viernes, 3 de julio de 2015

VIDEO: «ESTA SITUACIÓN (EN LA IGLESIA) ES INSOSTENIBLE»: P. SANTIAGO MARTÍN

  • QUIEREN, EN EL PRÓXIMO SÍNODO, SOMETER A VOTACIÓN LAS VERDADES INMUTABLES DE LA PALABRA DE DIOS
  • VARIOS INTENTAN IMPUGNAR LAS ENSEÑANZAS DEL MISMO CRISTO
  • EL SUFRAGIO HUMANO NO TIENE NINGÚN VALOR CONTRA LA ENSEÑANZA DIVINA

Ver video. Tarda unos segundos. (Suscriptores hacer clic aquí):

«ESTA SITUACIÓN ES INSOSTENIBLE»

Así lo explica el padre Santiago Martín -fundador de los Franciscanos de María- ante la virulenta divergencia de criterios (uno fiel a la doctrina de la Iglesia y a la Palabra de Dios, otro contrario a ellas) que se está manifestando a medida que se aproxima el sínodo sobre la familia, incluidos algunos comportamientos inadmisibles de sacerdotes modernistas contra sus propios fieles. Pero al mismo tiempo señala los aspectos positivos de esta situación y su efecto purificador para la Iglesia.

Hablando de la situación de la Iglesia, el P. Martín dice: “La división está servida y esta situación no puede durar mucho más (…) A esto hemos llegado: a que sacerdotes insultan a sus feligreses porque estos son fieles a la doctrina de la Iglesia y a las enseñanzas del propio Evangelio. A esto hemos llegado. Esta situación es insostenible”.


Nota de CATOLICIDAD: Como hemos señalado en varias ocasiones, el hecho de reproducir una información importante o una declaración de alguien, no significa que estemos necesariamente de acuerdo -al 100%- con todas las opiniones expresadas por esa persona en todas las ocasiones.


Fuente: video de Magnificat TV.

martes, 30 de junio de 2015

«SE ODIA A SÍ MISMO EL HOMBRE QUE QUIERE SER MUJER Y LA MUJER QUE QUIERE SER HOMBRE»

LA REALIDAD BIOLÓGICA

«¿Qué ocurriría si yo hubiera ido a mis padres diciéndoles que en realidad era blanca y que la raza de mi cuerpo simplemente no encajaba con la de mi mente?» Es la quemante reflexión sobre el movimiento transgénero de Nuriddeen Knight, Máster en Psicología, que ha publicado en Public Discourse este artículo que reproducimos en español, y que comienza su argumentación recordando los primeros años de su infancia…

(Portaluz) Mis padres nunca me compraron Cenicienta, La Sirenita o Blancanieves. No eran las historias que se contaban en mi casa ni las películas que veíamos en la televisión. No existía entonces una princesa Tiana. Pero mis padres no sólo nos pusieron películas con princesas ‘coloreadas’: Mulan (asiática), Pocahontas (una nativa americana) y Jasmine (árabe). También nos encariñamos con los animales africanos de El Rey León. Nunca idealizamos la «blancura» en casa. Y nada de esto ocurrió de modo patente, aunque sí pudo haber sido de manera intencionada. Únicamente mirando atrás me doy cuenta del tipo de autoestima que nuestros padres nos estaban inculcando.
Sin embargo, esto no fue suficiente. En torno a los 13 años, me di cuenta de que el mundo me decía que la piel clara y el «pelo bueno» eran mejores; que estar delgada era mejor, y que la blancura era mejor. En algunos momentos, hubiera deseado ser blanca. Rogué a mi madre que me alisara mi pelo, y lo hizo; tomé, en algunos momentos, algunas medidas irracionales para perder peso, y traté de mantener mi piel más o menos clara poniéndome a resguardo del sol.
Si hubiera ido a mis padres diciéndoles que quería ser blanca, pienso que quizás se hubieran reído, hubieran llorado, me hubieran confortado, y se habrían preguntado en qué habían fallado como padres. Pero ¿qué habría pasado si les hubiera dicho no solo que yo quería ser blanca, sino que yo era blanca en realidad? ¿Qué habría ocurrido si les hubiera dicho que la raza de mi cuerpo simplemente no encajaba con la de mi mente? Pienso que los habría trastornado profundamente.

El ojo más azul

El famoso libro de Toni Morrison, The Bluest Eye (El ojo más azul), traza un paralelismo con esta idea. La protagonista, Pecola, es una joven de piel oscura que quiere desesperadamente tener los ojos azules. Al final de la historia los tiene –o al menos ella cree tenerlos–. Como lectores, no aplaudimos esto. De hecho, pensamos que Pecola ha perdido la cabeza. Sabemos que lo que ella desea no son ojos azules, sino algo más profundo: amor, aceptación, respeto, honor… los deseos humanos intangibles que todos anhelamos, y que no son concedidos por igual. Sabemos que a ella le faltan, que es víctima de un abuso permanente y que no hay una solución fácil para sus problemas.
Pero, ¿y si hubiera sido posible para mí volverme blanca, y para Pecola tener ojos azules? ¿Hubiera sido el fin de la historia, el final más feliz? ¿El cambio de nuestra apariencia física habría borrado todas nuestras preocupaciones de autoestima y valía?
Por supuesto que no. Los ojos y el color de la piel nunca fueron el problema; el racismo y el abuso sí que lo fueron. Únicamente hubiéramos colocado un apósito sobre el problema real. Los muchos hombres y mujeres que «pasaron» por blancos durante la vergonzosa época de las leyes de Jim Crow pudieron gozar privilegios sociales reservados a los blancos, pero también perdieron su herencia, sus lazos familiares y su integridad, por la mentira que se vieron obligados a vivir cada día.

Raza, sexo y género

¿Pero, qué habría pasado si, en vez de haber querido ser blanca, hubiera querido ser un hombre? ¿Qué habría ocurrido si, en lugar de haberles dicho a mis padres que yo era realmente una persona blanca, les hubiera dicho que quería desesperadamente cambiar mi cuerpo para que encajara con mi mente? Si usted piensa que, en este caso, mis padres deberían aplaudir mi valor, aceptar mi nueva identidad de género y llevarme al cirujano más próximo, por favor, pregúntese: ¿por qué?
No hay duda de que raza y sexo son asuntos muy diferentes. La raza es un constructo social inventado durante la época de la esclavitud. Antes de que los europeos esclavizaran a los africanos, las «personas negras» en África no formaban una unidad, como tampoco las «personas blancas» en Europa. Debido a la esclavitud, las etiquetas de negro y blanco se convirtieron en modos de conveniencia para continuar la opresión, pero son formas relativamente recientes de identificarse a uno mismo.
El sexo, sin embargo, no es una invención humana. Sí, los roles de género son creados culturalmente. No obstante, eso no borra el hecho de que cada ser humano (con excepción de los individuos hermafroditas, que son un mínimo porcentaje) nace con un grupo definido de atributos físicos y biológicos que lo constituyen como mujer o varón. Esa es una verdad que no puede borrarse con el tiempo.

El amor propio como virtud

Cuando queremos ser algo diferente a nuestro auténtico yo, podemos hablar de odio a sí mismo. Una persona negra que quiere ser blanca se odia a sí misma, y así también el hombre que quiere ser mujer y la mujer que quiere ser hombre. Vivimos en un clima que lleva a centrarse en uno mismo, pero ¿por qué no animamos a las personas a amar su propio cuerpo? Si les decimos a las mujeres que estén contentas con sus curvas, su edad y su piel, ¿por qué no les decimos a ellas (y a los hombres) que amen su sexo?
Solemos lamentarnos por los horrores de la mutilación genital femenina, pero luego permitimos su práctica en nuestro patio trasero. Ignoramos los lamentos de los pacientes que se despiertan de la cirugía llenos de remordimiento. Ignoramos su sufrimiento y los engañamos con la promesa de arreglos rápidos y felicidad instantánea. En The Federalist, Stella Morabito cita a un hombre que, al volver en sí tras la cirugía, se dijo: «¿Qué he hecho? ¿Qué demonios he hecho?».
De un modo algo extraño, en su entrevista en Vanity Fair, Bruce Jenner se hizo eco de este hombre, al recordar sus pensamientos tras diez horas de intervención para feminizar su rostro. «¿Qué he hecho? ¿Qué me he hecho?». Otro paciente, tras su operación, confesó en un foro online: «Estoy desolado por cómo he mutilado mi cuerpo». En Public Discourse, Walt Heyer ha escrito sobre el pesar que experimentó tras su cirugía de cambio de sexo.
Estamos jugando un juego peligroso. El hombre o el chico cuyo pene ha sido suprimido quirúrgicamente no puede dar marcha atrás y retomar su naturaleza dada por Dios. ¿Por qué no dedicamos el dinero que gastamos en cirugías y fármacos, a terapias y al aprendizaje sobre cómo amarnos a nosotros mismos? Deberíamos enseñar el mensaje de la autoaceptación en vez de gastar en estas cirugías, o creer que hemos nacido en el cuerpo equivocado.

La esclavitud de la libertad

Paradójicamente, cuanto más nuestra sociedad trata de liberarse de los estereotipos de género, más esclava se vuelve de ellos. Al decir que la gente puede nacer con un cuerpo de género equivocado, los activistas transgénero están afirmando que hay un tipo de sentimientos exclusivos de las mujeres y otro exclusivo de los hombres. Por lo tanto –creen–, aquellos que sienten cosas que no encajan con su tipo de sentimientos, tienen que cambiar externamente su género para que encaje con su mente.
¿Por qué nos estamos haciendo cómplices de estas estrechas ideas de masculinidad y feminidad? ¿Qué significa «sentir» como mujer? ¿No debemos cuestionar esa idea tanto como nos hemos cuestionado ideas sobre el «lugar de la mujer» o el «papel del hombre»? ¿Cuándo empezamos a aceptar la idea de los «pensamientos de género» o los «sentimientos de género»?
…Sin embargo, encuentro algo realmente insultante en torno a este fenómeno. Es un insulto para las personas del otro sexo pensar que «vistiendo como ellas», «hablando como ellas», o diciendo que uno siente «como ellas», se pueda «ser» ellas. Ser hombre es más que vestir un traje, y ser mujer es más que ponerse maquillaje. Si nos sentimos atrapados en nuestro cuerpo, quizás no es nuestro cuerpo lo que hemos de corregir; lo que hemos de lograr es que nuestro espíritu reconecte con él.

Ya lo habíamos publicado, pero conviene recordar este video: Mons. Samuel Jofré Giraudo, obispo de Villa María, Córdoba, Argentina, sí emplea el AHORA menos común de los sentidos: el sentido común.


domingo, 28 de junio de 2015

LAS DOS CARAS DEL MISMO DOMINÓ




Hace algunos días, un empleado de una tienda de mascotas en México -contra la política de la misma- realizó un video, que subió a la red, en el que tratando de hacerse el "gracioso" golpeaba y lastimaba a un pequeño perrito. Se convirtió en viral y con muchísimos comentarios justamente reprobatorios.

 Hasta ahí muy bien, lo extraño es que la mayoría de esas voces que claman -con razón- por defender a un animal tratado cruelmente (no fue asesinado ni se le dañó de manera permanente), callan y no protestan cuando un ser humano es asesinado -de la peor manera- en el seno de quien debería amarlo y protegerlo.

¿Por qué se emplean dos medidas tan distintas? Una, si se trata de crueldad contra animales y otra, si tiene que ver con el derecho fundamental a la vida de todo ser humano, sobre todo cuando es el ser más pequeño al que pocos dan voz para su defensa.

¿Hemos perdido el juicio y la proporción de las cosas? ¿Es mucho más importante el sufrimiento de un pobre perrito que la vida de un bebé que es un ser humano? 

El genocidio a través del aborto ha cobrado más vidas que todas las guerras juntas.

Y casi todos callan...

Son las dos caras del mismo dominó.

viernes, 26 de junio de 2015

QUEDA CLARO DE DÓNDE VIENE LA CONSIGNA: LA CORTE SUPREMA DE EUA APRUEBA EL "MATRIMONIO" HOMOSEXUAL

  • EL CARDENAL SANDOVAL LAMENTA EL SILENCIO DE MUCHOS PASTORES
  • SE TRATA DE "UN PROYECTO DE GOBIERNO MUNDIAL" QUE INTENTA DESTRUIR LA FAMILIA Y LA IGLESIA CATÓLICA, ASEGURÓ
Además, la Casa Blanca colocó íconos con esa bandera en su página oficial, así
como en sus cuentas de twitter y facebook, en las que publicó un video de
la residencia oficial iluminándose de arcoíris conforme cayó la noche.

Se confirman los peores temores de los cristianos estadounidenses fieles a la Escritura. En una decisión que quebranta la ley natural y que va en contra de todo lo que ha definido a EE.UU como una nación cristiana, el Tribunal Supremo ha sentenciado, por cinco votos a favor y cuatro en contra, que el «matrimonio» homosexual es un derecho y ha declara inconstitucionales las leyes que lo prohíben en varios Estados. Uno de los magistrados que votó en contra advierte que la sentencia es una amenaza contra la democracia.

SEGÚN OBAMA ES "UNA VICTORIA PARA ESTADOS UNIDOS"

Un Barack Obama exultante como nunca, como si los EUA hubiesen ganado la tercera guerra mundial, ha aplaudido la decisión con desmesurado entusiasmo: «Es la victoria para aliados y amigos que dedicaron años, en algunos casos décadas, trabajando y rezando para que el cambio llegue. Esta decisión es una victoria para Estados Unidos». Publicó en Twitter, inmediatamente, luego de conocer el dictamen: «Hoy es un gran día en la marcha por la igualdad. Las parejas gay y lesbiana ahora tienen derecho a casarse, como cualquier otro».

Tanto Obama como Hillary Clinton se han manifestado como tenaces propulsores del matrimonio homosexual.

En 2013 la Corte Suprema rechazó una apelación presentada por los que apoyaron la Proposición 8 en el Estado de California que establecía que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer.

La Corte también se ha negado a recibir casos similares de otros estados.

Esta decisión junto a otras anteriores similares han generado diversos conflictos relacionados a la libertad religiosa.

Muchos padres han debido enfrentarse a una serie de dificultades al intentar sacar a sus hijos de diversas clases en donde se promueve las relaciones homosexuales, mientras que diversos negocios han sido enjuiciados por manifestar sus reservas para participar de celebraciones de parejas del mismo sexo.

Varias agencias de adopción católicas se han visto forzadas a cerrar porque algunas leyes exigen entregar a los menores a parejas homosexuales en contra de sus creencias religiosas.

EN MÉXICO, EL CARDENAL SANDOVAL DENUNCIÓ QUE LA DECISIÓN DE LA SCJN FORMA PARTE DE UN PROYECTO DE UN GOBIERNO MUNDIAL ÚNICO CONTRARIO A LA FAMILIA Y LA IGLESIA

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara, denunció y criticó con energía, en un video que a continuación publicamos, la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (en México) dictaminada -a favor del "matrimonio" homosexual- unos días antes de la de EUA, la que -afirmó- destruye "el matrimonio mismo" y es contraria al matrimonio natural y a la Revelación Divina. Sostuvo que "el problema de fondo está en que hay organismos internacionales al servicio de un proyecto que se llama Nuevo Orden, un proyecto de Gobierno Mundial, donde las cosas que estorben tienen que hacerse a un lado para gobernar a toda la humanidad o por lo menos a la de occidente...para ello quieren destruir la familia, la Iglesia Católica -que son estorbos- y la soberanía de los estados nacionales. Y una de las medidas -para destruir la familia- es pervertir el concepto mismo de familia y hablar de matrimonio como la unión de dos personas para que quepa cualquier clase de unión en esa definición". Lamentó el silencio y pasividad de muchos pastores de la Iglesia que callan y no organizan a los fieles para oponerse a leyes injustas, las que se podrían revertir con la recolección de firmas. Se mostró optimista sobre el resultado del próximo Sínodo de la familia, que considera que no puede ser otro que lo que está plasmado en las páginas de la Sagrada Escritura, pues salirse de esta institución divina -el matrimonio natural- atenta contra ella y resulta una aberración que no puede caber en la mente de ninguno que se diga católico, sostuvo. Finalizó exhortando a los católicos a invocar a la Santísima Virgen María por nuestra Patria que -aseguró- está en graves problemas políticos, económicos, de violencia y morales como éste.


INTOLERANCIA DEL LOBBY HOMOSEXUAL

Organizaciones de la comunidad homosexual en Jalisco interpusieron una denuncia penal contra el cardenal Juan Saldavor Íñiguez, por “discriminación e incentivar a la violencia” luego de que declarara que el matrimonio entre personas del mismo sexo es una “aberración”.

"Estamos pidiendo que se ajuste al Estado de derecho. Con sus declaraciones está fomentando la homofobia y la transfobia", dijo Carlos Becerra, miembro de Unión Diversa, una de las 12 asociaciones que presentaron la demanda ante la Fiscalía General de Jalisco.

Fuentes ArquidiocesisGdl, Infocatólica, Aciprensa, Frontera.info, El Universal y Etcétera.
Expresa con tu firma tu oposición al "matrimonio" homosexual, haz clic aquí:  http://www.citizengo.org/es/24225-retire-accion-inconstitucionalidad-282015-matrimonio-entre-un-hombre-y-una-mujer?=fb&tcid=13741725

jueves, 25 de junio de 2015

NO AL "MATRIMONIO" HOMOSEXUAL PROMOVIDO POR LA MASONERÍA

AUSTRIA RECIENTEMENTE LO RECHAZÓ
Fuente

Reforma, 25 de junio de 2015. Unas 3 mil personas encabezadas por sacerdotes católicos y pastores evangélicos se manifestaron en contra de que Chihuahua apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La protesta tuvo lugar el martes en el recinto legislativo, tras lo cual los diputados locales optaron por posponer la discusión del tema, aunque no definieron para cuándo.

El matrimonio igualitario sería abordado ese día luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó inconstitucional que los estados consideren que el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer.

Los grupos religiosos entregaron una misiva, con copia al Gobernador César Duarte y a los 33 diputados de Chihuahua, en la que sostienen que la jurisprudencia no obliga legalmente a los congresos locales a legislar en el sentido de modificar el concepto de matrimonio.

En entrevista, Miguel Ortega, vocero de la arquidiócesis de Chihuahua, dijo que la Iglesia los respeta, pero que el rango de matrimonio sólo puede otorgárseles a las uniones heterosexuales.

"Dios elevó a rango de sacramento la unión de un hombre y una mujer a través de la figura del matrimonio", aclaró.

AUSTRIA ACABA DE RECHAZAR EL "MATRIMONIO" HOMOSEXUAL

En Austria ha sido rechazada, 110 votos contra 26, la moción que solicitaba al Gobierno Federal un proyecto de ley que lo legalizase, informó el sitio Lapsis.

La Asamblea Nacional austriaca dejó solo a los Verdes; socialistas (actualmente en el gobierno), populares y demás partidos han demostrado resistencia a las presiones del lobby homosexualista, dos días antes del aquelarre del «Gay Pride». 

La noticia ha sido ocultada incluso en los medios de comunicación austriacos.

  En tanto, en Roma, el pasado 20 de junio (2015), un millón de manifestantes se pronunciaron a favor del verdadero matrimonio. 

____________________________________

miércoles, 24 de junio de 2015

¿QUÉ HACER PARA CONVERTIR A MI ESPOSO?




“Lo que más toca el corazón de Dios es nuestra perseverancia, porque es la prueba de la verdadera fe que nunca desfallece”. Por algo nos ha puesto Cristo la parábola de la viuda inoportuna que, tras su insistencia logró el favor del juez. (Lucas 8,1-8)

Muchísimas mujeres sufren porque aman a Dios y quieren vivir según sus mandamientos, pero sus maridos están lejos de eso. Esto se debe a que el corazón de la mujer es más sensible y delicado que el del hombre. Dios la ha hecho con más capacidad para acoger su amor y entregarse a Él, sin duda, el corazón femenino está más orientado a Dios. Es raro ver a una mujer sin fe y, al mismo tiempo, es algo muy triste porque es una violencia a su naturaleza femenina y materna.

Muchas mujeres de Dios viven un gran drama: “mi marido no se convierte”. Ya oí muchas veces este lamento: “Ya hice de todo; pero él no va hacia Dios, no va a la iglesia conmigo, no se confiesa...".

Sé que ocurre también al revés; hay hombres comprometidos en la Iglesia, cuyas esposas no los acompañan, pero esto sucede mucho menos.

¿Qué hacer?

1) Primero que todo, debes mantener la paciencia y la calma.

La estrategia del demonio es que te desesperes y desanimes, de forma que abandones tu cruz antes de tiempo. Debes entender que esta cruz (la falta de conversión de tu marido) es parte de tu matrimonio. Cuando Dios te confió a este hombre, con él te entrego una misión, hacer crecer en la fe a este hombre para su salvación. Dios te encomendó esta misión el día de tu matrimonio para que la construyas cada día con paciencia, oración, fe, lágrimas, sacrificios y demás. Dios espera de ti que algún día le devuelvas a este hombre siendo mejor de lo que lo has recibido. (Lee 1 Pedro 3,1-7)

2) Asume tu cruz con amor.

No vivas esta situación de mala gana, no tendrías méritos ante Dios. No la rechaces y la saques fuera del camino, esta cruz te santificará y dará un sentido profundo a tu matrimonio. Ama tu cruz para poder encontrar la salvación.

3) No pelees con tu esposo a causa de Dios.

Él tiene su tiempo de actuar porque respeta la libertad del hombre sin la cual no sería a su Imagen y semejanza. Dios sabe esperar “la hora de la gracia” para actuar, por lo que tú también tienes que esperar: “Únete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido” (Eclo 2,3). No le hagas resistencia a tu marido; no lo enfrentes, espera que la gracia de Dios mueva su alma… Sé dócil con él, ámalo de todo corazón, conquístalo para ti, para que después, puedas conquistarlo para Dios.

4) Reza constantemente por él, sin desanimarte jamás.

Esta es la voluntad del Señor: “Después le enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse..” (Lc 18,1).

¿Pero, hasta cuándo tendré que rezar por la conversión de mi marido? Ya estoy cansada.

http://oracionesydevocionescatolicas.com/santa_brigida_doce.htm
Recomendamos sólo esa página, pues no 
hemos analizado todo ese blog.
La respuesta es, siempre. Hasta que la muerte los separe, cumpliendo cada día, hasta el último de tu vida, la promesa que hiciste en el altar de amarlo en la tristeza y la alegría, en la salud y la enfermedad, amándolo y respetándolo todos los días de su vida.

Lo que más toca el corazón de Dios es nuestra perseverancia, porque es la prueba de fe verdadera que nunca desfallece; por eso Jesús dijo: “Pero el que se mantenga firme hasta el fin se salvará” (Mt 24,13). Observe que Jesús dice “hasta el fin”, la perseverancia es para siempre. Para Dios, luchar es más importante que vencer.

Te cuento la historia de una mujer como tú.

Elizabeth Leseur fue una gran cristiana que vivió por la época del 1900. Era una francesa culta y fervorosa, amiga de las artes, las letras, la filosofía, etc., casada con un hombre culto y destacado en la sociedad francesa; pero ateo, que no acompañaba la fe de Elizabeth. Era el famoso Sr. Marie–Albert Leseur.

Elizabeth rezó y se inmoló toda su vida por la conversión de su esposo, lo acompañaba a los más altos eventos sociales donde Dios estaba ausente, y su alma lloraba en silencio y oblación a Dios; hasta que un día ella falleció sin ver la conversión de su marido.

Pero Elizabeth había escrito un diario espiritual, y un bello día su esposo lo encontró tras su muerte, y lo leyó con interés. Fue suficiente para que se convirtiera profundamente.

Al leer aquella páginas llenas de fe y de sufrimiento ofrecido a Dios diariamente, aquel hombre fue tocado profundamente y entendió que había vivido al lado de un ángel sin notar nunca su presencia. Ahora derramaba lágrimas de tristeza por no haber vivido aquella fe maravillosa al lado de su esposa fallecida.

Su conversión fue tan profunda que dejó el mundo, abandonó las esferas sociales donde era exaltado y se hizo fraile dominico; fray Marie-Albert Leseur.

Desde el cielo Elizabeth convirtió a su Albert. Después él publicó: La Vida de Elizabeth Leseur” (Irmãos Pongetti editores, Río de Janeiro, 7ª edición, 1931). Toda mujer que sufre este dolor debería leer esta obra.

Tú, que aún no has visto a tu marido convertirse, Elizabeth lo convirtió para Dios después de la muerte. Ella lo ayudó a conocer a Dios. Al final, esto es lo que importa

Por lo tanto, no se desanime jamás, no se canse ni desista de esta misión que Dios le dio de salvar a este hombre. Tal vez sea usted la única criatura en este mundo que pueda ayudar a Dios a llevarlo hasta Él. Y esta será su mayor obra en este mundo.

Título original: ¿Cómo ayudar a la conversión de mi esposo? Fuente: Felipe Aquino | Aleteia | con aportes y modificaciones hechos por PildorasdeFe.net.