miércoles, 29 de junio de 2022

29 DE JUNIO: SOLEMNIDAD DE SAN PEDRO Y SAN PABLO


 El 29 de junio se celebra la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.


Pedro, roca; Pablo, espada.

Pedro, la red en las manos;

Pablo, tajante palabra.


Pedro, llaves; Pablo, andanzas.

y un trotar por los caminos

con cansancio en las pisadas.


Cristo tras los dos andaba:

a uno lo tumbó en Damasco,

y al otro lo hirió con lágrimas.


Roma se vistió de gracia:

crucificada la roca,

y la espada muerta a espada.


Ambos son fundadores de la Iglesia de Roma

Jesús dijo: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Con estas palabras, Simón Pedro pasó a ser “la roca” de la Iglesia y se comprometió a apacentar el rebaño de Dios a pesar de sus debilidades humanas.

Luego de la Resurrección y Ascensión de Cristo, Pedro asumió con humildad ser cabeza de la Iglesia, dirigió a los apóstoles y se encargó de que los discípulos mantuvieran viva la verdadera fe.

Pablo era conocido como Saulo de Tarso antes de su conversión. Luego del encuentro con Cristo continuó hacia Damasco donde fue bautizado y recobró la vista. Es reconocido como el apóstol de los gentiles y pasó el resto de su vida predicando el Evangelio sin descanso a las naciones del mar Mediterráneo.

AMBOS PADECIERON EN ROMA 

San Pedro y San Pablo fueron detenidos y martirizados en la prisión Mamertina, también llamada el Tullianum, ubicada en el foro romano en la antigua Roma.

San Pedro pasó sus últimos años en Roma guiando a la Iglesia durante la persecución, hasta su martirio en el año 64. Fue crucificado de cabeza a petición propia, por no considerarse digno de morir como su Señor. Fue enterrado en la colina del Vaticano y la Basílica de San Pedro está construida sobre su tumba.

San Pablo fue decapitado en el año 67. Está enterrado en Roma, en la Basílica de San Pablo de Extramuros.

martes, 28 de junio de 2022

NO ME DESAMPARE TU AMPARO


 

NO ME DESAMPARE TU AMPARO

No me desampare tu amparo,

No me falte tu piedad,

No me olvide tu memoria.

Si tú, Señora, me dejas, ¿quién me sostendrá?

Si tú, me olvidas, ¿quién se acordará de mí?

Si tú, que eres estrella de la mar y guía de los errados, no me alumbras, ¿dónde iré a parar?

No me dejes tentar del enemigo,

Y si me tentare, no me dejes caer,

Y si yo cayere, ayúdame a levantar.

¿Quién te llamó, Señora, que no le oyeses?

¿Quién te pidió, que no le otorgases?


FRAY LUIS DE GRANADA


lunes, 27 de junio de 2022

NO TE DUERMAS NUNCA EN PECADO MORTAL


 

¿PUEDE DIOS PERDONARME SI NO HAY UN CONFESOR?

  • LA CONTRICIÓN PERFECTA BORRA TODO PECADO PERO NO PERMITE COMULGAR.
  • QUIEN MUERE DESPUÉS DE UN ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA SE SALVA ETERNAMENTE.
  • IMPLICA ARREPENTIMIENTO DE NUESTROS PECADOS POR AMOR A DIOS, PROPÓSITO DE ENMIENDA Y DE CONFESARSE A LA BREVEDAD.
  • LA CONTRICIÓN IMPERFECTA O ATRICIÓN ES POR TEMOR AL INFIERNO Y NO BORRA LOS PECADOS POR SÍ MISMA, PERO CON PROPÓSITO DE ENMIENDA ES SUFICIENTE PARA CONFESARSE.

sábado, 25 de junio de 2022

COMBATIR LEYES INJUSTAS


 Por el R.P. Tomás Agustín Beroch

Hoy (24 de junio de 2022) es un día de gracia. No solo podemos decir que Roe vs Wade fue revocada el día del Sagrado Corazón, sino también el día de la Natividad de San Juan Bautista, quien reconoció la presencia del Señor desde que estaba en el vientre materno. Como dijo Isabel: "apenas oí tu saludo mi hijo saltó de alegría en mi vientre" (Lc 1; 44). 

Esto es un ejemplo para nuestros países como Argentina y donde el aborto se haya aprobado. Que una ley exista no quiere decir que sea una ley justa; y no solo eso: hay que combatirla hasta erradicarla para siempre. El aborto, por más que sea ley en los papeles, es siempre un asesinato y no puede tener aprobación en ningún caso. 

Obviamente yo siempre aliento a las madres que alguna vez abortaron y se arrepintieron de su pecado a confiar en la misericordia de Dios que siempre puede perdonarnos por más grandes que sean nuestras faltas. Si una mujer abortó y se arrepintió, que sepa que la misericordia de Dios dura para siempre y que Jesucristo le pide que de ahora en adelante luche por la defensa de la vida humana desde la concepción hasta la muerte. Pero no hay pecado que Dios no pueda perdonar, por más grande que sea. 

Que el día de hoy sea recordardo como un claro mensaje de Dios: SE PUEDEN COMBATIR LEYES INJUSTAS COMO LA LEY DEL ABORTO, pues el Señor lo que quiere lo hace y nadie se burla del Omnipotente. Aunque todo parezca perdido en nuestros países, nunca perdamos la esperanza. Aquí en Estados Unidos tardaron 49 años en revocar esta ley injusta. Ahora los diferentes estados podrán decidir libremente que hacer, y hay 26 estados que están apuntando a la eliminación absoluta del aborto. Es un milagro, pero no hay que sorprenderse, ya que Dios es el que decide, no los políticos ni los poderosos (aunque parezca lo contrario, Dios es y será el que mueve los hilos de la historia).  

"Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia" (Sal 136;1).


viernes, 24 de junio de 2022

GRAN TRIUNFO DE LA VIDA


 ¡Triunfó la vida! La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos (SCOTUS) ha derogado hoy el famoso fallo Roe vs Wade, devolviendo a la constitución estadounidense su original carácter de defensa de la vida. Esta es una decisión que, seguramente, va a impactar en muchas constituciones latinoamericanas.

 Providencialmente en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, Roe v Wade ha sido derogado, en un fallo que indica claramente que, más allá de los slogans, el "supuesto derecho a abortar NO ES constitucional". Y así lo afirmó Clarence Thomas, Juez de la Corte Suprema de Justicia estadounidense: "El supuesto derecho al aborto no es una forma de libertad". En tanto, el juez Samuel Alito redactó en la decisión: «El aborto plantea una profunda pregunta moral. La Constitución no prohíbe a los ciudadanos de cada Estado reglamentar o prohibir el aborto. Roe y Casey se arrogaron esa autoridad. Ahora invalidamos esas decisiones y devolveremos la autoridad al pueblo y a sus representantes electos.»


jueves, 23 de junio de 2022

CONSEJOS E INDICACIONES PARA CONSERVAR LA FE


“Van a llegar infelices tiempos de rebelión y de disensiones en la Iglesia. Oh, hijos míos, —lo dijo con lágrimas en los ojos— ¡no os dejéis seducir por ninguna innovación! Uníos y manteneos firmes. Permaneced en la misma vía, en los mismos caminos que nuestros piadosos mayores, conservad y mantened lo que nos fue enseñado. Es así que resistiréis a los ataques, a los huracanes, a las tempestades que se elevarán con tanta violencia”.

San Nicolás de Flüe.

Nicolás de Flüe, o Bruder Klaus (hermano Klaus), como es conocido en su patria, nació en Sachseln, en el cantón suizo de Obwalden, en 1417 y falleció en 1487, siendo canonizado por S.S. Pío XII en mayo de 1947. 

Fuentes: Guido Goerres, Le Bienheureux Nicolas de Flüe, traducido del alemán. In Les Petits Bollandistes, Vies des Saints, Bloud et Barral, Libraires-Éditeurs, París, 1882, t. IV, p. 91.

miércoles, 22 de junio de 2022

LA VIDA SE ABRE PARA QUIEN MUERE EN GRACIA


Quien habitualmente vive en gracia, es de esperar que termine así la vida terrenal y, por esto, empiece a vivir eternamente la verdadera vida.

martes, 21 de junio de 2022

HOC EST ENIM CORPUS MEUM. LA PRESENCIA REAL DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN LA EUCARISTÍA.


LA PRESENCIA REAL DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN LA EUCARISTÍA

Algunos de los fundamentos de nuestra fe:

"Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo». Los judíos discutían entre sí, diciendo: «¿Cómo este hombre puede darnos a comer su carne?». Jesús les respondió: «Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre, la verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Así como yo, que he sido enviado por el Padre que tiene Vida, vivo por el Padre, de la misma manera, el que me come vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres y murieron [el maná]. El que coma de este pan vivirá eternamente». Todo esto lo enseñó Jesús en la sinagoga de Cafarnaún". (Juan 6, 51-58).

"Este alimento es llamado por nosotros Eucaristía … De hecho, nosotros lo tomamos no como pan común y bebida común; sino como Jesucristo, nuestro Salvador que se encarnó, por la palabra de Dios tomó carne y sangre para nuestra salvación, así hemos aprendido que también aquel alimento, consagrado con la plegaria que contiene la palabra de él mismo y de quien se nutren nuestra sangre y nuestra carne, es por transformación Carne y Sangre de aquel Jesús encarnado. En efecto, los Apóstoles en su memorias llamadas evangelios, transmitieron que les fue dejado este mandamiento por Jesús…" (Apología I, San Justino Mártir, c. 155. Vivió en el primer siglo de la Era Cristiana).

"Pero dando también a los discípulos el consejo de ofrecer las primicias de sus criaturas a Dios, no como si las necesitase Él, sino para que ellos mismos no sean infructuosos ni ingratos, tomó el pan que es algo de la creación, y dio gracias diciendo: “Esto es mi Cuerpo”. Y de la misma manera afirmó que el cáliz, que es de nuestra creación terrena, era su Sangre; y enseñó la nueva oblación del Nuevo Testamento, la cual, recibiéndola de los apóstoles la Iglesia, ofrece en todo el mundo a Dios... acerca de lo cual Malaquías, en los doce profetas [menores], profetizó así: En efecto mío no está hacia vosotros, dice el Señor Omnipotente, y no aceptaré de vuestras manos sacrificio. Porque desde el levante a poniente es glorificado mi nombre entre las gentes y en todo lugar se ofrece incienso a mi nombre, y un sacrificio puro, pues grande es mi nombre entre las naciones, dice el Señor Omnipotente. Significando manifiestamente por esto que el pueblo anterior cesará de ofrecer a Dios; porque en todo lugar se ofrecerá sacrificio a Él, y éste será puro; y su nombre es glorificado entre las gentes" (San Ireneo, siglo II).

"Este alimento se llama entre nosotros Eucaristía, del cual a ningún otro es lícito participar, sino al que cree que nuestra doctrina es verdadera, y que ha sido purificado con el bautismo para perdón de pecados y para regeneración, y que vive como Cristo enseñó(*). Porque estas cosas no  las tomamos como pan ordinario ni bebida ordinaria, sino que, así como por el Verbo de Dios, habiéndose encarnado Jesucristo nuestro Salvador, tuvo carne y sangre para nuestra salvación, así también se nos ha enseñado que el alimento eucaristizado mediante la palabra (verbo) de oración procedente de Él – alimento del que nuestra sangre y nuestra carne se nutren con arreglo a nuestra transformación – es la Carne y la Sangre de aquel Jesús que se encarnó. Pues los apóstoles, en los comentarios por ellos compuestos, llamados evangelios, nos transmitieron lo que así les había sido transmitido" (San Justino Martir, año 160 DC).

(*)Para comulgar hay que ser católico bautizado, creer lo que la Iglesia enseña (la doctrina verdadera) y vivir en gracia, como Cristo enseñó (en caso de haber pecado mortalmente es necesaria la sincera Confesión sacramental para recuperar la gracia santificante). Enseña San Pablo que quien comulgue en pecado mortal comerá y beberá su propia condenación.

"El Cuerpo de Cristo vivifica a los que de él participan: aleja la muerte al hacerse presente en nosotros, sujetos a la muerte, y aparta la corrupción, ya que contiene en sí mismo la virtualidad necesaria para anularla totalmente” (SAN CIRILO DE ALEJANDRIA, Coment. Evang. S. Juan, 5, Siglo V DC).

"Esforzaos, por lo tanto, por usar de una sola Eucaristía; pues una sola es la Carne de Nuestro Señor Jesucristo y uno sólo es el cáliz para unirnos con su Sangre, un solo altar, como un solo obispo junto con el presbítero y con los diáconos consiervos míos; a fin de que cuanto hagáis, todo hagáis según Dios" (San Ignacio de Antioquía).

"Lo que parece pan no es pan, aunque así sea sentido por el gusto, sino el Cuerpo de Cristo, y lo que parece vino no es vino, aunque el gusto así lo quiera, sino la Sangre de Cristo" (San Cirilo de Jerusalén, Catequesis XXII,9, siglo IV).

.

lunes, 20 de junio de 2022

¿VOX POPULI, VOX DEI?


"Cuando nos digan que 'vox populi, vox Dei' y que la mayoría siempre tiene la razón, recordemos aquella mayoría fraudulenta que gritó: «Crucifícalo». Los demagogos cuando quieren algo, dicen que «el pueblo lo quiere». Casi siempre es mentira. Pero aún cuando fuere verdad, con eso no está todo dicho todavía. El pueblo puede querer cosas malas y cosas buenas: según cómo se lo oriente."

-Leonardo Castellani, El evangelio de Jesucristo, Domingo de pasión.


sábado, 18 de junio de 2022

LA TRADICIÓN NO ES LA ADORACIÓN DE LAS CENIZAS, SINO LA PRESERVACIÓN Y TRANSMISIÓN DEL FUEGO


Ante el silencio cobarde y la tibieza de muchos, seamos piedras que gritan. Como dijo San Antonio María Claret:

"¡Ah! No es posible callar, Madre mía. No callaré aunque supiese que de mí han de hacer pedazos, no quiero callar; llamaré, gritaré, daré voces al cielo y a la tierra, a fin de que se remedie tan gran mal. No callaré… Y si de tanto gritar se vuelven roncas o mudas mis fauces, levantaré las manos al cielo, se espeluznarán mis cabellos, y los golpes que con los pies daré en el suelo, suplirán la falta de mi lengua… Tal vez me diréis que ellos, como enfermos frenéticos, no querrán escuchar al que les quiere curar; antes bien me despreciarán y perseguirán de muerte. ¡No importa!”.