martes, 27 de junio de 2017

CONSEJOS DE CÓMO GOBERNAR, DADOS POR DON QUIJOTE A SANCHO PANZA

Increíble validez de las enseñanzas de Cervantes para el arte de gobernar




Lectura parcial de textos del Quijote por Josep Maria Pou. Capítulo XLII de la segunda parte. De los consejos que dio don Quijote a Sancho Panza antes que fuese a gobernar la ínsula.

Decálogo de Don Quijote a Sancho

“Sancho: hijo, atento a este tu Catón, que quiere aconsejarte, y ser norte y guía que te encamine y saque a seguro puerto de este mar proceloso donde vas a engolfarte; que los oficios y grandes cargos no son otra cosa sino un golfo profundo de confusiones.

1. “Primeramente, has de temer a Dios; porque en el temerle está la sabiduría, y siendo sabio no podrás errar en nada.

2. “Lo segundo, has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse. Del conocerte saldrá el no hincharte, como la rana que quiso igualarse con el buey.

3. “Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores, y preciate más de ser humilde virtuoso, que pecador soberbio. Innumerables son aquéllos que de baja estirpe nacidos han subido a la suma dignidad; y de esta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansaran.

4. “Mira, Sancho, si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer hechos virtuosos, no hay para que tener envidia a príncipes y señores; porque la sangre se hereda, pero la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale.

5. “Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre.

6. “Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia. Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún enemigo tuyo, aparta las mientes de su injuria, y ponlas en la verdad del caso. No te ciegue la pasión propia en la causa ajena; que los yerros que en ella hicieres, las más de las veces serán sin remedio, y si le tuvieren, será a costa de tu crédito y aún de tu hacienda.

7. “Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera despacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu razón en su llanto y tu bondad en sus suspiros.

8. “Al que has de castigar con obras, no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones.

9. “Al culpado que cayere debajo de tu jurisdicción, considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza nuestra, y, en todo cuanto fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstrate piadoso y clemente; porque, aunque los tributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea, a nuestro ver, el de la misericordia que el de la justicia.

10. “Si estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, serán luengos tus días, tu fama será eterna, tus premios colmados, tu felicidad indecible; casarás tus hijos como quisieres; títulos tendrán ellos y tus nietos; vivirás en paz y beneplácito de las gentes, y, en los últimos pasos de la vida, te alcanzará el de la muerte en vejez suave y madura, y cerrarán tus ojos las tiernas y delicadas manos de tus terceros netezuelos.

“Esto que hasta aquí te he dicho son documentos que han de adornar tu alma”.

Temas relacionados, haz clic aquí: Don Quijote

domingo, 25 de junio de 2017

NO PODEMOS CELEBRAR EL ABANDONO DE LA REALIDAD POR PARTE DEL LOBBY LGBTQQIAPP...



Si un hombre piensa que es un pez y se siente ser un pez, por amor a él debemos hacer todo lo posible por convencerlo de que no trate de vivir debajo del agua. Es imposible. El mayor respeto que podemos mostrar a un ser humano que piensa que es un perro es tratarlo como a un ser humano. El que nació varón es un varón y debe ser tratado como tal aunque se sienta mujer. Eso sería mostrarle el respeto que le es debido. Que un hombre crea que es mujer no lo hace ser parte de una minoría que necesita ser tolerada, sino ser parte de un grupo que necesita ayuda... Si un ser humano creyera que es un gato no sería respetuoso seguirle el juego y tratarlo como a un gato; debemos ayudarle a ver que es un ser humano.

 Lamentablemente, muchos han abandonado el sentido común y, contra toda lógica, han aceptado la posibilidad de que los sentimientos de cada cual puedan milagrosamente cambiar la realidad biológica de un individuo.

sábado, 24 de junio de 2017

LAS 12 PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS


Ver video:



CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN

Yo, __________, me doy y consagro al Sagrado Corazon de Nuestro Señor Jesucristo, mi persona y mi vida, mis oraciones, penas y sufrimientos, para no querer servirme de ninguna parte de mi ser sino para honrarlo, amarlo y glorificarlo. Es mi voluntad irrevocable ser todo de El y hacer todo por su amor, renunciando de todo corazón a todo lo que pueda disgustarle.


Yo os tomo, pues, Oh Sagrado Corazón, por el único objeto de mi amor, el protector de mi vida, la seguridad de mi salvación, el remedio de mi fragilidad y de mi inconstancia, el reparador de todos los defectos de mi vida, y mi asilo en la hora de mi muerte.

Sed, por tanto, ¡Oh Corazón de bondad! mi justificación para con Dios vuestro Padre, y alejad de mi los rayos de su justa cólera. ¡Oh Corazón de amor! yo pongo toda mi confianza en vos, pues todo lo temo de mi malicia y de mi debilidad, pero todo espero de vuestra bondad. ¡Extinguid pues en mí todo lo que os pueda desagradar o resistir! Que vuestro puro amor os imprima con tanta presteza en mi corazón que no pueda jamás olvidaros, ni estar separado de vos, a quien conjuro, por todas vuestras bondades, que mi nombre sea escrito en vos, pues yo quiero hacer construir mi gloria en vivir y morir en calidad de esclavo vuestro. Amén.

NUEVE PRIMEROS VIERNES. PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR

A los que vivan la devoción a su Sagrado Corazón 


A partir de la primera revelación, 
Santa Margarita María Alacoque sufriría todos los primeros viernes de mes, hasta su muerte, la experiencia mística de la llaga del costado de Jesús. Estos eran los momentos particularmente elegidos por el Señor para manifestarle lo que quería de ella y para descubrirle los secretos de su amable Corazón.

Propósito de la devoción: 

Reparación al Corazón de Jesús.
Las promesas de Jesús dada por medio de Santa Margarita María Alacoque a los que practicaran y propagaran dicha devoción. Incluye la promesa a quienes comulguen nueve primeros viernes de mes.

El motivo principal de la devoción debe ser el amor a Jesús y no solo las promesas ligadas a ella. Sin embargo si el mismo Jesús quiso darnos un aliciente con sus promesas, podemos legítima y provechosamente apoyarnos también en ellas para fortalecer nuestra débil voluntad para todo lo que es el servicio de Dios. 


Consiste en comulgar (naturalmente en estado de gracia, habiendo confesado antes si se está en pecado mortal) el primer viernes de cada mes durante nueve meses seguidos. Esfuérzate en no interrumpirlos. Si por alguna causa has dejado de comulgar un solo primer Viernes, has de empezar otra vez. Se sugiere confesarse con intención de reparar las ofensas al Sagrado Corazón.

Para ganar esta gracia debemos: 

1-Recibir sin interrupción la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes consecutivos.
2-Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
3-Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.
4-Oración: "Oh Dios, que en el corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados, has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor. R. Amén.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío."

Promesas:

(1) Les daré todas las gracias necesarias en su estado de vida.
(2) Estableceré la paz en sus hogares.
(3) Los consolaré en todas sus aflicciones.
(4) Seré su refugio en su vida y sobre todo en la muerte.
(5) Bendeciré grandemente todas sus empresas.
(6) Los pecadores encontrarán en Mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia.
(7) Las almas tibias crecerán en fervor.
(8) Las almas fervorosas alcanzarán mayor perfección.
(9) Bendeciré el hogar o sitio donde esté expuesto Mi Corazón y sea honrado.
(10) Daré a los sacerdotes el don de tocar a los corazones más empedernidos.
(11) Los que propaguen esta devoción, tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón, y de El, 
nunca serán borrados.
(12) Nueve primeros viernes: Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso le concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán, en desgracia ni sin recibir los sacramentos; Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento. 

ORACIÓN

Oh Sacratísimo Corazón de Jesús en el Santísimo Sacramento, os suplico e imploro me concedáis la gracia de una muerte bienaventurada. Y lo mismo os pido para mis amigos y enemigos, especialmente para aquellos que cometieron pecados por medio mío, y rogad por mí y perdonadme todas las buenas promesas que he hecho y quebrantado. ¡Oh!, buen Dios, tened piedad de las pobres almas sufrientes en el Purgatorio, especialmente las que puedan estar detenidas allí por mí y las almas más abandonadas.

Incluidnos a todos nosotros, vivos y difuntos, en todas las Misas que serán dichas hasta el fin del mundo, todas las Santas Comuniones, Indulgencias y oraciones de las almas devotas ahora y por siempre. Os suplico, escuchad mi pobre oración y concededme estas peticiones, porque nadie en la faz de esta tierra lo necesita más que yo.

Tema relacionado (haz click): LLAMADO DEL SAGRADO CORAZÓN A LA CONVERSIÓN DE LAS ALMAS

jueves, 22 de junio de 2017

LA CORTESÍA por Alfonso Junco

  • UNA CUALIDAD DESECHADA.
  • URGE UNA CRUZADA PARA RESCATARLA.

La cortesía se asemeja a los papelillos con que se rellenan las cajas para embalar porcelana: “al parecer, los papelillos para nada sirven; pero sin ellos se rompería la porcelana”. Lo más fino, lo más diáfano, lo más exquisito del vivir, se haría pedazos sin esta suave inutilidad de la cortesía. Ella resguarda y pone a salvo la porcelana de la convivencia y del espíritu.

Ya sabemos que nadie es perfecto. Sabemos que nosotros mismos no lo somos. Y así como nos resulta grato que los demás disimulen benévolos nuestras fallas y busquen nuestro lado favorable, debemos tomar ante los otros la misma actitud y brindarles el mismo bienestar.

Es ineludible que haya personas que nos molesten, reuniones y circunstancias que nos fastidien. La cortesía mediocre manda que no externemos allí tales sentimientos. Pero la cortesía superior manda que no los externemos ni allí ni después: ni en presencia ni en ausencia. La mediocridad de la cortesía se queda en lo primero; la superioridad de la cortesía lo abarca todo...

Lo que piden la urbanidad y los buenos modales: ceder el asiento, dar la acera, hablar sin gritos, comer con pulcritud, no interrumpir, no disputar; todo lleva en el fondo este espíritu: evitar molestias a los demás, patentizarles deferencia.

DE LA MISMA RAÍZ TOMA SU JUGO EL HEROÍSMO

Y lo que es cortesía en lo pequeño, en lo grande es heroísmo. El propio espíritu que nos mueve a tomar la molestia que le quitemos al prójimo, nos empuja a salvarle la vida con riesgo de la nuestra. El que deja su asiento para aliviar al que se cansa, es, en germen y signo, el que se arroja al mar para ayudar al que se ahoga. De la misma raíz toman su jugo y su eficacia, esta cosa minúscula que llamamos cortesía y esa cosa imponente que llamamos heroísmo.

Hay en nuestra tradición y en nuestro pueblo un estilo profundo de cortesía, fruto de la hidalga caballerosidad española y de la blanda figura indígena.

Descansa el alma en esa benignidad hospitalaria, en esa suavidad acogedora de nuestra provincia y de nuestros campos. Aun la miel del diminuto denuncia en el exceso, la dulce propensión. Por los hondos caminos de México nos acaricia siempre la canción del saludo al desconocido. No hay humilde casita que no brinde su agua y su sombra al que pasa, que no fraccione su pobre manjar con el que llega. La dignidad y la finura, esencias de una secular tradición y de una cultura entrañable, embeben todavía las tierras más profundas de la patria.

Don Alfonso Junco
Historiador y escritor mexicano
Siglos de espiritualidad en la norma y la costumbre, trabajaron para nosotros esta herencia de señorío. Más parece que andamos disipándola.

Causa pena, en las nuevas generaciones, la falta general de nobles modales: gritos y estridencias en el cine, burdos comentarios en alta voz, pies sobre el asiento. Ni consideración para las damas ni miramiento para nadie. Se mascan el chicle y la ordinariez.

¿No nos vendría bien una cruzada por la cortesía? En la escuela, en la radio, en la televisión, en la prensa ¿No podríamos infundir y difundir el valor a estos sumos valores inmateriales, el apego a esta egregia tradición de nuestra estirpe?

Sin amaneramiento. La verdadera cortesía es sencilla y natural como la elegancia verdadera. Más que una forma, un espíritu. Busca dignificar la convivencia. Dulcificar la convivencia. Con la suave inutilidad de los papelillos, salvar la porcelana.

Otros temas del autor: http://www.catolicidad.com/search/label/Alfonso%20Junco

martes, 20 de junio de 2017

EL PAPA NO HA ACCEDIDO A LA AUDIENCIA SOLICITADA HACE CASI DOS MESES NI CONTESTADO LAS DUBIA PRESENTADAS POR CUATRO CARDENALES

HAN TRANSCURRIDO 9 MESES Y EL PAPA NO HA QUERIDO RESPONDER LAS DUBIA


El 25 de abril de 2017, en nombre de Sus Eminencias los cardenales Walter Brandmüller, Raymond L. Burke, Joachim Meisner y el propio cardenal Carlo Caffarra, éste presentó una solicitud de audiencia al papa Francisco para los cuatro purpurados. Lo anterior se debe a que las dubia hechas por estos cardenales no han querido ser aclaradas por el Pontífice después de ocho meses de su presentación. Esta solicitud se acaba de hacer pública cuando está por cumplirse casi dos meses que fue formulada y entregada en las manos del Papa, sin que éste haya acusado recibo de la petición escrita de los cardenales ni accedido a la misma.

A continuación las parte medulares de la solicitud de audiencia:

"...El 19 de septiembre de 2016, entregamos a Vuestra Santidad y a la Congregación para la Doctrina de la Fe cinco dubia, pidiéndole que resolviese las incertidumbres y aclarase algunos puntos de la Exhortación Apostólica postsinodal Amoris Laetitia. No habiendo recibido ninguna respuesta de Vuestra Santidad, hemos tomado la decisión de pedirle respetuosa y humildemente una audiencia...

"Ha transcurrido un año desde la publicación de Amoris Laetitia. Durante este tiempo se han manifestado públicamente interpretaciones de algunos pasajes objetivamente ambiguos de la Exhortación postsinodal que no solo divergen del Magisterio permanente de la Iglesia, sino que son contrarias al mismo... han aparecido numerosas declaraciones de obispos, cardenales e incluso conferencias episcopales que aprueban lo que el Magisterio de la Iglesia nunca ha aprobado: no solo el acceso a la Sagrada Eucaristía por parte de aquellos que objetiva y públicamente viven en una situación de pecado grave y tienen la intención de permanecer en ella, sino también una concepción de la conciencia moral contraria a la Tradición de la Iglesia. De este modo, sucede -¡Qué doloroso es ver esto!- que lo que es pecado en Polonia se considera bueno en Alemania y que lo que está prohibido en la arquidiócesis de Filadelfia se permite en Malta. Y lo mismo en otros lugares...

"Frente a esta grave situación, en la que muchas comunidades cristianas se ven divididas, sentimos el peso de nuestra responsabilidad y nuestra conciencia nos obliga a solicitar humilde y respetuosamente una audiencia."

Como es sabido, la función encargada por Cristo a Pedro y sus sucesores es la de preservar íntegro el depósito de la fe y confirmar a los católicos en esa fe.

Texto íntegro AQUÍ.

lunes, 19 de junio de 2017

QUE LOS OTROS NO TE MANTENGAN EN ESCLAVITUD, ¡SÉ LIBRE!

  • Escucha a Dios, no a tus propios miedos.
  • "A nadie devuelvan mal por mal, procurando obrar bien no sólo delante de Dios, sino también delante de todos los hombres". Romanos 12:17.