sus palabras le hablaron a través del tiempo a este acto de reparación. Mientras que los actos satánicos estuvieron llenos de odio, el sermón del Padre habló del amor y la misericordia de Dios, misma que está siempre disponible para todo aquel que se arrepienta, como el buen ladrón lo hizo. Al igual que su Señor, el Padre McBride, que actuó en representación de la Persona de Cristo, respondió al odio con la oración: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.” Al final, exhortó a los fieles a la paz espiritual, la cual se adquiere aceptando los sacrificios diarios y todos aquellos que hagan a lo largo de la recién lanzada Cruzada del Rosario y ofreciéndolos al Padre Eterno diciendo: “En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.”

Además de ofrecer la Preciosísima Sangre de Cristo en este lugar público donde se llevó a cabo la blasfemia, todos los presentes le ofrecieron a Nuestra Madre Santísima un ramillete conformado por su Santo Rosario y el rezo del Acto de Reparación al Sagrado Corazón frente al Santísimo Sacramento expuesto sobre el altar.

La preciosa imagen de Nuestra Señora de Fátima fue transportada desde Canadá por voluntarios del Fatima Center, quienes pasaron cuatro días conduciendo de ida y de regreso. Así, Nuestra Señora fue llevada al santuario bajo una lluvia de rosas y escoltada por sus hijos devotos, quienes la sirven para brindar el mayor de los honores a su Madre.

Diversos grupos católicos participaron en la marcha y otros en el desagravio, entre ellos los de la TFP que elaboraron el siguiente video:



Fuentes: Actuall.com, Fsspx.mx, Adelante la fe

martes, 16 de agosto de 2016

DOCUMENTO HISTÓRICO: FILIAL SÚPLICA AL PAPA FRANCISCO DE 16 IMPORTANTES LÍDERES CATÓLICOS (VIDEO)

"UN GRAN NÚMERO DE ALMAS PUEDEN CONDENARSE", ADVIERTEN



16 importantes líderes católicos pro-vida suplican filialmente al Papa que termine con la confusión doctrinal, restaure la claridad del Magisterio y reafirme las enseñanzas inmutables que Cristo y su Iglesia han enseñado y que, por lo mismo, son inmodificables y perennes.

Sostienen que "existe la posibilidad que un gran número de almas se pierdan y condenen eternamente" si no se corrigen los errores y ambigüedades de un documento -la exhortación Amoris Laetitia- que no usó la prerrogativa de la infalibilidad, al no sostener íntegra la doctrina enseñada por Cristo que ha sido custodiada siempre por la Iglesia Católica.

Video traducido por Fabián González para Adelante la Fe.

lunes, 15 de agosto de 2016

FIESTA DE LA ASUNCIÓN


El último dogma de fe proclamado solemnemente por la Iglesia católica es la Asunción de la Virgen María, en cuerpo y alma, a la gloria del cielo. Para fundamentar esta definición, el Magisterio tomó en cuenta el consenso de los fieles, verificable en los más diversos tiempos y lugares; la abundancia de templos e imágenes que tempranamente honraron ese misterio; las diócesis y ciudades que lo ostentan como su nombre patronal; la fiesta litúrgica celebrada, desde muy antiguo, en Oriente como Occidente; la enseñanza constante y uniforme de los Santos Padres y Doctores de la Iglesia, y la doctrina de probados teólogos.

La Sagrada Escritura, aunque silencia la muerte de María y su resurrección, muestra a la Madre del Señor siempre unida a la persona y destino de su Hijo divino. Vencedora ya del imperio del pecado por su Inmaculada Concepción (privilegio que el Hijo le conquistó por la sangre de su cruz), la fe de la Iglesia no dudó en extender esta solidaridad de destinos entre ambos, afirmando que también Ella venció, como Jesús, el poder de la muerte y corrupción del sepulcro.

En virtud de este hecho, no sólo el alma de María goza ya de la plena visión de Dios: también su cuerpo, antes domicilio de la divinidad, tras una momentánea dormición se ha revestido de las propiedades del cuerpo glorioso de Cristo resucitado. Es la persona entera de María, alma y cuerpo, espíritu y corazón, la que ha hecho su ingreso triunfal en el cielo, anticipando lo que el común de los elegidos espera disfrutar en el Día final.

La devoción popular suele referirse a esta fiesta con el nombre de "Tránsito". Es, en efecto, un paso, una pascua, un progreso victorioso. La sola enunciación del misterio nos recuerda que la vida no se detiene: su ley inmanente es crecer, fructificar, perfeccionarse. El otro nombre, "Asunción", aporta dos ideas-fuerza: nuestro camino es ascendente, sin otro límite y destino que el cielo; y nuestra ascensión es posible porque Uno, más fuerte que nosotros, nos atrae hacia lo alto.

La Virgen Asunta en cuerpo y alma al cielo se convierte así en Icono de la Iglesia que camina en la esperanza e indeclinable nostalgia hacia la gozosa reunificación con el Esposo. Mirarla, invocarla, celebrarla implica pasar victoriosamente de la angustia a la esperanza, de la soledad a la comunión, de la turbación a la paz, del tedio y de la náusea a la alegría y belleza, de las perspectivas temporales a las certezas y posesiones eternas: de la muerte a la vida.

Un primer nivel en que debería concretarse este tránsito pascual es el de nuestras conversaciones. En familia, en la educación, en las comunicaciones sociales han de abrirse y potenciarse instancias de elevación del alma hacia aquellos temas y valores que, como ella, no quieren ni pueden morir. El Hombre es mucho más que una concatenación de miserias, servidumbres y frivolidades del diario devenir. Tiene hambre de Dios, sed de Infinito. Es buscador del Último Sentido. Maestros, predicadores, comunicadores que aciertan en abrir esos espacios y habilitar tales instancias de elevación del alma prestan un servicio inapreciable y honran la dignidad del ser humano.

Un segundo nivel de elevación se encuentra en el ámbito de nuestras aspiraciones. Tendemos a conformarnos con lo que hay, en lugar de arriesgarnos a lo que viene y será mejor. Celebrar la Asunción, no sólo un 15 de agosto sino en cada cuarto misterio glorioso del Rosario, importa un compromiso continuo de excelencia y aristocracia espiritual. Es un nivelar hacia arriba, un habituarse a perseverar en camino ascendente. Es la ley de inercia del amor, que una vez iniciado quiere siempre más.

Y un tercer nivel de elevación es el de nuestras depresiones. Los devotos de la Asunción se regocijan en saberse dotados y llamados a inyectar, en nuestra convivencia, un tono vital de alegría y optimismo. Contemplando a María, se ven a sí mismos cantando el Magníficat que anuncia las victorias de Dios. Descansan, se recrean en la certeza de que hay en el cielo una Madre que los llama por su nombre y los cubre con su manto.

Pbro. Raúl Hasbún