jueves, 20 de junio de 2019

JUEVES DE CORPUS, EN MÉXICO ES FIESTA DE PRECEPTO Y OBLIGA LA ASISTENCIA AL SANTO SACRIFICIO DE LA MISA

En otros países cada quien debe investigar.


FIESTA DEL CORPUS CHRISTI

La fiesta del Corpus se remonta al siglo XIII. La instituyó para su diócesis, en 1242, el obispo de Lieja, ante las insistentes deman­das de la beata Juliana, priora de un convento situado a las puer­tas de la ciudad, en el monte Cornillón. Algunos años más tarde, la extendió a la Iglesia universal el Papa Urbano IV, antiguo archi­diácono de Lieia. A causa de su procesión del Santísimo Sacramento, muy pronto se convirtió la Fiesta del Corpus en una de las más gratas al pueblo cristiano. Con su fe en la Presencia Real, eleva a Dios en esta solemnidad su acción de gracias por todos los bienes que le vienen por medio de este gran sacramento.

La Eucaristía está íntimamente ligada a la vida de la Iglesia y de los fieles. Puede decirse que en ella brota y se manifiesta conti­nuamente esa vida de los cristianos. En la Santa Misa hace presente la Iglesia sobre sus altares el sacrificio de Cristo, fuente de nuestra redención, el cual no cesa ella de ofrecer a Dios en unión con el mismo Cristo. Por la santa comunión se unen los fieles a Cristo, inmolado por ellos, y transforman su vida en la de él; nacidos a la vida de la gracia en las aguas del bautismo, se alimentan de la Euca­ristía como de un pan celestial.

____________________________________________

martes, 18 de junio de 2019

EL CATÓLICO NO DEBE SER PERRO MUDO, SINO GUARDIÁN VALIENTE


Ante el silencio cobarde y la tibieza de muchos, seamos piedras que gritan. Como dijo San Antonio María Claret:


"¡Ah! No es posible callar, Madre mía. No callaré aunque supiese que de mí han de hacer pedazos, no quiero callar; llamaré, gritaré, daré voces al cielo y a la tierra, a fin de que se remedie tan gran mal. No callaré… Y si de tanto gritar se vuelven roncas o mudas mis fauces, levantaré las manos al cielo, se espeluznarán mis cabellos, y los golpes que con los pies daré en el suelo, suplirán la falta de mi lengua… Tal vez me diréis que ellos, como enfermos frenéticos, no querrán escuchar al que les quiere curar; antes bien me despreciarán y perseguirán de muerte. ¡No importa!”.

________________________________________

lunes, 17 de junio de 2019

CONSEJOS A LOS CONFESORES


Por San Francisco de Sales.

   En principio, antes de examinar la conciencia ajena, el confesor ha de examinarse a sí mismo: “Tened una gran limpieza y pureza de conciencia, ya que pretendéis limpiar y purgar las de los demás, para que el viejo refrán no os sirva de reproche: ‘Médico, cúrate a ti mismo’; y las palabras del apóstol:‘Cuando juzgas a los demás, te estás condenando a ti mismo’. Si, pues, cuando os llaman para confesar os encontráis en estado de pecado mortal (Dios no la quiera), PRIMERO DEBEIS IR VOSOTROS A CONFESAROS Y A RECIBIR LA ABSOLUCIÓN…”.

   Una segunda recomendación define el estado de espíritu en que ha de encontrarse el medico de almas: “Desead ardientemente la salvación de las almas, y especialmente de las de cuantos acuden a la penitencia, rogando a Dios que tenga a bien cooperar en su conversión y progreso espiritual”.

    Bondad paternal, prudencia de médicos: estas dos advertencias recomendadas a los confesores se completan con algunas alusiones precisas al estado de ánimo o a los estados de espíritu de los penitentes, tales que nos dejan intuir la larga y rica experiencia del maestro espiritual. De hecho, se podría decir que en sus recomendaciones se dibuja, por así decir, una larga procesión de seres humanos, sufrientes, desamparados, perdidos, en busca de un amor que les acoja y les reconcilie consigo mismo:

   “Recordad que los pobres penitentes, desde el comienzo de su confesión, os llaman padre y que, en efecto, debéis cultivar un corazón paterno, acogiéndolos con sumo amor, soportando con paciencia su tosquedad, ignorancia, debilidad, lentitud y otras imperfecciones, sin cansaros nunca de ayudarlos y socorrerlos, mientras quede en ellos esperanza de enmendarse. Seguid el consejo de san Bernardo, que dice que los pastores no deben preocuparse de las almas fuertes, sino de las flacas y débiles…  

   Tened la prudencia de un médico, porque también los pecados son enfermedades y heridas espirituales, y considerad atentamente la disposición de vuestro penitente… Así pues, si le veis atormentado por el oprobio y la vergüenza, transmitidle seguridad y confianza mostrándole que tampoco vosotros sois ángeles, no más que él; que no os extraña el que los hombres pequen; que la confesión y la penitencia hacen infinitamente más digno al hombre, que reprobable le había vuelto el pecado…, que los pecados, en la confesión, son sepultados ante Dios y el confesor, de suerte que ya no serán nunca recordados…

   Si le veis dominado por el miedo, abatido y desconfiando de obtener el perdón de sus pecados haced que recupere el ánimo, mostrándole el inmenso gozo que le produce a Dios la penitencia de los grandes pecadores…; que los más grandes santos han sido grandes pecadores: san Pedro, san Mateo, María Magdalena, David, etc.; y, finalmente, que el mayor agravio que podemos hacer a la bondad de Dios y a la muerte y pasión de Jesucristo es no tener confianza en que obtendremos el perdón de nuestras iniquidades”. (Oeuvres complètes, Visitación de Annecy 1892-1964).

_______________________________________

sábado, 15 de junio de 2019

LAS CALUMNIAS


No creas ni repitas aquello que no consta plenamente. La calumnia es un gravísimo pecado contra la Ley de Dios y contra la honra y buena fama del prójimo. Quien calumnia está obligado a resarcir el daño causado, pero como la calumnia corre como reguero de pólvora es muy difícil resarcir plenamente en esta vida. ¡Cuántas almas purgan este pecado antes de ver a Dios y cuántas otras se condenan por no haberse arrepentido de sus calumnias!

En muchas ocasiones, las calumnias, con el tiempo, se evidencian y son como el lodo arrojado: sale el sol, se seca y se cae. Lo que se mantiene perenne es la pésima reputación y fama de quien maliciosamente las profiere. Es de gente ruin propalarlas. Un verdadero católico jamás empleará, para fines inconfesables, un medio tan vil y contrario a las enseñanzas de Jesucristo, su Maestro, que predicó que el amor entre ellos era el genuino distintivo de sus discípulos.

Por amor a Dios y al prójimo, el cristiano no debe inventar calumnias, ni dar por ciertas ni difundir sus imaginaciones -juicios temerarios- en contra de terceros. Ni creer ni repetir acusaciones que otros hacen y no le constan. El calumniador tiene una imaginación fértil, no caigamos en sus redes. Si es pecado difundir, sin necesidad, los pecados y defectos verdaderos del prójimo, imagina la gravedad de propagar calumnias que deberás retractarte de ellas y repararlas si quieres ser perdonado por Dios.

________________________________

jueves, 13 de junio de 2019

"LOS BURROS NO VUELAN": P. LORING

___________________________________

RECORDATORIO DE ORACIÓN DE TODOS LOS DÍAS TRECE DE CADA MES

Cada día trece de mes, fecha de las apariciones de la Virgen en Fátima, los lectores y editores de este sitio rezaremos cinco minutos y pediremos por estas intenciones:

1) Por las peticiones particulares así como por las necesidades espirituales y materiales de todos y cada uno de los lectores de CATOLICIDAD.

2) Por el fin del proceso de "autodemolición" en la Iglesia Católica.

3) Por la intención de que, tal como lo pidió la Virgen en Fátima, el Papa finalmente consagre Rusia al Inmaculado Corazón de María y pida la conversión de ese país al catolicismo, nombrando -para ello- a esta nación de manera explícita, en unión con todo el episcopado mundial.

4) Por la reparación a Dios de nuestros pecados y por la de todas las ofensas que recibe, particularmente por las blasfemias que se profieren o los sacrilegios que se realizan.

5) Por la conversión de los pecadores, especialmente los más necesitados de la misericordia divina.

6) Por que se multipliquen las vocaciones sacerdotales y los sacerdotes vivan una vida de santidad conforme al Corazón de Cristo.

7) Por el triunfo del Inmaculado Corazón de María y la implantación del Reinado Social de Cristo en nuestras naciones.

8) Por la paz mundial, no como la da el mundo sino como la da N.S. Jesucristo y por el triunfo de la vida en las legislaciones.

9) Por la salvación propia y la de nuestros familiares, amigos y conocidos.

10) Por todas las necesidades de la Iglesia.

Bastará rezar:

-Un Señor mío Jesucristo: 
  • "Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, me pesa de todo corazón haber pecado, porque he merecido el infierno y perdido el cielo, y sobre todo, porque te ofendí a ti, que eres bondad infinita, a quien amo sobre todas las cosas. Propongo firmemente, con tu gracia, enmendarme y alejarme de las ocasiones de pecar, confesarme y cumplir la penitencia. Confío me perdonarás por tu infinita misericordia. Amén."
-Un Padre Nuestro
-Tres Aves Marías pidiendo que la Virgen nos preserve del pecado mortal durante las tentaciones (ver AQUÍ).
 -Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos.
(Nota:  Todo católico debe saber de memoria las oraciones anteriores, al igual que el Credo. Si alguien no las sabe, puede aprenderlas haciendo click AQUÍ)
-La oración de la Virgen de Fátima: 
  •  "Oh Jesús mío, perdónanos y líbranos del fuego de infierno, lleva al Cielo a todas las almas, socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia".
-Finalizando así: 
  • "Señor: te pedimos por todas las necesidades de la Iglesia, por la Consagración de Rusia tal como se pidió en Fátima, por el triunfo del Inmaculado Corazón de tu dulcísima Madre, por la implantación de tu Reinado Social y de tu Paz en nuestras naciones, por la santidad de los sacerdotes y por el aumento de las vocaciones sacerdotales, así como por el triunfo de la vida y la familia en nuestras legislaciones. Te ofrecemos nuestra vida entera en reparación de los pecados propios y de las ofensas que se hacen a tu sacratísimo nombre, así como por los graves sacrilegios que se realizan en todo el mundo. Finalmente ponemos en tus manos, por intercesión de la Santísima Virgen María, todas las necesidades espirituales y materiales, tanto propias como las de nuestros familiares, amigos y conocidos, y las de nuestros hermanos lectores y editores del blog CATOLICIDAD.
  • -Santísima Virgen María, encomiendo a tu Inmaculado Corazón a toda la familia mía.
  • -Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía.
  • -Santísima Virgen de Guadalupe, salva nuestra Patria, conserva nuestra fe y defiéndenos de los falsos pastores.
  • -San Miguel Arcángel, ampáranos de las asechanzas del demonio.
  • -San Pío V, ruega por nosotros. Amén".

miércoles, 12 de junio de 2019

VANIDAD


"Vanidad es, pues, buscar riquezas perecederas y esperar en ellas.

También es vanidad desear honras y ensalzarse vanamente.

Vanidad es seguir el apetito de la carne y desear aquello por donde después te sea necesario ser castigado gravemente.

Vanidad es desear larga vida y no cuidar que sea buena.

Vanidad es mirar solamente a esta presente vida y no prever lo venidero.

Vanidad es amar lo que tan presto se pasa y no buscar con solicitud el gozo perdurable."

(Tomás de Kempis, Imitación de Cristo)

___________________________________________