viernes, 8 de mayo de 2009

EL PECADO MORTAL, SUS CONSECUENCIAS Y REMEDIOS




Para salvarnos, debemos rechazar con valentía el pecado y remover los obstáculos que acumulan a nuestro paso los enemigos de nuestra alma; vivir en la gracia santificante, cumplir los divinos mandamientos y rezar cada día.


Después del pecado original, para conseguir la salvación eterna, tenemos que luchar enérgicamente contra el pecado – que es el enemigo número uno y, en cierto sentido, el único que tenemos enfrente. Tenemos que luchar también contra el mundo, demonio y carne, que no cesan de acumular obstáculos en nuestro camino como amigos y aliados del pecado. Si el mundo, es decir, los hombres que viven sin tener cuenta de la Ley de Dios, el demonio y la carne son tan peligrosos y temibles, es únicamente porque vienen del pecado y conducen a él.

Nunca nos pondremos suficientemente en guardia contra este mortal enemigo de nuestra alma, por que por un solo pecado mortal, podemos perdernos eternamente. Tener un pecado mortal es mil veces peor que tener el SIDA, cáncer y lepra juntos.


Examinemos un poco lo que es el pecado mortal, cual es su malicia, cuáles son los daños que nos hace, qué armas y remedios tenemos para luchar y triunfar de él.



¿Qué es el pecado mortal?


El pecado mortal es una trasgresión voluntaria de la Ley de Dios en materia grave. Es una rebeldía contra Dios.


Dios tiene su Ley. En su infinita sabiduría ha sabido resumirla en los diez mandamientos. La Iglesia, con Divina autoridad ha añadido algunos otros, con el fin de hacernos cumplir con mayor facilidad y perfección los divinos preceptos.


Cuando el hombre, dándose perfecta cuenta de que lo que va hacer está gravemente prohibido por la ley de Dios o de la Iglesia, quiere hacerlo a pesar de todo, comete un pecado mortal que pone completamente de espaldas a Dios y le vincula a las cosas creadas, en las que coloca su último fin renunciando a la salvación eterna1 1.



Para que un pecado sea mortal hay tres condiciones:


1) Advertencia perfecta por parte del entendimiento,
2) Consentimiento perfecto, o plena aceptación por parte de la voluntad.
3) Materia grave prohibida por Dios.


Los efectos inmediatos del pecado son:


1) Aversión a Dios del que se separa voluntariamente al despreciar sus mandamientos, y es lo que constituye lo formal o el alma del pecado;
2) Conversión a las cosas creadas mediante su goce ilícito, que constituye lo material o el cuerpo del pecado.
3) He aquí unos ejemplos de pecado mortal que conducen al infierno. San Pablo nos advierte: “Fornicación y cualquiera impureza o avaricia, ni siquiera se nombre entre vosotros, como conviene a santos, ni torpeza, ni vana palabra, ni bufonerías…Porque tened bien entendido que ningún fornicario, impuro avaro que es lo mismo que idólatra tiene parte en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con vanas palabras, pues por estas cosas descarga la ira de Dios sobre los hijos de la desobediencia. No os hagáis pues copartícipes de ellos” (Efesios 5, 3-7). Lo que dicen o hacen los pecadores no vale nada. NO debemos participar de sus locuras o aprobarlas.

Dios mismo nos advierte hablando de pecado graves: “NO os hagáis ilusiones. Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los maldicientes, in los que viven de rapiña, heredaran el reino de Dios”. (I Corintios. 6,9-11).


La malicia del pecado mortal


Ninguna inteligencia creada o creable podrá jamás darse cuenta perfecta del espantoso desorden que encierra el pecado mortal. Rechazar a Dios a sabiendas y escoger en su lugar a una vilísima criatura en la que se coloca la suprema felicidad y último fin envuelve un desorden tan monstruos e incomprensible, que sólo la locura y atolondramiento del pecador puede alguna manera explicarlo. El ejemplo de la pobre pastorcita de la que el rey se prendo y la desposó consigo, haciendo la reina, y que de pronto abandona el palacio real y se marcha en plan de adulterio con un miserable seductor, no ofrece sino un pálido reflejo de la increíble monstruosidad del pecado.

El mismo Dios, infinitamente bueno y misericordioso, que tiene entrañas de padre para todas su criatura s y que nos ha dicho en la sagrada Escritura (Ezequiel 33,11) , sabemos que por un soloque no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva, sabemos que por un solo pecado mortal:

a) Convirtió a millones de ángeles en horribles demonios para toda la eternidad.
b) Arrojó a nuestros primeros padres del paraíso terrenal, condenándoles a ellos y a todos sus descendientes al dolor y ala muerte corporal y ala posibilidad de condenarse eternamente aun después de la redención realizada por Cristo.
c) Exigió la muerte en la cruz de su Hijo muy amado, en el cual tiene puestas todas sus complacencias para redimir al hombre culpable (San Mateo 17,5).
d) Mantendrá por toda la eternidad los terribles tormentos del infierno en castigo del pecador obstinado.
e) Todo esto son datos de fe católica: es hereje quien los niegue. ¿Qué otra cosa podrá darnos una idea de la espantosa gravedad del pecado mortal cometido de una manera perfectamente voluntaria y a sabiendas?

¿Corres hacia tu perdición eterna?


Los efectos del Pecado mortal
.


No hay catástrofe ni calamidad pública o privada que pueda comparase con la ruina que ocasiona en el alma un solo pecado mortal. Es la única desgracia que merece propiamente el nombre de tal, y es de tal magnitud, que no debería cometerse jamás, aunque con él se pudiera evitar una terrible guerra internacional que amenace destruir a la humanidad entera, o liberar a todas las almas del infierno y del purgatorio.
.
Sabido es que, según la doctrina católica – que no puede ser mas lógica y razonable para cualquiera que, teniendo fe, tenga además sentido común -, el bien sobrenatural de un solo individuo está por encima y vale infinitamente más que el bien natural de la creación universal entera, ya que pertenece a un orden ínfinitamente superior: el de la gracia y la gloria.

Así como sería una locura que un hombre se entregase a la muerte para salvar la vida a todas las hormigas del mundo – vale más un solo hombre sacrificase su bien eterno, sobrenatural, por salvar el bien temporal y meramente humano de la humanidad entera: no hay proporción alguna entre uno y otro.


El hombre tiene obligación de conservar su vida sobrenatural, de vivir en la gracia a toda costa, aunque se hunda el mundo entero.

He aquí los principales efectos que causa el alma un solo pecado mortal voluntariamente cometido:

1) Pérdida de la gracia santificante que hacía el alma pura, santa e hija adoptiva de Dios heredera de la Vida eterna. Sin la gracia santificante nadie puede salvarse.
2) Pérdida de las virtudes infusas (caridad, prudencia, justicia, fortaleza, templanza) y de los dones del Espíritu Santo, que constituyen un tesoro divino, infinitamente superior a todas las riquezas materiales de la creación entera.
3) Pérdida de la presencia amorosa de la Santísima Trinidad en el alma, que se convierte en morada y templo de Satanás.
4) Pérdida de todos los méritos adquiridos (mediante las buenas obras) en toda su vida pasada, por larga y santa que fuera.
5) Feísima mancha en el alma, que la deja tenebrosa y horrible a los ojos de Dios. “El pecado, dice San Juan Crisóstomo, deja el alma tan leprosa y manchada que mil fuentes de agua no son capaces de lavarla”.
6) Esclavitud de Satanás. El que está en el pecado mortal es esclavo de Satanás “que es príncipe de los pecadores”, dice San Agustín.
7) Aumento de las malas inclinaciones. El pecador esta debilitado y no puede fácilmente resistir contra el mal, le cuesta mucho trabajo hacer el bien.
8) Remordimiento e inquietud de conciencia, el que está en pecado mortal no tiene tranquilidad y paz en su alma ni en su familia, ni en su trabajo.
9) Reato, es decir merecimiento de pena eterna. El pecado mortal es el infierno en potencia, es decir, el que está en pecado mortal puede en cualquier momento caer en el infierno para siempre.


Como se ve, el pecado mortal es como un derrumbamiento instantáneo de nuestra vida sobrenatural, un verdadero suicidio del alma a la vida de la gracia Y pensar que tantos y tantos pecadores lo cometen con increíble facilidad y ligereza , no para evitarle al mundo una catástrofe lo que sería ya gran locura-, sino por un instante de placer bestial, por unos miserables pesos que tendrán que dejar en este mundo, por un odio y rencor al que no quiere renunciar y otras mil bagatelas y niñerías por el estilo!


Realmente tenía razón San Alfonso de Liborio cuando decía que el mundo le parecía un inmenso manicomio en el que los pobres pecadores habían perdido por completo el juicio. Y, con razón también, la piadosísima reina Blanca de Castilla le decía a su hijo San Luis, futuro rey de Francia: “Hijo mío, preferiría verte muerto que cometer un solo pecado mortal.” Es impresionante la descripción que hace Santa Teresa del estado en que queda un alma que acaba de cometer un pecado mortal”. (A ella se lo hizo ver Nuestro Señor de una manera milagrosa); “no sería posible a ninguno pecar, aunque se pusiesen a mayores trabajos que se que se pueden pensar por huir de las ocasiones”, (Moradas primeras, c.2)


¿Cómo podemos evitar el pecado mortal?


El que quiere asegurar la salvación eterna de su alma, nada tiene que procurar con tanto empeño como evitar a toda costa la catástrofe del pecado mortal.

Sería gran temeridad e increíble ligereza seguir pecado tranquilamente confiando en realizar más tarde la conversión y vuelta definitiva a Dios. En gran peligro se podría ese pecador de frustrar esa esperaza tan vana e inmoral. La muerte puede sorprenderle en el momento menos pensado, y se expone, además, a que la justicia de Dios determine substraerle, en castigo de tan manifiesto abuso, la gracia eficaz del arrepentimiento, sin la cual le será absolutamente imposible salir de su horrible situación. Si diera cuenta el pecador del espantoso peligro a que se expone, no podría conciliar el sueño una sola noche a menos de haber perdido por completo el juicio.

He aquí, indicados nada más, algunos de los medios más eficaces para salir del pecado mortal y no volver jamás a él:

1) Asistir al santo Sacrificio de la Misa. “por que nos obtiene la gracia del arrepentimiento, nos facilita el perdón de los pecados. ¡Cuantos pecadores, asistiendo a Misa, han recibido allí la gracia del arrepentimiento y la inspiración! de hacer una buena confesión de toda su vida”! (R. Garrigou-Lagrange, el Salvador, ed. Patmos, pág. 463).
2) Confesión y comunión frecuente, con toda la frecuencia que sea menester para conservar y aumentar las fuerzas del alma contra los asaltos de la tentación. Por la salud del cuerpo tomaríamos con gusto todos los remedios y medicinas que el médico nos mandara. L salud del alma vale infinitamente más.
3) Reflexionar todos los días un ratito sobre los grandes intereses de nuestra alma y de nuestra eterna salvación. La lectura diaria meditada de la vida de los santos ayuda mucho. (Hay unos libros fundamentales: S. Francisco de Sales; Introducción a la Vida devota; S. Alfonso de Liborio, reparación para la muerte; El gran medio de la Oración).
4) Oración de súplica pidiéndole a Dios que nos tenga de de su mano y no permita que nos extraviemos. El Padrenuestro bien rezado y vivido, ayuda mucho.
5) Huida de las ocasiones. El pecador está pedido sin eso. No hay propósito tan firme ni voluntad tan inquebrantable que no sucumba. Con facilidad ante una ocasión seductora. Es preciso renunciar si contemplaciones a los espectáculos inmorales (se comete, además, pecado de escándalo y cooperación al mal, contribuyendo con nuestro dinero a mantenerlos amistades frívolas y mundanas, conversaciones torpes, revistas o fotografías obscenas, películas, Internet, la caja de todos los vicios etc. Imposible mantenerse en pie si no se renuncia a todo eso. La felicidad inenarrable que nos espera eternamente en el cielo bien vale la pena de renunciar a esas cosas que tanto nos seducen ahora, sobre todo teniendo en cuenta que por un goce momentáneo nos llevarían a la eterna ruina.
6) Devoción entrañable a María, nuestra dulcísima Madre, abogada y refugio de pecadores. Lo ideal sería rezarle todos los días el Santo Rosario, que es la primera y más excelente de las devociones marianas y grandísima señal de prdesdestinación para que lo rece devotamente todos los días; pero, al menos, no olvidemos nunca las tres avemarías al levantarnos, acostarnos y a experimentar la tentación, para que nos alcance la victoria.
7) Hacer regularmente los Ejercicios Espirituales de San Ignacio. Hay una muerte, un juicio, una eternidad feliz o infeliz. Con el pecado no se discute. Tenemos que salvarnos cueste lo que cueste.



TEMAS RELACIONADOS:
SANTA FAUSTINA DESCRIBE UNA EXPERIENCIA QUE DIOS LE PERMITIÓ EN EL INFIERNO
MEDITACIÓN DE LOS VIDENTES DE FÁTIMA
¡EVITA ESTO! NO SIGAS CORRIENDO HACIA EL PRECIPICIO
EVITA ESTE TIPO DE CANCER
RESUELVE, DE UNA BUENA VEZ, TU PASADO PARA RESOLVER, TAMBIÉN, TU FUTURO
DESCRIPCIÓN DEL INFIERNO por San Antonio María Claret
CALLAR SOBRE EL INFIERNO: GRAVE PECADO DE OMISION
EL JUICIO DE ESTE MUNDO
CARTA DEL MAS ALLA
EL HOMBRE QUE NO HABÍA REZADO NUNCA
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

180 comentarios:

  1. Muy buen articulo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gilberto Cortez Blanco7 de marzo de 2010, 21:47

    Gracias por esta información, es excelente.
    Felicidades y Adelante

    ResponderEliminar
  3. Ofelia Castillo Rocha: Muchas gracias me sirvio mucho para mi tarea Dios les Bendiga y les siga iluminando Mil Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir esta valiosísima información, sigan adelante llevando esa luz de evangelización y de información por el mundo. Tumbas de Famosos

    ResponderEliminar
  5. por q no ponen ejemplos?????????????????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiii hacen mucha falta los ejemplos para los que les dejan tareas del cole

      Eliminar
  6. Gracias y que Dios los bendiga y nos libre del mal amen.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por publicar cosas buenas como estas. que Dios los Bendiga.

    ResponderEliminar
  8. todos los pecados son perdonados gracias al redentor del mundo el que se sacrifico por nosotros en la cruz el mesias jusucristo

    ResponderEliminar
  9. Mucha gente niega que exista el infierno. Otros dicen que no es eterno. Pero unos y otros creen en el Cielo. Y creen que el premio es eterno. ¿Qué obra realizada en la vida merece un premio eterno? ¡Ninguna! Conclusión: quien crea que hay premio eterno, debe creer que hay castigo eterno. De lo contrario, que no crea en nada. Y el tiempo dirá si la Santa Iglesia tenía razón o no.

    ResponderEliminar
  10. Es la Palabra de Dios custodiada por la Iglesia quien nos enseña esta verdad infalible, pues Dios no miente.

    Quien no crea en el infierno...¡vaya sorpresa que se llevará a su muerte!

    Dios es absolutamente veraz y justo.

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  11. nuestro senor solo quiere que sepamos que haci como exite unparaiso con el tambien hay tinieblas para el que no lo cree dios es bueno y quiere que nos amemos unos a los otros por que todos formamos un solo cuerpo y claro que existe el infierno el que uno mismo se forma por sus malos abitos de vida

    su hermana en cristo edith

    ResponderEliminar
  12. Sí, pero aquí a lo que nos referimos es al infierno que existe después de la muerte y que Dios nos reveló que existe para quienes viven y mueren en rebeldía a sus mandamientos.

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  13. AnöNïMö diJö......
    Buenoz TrAbAjØz me AyÜDåN muchoz pa mi TåR£Az ..
    Que DIOS los bendiga

    ResponderEliminar
  14. Soy made de un hijo afeminado. Y por lo que leo en sus predicas, concluyo que la única salida es que busque su muerte. Se imaginara que una madre no desea la muerte de un hijo mas allá de lo cercano o lejano que este de las reglas respecto del pecado mortal. Entiendo en esta predica, que no hay salida para un ser humano como es mi hijo. Lamento que su formación y las santas escrituras no hayn contemplado la situación de mi hijo. Esto aleja de la palabra de Dios. Y deja en la absoluta soledad. Don de quedó el Dios misericordioso?
    Estela Aparicio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen muchas inclinaciones en el ser humano (la mayor parte de ellas por factores externos) que pueden ser motivo de desesperanza, rabia o apatía, pero estas mismas son motivo de maduración en el alma cuando el hombre sobrenatural, quien realmente va a la eternidad, toma poseción de su vida y crece, afronta, rodea, transforma esta realidad de la carne. Esta es la salida que propone la iglesia!

      Eliminar
  15. Estimada señora:

    La misericordia de Dios es para TODOS. ¿puede haber mayor misericordia que la muerte llena de oprobios que sufrió Jesucristo desde su flagelación hasta su muerte d Cruz? ¿Puede haber mayor misericordia que perdonar los peores pecados que el hombre haya cometido cuando se acoge al SACRAMENTO DE MISERICORDIA que es la Confesión sacramental, mediante la cual el sacerdote -en la persona del mismo Cristo- borra con la absolución las faltas del arrepentido y contrito que tiene la intención de luchar por no pecar más?

    La solución no es y nunca será la muerte sino la conversión a vivir como Dios manda. De hecho la muerte del alma es el mismo pecado.

    El afeminado tendrá una mala inclinación en un sentido pero los no afeminados también las tenemos en otros muchos sentidos, también.

    Todo ser humano tiene malas inclinaciones, serán distintas pero todos debemos superarlas.

    El pecado no está en sentir malas inclinaciones -sean éstas cuales fueren- sino en CONSENTIRLAS, desearlas y vivir de acuerdo con ellas. Un asunto es la tentación y otro el consentimiento de la misma.

    Muchos afeminados luchan contra su inclinación y viven conforme a la Ley de Dios. La experiencia de tantos lo demuestra. Aquí mismo un lector nos daba testimonio de ello. Naturalmente hay que poner los MEDIOS que en el artículo de arriba se indican. Nadie -sin pedir la ayuda de Dios y sin poner los medios- puede salir de una vida contraria a la Ley de Dios. Y esto es válido para heterosexuales y para homosexuales. Los primeros también tienen malas inclinaciones contra las cuales luchar y en caso de caer deben levantarse de nuevo por medio de la confesión sacramental. La vida es una lucha contra las malas inclinaciones, que éstas sean distintas en cada individuo no significa que no sea una lucha universal de todos contra sus propias debilidades.

    Dios no pide imposibles y da las gracias necesarias al que se las solicita con humildad y pone lo que está de su parte. Relea, por favor, el artículo precedente donde se señalan los medios.

    Créanos que existen muchas personas con esa inclinación que viven en castidad y conforme a la Ley de Dios. En otros casos, existen testimonios de quienes han revertido esa condición mediante un adecuado tratamiento (ver libro de "COMPRENDER Y SANAR LA HOMOSEXUALIDAD" de Richard Cohen: http://infocatolica.com/blog/coradcor.php/1112281153-he-pedido-a-los-reyes-magos-e).

    Por todos los hombres derramó Cristo-Dios su Sangre en el Calvario, para alcanzarnos la Redención, pero ésta presupone la lucha contra nuestras debilidades y malas inclinaciones (sean cuales fueren, unos en un sentido y otros en otro, pero todos tenemos esas malas inclinaciones por nuestra naturaleza caída) y la aceptación de su fe y de su moral. "Quien te creó y redimió sin ti, no puede salvarte sin ti", enseña la Iglesia.

    sigue abajo...

    ResponderEliminar
  16. Como verá, no es condición diferente la de un homosexual a la de un heterosexual. Todos debemos luchar contra nuestros malos instintos y pasiones, de uno u otro modo. Y la misericodia de Dios a todos alcanza cuando sinceramente se busca y se ponen los medios necesarios para buscar vivir como Dios manda.

    Las malas inclinaciones, de un modo u otro, están presentes en todo ser humano y a todos nos obliga el luchar contra ellas. No es fácil para nadie cumplir con los diez mandamientos, pero si deseamos alcanzar a Dios debemos dar el buen combate y pedirle que nos ayude en lo que con nuestros ropios medios no podemos. Si en la lucha llegamos a flaquear, ahí está el remedio de la confesión que exige un propósito de enmienda y una sincera contrición, para seguir militando en esa lucha.

    Dios, toda misericordia, no abandona a sus hijos cuando sinceramente lo buscan y le piden ayuda para vivir rectamente. El asunto es que muchos no lo buscan ni le piden filialmente y con sinceridad ese auxilio. La conversión es asunto íntimo del alma y ahí debe entrar la decidida voluntad de cada individuo. Dios lee los corazones y nunca niega su ayuda cuando se le solicita y la persona pone los medios.

    No olvide que no se está contra el pecador sino contra el pecado (sea éste cual fuere). No se condena que se tenga una mala inclinación, sino que la Iglesia ofrece muchos auxilios y medios para no se caiga en ella. La Iglesia condena el pecado pero ama al pecador, y siempre tiene sus misericordiosos brazos abiertos a éste. Además, como ya hemos dicho: todos -de un modo u otro- somos pecadores. Dios que todo lo sabe y ve el fondo de cada corazón, ama a todo ser humano y siempre estará dispuesto a derramar sus gracias y auxilios, cuando se le piden. Además, no olvide que las oraciones constantes de una madre pueden lograr mucho por un hijo, en la economía de Dios. Encomiéndeselo mucho a la Sma. Virgen María.

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  17. ME GUSTA, PERO TAMBIÉN ME DA MIEDO, QUE DIOS NOS LIBRE DE ESTE INFIERNO PORTÁNDONOS BIEN.

    ResponderEliminar
  18. La infidelidad durante el matrimonio es un pecado mortal aun??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que si por que es un acto conciente que atenta contra la naturaleza del matrimonio

      Eliminar
    2. Abajo (siguiente mensaje) lo explicamos:

      La moral es inmutable. Lo que ayer fue pecado, lo es hoy y lo será siempre en el futuro. La infidelidad matrimonial fue, es y será siempre pecado mortal.

      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  19. La moral es inmutable. Lo que ayer fue pecado, lo es hoy y lo será siempre en el futuro. La infidelidad matrimonial fue, es y será siempre pecado mortal.

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  20. Que debo hacer si estoy en pecado mortal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrepentirte de tu pecado prometer no volver a pecar e ir a confesarte, si vuelvas a caer, arrepiéntete y no vuelvas a pecar. Jesús dijo lo malo no es caer en el lodo sino revolcarte en él.

      Eliminar
  21. En primera instancia, debe arrepentirse de haber ofendido a Dios por amor a Él proponiéndose no volver a pecar y haciendo intención de confesarse lo más pronto posible.

    Una buena confesión implica:

    a)Examen de conciencia (analizar los pecados cometidos, su número y gravedad, incluyendo los agravantes). Se revisan los mandamientos de Dios y de la Iglesia, así como los pecados capitales. Existen manuales o misales que ayudan a realizar este análisis.

    b) Arrepentimiento de haber realizado esas faltas

    c) Propósito sincero de no volver a cometerlas.

    d) Decir todos y cada uno de esos pecados, indicando el número de veces.

    e) Cumplir la penitencia que el sacerdote establezca (que incluye -también- resarcir el daño que hayamos realizado, en la medida de lo posible. Por ejemplo: el que roba debe devolver lo robado).

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. he cometido pecado mortal, me he confenzado con mucho arrepentimiento por haber ofendido a dios y quiero llevar mi vida plena conforme sus mandatos, pero mi duda es, el dia del juicio final despues de mi muerte fisica dios me jugara conforme a esos pecados a pesar de que me confesé y me arrepentí? hice un tipo encantamiento en realidad no soy muy crellente de esas cosas solo lo encontre en internet y lo leei varias veces, estaba muy desesperado no conocía lo mucho que dios aborrece esas cosas hasta que me acerque a dios y empece a leer la biblia, por que en el momento de mi angustia entendi que en esta vida no hay nada mas de donde te puedas refugiar ante la tempestad, mas que en nuestro dios, tambien tube sexo antes del matrimonio
      y me he confezado y pedido perdon de corazon por mis faltas. el dia que muera apesar de haber confezado mis pecados de todas formas sere jugado con forme a esas faltas?

      Eliminar
    2. Cristo dijo que lo que el sacerdote perdonare en el sacramento de la Penitencia quedará perdonado en el Cielo. Claro que aún perdonado el pecado queda una pena temporal por él, misma que debe cubrirse en esta vida por medio de las indulgencias o -tras la muerte- por un tiempo en el Purgatorio. Pero el pecado mortal que lleva al infierno no será tomado en cuenta para condenarte, pues ya fue perdonado por Dios (a través del sacerdote) si se realizó una confesión bien hecha.

      Quien muere en gracia santificante, esto es: habiendo confesado todos sus pecados mortales y sin haber cometido ningún otro luego de la última confesión bien hecha, llegará seguramente al Cielo aunque algunos pasarán un tiempo antes en el Purgatorio, pues nada impuro puede entrar a la bienaventuranza eterna.

      Pecado confesado, pecado perdonado para siempre.

      Te recomendamos leer el tema de las indulgencias aquí:
      http://www.catolicidad.com/2009/09/como-ganar-indulgencias-y-en-que.html

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  22. Dígame, por caridad, si entendí bien:

    Si el criterio que fija que una materia sea grave es que se trate de una transgresión voluntaria contra uno de los 10 mandamientos de la Ley de Dios, entonces ¿acaso cualquier transgresión voluntaria de cualquiera de ellos sería un pecado mortal (concurriendo la plena advertencia y el consentimiento)?

    Lo digo porque he leido en algún catecismo que la mentira (8 mandamiento) es por norma general, un pecado venial. Supongo que habrá más casos.

    De todos modos _de buena fe se lo digo_, ¿no le parece que es muy difícil entrar a valorar en juicio con uno mismo, en cada caso, esos requisitos para ver si el pecado fue mortal, o no? Me parece que si nos paramos a "analizar" mucho esas condiciones, el diablo puede liarnos. Me parece por eso más "práctico" confesarse, sin más rodeos.
    Un saludo en Cristo.
    Ana.

    ResponderEliminar
  23. Estimada Ana:

    No, no toda transgresión voluntaria a los 10 mandamientos es NECESARIAMENTE falta grave (pecado mortal).

    Precisamente de ahí la importancia de una adecuada catequesis y de una guía espiritual durante las confesiones o de una dirección espiritual con un sacerdote fiel a la doctrina de la Iglesia (lamentablemente, por la actual crisis en la Iglesia, no todo los sacerdotes conservan un criterio tradicional conforme a las enseñanzas de la Iglesia, por lo que es importante elegir un buen director espiritual).

    Es fundamental saber cuando existe MATERIA GRAVE en un pecado. El pecado mortal quita la gracia santificante del alma y lleva al infierno si el pecador muere en ese estado. El pecado venial lleva al purgatorio y, una vez purgado, el alma entrará al cielo. El pecado mortal exige ser confesado al sacerdote para recobrar la gracia santificante. El pecado venial no es obligatorio -aunque si muy conveniente- que sea confesado. No se puede comulgar en pecado mortal. El pecado venial se perdona de varias formas (rezando un padre nuestro, con agua bendita, pan bendito, etc. aunado al arrepentimiento y procurando evitarlo en un futuro) y no es exigible que sea confesado para poder comulgar.

    Le ponemos algunos ejemplos:

    No asistir a misa el domingo es pecado mortal (a menos que se esté enfermo o en un lugar donde no haya misa). Llegar tarde -por culpa nuestra- a Misa, será sólo pecado venial si se llega antes del ofertorio (si se llega durante él o después de él, no se cumple con el precepto de oír misa).

    Una ligera mentira que no daña a nadie es pecado venial, mientras que mentir en un juicio es falta grave pues se derivará de eso una condena injusta.

    Una desobediencia ligera de un hijo(a) en materia que no sea seria a los padres (papá y mamá), sería un pecado venial. Una actitud seriamente rebelde sí lo sería.

    Robar una moneda pequeña en valor a quien no sea pobre, es falta venial. Un robo mayor a un salario mínimo diario es falta grave en cualquier caso. Muchos hurtos pequeños que importen una cantidad mayor son falta grave. (Por cierto, el robo debe restituirse -en la medida de lo posible- para ser perdonado).

    Un enojo ligero e injustificado es falta venial, en cambio una ofensa que moleste y agravie seriamente a alguien es falta grave.

    Los pecados voluntariamente consentidos y aceptados contra la castidad son falta grave (malos pensamientos, malos deseos, actos lujuriosos, fornicaciones, infidelidades, uso de anticonceptivos, etc.).

    El descuido de las obligaciones (los padres con los hijos, los empleados con su trabajo, etc.) puede ser grave o venial la falta, según la gravedad de las consecuencias, tanto a corto, mediano o largo plazo.

    En fin, son sólo algunos ejemplos.

    Como el pecado mortal quita la amistad con Dios, nos priva de la Gracia santificante en nuestra alma y nos pone en peligro de condenación eterna, debe ser combatido con mayor diligencia y cuidado que el pecado venial (al que, por supuesto, también debemos combatir). De ahí la importancia de formarnos un correcto criterio para conocer cuando es falta grave y cuando es falta venial. El diablo no puede liarnos por esto. Al contrario, estará muy contento de que no sepamos distinguir.

    Si se le dificulta distinguir la materia (grave o leve), procure instruirse y pedir consejo a un sacerdote fiel y con criterio tradicional, que sea fiel a la doctrina de la Iglesia.

    Si tiene duda en algo, mejor confiéselo. Y pida orientación en el tema.

    En lo que sí tiene razón es en que conviene confesar también los pecados veniales.

    Esperamos que esto conteste bien su pregunta.

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  24. P.D. Además, es conveniente hacer diariamente un acto de contrición perfecta. Eso implica arrepentirse de las ofensas hechas a Dios POR AMOR A ÉL con la intención de confesar a la brevedad y tener propósito de enmienda. Este acto perdona los pecados -incluso mortales- pero subsiste la obligación de confesarlos al sacerdote para poder comulgar.

    La contrición perfecta se distingue de la atrición, en que en esta última el arrepentimiento procede del temor al infierno. La atrición -por sí misma- no borra los pecados mortales pero sí sirve para la confesión sacramental junto con el propósito de enmienda.

    Es difícil tener certeza de si hemos hecho un acto de contrición perfecto (esto es, por amor a Dios), por lo que es importante frecuentar el confesionario.

    Si alguien muere luego de realizar una acto de contrición perfecta, como los pecados le son perdonados, no se condenará.

    ResponderEliminar
  25. Sus respuestas han sido muy buenas y muy completas y me han orientado mucho, que Dios le pague el tiempo que ha empleado en ellas.

    Seguiré sus consejos, sobre todo el primero, e intentaré instruirme más, porque, en efecto, eso de distinguir la materia (grave/leve) sí que me ha parecido siempre difícil-imposible,aunque, le repito, sus respuestas me han dado más claridad. Su segundo consejo, referente a pedir consejo a un sacerdote fiel con criterio tradicional, eso sí que lo veo complicado, porque en mi lugar de residencia, son rara avis. No sé de ninguno, no digo que no los haya, sólo que desconozco si los hay.
    Finalizo como empecé: muchas gracias, y que Dios se lo pague.

    Ana.

    ResponderEliminar
  26. Especificación a la respuesta de Mar 5, 2012 10:30 AM:

    Dice: "Una desobediencia ligera de un hijo(a) en materia que no sea seria a los padres (papá y mamá), sería un pecado venial. Una actitud seriamente rebelde sí lo sería".

    Debe decir: "Una desobediencia ligera de un hijo(a) en materia que no sea seria a los padres (papá y mamá), sería un pecado venial. Una actitud seriamente rebelde sí sería falta grave".

    ResponderEliminar
  27. Exelente articulo. Me di cuenta de lo sucios que nos ponemos al pecar y estar en falta a nuestro Creador .

    ResponderEliminar
  28. woo sper loesplicaron bien aprte mesaque un10 enel trabajo escrito grasias jajajajaj mesitrbio de arto}
    =)

    ResponderEliminar
  29. Por que los pecados contra la castidad son SIEMPRE GRAVES? no creo que un pensamiento o una conversación de temas sexuales que no tienen ningun Deseo sino solo comentar algunas cosas, sea SIEMPRE grave.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. opino lo mismo pienzo que este tema de sexualidad es algo natural en el humano el deseo cuando llega,llega,ademas aveces se da de un momento a otro.yo pienzo que el catolisismo exagera,creo si!! de desear la mujer del projimo eso es pecado mortal,por que es conyugue de alguien alguien es dueño de esa carne y eso si es pecado.

      Eliminar
    2. En nuestra respuesta -del 9 de mayo de 2012- contestamos ya al comentario del día anterior (8 de mayo).

      La Iglesia Católica NO EXAGERA en temas morales. Ella es la custodia, Ella es la Madre y Maestra de la doctrina que Cristo le confió. Su doctrina y su moral no las inventó Ella, sino proviene de la Revelación divina.

      Por supuesto la sexualidad es algo natural que Dios creó. Pero tiene una finalidad DENTRO DEL MATRIMONIO. El fin primordial del matrimonio es la procreación y educación de los hijos. Pero los fines secundarios son la ayuda mutua, el fomento del amor recíproco y la sedación de la concupiscencia.

      Pío Xll enseña con claridad que los fines secundarios "...aún siendo intentados por la naturaleza, no se hallan al mismo nivel que el primario, y menos aún le son superiores; antes bien, le están esencialmente subordinados".

      Cuando el deseo llega si es desordenado, fuera del matrimonio, debe rechazarse. No vale decir "cuando llega, llega" y ya con eso es suficiente para seguir un apetito desordenado. El hombre es un ser racional que debe apartar esos malos deseos (que muchas veces llevan a actos deshonestos, después), pues son desordenados y provienen de una naturaleza caída. El hombre solo poco puede, con la ayuda de Dios todo puede.

      El pecado de obra tiene su gestación en el pecado de deseo. Del deseo se va a la obra deshonesta, por ello el mismo mal pensamiento, el mismo mal deseo ya constituyen una falta grave cuando se aceptan conscientemente.

      El deseo sexual fuera del matrimonio sí es un pecado mortal, no sólo únicamente cuando se trata de la mujer del prójimo.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  30. gracias aunque son muchas palabras pero igual me hizo ayudar sobre el pecado venial,mortal,etc, por eso me ayudo con mis cosas que debo que hacer

    ResponderEliminar
  31. Lo que usted señala, TAL COMO LO SEÑALA, no es pecado. Hablar seriamente (con quien puede hacerse así y conviene hacerse por alguna razón seria), o por estudiar o investigar sin malicia, sin despertar la concupiscencia, sin malos deseos, ni malos pensamientos, etc. sobre un tema sexual no es siquiera pecado.

    El pensar seriamente o hablar de temas sexuales no es en sí pecado, siempre que sea de un modo correcto y con quien debe hacerse. Un médico debe estudiar estos aspectos, un matrimonio debe conocerlos y comentarlos, etc.; el sexo es algo que Dios hizo y no es malo en sí mismo, el problema es el modo de verlo, pensarlo o platicarlo que muchas veces es lo incorrecto. Creo que nos explicamos. ¿No?

    La naturaleza caída es la que lo desvirtúa. El sexo en el matrimonio es un bien cuando se respeta la LEY NATURAL que es la LEY DE DIOS: cuando se siguen las normas conyugales (no anticonceptivos, por ejemplo).

    Lo grave está en violar el sexto y noveno mandamiento: malos pensamientos, malas o inconvenientes conversaciones, malos deseos, la lujuria, malas miradas, etc. Todo lo que despierta la LUJURIA, o lleva o pone en ocasión próxima hacia el sexo fuera del matrimonio. No se diga, ya la indebida acción sexual misma fuera del matrimonio.

    Es claro que se habla de PECADOS, no de lo que no es pecado. Y, también, de lo que es ocasión PRÓXIMA de pecado, pues también es materia grave.

    Ponerse en ocasión PRÓXIMA de pecado de pensamiento, deseo o acción, constituye en sí mismo una falta ya. Así, si usted va a ver una película y de antemano sabe que ciertas escenas le traerán problemas y/o serias tentaciones, no debe ponerse en esa ocasión próxima, hacerlo es falta grave en sí.

    Sólo por razones profesionales -un médico ginecólogo, por poner un ejemplo- se puede poner alguien en ocasión próxima, pero poniendo todos los elementos para evitarla y superarla, para que no sea falta en sí misma.

    En algún próximo post tocaremos este tema.

    Un abrazo, en Cristo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es algo propio de la naturaleza humana el sentirse atraído por el sexo opuesto, usted dice "lo GRAVE está en violar el sexto y noveno mandamiento: MALOS PENSAMIENTOS", de ser así como usted lo menciona entonces ya todos estamos en pecado mortal, puesto que le aseguro que no pasaría más de un mes en que no volviera a sentir atracción por alguien agradable a la vista, una simple sonrisa de alguien atractivo puede desencadenar un "mal pensamiento", eso es lo que yo cuestiono, ¿cómo va a ser "MORTAL" sentirse atraído por alguien? ¿acaso con su manera de ver las cosas no está generando culpas en algo que es natural?, yo más bien trataría de guardad un sano equilibrio, nada es blanco o negro en su totalidad, todo lo que está en la tierra puede ser mortal, incluso la comida, el reto es encontrar un sano equilibrio.

      Eliminar
    2. Ampliamos nuestra respuesta en nuestro comentario del 4 de agosto de 2014, 23:35:

      Hay pecados de acción y pecados de pensamiento. Los malos pensamientos son faltas también. El mandamiento de Dios habla de no codiciar la mujer de tu prójimo (en ambos géneros, por supuesto). No habla de "mirar" a una mujer para conversar con ella, ni de mirarla para admirar y apreciar su belleza, sino que habla de la mirada prolongada y sensual para codiciarla.

      El mirar a una mujer para codi­ciarla significa estimular y excitar las pa­siones para cometer en el pensamiento (en la imaginación) el acto o el deseo de adulterio con ella (o con él). Tal adulterio en el corazón es falta grave y puede preceder y es causa -en múltiples ocasiones- del adulterio físico, pues el que mira a una mujer para codiciarla es capaz también de cometer el acto físico de adulterio en un momento de tentación fuerte cuando no hay temor de ser descubierto.

      La enseñanza de Jesús se dirige en gran manera a los pensamientos y de­seos del corazón, como la fuente del pecado (Mat. 15:19, 20; Mar. 7:21-23).

      Sí, hay pecados de pensamiento cuando se recuerdan o se imaginan voluntariamente cosas lujuriosas e inmorales o si viniendo esos pensamientos involuntariamente, una vez advertidos SE CONSIENTEN. Sí, hay pecados de vista (y pensamiento) cuando se desnuda a alguien con la imaginación o cuando se le desea sexualmente, o cuando con morbo se observan fijamente sus partes pudendas o semipudendas, o cuando voluntariamente y sin necesidad con la mirada y/o con la mente se pone en riesgo próximo de pecar mental o materialmentemente.

      No, no es pecado sentirse atraído por una persona agradable o bella, ni por una sonrisa. Nunca hemos dicho eso.

      Cristo es claro cuando dice:"Habeis oído que se dijo a vuestros mayores: "NO COMETERAS Adulterio", yo os digo más: Cualquiera que MIRARE a una mujer con MAL DESEO hacia ella, ya cometio adulterio con ella en su corazón".

      Atte
      CATOLICIDAD.

      Eliminar
  32. Hola tengo muchas dudas acerca de si debi haber comulgado ayer. Me he sentido mal por dejarme llevar por mis malos pensamientos, por actuar (aunque sin hacerle daño a nadie) conforme a mis pensamientos negativos sobre una persona y otra vez por mirar a alguien que no debía, pues es mi ex pareja y yo ya llevo casada hace dos años. Amo a mi esposo y sé q no debi mirar a esa persona. Creo firmemente en Dios y he sentido estar en gracia con él hasta esos días. De todas maneras se lo he contado a mi esposo y no pasó nada. Es un pecado mortal? Mi esposo a veces no puede ir a misa porque trabaja o vuelve del trabajo a esas horas. ¿Es pecado mortal que falte? Puede comulgar si no lo es? Espero una pronta respuesta. Saludos

    ResponderEliminar
  33. Estimada hermana en Cristo:

    Sus comentarios son muy genéricos como para poderla orientar totalmente. Le aconsejamos se acerque con un sacerdote sabio de -cuyo criterio sea conforme a la doctrina tradicional de la Iglesia- y le explique sus dudas con más precisión. Incluso, que se confiese con él.

    Si dejarse llevar por malos pensamientos consiste en aceptar pensamientos contra la pureza, sin duda es falta grave.

    No entendemos bien a qué se refiere cuando dice "actuar (aunque sin hacerle daño a nadie) conforme a mis pensamientos negativos sobre una persona". Esta frase es demasiado genérica como para precisar la gravedad de la falta.

    "Mirar" a alguien que no fue su esposo y con quien tuvo una relación, puede ser de diversos modos. ¿Se refiere a volverlo a tratar? ¿Se refiere a una furtiva mirada? ¿Esta acción provoca a usted o a él sentimientos que deben borrarse? Si esto último es así, no debió hacerse. Usted misma señala que no debió verlo. El solo hecho de ponerse en ocasión grave de pecar (de pensamiento, palabra, obra u omisión) ya constituye un pecado mortal y debe confesarse, pero habría que analizar con más detalle las circunstancia para poder opinar si esto ocurrió exactamente así.

    Le aconsejamos que mejor acuda al confesionario y precise bien estos hechos con un buen confesor.

    En cuanto a su esposo, habría que ver porqué su esposo trabaja en domingo. ¿Es imposible evitarlo? ¿Realmente no puede ir muy temprano a la primera Misa o a la última? ¿Efectivamente procura TODOS los medios para asistir a Misa y no existe manera de acudir? Nadie está obligado a lo IMPOSIBLE para cumplir una norma eclesiástica (pues no se está violando una norma de derecho natural y divino que siempre obliga, en cualquier caso, y por consiguiente siempre es posible seguirla), pero cuando realmente las cosas son imposibles. De ser así, DEBE santificar el domingo por otro medio, como pudiera ser, por ejemplo, el rezo del santo rosario.

    Si es absolutamente necesario que trabaje el domingo y es absolutamente imposible llegar a una misa, esto no lo exime de santificar el domingo de otra manera como la que hemos ejemplificado (el rezo del rosario). De hacerlo así, no pecaría y no tendría necesidad de confesar esto para poder comulgar, en el supuesto que señalamos (de que realmente sea indispensable trabajar en domingo e imposible absolutamente acudir a misa). Naturalmente si hay cualquier pecado mortal distinto a este tema, debe confesarse para poder comulgar.

    Agradeciendo su confianza, le enviamos un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esto me refiero cuando le menciono que con sus comentarios magnifica culpas haciendolas ver como "mortales", esta mujer dice: "por mirar a alguien que no debía"... por favor! hay que saber diferenciar entre el pensamiento y la acción. mucha gente se va a traumar con sus comentarios.

      Eliminar
    2. No explica nuestra lectora bien que significa "mirar a alguien que no debía", de ahí que le hayamos dicho: ""Mirar" a alguien que no fue su esposo y con quien tuvo una relación, puede ser de diversos modos. ¿Se refiere a volverlo a tratar? ¿Se refiere a una furtiva mirada? ¿Esta acción ("mirar a alguien que no debía") provoca a usted o a él sentimientos que deben borrarse? Si esto último es así, no debió hacerse."

      Hay pecados de acción y pecados de pensamiento. Los malos pensamientos son faltas también. El mandamiento de Dios habla de no codiciar la mujer de tu prójimo (en ambos géneros, por supuesto). No habla de "mirar" a una mujer para conversar con ella, ni de mirarla para admirar y apreciar su belleza, sino que habla de la mirada prolongada y sensual para codiciarla.

      El mirar a una mujer -o en este caso a un hombre- para codi­ciarla significa estimular y excitar las pa­siones para cometer en el pensamiento el acto de adulterio con ella (o con él), es decir, llevar a cabo el acto de adulterio en la imaginación. Tal adulterio en el corazón es falta grave y puede preceder y es causa -en ocasiones- del adulterio físico, pues el que mira a una mujer para codiciarla es capaz también de cometer el acto físico de adulterio en un momento de tentación fuerte cuando no hay temor de ser descubierto.
      La enseñanza de Jesús se dirige en gran manera a los pensamientos y de­seos del corazón, como la fuente del pecado (Mat. 15:19, 20; Mar. 7:21-23).

      En ningún momento le dijimos a nuestra lectora que cometió pecado mortal. Al no explicarse bien, la remitimos sólo a su confesor que inquirirá bien lo que quiso decir. Tan erróneo es ver pecado donde no lo hay, como no ver el pecado cuando este existe. Y en un comentario mal explicado no puede establecerse si lo hubo o no.

      Eliminar
  34. Hola que tal mi nombre es Javier, y tengo una duda es que las veces que me he confesado me recomiendan escribir mis pecado en una hoja y utilizarlo como "acordeón" al momento de confesarme, y en realidad me he confesado muy pocas veces y nunca lo hago bien, ni utilizando mi acordeón, siento mucha vergüenza de mis pecados, y tengo una pésima memoria, hay algunas ocasiones de pecado que supongo he olvidado, de tan pésima que es mi memoria no se si los he olvidado, no se si eso significa que ya han sido perdonados, ya que una ocasión que me confesé tiempo después los recuerdos de mis pecado ya no venían a mi mente de manera frecuente como antes sucedía, otra duda es si es necesario decirle detalles al sacerdote, como ese paso para la confesión que marca el texto: que es necesario decir cuantas veces cometimos ese pecado, y yo realmente no recuerdo cuantas veces lo cometí que recomienda decir?, tengo una duda y es si una cierta vez no me confesé del todo bien, es necesario confesarlo en mi próxima confesión, otra cosa es que quiero saber si al momento de mi confesión puedo escribir todos mis pecados en una hoja de papel y entregársela al sacerdote, en vez de decirlos, quiero hacer mi confesión lo antes posible, otra duda es si conozco a alguien que cometió, que comete o que va a cometer un pecado grave pero no lo aliento a que lo cometa pero no hago lo suficiente para evitar que caiga en tentación esa persona me convierto en cómplice del pecado?,necesito urgentemente su ayuda, espero respondan lo antes posible, y muchísimas gracias DIOS LOS BENDIGA, ESPERO ESTAR PRESENTE EN SUS ORACIONES, PIDAN POR QUE LOGRE HACER UN PROFUNDO EXAMEN DE CONCIENCIA, QUE REALMENTE NECESITO A CONSECUENCIA DE MI FALTA DE MEMORIA NO ESTOY 100% CONSCIENTE DE TODOS MIS PECADOS AYUDA, Y TENGAN POR SEGURO ESTARÁN EN MIS ORACIONES, DIOS LOS BENDIGA Y LOS AYUDE A CONTINUAR EN ESTE TRABAJO QUE HACEN QUE TIENE UNA PAGA ETERNA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido hermano Javier,

      Lo que puedo decir es que si los pecados los olvidas al momento de la confesión también queda perdonado. Pero recuerda que sólo si esto es un verdadero descuido y no fingir que uno los ha olvidado, sino la confesión queda inválida. Pero eso si, procura que si recuerdas más pecados mortales (que realmente olvidaste) en tu próxima confesión, los digas. Puede que los olvides o puede que no los olvides después de un buen examen de conciencia, lo más importante es el propósito de enmienda y reparación de las consecuencias de nuestros pecados en la medida de lo posible. Es "normal" el sentir vergüenza cuando nos confesamos, por ahí dice el dicho que el demonio quita la vergüenza para que pequemos y pone la vergüenza para no confesarnos pero con la gracia de Dios saldremos adelante. Recuerda que los detalles del pecado son en relación a la ofensa que se comete contra Dios, al mal que se causa y a las consecuencias de este mal y no en forma de aventura o detalles que pudieran hacerte caer en tentación. Pienso yo que lo que preguntas acerca de "ser cómplice" del pecado de otro la manera en que lo pones haces pensar una forma muy relativa. Puede ser que para ti sea que no hiciste mucho y en realidad lo hiciste, o caso contrario, que pensaste que hiciste mucho y en realidad no lo hiciste. Eso probablemente lo puedas discutir con un padre y te podrá dar un verdadero consejo y realmente ver la gravedad. Lo único que puedo decir es ponerte este ejemplo: Supongamos que uno de nuestros mejores amigos tiene una idea de cortarse el pelo de la forma más ridícula posible, nosotros, al razonar las consecuencias de lo que el va a hacer (que mucha gente lo considerará un loco, un criminal, la gente se burlara, en el trabajo lo amonestaran por su falta de profesionalismo, etc... ) vamos y le hacemos ver las opciones, lo que sucederá y como lo verá la otra gente pero él no nos escucha. Le insistimos una y otra vez, le mostramos ejemplos y situaciones de otras personas que hicieron lo mismo y todo esto lo hacemos por amor. Quizá hasta se lo repetimos antes de ir al peluquero pero él sigue con la idea de cometer semejante tontería y tal vez hasta notamos molestia y que nos evita para no oírnos, en ese entonces lo único que nos queda es rezar. No podemos decir que hicimos poco puesto que él tomo su decisión y no podemos obligarlo y tal vez ya agotamos todos los recursos cristianos posibles (excepto el de la oración). Esto sería muy diferente que solamente repetirle 1 o 2 veces que lo que hace esta mal sabiendo nosotros las terribles consecuencias.

      Un abrazo y estarás en mis oraciones.

      Roberto M.

      Eliminar
  35. Con mucho gusto mañana te responderemos.

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  36. Estimado Javier:

    Vamos por partes:

    1.- Dadas las dificultades particulares de tu memoria, quizá lo aconsejable no es hacer un acordeón (donde sólo se enumeran) sino escribir completo el texto, tal como quieres referir cada uno de los pecados y se lo vayas leyendo de viva voz al confesor. No olvides destruirlo después.

    2.- Los pecados olvidados involuntariamente quedan perdonados durante la confesión, pero subsiste la obligación de confesarlos la próxima vez que necesitemos hacerlo, si luego nos acordamos de haberlos omitido. En tanto se realiza la próxima confesión puede uno estar tranquilo e incluso acercarse a la sagrada comunión.

    Es conveniente, para evitar olvidos, hacer un buen examen de conciencia con una guía para ello. Hay muchas en devocionarios y/o misales. Pronto publicaremos una en este blog.

    3.- Si alguien por vergüenza se calla voluntaria y conscientemente un pecado mortal durante la confesión, ésta es inválida y sacrílega. Ningún pecado -ni siquiera los sí confesados- quedaría perdonado. En tal caso, obliga confesarse de nuevo de todo y acusarse de haber hecho premeditadamente una mala confesión.

    4.- El penitente debe hacer todo lo que está en sus manos para realizar una buena confesión y no pasarse la vida analizando si hubo errores o descuidos durante la misma. Cierto que si es evidente que se olvidó involuntariamente de confesar un pecado grave, debe acusarlo la próxima vez, esto no significa que estemos todo el tiempo cuestionando confesiones pasadas y creándonos un espíritu escrupuloso. Los escrúpulos hacen mucho daño y evitan la superación moral. Incluso, a algunos los lleva a alejarse del sacramento de la Confesión, pues éste se vuelve un fuente de inquietudes. Dios no quiere esto, de ninguna manera. Por el contrario, este sacramento debe traer la paz al espíritu y permitir un crecimiento espiritual. Debemos rechazar aquello que sea francamente escrupuloso.

    5.- El número de veces que se cometió un pecado debe decirse. Si no se recuerda con exactitud se indicará un número aproximado señalando que no se recuerda exactamente la cifra. Todos quedarán perdonados.

    6.- Los detalles en la confesión son innecesarios, basta decir que se cometió tal pecado. No se trata de hacer una novela o un relato, sino de acusar una falta. Lo único que obliga acusar son aquellas circunstancias que lo hagan más grave. Por ejemplo: No es lo mismo robar dinero a cualquier persona que a una muy pobre y necesitada o no es lo mismo un acto de fornicación para un soltero que para un casado, pues si bien ambos son muy graves y son pecados mortales, al casado se le agrega el agravante del adulterio. Los AGRAVANTES sí estamos obligados a señalarlos.

    sigue abajo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....Viene de arriba

      Para ser cómplice del pecado ajeno se debe participar de él o inducirlo o ponerle los medios. El pecado puede ser de OMISIÓN cuando uno realmente está obligado a buscar impedir el pecado de otro. Por ejemplo en el caso de un hijo o de algún familiar donde se tenga ascendencia y/o responsabilidad, hay que disuadirlo de pecar por los medios que tengamos al alcance. Con los demás es un deber de caridad limitado a la influencia que verdaderamente tengamos. ¿Qué se pretende señalar cuando se dice que no hace lo suficiente para evitarlo? Nuestra responsabilidad es diferente en los distintos casos y en muchas circunstancias es limitada, pues no podemos forzar la voluntad del prójimo. Esta responsabilidad no es igual para con quienes dependen de uno -un hijo o una esposa, por ejemplo- que con algún compañero de oficina. Procuremos aconsejar cuando sabemos que seremos oídos, pero cada persona adulta es responsable de sus propios pecados.

      Finalmente, no se atormente por su falta de memoria, Dios no exige imposibles. Vaya con tranquilidad al confesionario y salga más tranquilo aún. Este sacramento debe ser fuente de gracias y paz espiritual y no de nuevas inquietudes. Si usted pone todo de su parte, Dios conoce su buena intención. No olvide que hasta los pecados olvidados involuntariamente le quedan perdonados también. Acuda con frecuencia al confesionario y verá que su vida espiritual se enriquecerá.

      Antes de confesarse le recomendamos leer el siguiente post:
      http://catolicidad-catolicidad.blogspot.mx/search/label/Confesi%C3%B3n

      Sin otro particular, le agradecemos su confianza y le enviamos un fuerte abrazo en Cristo.

      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  37. Excelentes consejos y observaciones en los comentarios precedentes, seguramente nos serán de gran utilidad a todos los lectores de este hermoso blog.

    Dios los llene de bendiciones, paz y bien.

    ResponderEliminar
  38. esta muy bien todo esto,pero la pregunta es que es que o cuales son los pecados mortales tanta carreta y no dice nada den ejemplos. gracias.

    ResponderEliminar
  39. Ejemplos hay muchos, pero para comprender bien este tema es importante que estudies el tema de los mandamientos:

    http://catolicidad-catolicidad.blogspot.mx/search/label/Mandamientos

    Como nos pides unos cuantos ejemplos de pecados mortales, te ponemos los siguientes:

    -La blasfemia, el sacrilegio, la idolatría, la apostasía; prácticas como el satanismo, la hechicería, etc.

    -Jurar falsamente en nombre de Dios (por ejemplo en un tribunal)

    -Faltar a misa los domingos y fiestas de guardar

    -No confesarse por lo menos una vez al año.

    -Comulgar sin confesión estando en pecado grave

    -Desobediencia en asunto serio a padres o superiores.

    -Injuriar o lastimar seriamente al prójimo. Calumniar al prójimo. No reponer la honra del calumniado. Decir defectos graves del prójimo sin necesidad. Asesinar o herir al prójimo.

    -Hurtar una cantidad mayor a un salario mínimo diario, o menos si se trata de alguien necesitado o muy pobre. No reponer lo hurtado. No pagar salarios justos.

    -Tener pensamientos, deseos o miradas contra la pureza. Tener actitudes o seguir modas deshonestas. Tratos familiares deshonestos que inciten la sexualidad (ciertos besos, abrazos, caricias, etc.) fuera del matrimonio.

    -Actos deshonestos: la fornicación (relaciones sexuales fuera del matrimonio), adulterio (relaciones sexuales siendo casado o casada o siendo soltero pero haciéndolo con persona casada), la masturbación, actos homosexuales, etc.

    -Emplear métodos artificiales de control natal (preservativos) o microabortivos (DIUs, pildoras anticonceptivas -ahora, en su mayoría, son de doble efecto: anovulatorio y si no, impiden la anidación de óvulo fecundado que es ya una vida, lo que es un crimen pues priva de la vida a un ser humano).

    -Emplear la pastilla del día siguiente.

    -Abortar (con cualquiera de los métodos).

    En fin, son unos cuantos ejemplos de muchísimos más que podríamos poner.

    Próximamente publicaremos un post para realizar un EXAMEN DE CONCIENCIA completo, donde se analizan:

    A.- Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios y los Cinco dela Iglesia Católica.
    B.- Los Siete Pecados Capitales.
    C.- Los defectos de carácter.
    D.- Las virtudes, actitudes y responsabilidades.

    Te aconsejamos estar pendiente de ese tema.

    Esperamos que esos pocos ejemplos te sirvan de orientación. Te aconsejamos estudiar los mandamientos de la Ley de Dios y de la Iglesia en el Catecismo Mayor de San Pío X:

    http://www.mercaba.org/PIO%20X/catecismo_mayor_03.htm

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TODOS ESTOS ENTRAN EN PECADOS MORTALES O HAY UNOS QUE SEAN VENIALES? ME INTERESA PORQUE SE LOS HARE VER A MIS COMPAÑEROS Y NO QUIERO CONFUNDIRLOS, YO SABIA QUE ERAN LOS PECADOS COMO LA EUTANACIA, EL SUICIDIO Y MATAR. ME LO PODRIAN ACLARAR. GRACIAS.

      Eliminar
    2. En efecto, los que señalamos en nuestra respuesta del 1 de septiembre de 2012 15:06 son ALGUNOS ejemplos de pecados mortales, por supuesto también lo son los que señalas: Eutanasia, suicidio y asesinato.

      Reiteramos que son ALGUNOS ejemplos, no es una lista exhaustiva de ellos.

      Gracias por escribir
      Un abrazo en Cristo
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  40. A un amable lector:

    Mil gracias por la liga. Sí, ya la teníamos. En un futuro post la aprovecharemos.

    De nuevo, gracias.
    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  41. YO ESTUVE CON UN CASADO PERO EL DORMIA EN SU CASA Y YO EN LA MIA NO ESTABA CON EL POR DINERO SINO POR AMOR TENGO 52 AÑOS FUE MI PRIMER HOMBRE CONSIDERO QUE HICE MAL PUES ESTUDIO EL KERIGMA AL ENTRGARME A EN EN LOS ULTIMOS 5 MESES QUE HICIMOS EL ACTO DE FORNICAR EL AÑO SERIA EL 27 DE SEPTIEMBRE DE 2012 ANTERIORES A LOS 5 NO HICIMOS NADA MAS QUE DIAS DE CAMPO CAMINAR BUSCAR CLIENTES PUES EL HACE VIAJES DENTRO DE LA REPUBLICA MEXICANA EN UNO DE SUS VIAJES LE GRITONEO UNA MUJER Y ME DIJO SUTILMENTE ES MI ESPOSA PERO NO LE DI IMPORTANCIA HASTA QUE ANTIER SE CONFESO DESEO AYUDA PUES YO SI LO LLEGUE AMAR POR EL NO POR LO SIGNIFICA BIENES PUES YO TAMBIEN LOS TENGO AYUDENME POR FAVOR Y SI LO TENGO QUE CONFESAR DIGANMELO MUCHAS GRACIAS

    ResponderEliminar
  42. Estimada hermana:

    Gracias por escribir y tenernos confianza.

    Primero le explicaremos las normas morales, tal como las enseña nuestra Santa Madre la Iglesia Católica:

    -Toda relación sexual sólo debe realizarse dentro del sacramento del matrimonio de acuerdo con los fines del mismo. Cualquier acto sexual fuera del matrimonio -así sea por amor- es pecado mortal de fornicación contra el sexto mandamiento ("no fornicarás").

    -Cuando la relación sexual se realiza con una persona casada (sabiendo que lo es), al pecado de fornicación se agrega un segundo pecado mortal de ADULTERIO. El casado o casada que tiene relaciones sexuales fuera del matrimonio comete adulterio, lo mismo que la persona soltera que las tiene con un casado o casada. Si el noveno mandamiento de la Ley de Dios prohíbe desde el simple deseo del cónyuge ajeno, con mayor razón el adulterio.

    -Si la parte casada engaña a la parte soltera, presentándose como soltero(a) y tienen relaciones sexuales, si bien ambos cometen pecado mortal de fornicación y la parte casada comete falta grave de ADULTERIO, la parte engañada -que desconoce que el otro o la otra está casado(a)- cometería solamente pecado mortal de fornicación.

    -Mantener relaciones de noviazgo con alguien que se sabe que es casado(a), aunque no haya sexo, es falta grave, pues el noviazgo es una preparación para el sacramento del matrimonio. Interferir en el corazón y en la relación matrimonial de alguien que esté casado(a) es injusto e indebido. Además, eso pone en peligro al verdadero matrimonio o en caso de que esté separado impide su reconciliación.

    -Si existe alguna posibilidad o alguna evidencia que la otra parte esté casada por la Iglesia, primero se debe uno cerciorar plenamente cuál es su estado, pues sólo es lícito un noviazgo con alguien que esté soltero.

    Lamentablemente cuando no se tuvieron en cuenta estos principios, muchas veces cuando la cruda realidad se presenta, el corazón se desgarra y se lastima a la parte o las partes que realmente amaron a la otra. A veces esto es culpa de quien engañó y ocultó su estado civil, otras también de quien no investigó o no le importó este aspecto.

    En el caso concreto de usted, sin duda debe alejarse de esta persona que está casada, sobre todo ahora que tiene la certeza que es así.

    Analice su conciencia con base en los puntos arriba explicados. A nosotros nos queda claro que por lo menos sí hubo pecados GRAVES de fornicación al tener sexo fuera del sacramento del matrimonio. Si hubo, además, faltas por adulterio o por mantener relaciones de noviazgo con un casado, eso dependerá de si estuvo usted enterada o no de que lo era, o si no puso el debido empeño para saberlo.

    La felicitamos por tener el propósito de confesarse; pues sí, debe hacerlo. Hágalo usted y confiese no sólo esto sino sus demás faltas a las leyes de Dios y de la Iglesia con dolor y arrepentimiento por haber ofendido a Dios por quien es y por todo lo que nos ama, y por lo que ha hecho por nosotros. Propóngase firmemente luchar para no volver a pecar.

    Lea este post donde se explican los pasos para realizar una buena confesión:

    catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

    Luego de esta confesión, procure acercarse al confesionario cada quince o treinta días cuando menos, para siempre procurar vivir en gracia de Dios. Verá que fabuloso es vivir así y sin poner en peligro nuestra salvación eterna. Además crecerá espiritualmente y será más feliz.

    Sin más por el momento, le agradecemos su confianza y le reiteramos nuestra felicitación por sus buenos propósitos.

    Un abrazo en Cristo, Nuestro Señor.
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  43. Queridísima hermana,

    No hay puntos intermedios. No se engañe por favor. Por propia experiencia le puedo decir que todo acto que esta fuera de Dios tiene fatales consecuencias. Yo viví tanto tiempo en el pecado que al no establecer límites morales y alimentar mi propia vanidad sonreía y coqueteaba con mujeres casadas y guardaba su respuesta como un trofeo, como si hubiera deshecho el matrimonio de alguien sin importancia por odio ante el suceso del rechazo de aquella mujer a quien tanto amé. Me había vuelto en un completo depredador que va en contra del Matrimonio. Créame, cualquier acto por mínimo que parezca (aun sea un "inocente" coqueteo con una mujer casada) tiene consecuencias devastadoras. El demonio nos confunde y ajustamos el Sacramento al momento del "acepto" en la iglesia, cuando dura toda la vida. No puedo explicarle todo el dolor por todo el daño que he hecho (y me he hecho) que me ha estado costando entenderlo. Sólo puedo decirle que los actos que yo justificaba con mi soledad pero que no estaban en Cristo me han dejado seco de tantas lágrimas de arrepentimiento al ver mis consecuencias; en un intento por querer sanar mi corazón por mis medios lo perdí y me entregue totalmente al pecado, y cuando ya no veía los límites, el Señor tuvo misericordia de mi y vino a mi rescate. No tiene idea de todo el mal que hice. Usted es mejor que yo. Resista!.

    ResponderEliminar
  44. A un lector: Su comentario no tiene relación con este tema. Y si algo se ha transmitido y custodiado con el mayor cuidado -por parte de la Iglesia Católica- es la Palabra de Dios.

    ResponderEliminar
  45. ESTOY MUY AGRADECIDA POR EL CONSEJO QUE ME DAN CLARO QUE LO VOY A SER PUES SI ME SIENTO MAL POR LO QUE PASO PERO SE QUE CON AYUDA DE DIOS Y DE USTEDES SALDRE ADELANTE DE ESTE MEOLLO EN QUE ME ENCUENTRO EL ME SIGUE ESCRIBIENDO MANDANDO MENSAJES QUE ME AMA PERO YA LE VOY A DECIR QUE EL 27 DE ESTE MES QUE ES CUANDO CUMPLIMOS EL AÑO A D I O S TERMINAMOS QUE YA NO ME BUSQUE NI ME ESCRIBA Y QUE BORRE MI TELCEL PUES YA QUIERO VVIR UNA VIDA ORDENADA Y MAS COMO ME LO PLANTEAN USTEDES ANDO POR LA CALLE DE LA AMARGURA QUIERO ESTE DIA PUES FUE BONITO TODO Y NO QUIERO QUE SOSPECHE QUE VAMOS A TERMINAR PUES COMO YA ES GRANDE DE EDAD LO PUEDE AFECTAR PERO A MI TAMBIEN ME ESTA AFECTANDO Y MUCHO LA RELACION Y NO QUIERO NI DESEO CONDENARME POR UN AMOR AJENO A MI GRACIAS POR SUS CONSEJOS Y DESPUES LES PLATICO COMO ME FUE Y QUE HA SIDO DE MI NO TENGO CON QUE PAGARLES SUS HERMOSOS CONSEJOS Y SU TIEMPO NO ME QUEDA QUE DAR LAS GRACIAS.

    ResponderEliminar
  46. El 27 de septiembre México alcanzó su libertad e independencia. En esa fecha usted obtendrá la suya también.

    Le rogamos a Dios que la mantenga firme en su determinación y sus convicciones, para que vuelva a recobrar la paz alejándose de una situación irregular, así como, después, la gracia santificante y la amistad con Dios por medio de acudir -frecuentemente- al sacramento de la Penitencia.

    Encomiéndese mucho a la dulcísima Virgen María, para que le dé las fuerzas necesarias para ser libre y fiel a nuestro amado Redentor, que debe estar por encima de cualquier apego humano.

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  47. SOY YO OTRA VEZ RESULTA QUE CANDELARIO ME MANDA Y MANDA MENSAJES YO DEVERAS YA LE DIJE QUE NO ESTA BIEN QUE ME MANDE MENSAJES Y MENSAJES HOY FUE EL PRIMER DIA QUE DEJO DE HACERLO YO, DEVERAS TAMPOCO ME SIENTIA YA BIEN EN ESTA RELACION ME AYUDADO MUCHO QUE ESTOY DENTRO DE LA IGLESIA SOY YA GRACIAS A DIOS CATEQUISTA AUN NO ME CONFIESO PERO USTEDES SON LOS PRIMEROS EN SABERLO PEO YO YA NI SIQUIERA DESEO PERTENECER AL UNDO EL MIERCOLES PASADO DIJERON QUE LAS MUJERES PODIAMOS ENTRAR A UN CONVENTO NO SE EN QUE CALIDAD PERO YO SI DESEO MI FAMILIA HERMANOS Y SOBRINOS DICEN QUE NO TENGO HUMILDAD PARA LLEGAR AHI HE LEIDO VIDAS DE SANTOS NO DE TODOS PERO SI DE ALGUNOS Y SI LA HICIERON ENTREGANDOSE COMPLETAMENTE A JESUS Y A MARIA Y PUES SIEMPRE OBEDECI A MIS PADRES A MIS HERMANOS NO MUCHO PUES SOY LA MAYOR AHORA PIDO CONSEJO A USTEDES PARA INGRESAR AL CONVENTO NO POR LO DE CANDELARIO SINO PORQUE ME SIENTO LLENA CUANDO DOY MIS TEMAS DE CATECISMO A QUINTO AÑO DE PRIMARIA PERSEVERANTES Y NO DESEAN QUE SE ACABE LA HORA Y MEDIA ACONSEJENME POR FAVOR Y DIGANME TAMBIEN SI SERIA LO MAS CONVENIENTE SOY UNA MUJER SOLA SIN HIJOS HE FORNICADO POCO ME CASE PERO EN MI MATRIMONIO FRACASO PORQUE EL ES O ERA ADICTO A LAS DROGAS TENIA SU MAMA NIÑOS ENFERMOS DE RARA ENFERMEDAD NO ME HE VUELTO A CASAR HE PARMANECIDO CELIBE MAS QUE FORNICAR INCLUSO NO TUVIMOS RELACIONES PUES YA ES HOMBRE DE EDAD. AYUDENME OTRA VEZ GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridísima hermana,

      Salvo un mejor pensamiento de los estimados editores le doy mis pobres consejos que espero que en Cristo puedan ayudarle en algo. Primeramente busque el consejo de un Sacerdote y procure la Eucaristía. Queridísima hermana, por favor confiese pronto sus pecados ya que por más bien que hagamos no entraremos en el Reino de los Cielos si no estamos en Gracia de Dios. Estoy seguro que Cristo por medio de usted y sus clases ha tocado los corazones de los niños pero tome en cuenta que por más bien que hagamos, pecamos de soberbia al no limpiar nuestra alma enteramente con los Sacramentos. Esto puede ser causa de nuestra condenación. Sólo la misericordia de Dios nos hace fuertes y no nada mas nuestro deseo de cambiar. Busquemos pues la Misericordia de Quien es Todo Piedad. Cristo la espera con los brazos abiertos. No tenga miedo. Piense en cuanto necesitarán su intercesión los niños (y nosotros) si algún día nuestro Dios la manda a estar en su Gloria antes que todos nosotros. Acérquese a Dios, necesitamos mucho de su fortaleza hermanita.

      !Bendito sea el Señor que nos da esa oportunidad de valorar y meditar cuál es nuestra vocación! Usted al igual que yo, tenemos esa inquietud a la vida consagrada. No podría decirle en si debe o no el escoger ese camino ni darle yo la solución secreta ya que yo apenas estoy en ese proceso, sin embargo, puedo recomendarle lo que he estado aprendiendo poco a poco escuchando al Señor. La vocación a la vida religiosa depende solamente del llamado de Dios y no en base al rechazo hacia uno por parte del mundo. La vida consagrada es la aceptación de una Cruz hacía el llamado divino, sin embargo, no debe de ser vista (como tal vez es en mi caso, no lo se todavia, aún no logro entender lo que Dios quiere decirme) como escapatoria de la soledad. Ya que quizá ésa soledad (convertida solo estando en Cristo en alegría) es el propio llamado de Dios a la propia Santidad aceptándola como mi propia Cruz y como mi propia consagración de vida ante el rechazo del mundo hacia mi persona.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Estimada hermana:

      Ante todo felicitarla muy calurosamente por haber terminado esa relación. Dios la bendecirá mucho por ello. Ahora, a ser firmes y perseverantes en esta decisión. Pida ayuda a la dulcísima siempre Virgen María para ello. No ceda ni un milímetro. No lo vea más. No hable más con él. No responda sus mensajes. No caiga en su trampa de ir a platicar con él. No es no, y punto. ¡Para siempre!. En esto hay que ser firmes y radicales. Dios la bendecirá por esto.

      También la felicitamos por entrar a la catequesis. Ésta es de gran utilidad tanto para el que se prepara para darla como para el que la recibe.

      En cuanto a la Confesión, no demore usted más en acudir con un sacerdote al confesionario. Un día en gracia es preciosísimo en nuestra vida. No debemos vivir ni un momento en pecado grave. Es cortar el flujo de la vida de la gracia en su alma. Es vivir en riesgo de condenarse. Es privarse de la amistad de Dios. Muchas veces no alcanzamos a evaluar lo grave que es estar un solo día en pecado mortal. En nuestra columna derecha del blog puede ver LOS CINCO PASOS PARA UNA BUENA CONFESIÓN.

      En cuanto a entrar al convento. Pensemos esto: Lo importante en nuestra vida es vivirla cerca de Dios, en gracia santificante, practicando el amor a Dios y al prójimo. Teniendo presente que nuestro fin de existir es alcanzar a Dios en la bienaventuranza eterna. ¿Cómo? Amándolo, sirviéndolo y obedeciéndolo en esta vida, viendo a Dios en el prójimo, cumpliendo sus mandamientos, recibiendo con frecuencia los sacramentos, orando diariamente, etc. Luego, esto puede realizarse en diferentes lugares y de diversas formas. Pero finalmente el objetivo es el mismo. Puede lograrse por medio de la vida religiosa, pero también como una persona laica.

      ¿Qué es lo que determina esto? Sin duda, la vocación. Debe analizar si realmente podría tener usted esa vocación. De antemano le señalamos que no es común en una persona que ya ha vivido una vida de casada, pero en la vida real ha habido y hay excepciones.

      ¿Qué aconsejarle? Primero que, en su actual situación, viva una vida espiritual más intensa, con más oración, mayor frecuencia de los sacramentos (confesarse seguido, comulgar frecuentemente), lectura de meditaciones espirituales, etc. Practique usted apostolados como lo es la catequesis. Busque primero un crecimiento espiritual en su modo de vida actual.

      continúa abajo...

      Eliminar
    3. ...viene de arriba.

      Le recomendamos las lecturas de nuestra biblioteca (ver columna derecha) como son los libros "EL GRAN MEDIO DE LA ORACION", "EL TRATADO DE LA VERDADERA DEVOCION A LA SANTISIMA VIRGEN", "PREPARACION PARA LA MUERTE ", "EL SECRETO ADMIRABLE DEL SANTISIMO ROSARIO", "LA IMITACIÓN A CRISTO", etc. Asimismo, le ayudaría mucho acudir a unos EJERCICIOS DE ENCIERRO DE SAN IGNACIO.

      Otras lecturas que le ayudarán -en cualquier sentido- es la vida de los santos.

      El que se sienta usted llena y muy bien al dar catecismo y que a sus alumnos les guste tanto que no deseen que termine la clase, es algo excelente. Pero no considere que esto es necesariamente una indicación de una vocación religiosa. Ésta es algo más compleja y exige mucho más.

      Profundice su vida religiosa actual como laica, luego, con más tiempo, vuelva a plantearse la posibilidad de si realmente tiene una vocación religiosa, con todo lo que esto implica y tiene de renuncia. Hasta entonces pida asesoría y consejo a un sabio sacerdote de criterio tradicional (esto es, que sea fiel a la doctrina de la Iglesia). Busque también una orden religiosa que sea fiel a sus principios, pues existen las que se han apartado de ellos y se han secularizado. Se puede iniciar analizando la vestimenta (si llevan sus hábitos o se han aseglarado) y viendo su forma de vida.

      En fin, el asunto es ver si realmente pudiese tener o no vocación religiosa para vivir en un convento. Esto no lo podemos saber nosotros por unas cuantas conversaciones. Es cuestión que usted lo analice pasado un tiempo de progreso espiritual y con el consejo de un director espiritual experimentado, sabio y de criterio tradicional. En todo esto no debe haber prisas ni precipitaciones. Las decisiones deben tomarse con buenos fundamentos y sin prisas ni ansiedades.

      Es cierto lo que usted señala de la vida de los santos. Puede haber un cambio radical de vida en alguien para entregarse totalmente a Dios, pero debe evaluar si realmente Dios le ha dado esa vocación que es una gran gracia.

      Sin otro particular, le enviamos un abrazo en Cristo y la animamos a seguir creciendo espiritualmente en donde Dios la quiera tener. Finalmente lo importante es amarle a Él, seguirle y llegar a Él eternamente.

      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  48. PUES COMO LES DIJE QUE EL 27 DE SEPTIEMBRE SE TERMINABA Y TERMINAMOS NADA MAS QUE CANDELARIO ME SIGUE MANDANDO MENSAJES DE TEXTO YO PALABRA NO LE CONTESTO SOLO PARA DECIRLE QUE SI YA SE CONFESO COSA QUE YO TODAVIA NO HAGO Y LO HAGO DE UNA FORMA ANONIMA CON USTEDES SOY LA MISMA PERSONA QUE ESCRIBIO EL 2 DE OCTUBRE DE 2012 A LAS 14:20 OJALA PRIMERO DIOS PUEDA INGRESAR AL CONVENTO ME GUSTARIA MUCHO SERVIR A DIOS LOS MUCHOS O POCOS AÑOS QUE DIOS ME DE DE VIDA GRACIAS NUEVAMENTE POR SUS BUENOS CONSEJOS DIOS LOS BENDIGA SIEMPRE

    ResponderEliminar
  49. Estimada hermana:

    Le enviamos hoy nuestra respuesta, pero al hacerlo lamentablemente hubo una falla en la transmisión y se perdió.

    Le agradeceremos nos espere a mañana (o a más tardar dos días) para volverla a escribir, pues hoy ya no disponemos de tiempo.

    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  50. Arriba hemos puesto ya nuestra respuesta a nuestra querida hermana.

    ResponderEliminar
  51. CON LA NOTICIA QUE YA ME CONFESE SI ME DIO LA ABSOLUCION EL PADRE GLORIA A DIOS YA ESTOY FELIZ VOY A VOLVER A COMULGAR Y SI DESEO ENTRAR A UNA ORDEN RELIGIOSA EN QUERETARO Y SI ESTOY LEYENDO BASTANTE Y ESTOY MUY FELIZ PUES YA TERMINO TODO LO MALO Y SUCIO AHORA QUIERO VIVIR PARA DIOS Y SOLO DIOS Y DIOS PERMITA QUE PRONTO LA MADRE CARMELITA ME TENGA BUENAS NOTICIAS GRACIAS DIOS LOS BENDIGA Y LES SEGUIRE ESCRIBIENDO PORQUE YA NO DESEO SEPARARME DE DIOS

    ResponderEliminar
  52. Alabado sea Dios, querida hermana. No imagina el gusto que nos da. ¡Sólo Dios debe bastarnos!. Agradecemos también otro comentario que nos envió. Gracias por su confianza. Como alude a temas muy personales e íntimos, consideramos que es mejor no hacerlo público. No es necesario. En cuanto a las murmuraciones, lamentablemente así es la condición humana y muchos juzgan sin saber, sólo por las apariencias. Si reflexionaran en el mal y el daño que producen. "No juzguéis y no serás juzgado", dijo el Señor.

    Compartimos su gozo y nos da mucho gusto que ahora quiera vivir para Dios, donde Él quiera (en un convento o como laica, el tiempo y las circunstancias lo dirán). Analice bien su vocación. Lo más importante es su firme deseo de no separarse ya jamás de Dios.

    Nos encomendamos a sus oraciones.

    Enhorabuena.

    Un abrazo en Cristo.
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  53. DEVERAS LO QUE MAS ANHELO ES ESTAR DENTRO DE UN CONVENTO Y PUEDO JURAR Y NO EN VANO QUE SI DESEO VIVIR PARA DIOS Y ME DA MUCHO GUSTO TENERLOS COMO AMIGOS Y CONFIDENTES GRACIAS HERMANOS POR TAN BUENOS CONSEJOS DIOS ME LOS BENDIGA POR SIEMPRE

    ResponderEliminar
  54. No dudamos de sus anhelos y deseos, querida hermana. A nosotros nos da también mucho gusto el tenerla como amiga en Cristo. Dios la ayude y la llene de bendiciones. No olvide rezar por nosotros.

    ResponderEliminar
  55. CLARO QUE PIDO POR USTEDES AUNQUE NO NOS CONOZCAMOS PERSONALMENTE PERO ENCONTRE UN SITIO PARA UNA SITUACION TORMENTOSA Y LLENA DE LUJURIA Y ANTI- CASTIDAD COMPLETA GRACIAS POR SUS AMABLES CONSEJOS Y DEBO SER MEJOR GRACIAS A TODOS USTEDES POR TOMAR MI CASO

    ResponderEliminar
  56. hola primeramente felicidades esta muy buena la informcion, sobre el pecado mortal, soy una persona de 30 anos y tengo una pregunta mas que pregunta es como pedir un consejo, yo estoy viviendo con un hombre casado yo vivo en estados unidos y el esta casado en mexico por mucho tiempo mi pareja estubo viviendo solo y llego el momento que decidio formar una nueva familia ya que la mujer con la que se caso nunca quiso venirse para aca con el, el le arreglo papeles pero en definitiva ella nunca quiso hacer vida con el, el problema es que yo decidi segir a dios nuestro senor y estoy en un grupo de renovacion carismatica, he asistido a retiros y estoy tomando crecimientos para poder ser servidora del senor, pero de ante mano se que estoy en pecado mortal pero aveces siento que eso me detiene un poco, y aveces pienso que no puedo ser feliz porq no estoy en gracia con dios, tengo 3 hijos el primero su padre fallecio y los otros dos son de mi pareja actual, y tengo miedo tomar una decicion por ellos, de ante mano mi conciensia no me deja estar, y creame me duele no poder confersame y comulgar pero tambien lo quiero y quisiera q mis hijos no crecieran sin su papa que puedo hacer...aconsejenme por favor mi nombre es janet...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Janet:

      Creemos que tu propia conciencia ya te dice bien que debes hacer. Nos dices que no te deja en paz. Y sabes bien porqué. La fe del cristiano en pecado mortal es una fe muerta. Dios nos creó para amarlo y servirlo en esta vida, para así verlo y gozarlo eternamente en la otra. ¿Cómo se puede amar y servir a Dios si se le ofende gravemente? Quien muere en pecado grave pierde a Dios por toda una eternidad. No nos engañemos olvidando esto. Tu pareja está casada sacramentalmente por la Iglesia -según inferimos- y por lo tanto no te pertenece ni te puede pertenecer como esposo ni como hombre.

      El hombre no puede separar lo que Dios ha unido. Digamos las cosas por su nombre -y no es para lastimar sino para ubicar las cosas en su verdadera perspectiva- lo que vives con él es un amasiato. Eso, naturalmente ofende mucho a Dios y vives fuera de la gracia sacramental. Así no hay un verdadero crecimiento espiritual ni se puede servir verdaderamente al Señor. La situación particular de tu pareja es algo que él debe resolver, pero moralmente no puede tener una nueva mujer. Ignoramos las circunstancias y el porqué su esposa no lo haya seguido a otro país. No podemos aconsejarlo -de una manera práctica- sin conocer detalles, pero de cualquier manera él sigue casado. No debe crear nuevas estructuras familiares que quizá algún día impidan que ese matrimonio se reconstruya en la práctica, aunque estrictamente nunca ha estado destruido pues el vínculo -de un modo u otro- subsiste hasta que la muerte los separe. Quien interfiere en esa relación -como lo has hecho- se convierte en un obstáculo para una posible reintegración de la misma, si se llega a presentar esa posibilidad en el futuro, lo que nunca sabremos bien a ciencia cierta. Y de cualquier modo, nadie tiene derecho a una relación ilícita, pues comete adulterio.

      El amor a Dios debe estar por encima de todo, como bien dicen los mandamientos: "amarás a Dios sobre todas las cosas". El fin del hombre es Dios. Para alcanzarlo debemos seguir plenamente su voluntad, cumplir sus mandamientos y vivir, así, en gracia santificante.

      Claro que resulta difícil, ¡muy difícil!, terminar con esa relación de la que han nacido ya dos hijos. Pero ellos pueden seguir viéndolo, no hay porque alejarlos de él. Por supuesto que él debe ejercer su rol como padre de ellos. El asunto está en que ustedes no vivan juntos ni hagan una vida comos si fuesen esposos sin serlo. No es fácil todo esto, naturalmente, pero quien generó una situación indebida es quien está obligada a terminarla.

      Pídele ayuda a la dulcísima Virgen María para tomar esa decisión y mantenerte firme en ella. Terminando esa relación ilícita dejarás a un lado el adulterio y podrás confesarte con frecuencia y llevar una vida sacramental. La gracia de Dios hará milagros en ti y tendrás un verdadero crecimiento espiritual. Incluso, nada te impide -si lo deseas- buscar otra persona con la cual casarte, pues no tienes ningún vínculo conyugal con nadie. En tal caso, si así fuera, busca a alguien con tus valores y principios católicos, y que además convenga a tus hijos.

      No olvides nunca cuál es el fin de esta vida: llegar a Dios nosotros y dirigir a nuestros hijos hacia a Él. Como madre tienes que transmitir esto mismo a tus hijos, y haciendo la voluntad de Dios serás la primera en darles un testimonio, pues el ejemplo -bueno o malo- es lo que arrastra a los hijos. Cuantas veces un mal ejemplo destruye todo buen consejo por falta de tener una verdadera y genuina autoridad moral por nuestro comportamiento.

      Estarás en nuestras oraciones para que finalmente hagas caso a lo que tu propia conciencia ya te dicta y que sabes bien debes hacer.

      Un abrazo en Cristo y gracias por solicitar nuestro consejo.
      Ánimo, mucho ánimo. Dios te llenará de bendiciones.

      Atte
      CATOLICIDAD

      P.D. Te aconsejamos leer, también, el siguiente post:
      http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html

      Eliminar
  57. Estimados, los pecados mortales siempre nos llevan a la muerte espiritual???
    En ese caso, en estos tiempos, serían poquisimos los que se salvarían.
    En el purgatorio se pueden remendar estos pecados a través del sincero arrepentimiento, o vamos directamente al infierno??
    Que opinion tienen del ladron que fue crucificado al lado de Jesús, que simplemente le dijo que se acordara de él... Jesús le respondio que ese mismo día estaria con el en el paraiso...

    Agradecería que me respondieran, porque creo que sinceramente esto hace que mucha gente se aleje de Dios...

    El lenguaje de esta publicación es muy duro. Da la impresión de que solo se salvarán un grupo selecto de almas. El resto al infierno...

    Creo que en la sociedad actual en la que todos vivimos, las almas de nuestros familiares, amigos y seres queridos estan todas perdidas si no se arrepienten antes de su muerte. Con solo pensar eso se me encoje el corazon. No quiero que nadie se pierda y rezo por eso!!!! NADIE, NI SIQUIERA MIS ENEMIGOS DE ESTA VIDA...A TODOS ME GUSTARIA ENCONTRARLOS EN LA ETERNIDAD...

    Espero vuestra respuesta...

    LA MISERICORDIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SE RIE DEL JUICIO!!!!!!!

    PD: OREMOS POR LAS CONVERSIONES DE TODOS NUESTROS HERMANOS!!!! PERO POR FAVOR NO LOS CONDENEMOS...SI VUELVEN A LEER LA PUBLICACIÓN SE NOTA CLARAMENTE QUE EL AUTOR EN FORMA SUBJETIVA CONDENA, USURPANDO EL LUGAR DE DIOS...


    DIEGO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Diego:

      Te respondemos en el mismo orden de tus preguntas y comentarios.

      Preguntas: "¿los pecados mortales siempre nos llevan a la muerte espiritual?"

      Respuesta: Todo pecado mortal destruye la vida de la gracia y la amistad con Dios. No puede haber peor desgracia que perder la gracia santificante que hacía el alma pura, santa e hija adoptiva de Dios y heredera de la Vida eterna. Sin la gracia santificante nadie puede salvarse. Sin embargo, Dios todo misericordioso siempre abre sus brazos amorosos a todo pecador sinceramente arrepentido. Así, la contrición perfecta -el dolor de nuestros pecados por un verdadero y genuino amor a Dios y con el propósito de enmienda y de confesarse a la brevedad- permite recobrar la gracia santificante. Si alguien muriese después de ese acto perfecto de contrición, sería salvo. Esa misericordia divina ha creado también el Tribunal de la Penitencia, donde se borran los pecados -y el cuál es necesario a quien haya pecado mortalmente para recibir los sacramentos de vivos, como lo es la Eucaristía-. Ese tribunal, habiendo arrepentimiento aunque sea imperfecto (es decir por miedo al infierno) y propósito de enmienda borra todo pecado.

      Ahora bien, habiendo dado Dios no sólo esos medios sino muchos más como son la oración, las indulgencias, las obras de misericordia, etc. para alcanzar de Él mil gracias y no sólo eso sino la muerte misma de Cristo-Dios en la Cruz para que pudieramos salvarnos, quien rechaza definitivamente a Dios es culpable de una torpeza sin medida.

      Quien muere en gracia irá al Cielo (el Purgatorio será un compás de espera -corto o largo, según sea el caso- para purificar las penas debidas y los pecados veniales, a menos que se haya muerte con indulgencia plenaria). Quien muera en pecado mortal irá al infierno. Acabado el tiempo de la vida, no hay vuelta atrás. La misericordia de Dios se manifiesta y la podemos aprovechar super abundantemente en nuestra vida terrenal, luego, en la otra vida nos encontraremos con otra de las virtudes infinitas y perfectas de Dios: su Justicia que es dar a cada quien lo que se ha merecido. No hay, pues, la menor imperfección en esa virtud. Quien se condena es el pecador mismo. Dios sólo juzga con absoluta perfección y justicia.

      Queda claro que una persona muerta en pecado mortal no puede ya arrepentirse ni pagar sus pecados para luego gozar de Dios. Quien muere voluntariamente como impenitente, impenitente se conservará por toda la eternidad. Esa fue su decisión. Su libre albedrío así lo determinó. La rebelión contra Dios que implica un solo pecado mortal es gravísima. Que no se le quiera ver así, es otro asunto.

      ¿Qué decir del buen ladrón? Lo mismo que dijo de él San Agustín: que fue tan buen ladrón que se robó hasta el Cielo. Pero entendamos esto. Cuando Dimas dice a Jesús que se acuerde de él cuando estuviese en su Reino, implica que Cristo que conoce el fondo de todo corazón, vio en Dimas un arrepentimiento sincero a su vida pecaminosa, una contrición perfectísima por amor a Dios y un reconocimiento de la divinidad de Cristo mismo. Actitud diametralmente opuesta a la del mal ladrón. Por eso Dimas fue canonizado en vida -poco antes de morir- por Cristo que le promete que estará en el Cielo eternamente. Una vez más la misericordia de Dios actúa magníficamente. Para eso había venido al mundo: para salvar a los pecadores. Un ladrón se mofó de Cristo y persistió en su maldad y otro se arrepintió y alcanzó la Gloria eternamente. En ambos podemos vernos todos los demás humanos. Cada quién decidirá su destino eterno. Una verdad es absoluta: Dios no condenará nunca a nadie que no lo merezca.

      Eliminar
    2. ....Viene de arriba

      Dices: "creo que sinceramente esto hace que mucha gente se aleje de Dios..."

      La Verdad no puede hacer mal a nadie. Esta -lo que se dice en el post- es la doctrina revelada por Dios y enseñada durante dos mil años por la Iglesia. No es que nuestro lenguaje sea duro por culpa nuestra. Es que la Verdad es ésa, la que Cristo mismo nos enseñó. Más seguro es que haga daño la mentira de que existe un supuesto "dios bonachón" -inventado a la medida de los deseos de quienes no desean dejar de transgredir los mandamientos divinos- que premiará a todo mundo, se lo merezca o no, pues eso hará que la gente sí se precipite por el despeñadero que lleva a su condenación. Quien prevenido prefiere vivir y morir en sus pecados, será sólo suya su responsabilidad sobre su destino eterno y no de quien lo previene. En cambio, sí sería responsabilidad nuestra predicar ese falso "dios bonachón" que resulta injusto, pues eso sí los precipitaría por el mal camino que lleva a la perdición y seríamos de los que Cristo llama "ciegos que guían a otros ciegos" y que ambas partes caen al abismo.

      En cuanto al número de los que se salvan mucho se ha discutido. Sabemos que Cristo se refiere a que la puerta del Cielo es estrecha y que muchos son los llamados y pocos los escogidos. Hablar de cifras es especular. Sabemos, sí, por las revelaciones privadas -por ejemplo Fátima- que son muchos los que se condenan. La Virgen de Fátima dijo que muchos se condenan porque no hay quien rece por ellos. Y es cierto que al final de los tiempos habrá una gran apostasía. Muchos opinan que ésta pudiera ya estarse viviendo. Pero en fin, en lo personal todo ello sólo debe movernos a ser cada día más fieles y si acaso llegamos a caer a levantarnos de inmediato a través del sacramento de la Confesión. Si luchamos Cristo no nos dejará solos. Y la Esperanza es una de las tres virtudes teologales.

      Seamos conscientes que la misericordia de Dios es generosísima en esta vida. Dios no está buscando que nos condenemos, sino todo lo contrario. Gracias múltiples nos está ofreciendo constantemente quien dio la vida y sufrió la peor pasión y muerte por el pecador. Quien nos ama de este modo sólo puede llamarnos y auxiliarnos de mil maneras. Pero hay de aquel que rechace tantas gracias y oportunidades que recibe. Quien desea vivir y morir como impenitente será juzgado con perfecta justicia. La muerte pone fin al tiempo de la conversión.

      La Misericordia no se ríe de la Justicia de Dios. Las perfecciones y cualidades de Dios no contraponen. Precisamente son perfectas por ser de Dios. No nos engañemos para pecar. De Dios nadie se burla impunemente ni hay manera de sacarle la vuelta. Cristo nos habla constantemente de esto, basta leer los evangelios. Claramente se refiere al cielo, al infierno y al juicio final del hombre. "Venid benditos de mi Padre" o "Id malditos al fuego eterno". ¿Lenguaje duro? Sí, ciertamente.

      En este escrito el autor no juzga a nadie en particular. ¿De dónde sacas esto? El autor no condena a nadie ni "usurpa" el lugar de Dios. ¿A quién ha condenado en lo particular? ¡A nadie, hermano! Decir que tal o cual persona se condenará es usurpar el papel de Dios, pues sólo Él conoce sus juicios. El post de arriba no menciona a nadie.

      continúa abajo...

      Eliminar
    3. ..viene de arriba

      Este escrito sólo se refiere a la Verdad misma del Evangelio, a la enseñanza que durante dos mil años la Iglesia ha realizado como custodia e intérprete de la Palabra de Dios. No hay nada en él diferente. Quien lo niegue que intente probarlo. No lo logrará.

      Es mejor conocer la Verdad y procurar vivir siempre en Gracia de Dios y arrepentirse y confesarse en casos de caídas, que imaginar un falso e injusto "dios" bonachón inexistente. El Dios de misericordia no anda cazando pecadores sino ofreciendo mil gracias para la conversión y el crecimiento espiritual de sus hijos. Cada uno será responsable de aceptarlas o rechazarlas.

      Eso sí, como bien señalas, oremos por las conversiones de todos nuestros hermanos, la Virgen nos anima mucho a ello.

      Te agradecemos nos hayas escrito.
      Un abrazo en Cristo
      Atte
      CATOLICIDAD

      P.D. No publicamos tu link pues no promovemos sitios con apariciones que no estén oficialmente reconocidas por la Iglesia.

      Eliminar
  58. Desde ya agradezco vuestra respuesta, no obstante ello he tenido durante mi vida muchos amigos y familiares que han sido buenas personas. Muchas de ellas murieron en pecado mortal. Por no ir a misa los domingos, por el amor a la velocidad (dos amigos murieron en accidentes por esa causa), por mirar a una mujer deseandola o por usar métodos anticonceptivos etc.

    Toda esa buena gente esta en el infierno??

    Cuando voy a Misa el Sacerdote siempre dice "No tengas en cuenta nuestros pecados sino la fe de tu iglesia..." que quiere decir con eso??

    Quiero que entiendan que con lo que estoy diciendo bajo ninguna circunstancia pretendo minimizar los efectos del pecado...

    Cada vez estoy mas confundido. Deseo de todo corazón volver a ver en la verdadera VIDA a todos aquellos que perdí... No me resigno a tener puesta la fe y la esperanza en ello.

    Yo rezo por esas almas que murieron en pecado mortal...

    Cordiales saludos, Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Diego:

      Lo que sucede es que partes de un error. Afirmar que tales o cuales personas murieron en pecado mortal es imposibe. Te estás poniendo en el papel de Dios. Eso no lo puedes saber nunca. No te corresponde a ti dictaminarlo.

      Por principio de cuentas todo pecado mortal implica pleno conocimiento, plena advertencia de quien lo comete. Tú no puedes saber si todo pecado material es realmente un pecado formal en la conciencia de otra persona. Recuerda que hay tanto ignorancia culpable como inculpable. El caso de cada quien sólo Dios lo sabe, pues sólo Dios juzga con perfecta justicia el interior de cada conciencia.

      En segundo lugar, si bien es cierto que por lo general la muerte es como ha sido la vida, también es verdad que hasta el último segundo de vida una persona podría hacer un acto de contrición perfecta y arrepentirse por amor a Dios de todos sus pecados. Esta persona ciertamente se salvaría.

      Lo que dice el sacerdote en Misa no significa que quien muera en pecado mortal pueda salvarse después. La oración no se refiere directamente a los difuntos.

      Estimado Diego, no te atormentes ni quieras jugar el papel de Dios al intentar adivinar quién murió o no en pecado grave. No reces por quienes murieron en pecado mortal, pues esa oración no tendría ningún efecto ni ningún valor. El condenado no puede ser salvo después. En cambio -sin juzgar quien murió o no en falta grave- reza por TODOS los difuntos (particularmente por los cercanos a tu afecto) para que no hayan muerto en pecado mortal y para que si están purgando alguna culpa en el Purgatorio alcancen pronto la bienaventuranza eterna. Recuerda que en Dios no hay tiempo y que tus oraciones actuales las pudo aplicar para cualquier tiempo.

      Cuando estemos en la gloria (en lo que tenemos Esperanza si nos portamos como buenos cristianos), veremos con una claridad absoluta brillar tanto la misericordia como la justicia de Dios. Nos será totalmente claro la importancia de una y otra, y estaremos -sin duda alguna- en plena conformidad con ellas y veremos que no se contraponen de ninguna manera. La misericordia y la equidad son perfectas. En la gloria eterna será esto muy claro de comprender. Ahí nada ni nadie hará que disminuya la dicha de estar con Dios.

      Tienes una sana inquietud por el destino eterno del prójimo. Eso es bueno y laudable. Canalízalo correctamente. El ejemplo, el consejo, la evangelización son armas del católico, así como la oración por vivos y muertos. Manda decir misas no sólo por tus difuntos sino también por tus familiares y amigos vivos. Todo eso puedes hacer. Lo que no es válido es que intentes juzgar quién murió o no en pecado mortal y te atormentes por ello. En cambio, busca acercar a Dios a quienes veas más alejados de Él. Un medio -entre muchos otros- es recomendarles sitios como este blog.

      No vivas confundido, cree con absoluta certeza que Dios será perfectamente justo con todo hombre. Dios quiere la salvación de todos y a todo ser humano le dará los medios para lograrlo. Quien rechaza a Dios y muere impenitente es culpable por rechazar tantas mociones y favores de Dios. ¡Qué terrible responsabilidad e ingratitud!

      Oremos mucho por todos los pecadores, pues -como dijo la Virgen en Fátima- muchos se condenan porque no hay quien rece por ellos.

      Un abrazo en Cristo y gracias por escribir.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. Buenas noches amigos y perdón que meta mi cuchara...

      Tenemos que rezar y hacer penitencia incluso por el peor "pecador público" que uno conozca. Aquel amigo / hermano / pariente ateo empedernido en su error, aquel adicto que no se esfuerza, aquel católico desinteresado, aquella gente que conocemos de vida sexual irregular y libertina. Aquel vendedor de droga. Aquel sacerdote sin amor ni respeto por su vestidura. Aquel enemigo que nos hizo tanto daño. Aquella mujer que destrozó nuestro hogar o aquel conocido que golpeó a su esposa. Aquel adolescente que cometió suicidio... oración y penitencia aunque pareciera que hayan muerto en la blasfemia, en el odio, en pecado y en la traición. Me atrevo a pensar que quizá existan casos realmente extremos en que ocurra la posibilidad de una contrición perfecta en ese tiempo que pasa (que en mi diminuto razonamiento supongo que es pequeñísimo) desde que uno muere, hasta que el alma es puesta ante la presencia de Dios... Rezar, rezar y penitencia... A veces me pongo a pensar en varios familiares incluso fallecidos hace muchísimo tiempo y rezo por ellos. Tengo la esperanza que como para Dios no existe el tiempo puesto que Dios no está dentro del tiempo sino que el tiempo está contenido en Dios quizá la oración que yo haga en este instante, en estos momentos; sea por causa de la misericordia de Dios motivo de su conversión al momento de su muerte. Incluso si esta ha ocurrido muchísimos años atras. Me atrevo incluso a pensar, que quizá Dios permite el pecado que una persona comete para que por los méritos de la Misericordia de Dios se salve aquel que reza por aquella persona y aquel que recibe las gracias que produce la oración frustrando completamente los planes del Maligno. Pongo de ejemplo a Santa Mónica y su sufrimiento de madre. Su oración, su súplica, su penitencia hizo que la misericordia de Dios se derramara entre la madre que reza (Santa Mónica) y aquel que recibe las gracias de la oración (San Agustín) extendiendo no sólo la misericordia a su hijo, sino de todo aquel que por la conversión de San Agustín ha transformado su vida de pecado. ¿Acaso cabe alguna duda que Dios paga en beneficio el 10000% a 1?

      Eliminar
    3. Estimado Roberto:

      Gracias por tu interesante comentario. Sólo una observación: ese breve momento para realizar un acto de contrición perfecto será ANTES de la muerte, no después. En realidad no podemos establecer con absoluta certeza el momento en que el alma abandona el cuerpo. Así, por ejemplo, por esta razón un sacerdote da la absolución BAJO CONDICIÓN DE QUE ESTÉ VIVO y dispuesto a recibirla (arrepentido de sus pecados) a alguien a quien los médicos ya declararon muerto, aún un tiempo después de eso.

      El criterio para saber con certeza que alguien ya está muerto es la corrupción del cuerpo. Pero, antes de ello...¿cuándo es el momento exacto de la muerte? Existen diversos criterios (muerte cerebral, detención del corazón, ambas, etc), sin embargo no hay una certeza absoluta. De ahí la importancia de seguirle rezando (de modo especial un acto de contrición y oraciones de amor a Dios) al oído a quien acaba de ser declarado muerto por la ciencia y no privarlo de la asistencia de un sacerdote que puede darle la absolución bajo condición que esté vivo y esté bien dispuesto y arrepentido.

      Existen casos que para la ciencia alguien estaba ya muerto y se ha vuelto a reincorporar. Y si bien puede darse el caso de un diagnóstico erróneo, no parece que siempre ese haya sido el caso.

      Para el ser humano el tiempo de conversión termina en esta vida. Una vez muerto realmente, el alma se mantendrá en ese estado por toda la eternidad. El asunto está en que se desconoce con plena certeza cuándo el alma se aparta del cuerpo.

      Finalmente, coincidimos en que debe rezarse por todo hombre, hasta por el peor pecador que conozcamos, como bien señalas.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  59. Gracias por responder!!!, ahora tengo mas claro el panorama.
    Seguire rezando por todos!!!

    Muchas gracias. Diego

    ResponderEliminar
  60. Buenas noches, quisiera exponerles una preocupación que tengo:
    Últimamente estoy muy angustiada por miedo a que cualquier miembro de mi familia pueda acabar eternamente en "mal sitio", si no llegan a confesarse, cosa que actualmente consideran innecesario.
    Un sacerdote me ha dicho que no debo agobiar a mi familia, presionando para que vayan a misa o se confiesen, que Dios vino para salvarnos a todos y Él los salvará, que simplemente rece por ellos y confíe en Dios.
    Rezo muchísimo por ellos, hago ayunos, pero sigo asustada con esa idea, por eso me pregunto: ¿quiere decir esto que no confio realmente en la Misericordia de Dios?.
    Me siento muy mal, pues quiero confiar totalmente en Dios, pero la sola idea de la condenación eterna para uno de los míos, me aterroriza.
    Por favor, ¿pueden ayudarme?.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado hermana:

      Cristo murió por todos pero no todos se salvarán. La salvación no está garantizada por Dios. La salvación depende de cada uno de nosotros.

      Claro que debemos confiar en Dios, pues es Él toda justicia y misericordia. Pero esa confianza no tiene que ver para que necesariamente se salven quienes no perseveran en el amor y en la Ley de Dios.

      Es sano y justo preocuparnos por la salvación de nuestro prójimo y hacer lo que de nosotros dependa para que lo logre. Por principio de cuentas rezar mucho por ellos. Naturalmente que buscar que se acerquen a Dios es bueno y justo. Lo que es importante es usar el buen criterio para que esto pueda tener efecto y no atosigar imprudentemente y que ello resulte contraproducente. Es importante saber cuándo, cómo y en qué medida hablar. La insistencia desmedida es ineficaz y logra lo contrario. Es mejor buscar el momento adecuado y el modo conveniente sin atosigar.

      En un futuro próximo publicaremos las oraciones de Santa Brígida. Quien cumpla con ellas de la manera que explicaremos, puede llegar a salvar a diez personas de su linaje. Es una promesa maravillosa que debemos aprovechar. Búscala en internet o espera unos días a que la publiquemos.

      Asimismo te recomendamos leer los demás comentarios nuestros -en este post, arriba- realizados a partir del 10 de diciembre de 2012. Consideramos que te serán de utilidad.

      Por último, procura vivir en paz. Está muy bien que luches por las almas de todos los que quieres, pero ello no te debe quitar la paz del alma. Haz lo que esté en tus manos -con la debida inteligencia y sana prudencia, buscando un efecto positivo- y deja lo demás en manos de Dios. Ciertamente Él no salvará a quien no lo merezca (quien se empecine finalmente en el pecado no será salvo), pero sí puede darle mayores gracias a alguien para que alcance su conversión por medio de tus preces y de este modo pueda salvarse. Tu oración es MUY IMPORTANTE. La Virgen en Fátima dice que muchos se condenan por que no hay quien ore por ellos. Además, podemos mandar decirles misas a los vivos y no sólo a los difuntos. El Santo Sacrificio de la Misa tiene un gran valor para los vivos.

      Cuando veas las promesas que Dios hizo Santa Brígida a quien rece las oraciones que ella explica, seguramente podrás vivir más tranquila si las llevas a cabo. Reza mucho, pero no pierdas la tranquilidad y la paz espiritual. Los grandes santos evangelizaban y buscaban la conversión de los pecadores, pero nunca perdieron por ello la paz espiritual que es muy necesaria en el crecimiento de la vida interior.

      Un abrazo en Cristo
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  61. LES ENVIO UN SALUDO MUY CORDIAL Y UN FELIZ AÑO 2013 Y QUE NOS SIGAN DANDO CONSEJOS PARA NO CAER EN TENTACIONES ADULTERIO QUE ES LO QUE MAS ABUNDA EN PERSONAS DE 30 Y... MAS YO GRACIAS A SUS CONSEJOS DEJE A CANDELARIO ME SIGUE ENVIANDO MENSAJES PERO YO YA LE PUSE UN HASTA AQUI POR MEDIO DEL TELCEL QUE TIENE PECADO DE OMISION CON SU MUJER QUE LE FUE INFIEL CONMIGO, QUE LE JURO SERLE FIEL EN LO PROSPERO Y EN LO ADVERSO ANTE UN ALTAR Y SEPARARSE POR EL FALLECIMIENTO DE UNO Y OTRO YA ME DA PENA AJENA QUE A SUS 74AÑOS ANDE DE " ROGON " CONMIGO YO NO PUEDO NI DESEO REGRESAR CON EL PUES ME HICE CATEQUISTA SOY KIKI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kiki, por escribirnos de nuevo.

      Un fuerte abrazo de Año Nuevo, que el Señor te colme de bendiciones este año por tu fidelidad a Él.

      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  62. el arrepentimientho llevo ala salvacion....???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. El arrepentimiento implica el propósito de enmiende y de confesarse.

      Recuerda que hay dos tipos de contriciones o arrepentimientos:


      LA CONTRICIÓN PERFECTA que implica arrepentirse de las ofensas hechas a Dios POR AMOR A ÉL con la intención de confesar a la brevedad y tener propósito de enmienda. Este acto perdona los pecados -incluso mortales- pero subsiste la obligación de confesarlos al sacerdote para poder comulgar.

      La contrición perfecta se distingue de la ATRICIÓN (llamada también CONTRICIÓN IMPERFECTA) en que en esta última el arrepentimiento procede del temor al infierno. La atrición -por sí misma- no borra los pecados mortales pero sí sirve para la confesión sacramental junto con el propósito de enmienda.

      Es difícil tener certeza de si hemos hecho un acto de contrición perfecto (esto es, por amor a Dios), por lo que es importante frecuentar el confesionario.

      Si alguien muere luego de realizar una acto de contrición perfecta, como los pecados le son perdonados, no se condenará.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  63. Buenas tardes, necesito una orentación de su parte
    He caído en la tentación de ver pornografía algunas veces y también he llegado a la masturbación, las pocas veces que he hecho eso me siento muy mal con Dios y conmigo misma.
    Recurro a ustedes porque en este momento no tengo la oportunidad de confesarme y no pude encontrar a alguien mejor que ustedes para recibir un consejo o una oración.
    Muchas gracias, que Dios los bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana en Cristo:

      Siempre hay manera de poder confesarnos, si es que realmente ponemos los medios.

      Es natural que te sientas mal con Dios y contigo misma cuando ofendes al Señor. Esa es una buena señal. Significa que la conciencia habla y te hace ver que rompes algo que va contra los mandamientos de Dios. Pues cuando el alma se corrompe y se acostumbra al mal, la voz de la conciencia se va apagando y llega el momento que ya ni siquiera reconoce siquiera el mal que obra.

      La pornografía es generalmente la puerta a otras faltas también graves. De ahí se pasa a los pecados de acción, pues la lujuria se despierta. El alma pierde gusto por las cosas elevadas y espirituales para degustar los aspectos bajos. Así, en vez de que el ser humano crezca espiritualmente se conforma a esto que lo envilece. El sexo que es bueno y santo en el matrimonio, se degrada a sus aspectos más groseros y se descontextualiza de la verdadera misión para la que Dios lo creó.

      La pornografía desemboca en otras faltas graves contra la castidad. Primero se mira eventualmente, luego inicia la costumbre hasta que se convierte en verdadera adicción y lo mismo sucede con los demás pecados a los que lleva, que cada día pueden convertirse en faltas mucho más graves y adictivas. Es entrar en una espiral sin final. Por ello, si han sido algunas veces estás a tiempo de frenar un problema que puede convertirse en algo poco controlable después. Lo mismo ha de decirse de la autosatisfacción que por algo se le conoce por el VICIO solitario, pues en muchos se convierte en una tremenda dependencia díficil, muy difícil, de erradicar luego. Así que es buen momento de luchar contra esto antes de que desemboque en algo peor.

      Hay muchas armas para lograr esto. Por ello te pedimos que leas el post siguiente, así como los comentarios de otros lectores que ahí aparecen, estamos seguros que te serán de mucha utilidad:

      catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2009/07/adicto-la-pornografia-12-pasos-para.html

      Hay muchos aspectos a considerar:

      1) Acercarse más a Dios con la oración diaria y constante, particularmente el santo rosario y además -o siquiera al menos- la devoción a las tres avesmarías diarias pidiendo a la Virgen auxilio para no caer en pecado mortal. Ver aquí la manera de hacerlo: catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2010/05/devocion-de-las-tres-aves-marias.html

      Sigue abajo...

      Eliminar
    2. Viene de arriba:


      2) Un examen de conciencia diario al final del día junto a un acto de contrición perfecto (dolor y arrepentimiento por el pecado; todo esto POR AMOR A DIOS y con propósito de luchar por no volverlo a ofender, así como la intención de confesarse lo antes posible).

      3) Fundamentalmente la confesíon frecuente bien hecha. Ver aquí: catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      4) Asimismo, la sagrada Eucaristía te dará muchas fuerzas y te ayudará a combatir el pecado y superarte y enriquecerte espiritualmente.

      5) Cuando seas tentada invoca a María (reza las tres aves marías y pídele fuerza y ayuda para combatir las tentaciones del maligno). Lee de inmediato alguna parte del Evangelio.

      6) Mantén tu mente ocupada en cosas buenas y haz ejercicio suficiente para evitar tensiones. Mente sana en cuerpo sano.

      No dejes de leer los links que te señalamos, así como sus comentarios. Incluso, también los comentarios de este post te ayudarán a reflexionar.

      Sabe que Cristo te ama profundamente, pon tu confianza y todo tu amor en Él. Te espera en el Confesionario, el sacerdote es el instrumento, pero es Dios mismo quien perdona los pecados. Él está en la Cruz con los brazos abiertos, esos brazos son para abrazar al pecador que se arrepiente y lucha por su alma y por su salvación. Cuanto más lo ames más fácilmente te alejaras del pecado. No tardes, no dejes todo para después. Verás como crecerás espiritualmente de seguir todos estos pasos. Entrégate a Cristo, acógete a su misericordia, analiza y medita todo lo que Él te ama. Eres su hija queridísima y busca lo mejor para ti.

      Por nuestra parte, cuentas con nuestras oraciones y, además, las que hacen los lectores de este blog todos los días trece de cada mes.

      Ánimo, querida hermana, verás que contento llevarás en tu alma cuando estés en gracia de Dios. Y si eventualmente llegares a caer, levántate de inmediato, primero realizando un acto de contrición perfecto (en los comentarios de arriba se explica en qué consiste) y luego acudiendo a la brevedad al confesionario. La vida es una lucha y una milicia. Dios está de tu lado.

      Un fuerte abrazo en Cristo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  64. No olvidemos que para comulgar es necesario estar en gracia de Dios y que de haber pecado mortal es siempre indispensable y necesaria ANTES la Confesión sacramental. Es importante tener esto siempre presente para evitar sacrilegios. Vayamos con frecuencia al Confesionario. Ahí Dios nos perdona si estamos en realidad contritos y tenemos propósito de enmendarnos.

    Julián Ramírez

    ResponderEliminar
  65. Me ha parecido muy interesante este blog, he leído completamente y de verdad Dios no es juego. Tengo una duda acerca de fumar cigarrillos, es esto pecado mortal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es recomendable fumar, por supuesto, pero en sí mismo no se puede decir que lo es en todo caso. Lo que daña o puede llegar a dañar nuestro organismo debemos evitarlo. Ciertamente, no todo el que fuma comete un pecado mortal ni fumar cada cigarrillo lo es. Ahora, quien esté sufriendo (o exponiéndose a) un daño grave por ello, debe reflexionar y evitarlo. En casos particulares y ya serios (por dar UN SOLO EJEMPLO: alguien enfermo que le agrave seriamente la salud) podría serlo, pero deben analizarce varias circunstancias con un moralista. Es muy difícil dar normas generales en esto. Lo mejor es consultar el caso particular de cada quien con un sacerdote bien preparado, señalando la edad, tiempo de fumar, número de cigarrillos, grado de adicción, salud, y cualquier otra circunstancia que nos pregunten. En todo caso no es recomendable fumar, por supuesto. El problema surge cuando la adicción es muy fuerte. Quien se inicia fumando muchas veces ignora esto último y le resulta muy difícil salir de ella luego. Este factor también lo considerará, en cada caso, el moralista. Lo fundamental en todo esto es ver el caso propio y no estar juzgando -como muchos farisaicamente lo hacen- a los demás (pues cada caso es particular y distinto), pues ciertamente no todo el que fuma comete un pecado grave ni debe necesariamente confesarse. Algunas sectas protestantes son muy exageradas en este tema y el sólo hecho de prender un cigarrillo lo consideran ya pecaminoso.

      Eliminar
  66. GRACIAS A DIOS Y A CATOLICIDAD... ESCRIBO PARA AGRADECERLES Y PEDIRLES UN CONSEJO PORQUE MI CORAZÓN Y MI CONCIENCIA ESTAN MUY CONFUSOS: SOY UNA MUJER DE 31 AÑOS, ACUTALMENTE TENGO UNA RELACION CON UN HOMBRE DIVORCIADO, DESDE EL PRINCIPIO EL ME DIJO QUE AÑOS ATRAS SE HABIA CASADO POR LA IGLESIA CATOLICA Y QUE ESE MATRIMONIO LLEGÓ A DIVORCIO LEGAL. ASI LO ACEPTÉ EN MI POSIBLE IGNORANCIA Y PERMITÍ QUE ESTA RELACION CUMPLIERA YA DOS AÑOS... MI PAREJA AFIRMA QUE EL DIVORCIO ES UNA CONDICION NO UN PECADO, QUE DIOS NOS PUSO EN EL CAMINO PARA AMARNOS Y CONSTRUIR, ME PROPONE UN MATRIMONIO CIVIL, UNA VIDA JUNTOS Y DOS HERMOSOS HIJOS, HE APRENDIDO A CONOCERLO Y QUERERLO, ES UN HOMBRE DE BUENOS SENTIMIENTOS Y OBRAS, PERO DESPUES DE LEER SOBRE PECADOS MORTALES, ADULTERIO Y DEMAS TODO MI FUTURO CON ESTA PERSONA SE NUBLÓ. LE COMENTÉ SOBRE EL TEMA Y AUNQUE PONE EVIDENCIAS DE CASOS IGUALES: MATRIMONIOS CIVILES QUE HAN SALIDO ADELANTE Y TIENEN HERMOSAS Y FELICES FAMILIAS, ME QUEDA UN SINSABOR MUY GRANDE, AHORA ME DICE QUE NO QUIERE PERDERME, QUE NO ME PREOCUPE POR ESO Y ESTA INVESTIGANDO PARA TRAMITAR LA NULIDAD DE SU MATRIMONIO ANTE LA IGLESIA, PERO ALGO EN MI CAMBIÓ, NECESITO ACLARAR MI PANORAMA CON AYUDA DEL ESPIRITU SANTO DE DIOS,LES AGRADEZCO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana en Cristo:

      Por favor lee y relee el siguiente post, y se despejarán todas tus dudas:

      http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html.

      Es evidente que lo que Dios une no puede separarlo el hombre. Vivir junto a un hombre casado por la Iglesia es un adulterio sin importar si se haya divorciado civilmente o no. Un nuevo matrimonio civil no tiene ningún valor ante Dios; ni es, en realidad, matrimonio verdadero para el creyente.

      En cuanto a la nulidad, generalmente ésta no se otorga sino en casos muy particulares. La nulidad significa que no hubo verdadero matrimonio anterior por alguna causa. No se trata de disolver un vínculo que realmente haya existido. No pongas tu esperanza en ello.

      Sabemos que la tentación es grande y no es fácil tomar la decisión correcta. Encomiéndate a la Sma Virgen y al Espíritu Santo para que te iluminen y te den la fuerza para ser fiel a Dios, pues no debes mantener esa relación que ciertamente sí constituye un pecado mortal de adulterio y no es una mera "condición" como te dice él..

      No se trata de analizar si es un buen hombre o no. Se trata de no interferir en un matrimonio que subsiste hasta la muerte del otro cónyuge. De seguir con él, vivirías ciertamente en pecado grave, fuera de la amistad y la Gracia de Dios, poniendo en riesgo tu salvación eterna. Esto es gravísimo, pues Dios nos preparó un sitio con Él en la eternidad y lo despreciamos por no seguir sus mandamientos. No hay peor tragedia que morir en pecado grave sin la amistad y la Gracia santificante de Dios. Quien vive una situación constante de pecado, lo más probable es que muera en ella y se pierda eternamente.

      Si cometiste el error de iniciar una relación indebida, no dudes en terminarla. Hay que corregir los propios errores. Haz a un lado las consideraciones humanas. Lee varias veces el artículo del enlace que arriba te señalamos, medítalo y toma la decisión correcta por tu propio bien. Dios te bendecirá aquí y en la bienaventuranza eterna. Cristo te ama profundamente y le dolería mucho perderte por un apego humano.

      Recuerda que debemos amar a Dios sobre todas las cosas de este mundo.

      Ánimo, querida hermana y cuenta con nuestras oraciones.

      Un afectuoso abrazo en Cristo, Nuestro Señor.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. Gracias por tanta lectura nutritiva para el alma! He quedado muy impresionada del video de la hermana Gloria Polo, quien ha recorrido el mundo con su testimonio, vivió el juicio final y Dios la regresó por la oración de un extraño. Ahora veo que muchas cosas son pecado y no lo sabía. Tengo una duda, soy casada por la iglesia católica, quisiera saber cuándo tengo relaciones sexuales con mi esposo, a que se refiere: No Consentir Pensamientos Impuros. La verdad tengo pensamientos en ese momento solo de mi esposo pero no se los comento, tal vez fantasías.. Es esto impuro?

      Eliminar
    3. Estimada hermana en Cristo:

      Los pensamientos impuros se refieren a aspectos sexuales prohibidos por la moral (como por ejemplo actos contranatura) o por aspectos sexuales fuera del matrimonio (por ej. en tu caso: pensando en una tercera persona). Si tus pensamientos no caen en esas dos clasificaciones no son pecado. Si dentro del matrimonio los pensamientos fueran sobre aspectos contranatura (aunque sean con el cónyuge legítimo) debes rechazarlos. El pecado no está en que lleguen sino en consentirlos. En cambio, todo lo que está permitido en el matrimonio por la moral (aquello que va encaminado a la debida relación sexual completa y no impide sus fines), puede también pensarse siempre que sea con tu legítimo cónyuge. Señalas que tiene tales pensamientos durante la relación sexual, si son como ya hemos dicho no son falta. Aunque no es tu caso, conviene señalar que hasta en lo lícito debe haber moderación. Tampoco es ACONSEJABLE tenerlos obsesivamente y en todo momento. La hipersexualidad aleja de la vida espiritual.

      Gracias por escribirnos, un abrazo en Cristo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  67. MIL GRACIAS POR SUS ORACIONES, ESPERO QUE CON AYUDA DE DIOS Y EL ESPIRITU SANTO PUEDA ARREGLAR MI CAMINO, EL CORAZON ME DICE QUE SI TOMO LA DECISIÓN ACERTADA DIOS TENDRÁ UN PROYECTO DE VIDA PARA MI BAJO SU BENDICIÓN... ESPERO QUE ME ILUMINE PARA NO HERIR EL CORAZÓN DE MI PAREJA, TEMO QUE SE SIENTA AFECTADO POR MI DECISIÓN Y SE ALEJE DE LA IGLESIA Y DE DIOS POR ESTO, OREN POR MI... GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente Dios te bendecirá y alcanzarás ese proyecto dentro de la vida fiel que debe llevar todo católico en su camino hacia la Casa del Padre. Tu pareja ya está actualmente alejado de Dios, lamentablemente, pero debes manejar con cuidado las cosas para no alejarlo más. Pide al Espíritu Santo su consejo e iluminación para hacerlo de la mejor manera, pero que esa consideración no sea la piedra para no hacerlo. El demonio se aprovecha hasta de nuestras mejores intenciones para impedir que hagamos lo correcto y nos tienta con apariencia de bien para evitar que tomemos la decisión correcta. Hazlo lo mejor posible (sin herirlo ni ofenderlo y procurando lo que señalas), pero que no sea ello un obstáculo para hacer lo debido. Él es una persona adulta y no una criatura, lo que lo hace responsable. A la mejor -en una de ésas- todo esto le hace ver la conveniencia de regresar con su legítima esposa y vivir también bien, enderezando su vida. Quizá no sea de momento, pero sí a la larga. Conocemos casos así.

      Cuando te hayas separado de esa ilícita relación, acude de inmediato al tribunal de la Penitencia (al Confesionario: http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.htm ) y fecuenta los sacramentos para recibir la fortaleza que da Dios mediante ellos. En tanto reza mucho (rosario y la devoción de las tres aves marías que podrás ver aquí en el blog: http://catolicidad-catolicidad.blogspot.com/2010/05/devocion-de-las-tres-aves-marias.html ).

      Seguimos en oración por ti y por él.

      Con afecto, un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  68. Hola saludos ! Tengo muchas conocidas que viven en adulterio, algunas dicen creer en Dios, cosa que no es cierta, otras cuando les he comentado me dicen que ni siquiera sabían lo que es adulterio, no saben nada de la posibilidad de nulidad del matrimonio por la iglesia, pienso que falta mucho en los cursos que hacen de noviazgos antes del matrimonio, explicarle a estas parejas que el matrimonio ante Dios es sagrado y hasta la muerte, así sea un borracho tu esposo, así se lo que sea, he ahí el sufrimiento por el que debemos pasar para entender que solo Dios nos ama y por EL debemos amar a nuestra pareja, porque nadie es perfecto en esta tierra, todos tenemos defectos. Me da tristeza saber que estas personas que quiero se condenan a diario viviendo en adulterio y no saben que se condenan. Que puedo hacer? Que les digo? Tienen años juntos, hijos en común. Es muy duro como está hoy día la sociedad, tan alejada de Dios. Todos tenemos pecados pero los peores son: Aborto, Adulterio y Hablar mal del Prójimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos mantener la doctrina católica cueste lo que cueste, y que lo sepan todos. Sin miedos ni falsos respetos humanos y sociales a quienes no la cumplen. Los mal casados, los que viven en unión libre, los dizque rehicieron su vida con otra persona estando casados por la Iglesia, los que enaltecen y se vanaglorian de sus conquistas por el amor libre, deben saber que usted no los aprueba. En muchos casos es muy difícil poder aconsejar y hablar directamente, pero al menos sí podemos dar testimonio de nuestra fe y nuestro modo de pensar valientemente y sin miedo a las presiones sociales y familiares. Y orar mucho por los demás. Coincidimos también con usted: en muchas partes los cursos de preparación para el matrimonio son impartidos muy deficientemente y en ocasiones hasta con errores contra la doctrina católica. Por ahí debería de empezarse.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  69. Le agradezco mucho el comentario!! Gracias !! ... Yo pongo primero a Dios en mi vida, trato de ser ejemplo con mi familia a los demás y tengo 35 años solamente, pero mis padres me transmitieron su Fe y así la he tomado sin cuestionar a Dios, muchos me dicen: Ya casi eres Santa, tu si rezas; pues yo fui muy pecadora en mi juventud, unos 8 años y gracias a Dios me di cuenta que podía arrepentirme, confesarme, pedir perdón. No me gusta caer en juicios pero esta gente que dice creer en Dios y vive su vida como quiere hace que me aleje de ellos, creo qu es mejor porque no escuchan y muchos se molestan cuando los aconsejo. Gracias por todas las respuestas que he encontrado aquí. Pensé que no había defensores del Amor de Dios :( pero veo que sí y que alegría :) Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  70. A un lector que dice "el cielo es lugar para unos pocos y quien es desobediente no puede optar a Dios ni será perdonado":

    Disculpe que no publiquemos su comentario pues sus tesis PERSONALES contradicen la Sagrada Escritura y a N.S. Jesucristo que instituyó el sacramento de la Penitencia para el perdón de los pecados. Negar la misericordia de Dios para quien realmente está arrepentido y se propone no pecar más es maniqueísmo puro. Por supuesto que quien se confiesa sin verdadera contrición ni propósito de enmienda, sus pecados no sólo no le son perdonados sino que comete otro peor: un sacrilegio.

    Quien dice seguir a Dios y se justifica con la creencia de que será perdonado y sigue pecando, ciertamente está jugando con Dios y pone en riesgo su salvación eterna, porque ¿quién le dice que tendrá esa oportunidad realmente? La muerte no avisa y si si avisa ¿como sabrá si tendrá las debidas disposiciones y el verdadero arrepentimiento que es un requisito indispensable para que Dios nos perdone verdaderamente? Generalmente las personas mueren como han vivido.

    Otro asunto es el que peca por debilidad, se arrepiente y se confiesa y lucha contra sus debilidades aunque a veces caiga, pero se levanta de nuevo realmente arrepentido y se confiesa con propósito de enmienda.

    Todos somos pecadores y requerimos de la misericordias de Dios, sin esto todos nos condenaríamos. ¿O usted se siente puro y sin pecado alguno y no requiere de esa misericordia de Dios? El que esté libre de pecado que tire la primera piedra...

    Jesucristo instituyó el sacramento de la Penitencia el día de su Resurrección, cuando en el Cenáculo dio solemnemente a sus Apóstoles la facultad de perdonar los pecados., soplando en ellos y diciendo: “Recibid el Espíritu Santo; a los que perdonareis los pecados les serán perdonados, y a los que se los retuviereis les serán retenidos”.

    Esto se explica ampliamente en el Catecismo Mayor a partir del número 673.
    Vaya a este sitio:
    http://www.mercaba.org/PIO%20X/catecismo_mayor_04.htm

    Attentamente
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  71. Por si sirve como ayuda: Al menos en España, en el Catecismo de la Conferencia Episcopal Española se señalan como pecados mortales tanto la desesperación (rendirse e incluso quitarse la vida por no confiar en la misericordia de Dios, como hizo Judas) como la presunción (pensar que uno es puro y no necesita perdón de Dios o que Dios lo acabará salvando al final, aun cuando no se haya arrepentido de sus pecados).
    El ejemplo para todo cristiano debe ser San Pedro, que, habiendo pecado muy gravemente contra el Señor, se dolió de ellos profundamente y confió en la misericordia de Dios (por eso fue escogido por Cristo para servir como cimiento sobre el que levantar la Iglesia; si no hubiera perdón para los pecadores, eso hubiese sido impensable). Un corazón humilde y contrito es la mayor alegría para Dios: un hijo perdido que vuelve de nuevo con su Padre.
    Por otra parte, confiar excesivamente en uno mismo para salvarse (sin contar con la ayuda de Dios) es una tendencia que ya viene de antiguo. Usted cita acertadamente el maniqueísmo, pero creo que también el pelagianismo sostuvo lo mismo o algo muy semejante, ¿no? (si estoy equivocado, le agradecería que me corrigiera).
    Dios no escoge a las personas por ser santas, sino que llama a la santidad a las personas que escoge (por el pecado original somos frágiles y tenemos inclinación al pecado, pero gracias a la ayuda que Dios nos concede a través de los Sacramentos podemos vivir en gracia santificante).

    Un abrazo en Jesús Resucitado

    ResponderEliminar
  72. hola..... quisiera comentar que cuando dejè a Dios entrar en mi vida, comprendì que estaba en pecado mortal con un hombre casado..... mi relaciòn durò 28 años, pero nunca vivimos juntos........... de esta relacion tengo dos hijos........ y yo tambien me habia casado anteriormente por la iglesia pero solo durò mi matrimonio un año.... cuando me casè me di cuenta que realmente a quien amaba era al hombre casado y regresè con èl...... ahora que Dios tuvo misericordia de perdonar mis pecados a travès de la confesiòn, despues de varias citas con mi sacerdote, y ya puedo comer el cuerpo de Cristo, me siento "apacientada", pero mis preguntas son: ¿porquè cuando comulgo el cuerpo de Cristo, siento mucha necesidad de no abrir mis ojos y me siento en ese momento como adormecida??..en esos momentos quisiera que no se acabara la misa porque no quiero irme.....¿còmo ò què puedo hacer para salvar a mis hijos, puesto que nacieron de una relaciòn indebida????.... a mi ex pareja sigo amàndola, pero definitivamente esa relacion terminò, porque entendì mi situaciòn y no darè atràs ni un pasito, pero quisiera poder hacer algo para que Dios dè tambien su perdòn a mi ex por la situacion que le hice vivir....... le aclaro que El no entiende mi cambio, pero lo aceptò, aunque no es creyente............otra cosa: còmo puedo llenar esta necesidad de mi Dios?? ya estoy en un grupo de renovaciòn, perosiento que no avanzo y tengo mucha hambre de aprender màs.........y còmo puedo compartir mi comuniòn espiritualmente?? debo pedirlo de una manera especial ??? espero haberme explicado.......... muchas gracis por existir .............

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar nuestras felicitaciones por su firme determinación de terminar con esa relación indebida. Eso es obrar como Dios manda, en verdad: felicitaciones. Dios la llenará de muchas bendiciones por ello.

      Para salvar a sus hijos es fundamental que los forme con los principios católicos y los acerque a los actos piadosos, así como a los sacramentos. Es importante que estudien su fe (le recomendamos el Catecismo Mayor que está en este enlace: http://www.mercaba.org/PIO%20X/catecismo_mayor_01.htm ), que oren diariamente (en especial el rosario, hagan un examen diario de conciencia y repitan un acto de contrición perfecta y la devoción a las tres aves marías como se explican aquí: http://1.bp.blogspot.com/-y0xVywgVMsU/T7VluVXot6I/AAAAAAAAFko/YmSlJFAozOE/s1600/Virgen%2Bblog.JPG. Lo importante en la educación es el convencimiento y crear convicciones. Si sus hijos oran diario, frecuentan los sacramentos de la Penitencia y la Comunión, y conocen y siguen su fe amando a Dios y a la Virgen María...estarán en el camino correcto hacia la salvación. Cuando tengan la edad para comprender, hágales ver que usted tuvo una relación indebida con el padre de ellos pero que sólo fue totalmente consciente de ello más tarde y que por eso terminó con él. Pero Dios hasta del error y del pecado saca bienes, y los bienes son ellos, esas almas de ellos, que deben de luchar para salvarlas eternamente.

      Por el padre de sus hijos puede orar mucho y dejárselo a la misericordia divina. No lo busque para catequizarlo, pues ello será ponerse en ocasión próxima de volver con él. Un a labor así requeriría mucho tiempo (pues él no es creyente) y sería muy peligrosa. El demonio tienta con apariencia de bien. No lo haga y procure no verlo o sólo lo mínimo indispensable (en cuanto padre de sus hijos.).

      Su experiencia durante la comunión como nos la cuenta, suponemos que se debe a ese estado de intimidad que el alma tiene con su Redentor -Cristo realmente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en la Eucaristía-. Son momentos en que muchas veces Dios permite esa sensibilidad por su delicadeza.

      La necesidad de Dios se alimenta precisamente con la oración, la meditación y los sacramentos frecuentes. Lea la vida de los santos, páginas de espiritualidad escrita por ellos, busque a Dios en obras como la Adoración Nocturna, la práctica de los Ejercicios de San Ignacio, por ejemplo. La Espiritualidad la hallará en ello más que en Grupos de la Renovación que son más de carácter emotivo y no sin peligros por desviaciones que ahí se manifiestan.
      (Ver: http://www.catolicidad.com/2009/07/existen-peligros-en-el-carismatismo.html )

      Su última pregunta de cómo compartir su comunión espiritualmente no nos queda muy clara. Si puede explicarnos esto mejor se lo agradeceremos.

      Gracias por escribir.
      Un abrazo en Cristo
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  73. soy anonimo del 20 abril .........cuando pregunto sobre còmo compartir mi comuniòn, me refiero a còmo puedo "ayudar" a otras personas o situaciones cuando yo comulgo ............. por ejem, a veces me dicen "ofrece tu comunion por....".............. ò en otra ocasion leì que cuando comulgamos, se puede ayudar a las personas que necesitan, pero no sè còmo.................... cuando me acerco a la comunion, voy pidiendo por todos los que no me quieren, los que me quieren, por las almas del purgatorio, por quienes recuerdo enfermos, por mis hijos, por los sacerdotes, etc..... pero no sè si estoy correcta.................... de nuevo, espero haberme explicado................ disculpen si no es asì.............. gracias por estar aquì.......... =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la manera más sencilla: cuando recibas a Jesús sacramentado díselo todo como a un amigo que es; hablar con Dios es orar. Qué mejor momento que cuando lo has recibido. Háblale con toda confianza, dile que ofreces esa comunión por tal o cual persona (o personas) en particular. Pídele que ayude a quienes tú deseas que ayude. Ofrécele esa comunión por el alma de tal o tales difuntos, para que ayude espiritualmente a tu hijo o a tal persona, etc.. Habla con Dios que has recibido, ¡aprovecha ese momento íntimo! Es tu Redentor, pero es tu más grande y mejor amigo también. Habla con Él como tal, con todo amor, respeto, confianza y cariño.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  74. buen dìa.......... hace mes y medio que apenas volvì a comulgar........... cuando recien iniciè, tuve una dificultad con una señora que atiende el altar de la Iglesia a la que asisto......... ella me calumniò y encima divulgò la situaciòn hacièndose una vìctima mìa.... entendì que esto no era mas que obra del demonio, porque sucediò cuando apenas tenìa tres dias de haber vuelto a la comuniòn.......... esto se los comento cono referencia de lo que sigue: me inquieta que cuando la veo, ya no puedo verla como en ese tiempo cuando recien pasò todo..........ahora cuando la veo, me dà mucho coraje y volvì a tener resentimientos contra ella, lo cual ya creì haber superado......la veo y ahora sì me asusta este sentimiento tan feo, que no me gusta sentir....... hablè con mi sacerdote, pero èl me dice que yo le estoy dando mucha importancia a algo que no la tiene, que yo estoy "suponiendo" que ella me ha "quemado" con las otra señoras, que quien està mal soy yo por predisponerme............... realmente creo que èl tiene razòn............. y la verdad, ahora me siento como una tonta, como una chismosa ante mi sacerdote, aunque en ningùn momento me hizo sentir eso........... soy yo quien ahora estoy muy apenada con èl .................voy a confesarme,(aunque quisiera hacerlo en otra Iglesia, por pena......porque tengo la necesidad de hacerlo por estos sentimientos que traigo, no me gustan nadita, pero siento como si ahora fuera màs difìcil la convivencia con las personas....... siento que ahora mismo ando en una etapa de aridez total y ni siquiera tengo ganas de salir a ningùn lado.......... estoy bien consciente que quiero seguir en los caminos de Dios y lo amo mas que a nadie, estoy segura de tenerlo conmigo, pero me siento fràgil ...............

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana: Siga los consejos de su confesor y procure hacer a un lado esos sentimientos que nada le benefician. Trate de estar en paz. Hay momentos de consolación y de aridez . Hay que buscar superar estos últimos en la medida en que nos es posible, pero luego Dios los permite para nuestro propio beneficio para que mostremos nuestra perseverancia a pesar de ellos, lo cual es meritorio para nuestra alma. Mientras tanto, no se preocupe mucho. Piense más en lo que agrada a Dios y siga ese camino. Pídale a la dulcísima Virgen María que la asista siempre.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  75. HOLA OTRA VEZ AQUI ESTOY CON USTEDES VOLVI A CAER AYER EN EL PECADO DE ADULTERIO YO CREO QUE AHORA SI EL SE RETIRARA DE MI VIDA YA LE DIJE QUE ESTOY ENFERMA Y QUE ME VAN OPERAR COSA QUE ES CIERTO PERO SE A APLAZADO POR MI OBESIDAD LA VISITA AL ANGEOLOGO, YO NO QUERIA PERO ME INSISTIO TANTO INCLUSO QUE YA SE QUERIA TIRAR DE UN PUENTE EN LA 5 DE FEBRERO QUE VOLVI A CAER AYER YA NO ME DIO NADA MAS QUE LAS GRACIAS Y QUE TE MEJORES ESTOY CONCIENTE QUE LA VOLVI A REGAR Y PROXIMO DOMINGO VIVIR MI PENTECOSTES SE QUE NO DEBI HACERLO NUEVAMENTE PUES ACABABA DE SALIR DEL HOSPITAL PERO NO TENGO OTRO HOMBRE EN MI VIDA DEVERAS MAS QUE A CANDELARIO NUNCA ME FUE A VER AL HOSPITAL NI SABIA QUE ESTABA INTERNADA HASTA AYER ME SIENTO MAL EN DEJARLO IR PUES NI SUS HIJOS LO VISITAN LA SEÑORA CON QUIEN SE CASO NO LE HACE CASO NI SE LE ARRIMA DESDE QUE NACIERON SUS HIJOS. SU ESPOSA NO LOS CRIO SINO CANDELARIO CLARO AHORA YA SON ADULTOS PERO YA LE ADVIERTON LOS HIJOS QUE MIENTRAS ESA SEÑORA PORQUE NI MAMA LE DICEN VIVA EN ESA CASA ELLOS NO SE PARARAN PORQUE SOLO TUVIERON PADRE- Y MADRE POR CANDELARIO GRACIAS NUEVAMENTE POR LEERME Y ESCUCHARME.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimad hermana:

      En efecto, como usted misma dice "ya la volvió a regar". Usted ya iba muy bien pero lamentablemente ha caído en el chantaje de Candelario. No se sienta mal en dejarlo ir, cada persona tiene sus propios problemas y debe resolverlos por sí misma. ¡No hay nada que justifique un pecado grave!. No se puede buscar hacer un supuesto "bien" mediante un medio intrínsecamente malo como el adulterio. Tome ya una decisión tajante y definitiva. Ese hombre es casado y no es libre. Usted no tiene nada que hacer ahí. Estamos seguros que lo comprende bien, pero la presión de él y su soledad volvieron a tentarla y cayó.

      Pero le tenemos una buena noticia: Dios la ama a pesar de su falta, y está dispuesto a perdonarla en el confesionario si hace el propósito de no volver a ponerse en ocasión próxima de pecar y se duele de su falta por amor a Él. No olvidemos que los mandamientos señalan "amar a Dios sobre todas las cosas" (incluso sobre Candelario). Le reiteramos: los problemas de Candelario no son suyos, pues no existe ningún vínculo entre ustedes. El es casado, ya es adulto y debe resolverselos él mismo. Cada quien es el arquitecto de su vida.

      Conoce usted los medios que la Iglesia ofrece para no caer de nuevo en tentación (oración diaria -en especial el rosario-, la devoción de las tres avemarías pidiendo no caer en pecado mortal, acto de contrición en las noches, la confesíon y la comunión frecuentes, alejarse de inmediato de las ocasiones próximas de pecado, etc). No hay mucho que decirle que usted no sepa ya. El asunto está en decidirse de una vez para siempre en no volverlo a ver y ser firme en esta determinación. Busque a otras buenas compañías y ocupaciones sanas, y no siga encerrada en un mismo círculo vicioso. Salga ¡ya! de él.

      Medite en la gravedad de un solo pecado mortal y sus consecuencias. Ofende a Dios, rompe nuestra amistad con Él, perdemos la vida de la Gracia y nos exponemos a la condenación eterna. No es poca cosa. Lea el post del día de hoy y medítelo:
      http://www.catolicidad.com/2013/05/el-mejor-negocio.html

      Vaya pronto -sinceramente arrepentida- al confesionario y reconcíliese con Dios. Un caída es una derrota parcial, sólo una batalla, pero hay que levantarse de inmediato cada vez para poder ganar la guerra.

      Le enviamos un cordial saludo esperando que se recupere su salud.
      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  76. ...AHORA SI LO VOY A DEJAR PARA SIEMPRE ME VOY A ALEJAR PUES COMO DICEN SI ES UN CIRCULO VICIOSO DADO A MI SOLEDAD DESDE EL MIERCOLES QUE LO VI NO ME HA MANDADO MENSAJES NI HABLADO POR TELEFONO PUES COMO LE DIJE QUE PARA AJUSTAR MIS OPERACIONES ME FALTABAN 250,000.00 YA DESDE AHI NOTE QUE NO ME VA APOYAR EN MIS CIRUGÍAS. ANTES ESTABA FASTIDIE Y FASTIDIE CUANDO YO ESTABA INTERNADA AHORITA NO SE NADA DE EL Y CONFIO EN DIOS QUE YA NO SE REPORTE MAS CONMIGO PUES ESTA VEZ SI YA ME HARTO Y ME VIO CAMBIADA, EN CAMBIO EL SIGUE CON SU RENCOR ODIO HASTIO ASCO DE QUE POR ELLA SUS HIJOS NO LO VISITEN POR CAUSA DE LA SEÑORA GRACIAS. Y TENDRAN MAS NOTICIAS MIAS MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO EN MI SALUD, PROMETO SEGUIR BAJANDO DE PESO PAULATINAMENTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana, gracias por responder.

      En primer término le señalamos que hemos suprimido la primera parte de su mensaje, pues entra usted en temas nuevos que debe acusar directamente en confesión, pues ambos aspectos son sumamente graves y más si se repitió uno de ellos. No viene al caso hacerlos públicos aquí. Evite seria y definitivamente esto en un futuro. Usted misma sabe lo mal que estuvo. Por otro lado, la felicitamos pues ahí nos dice lo siguiente: "SÍ VOY A IR A CONFESARME..".

      No hay que decirle más de lo que ya le hemos indicado, quizá que es claro que Candelario sólo la ha buscado de manera egoísta a usted, es evidente que no la ayudará económicamente con la suma que le hace falta. Misma que, además, no tiene usted que pedírsela a él, pues no es ni su esposo ni su familiar.

      Le reiteramos la necesidad de buscar compañías buenas y salir del círculo vicioso que la envuelve.

      A su consulta (en la parte suprimida) le remitimos a este tema. No deje por nada de leerlo:
      http://www.catolicidad.com/2009/05/comulgar-sin-confesarse.html

      La Eucaristía es un manjar PARA EL ALMA, pues en él se recibe a Cristo con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Es indispensable recibirlo en gracia, sin pecado grave cometido luego de la última confesión bien hecha. Recibirlo sin haber confesado antes todos los pecados mortales es un gravísimo pecado de SACRILEGIO. Quien comulga así, dice la Escritura que come y bebe su propia condenación. No sólo no produce ningún bien (ni material ni espiritual), sino es en sí mismo una de las peores faltas que se pueden llegar a cometer. Quien crea recibir un beneficio es porque fue engañado por el demonio. El alma queda sucísima en quien tal sacrilegio cometiese, pues es una ofensa muy grave realizada DIRECTAMENTE contra Dios. Sin embargo, Cristo nos ama tanto que hasta un pecado como éste puede ser perdonado en el sacramento de la Penitencia. Es muy importante saber todo esto. Qué bueno que nos lo consulta. Por ello, no deje de ir a la dirección arriba indicada y estudiar más a fondo esto.

      Seguimos orando por usted para que Dios le ayude espiritualmente y la Sma. Virgen la auxilie a sostenerse en sus propósitos y pueda salir ¡ya! de ese círculo vicioso, así como para que interceda por su salud. Es tiempo de hacer un propósito firme de cambiar realmente (aspecto que, además, es indispensable cuando nos confesamos, pues además de confesar TODOS los pecados mortales cometidos después de la última confesión bien realizada, para que sea válida y se nos perdonen los pecados debemos TAMBIÉN hacer ANTES tanto un acto de verdadero arrepentimiento y contrición de haber ofendido a Dios a quien todo debemos, como realizar un verdadero propósito de enmienda de no volver a pecar).

      Un abrazo en Cristo y que se mejore.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  77. Que Dios tan cruel dibujan sus palabras ,Dios es infinitamente misericordioso, y eso del fuego eterno me gustaria saber en que parte de la biblia viene y en que contesto, a no ser que se refiera a grandes genocidas para lo que esta destinado este fuego, me resultaria mas creible. Yo me dirigo a Nuestro Señor en oracion para que perdone nis pecados y me ayude a seguir en ests vida que es lo mas parecido a un infierno pues yo pienso que el infierno esta para algunas en la Tierra pero aparte de eso yo me dirigo a El como un ser de infinita bondad y comprension y sabe de nuestras flaquezas pues somos imperfectos y vulnerables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios es infinitamente misericordioso. En Dios no hay crueldad sino JUSTICIA. Tanto la misericordia como la justicia son dos atributos de Dios que no están en contradicción. Hay quienes desean un "dios" bonachón que todo lo tolera y todo lo perdona sin que exista ni arrepentimiento ni voluntad de evitar el pecado. Nada más absurdo. Es balsfemo inventar una caricatura así de Dios.

      ¿Puede haber mayor misericordia y mayor amor a las criaturas que crearlas, darles libre albedrío y morir por ellas -¡y muerte de Cruz!- para que puedan alcanzar la bienaventuranza eterna?

      Dios siempre está dispuesto a perdonar nuestros pecados y flaquezas, sabe que somos imperfectos pero exige sólo COMO PRERREQUISITO un arrepentimiento sincero de nuestras faltas y un propósito de no volver a pecar; para ello ha dado poder a sus representantes para el perdón de los pecados en el Confesionario. Cristo mismo perdona en la persona del sacerdote confesor. Y hay más gozo en el Cielo por un pecador que se arrepiente que por muchos justos que se salvan. ¿No es prueba esto de su gran misericordia?

      Pero quien peca gravemente y no se arrepiente de su falta contra Dios y contra el prójimo merece ser juzgado no por el amor sino por la JUSTICIA.

      No merece el mismo fin quien busca seguir lo que Dios nos enseñó que quien comete abominables crímenes contra la moral, contra Dios y contra el prójimo. Un asunto es caer por debilidad y levantarse por amor a Dios, y otra vivir en la inmundicia del mal y del pecado.

      La existencia del INFIERNO (y su eternidad) se encuentra múltiples veces señalada en la Biblia. Reproducimos sólo algunas citas del Nuevo Testamento donde Cristo nos revela esta verdad, aunque podríamos citar también al Antiguo Testamento.

      “Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna.” Mateo 5,29

      “Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehena” Mateo 10,28

      “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y, cuando llega a serlo, le hacéis hijo de condenación el doble que vosotros!” Mateo 23,15

      “¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar a la condenación de la gehenna? ” Mateo 23,33

      “Y si tu pie te es ocasión de pecado, córtatelo. Más vale que entres cojo en la Vida que, con los dos pies, ser arrojado a la gehenna. Donde su gusano no muere y el fuego no se apaga. Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna, donde su gusano no muere y EL FUEGO NO SE APAGA; pues todos han de ser salados con fuego.” Marcos 9,45-49.

      Sigue abajo...

      Eliminar
    2. ...Viene de arriba

      Abundan también el uso de expresiones como “fuego que no se apaga”, “horno de fuego”, “suplicio eterno", “ser arrojados a las tinieblas de afuera”, “rechinar de dientes” para referirse a las penas del infierno..
      “En su mano tiene el bieldo y va a limpiar su era: recogerá su trigo en el granero, pero la paja la quemará con fuego que no se apaga.” Mateo 3,12

      “mientras que los hijos del Reino serán echados a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Mateo 8,12

      “y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes…. y los echarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes.
      ” Mateo 13,42.50

      “Entonces el rey dijo a los sirvientes: “Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Mateo 22,13

      “Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” Mateo 25,41

      “Y si tu mano te es ocasión de pecado, córtatela. Más vale que entres manco en la Vida que, con las dos manos, ir a la gehenna, al fuego que no se apaga” Marcos 9,43

      “Porque es propio de la justicia de Dios el pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros, los atribulados, con el descanso junto con nosotros, cuando el Señor Jesús se revele desde el cielo con sus poderosos ángeles, en medio de una llama de fuego, y tome venganza de los que no conocen a Dios y de los que no obedecen al Evangelio de nuestro Señor Jesús. Éstos sufrirán la pena de una ruina eterna, alejados de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,” 2 Tesalonicenses 1,6-9

      “Porque si voluntariamente pecamos después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio por los pecados, sino la terrible espera del juicio y el fuego ardiente pronto a devorar a los rebeldes.” Hebreos 10,26-27

      “Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” Apocalipsis 21,8

      “Y el diablo, su seductor, fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde están también la Bestia y el falso profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.” Apocalipsis 20,10

      La parábola de Lazaro y el rico (Lucas 16) enseña como aquellos que han sido reprobados sufrirán tormento de forma eterna e irrevocable.

      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  78. hoola de nuevo....... yo tengo dos mese aprox de poder comulgar despues de casi 30 años de no poder hacerlo....... mis preguntas son las sig...desde que reiniciè a comulgar, siento mucho gozo en mi corazon, siento paz y me siento muy cerca de Dios..... cada vez que voy a Misa, me siento reconfortada, acariciada por Jesùs y amada por Dios y su santa Madre............. pero veo a hermanitas de la Iglesia, que constantemente van a una misa de sanaciòn en tal iglesia, que una misa de liberacion en otra, que tales dias a esta otra.... lo que yo entiendo, es que la misma misa a la que asistimos, es misa de sanaciòn, siempre y cuando la vivas realmente con toda tu fè................yo siento que para mì el asistir a mi Iglesia me es suficiente para poder estar cerca de mi Dios, que no necesito asistir a otras parroquias a buscar algo que por lo menos yo, creo no necesitar....pero si estoy mal, porfavor uds corrìjanme............... estas mismas hermanitas, cuando oramos, les tiemblan las manos y dicen que es el Espìritu Santo, pero perdòn, yo no les creo, porque segùn he leìdo, el Espìritu Santo es discreto en su derramamiento..........ademàs, no "siento" nada cuando a ellas les pasa eso............................ obviamente cuando hay retiros, plàticas, oraciòn, yo asisto para llenar mi corazon y aumentar mi fè..........porfavor, agradecerìa me ayudaran a aclarar mis dudas............... no quisiera estar "còmoda" y estar sin avanzar en el camino de Dios.......... muchas gracias por su atenciòn...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana en Cristo:

      No hay nada que corregirle. Está usted en lo correcto. Si usted va a un templo (siempre que los sacerdotes de ahí sean fieles a la fe y no haya desórdenes litúrgicos) ya, no es necesario estar yendo de una iglesia a otra. Lo importante es vivir profundamente nuestra fe día a día, en cualquier parte que nos encontremos, cumpliendo siempre la voluntad de Dios y amando a nuestro prójimo. Para ello no es necesario ir de aquí para allá.

      En cuanto al Espíritu Santo, estas hermanas tienen mucha imaginación o están influenciadas por ideas pentecostales protestantes que lamentablemente se han deslizado erróneamente entre algunos grupos llamados "carismáticos" o les gusta llamar la atención de los demás. El Espíritu -como usted bien señala- actúa suavemente sobre nuestra alma y no produce efectos de histeria o manifestaciones semejantes, como se analiza muy bien en este post:
      http://www.catolicidad.com/2009/07/existen-peligros-en-el-carismatismo.html.

      Finalmente, no sabe qué gusto nos da y cómo nos congratulamos que haya vuelto a la Confesión y a la Eucaristía después de 30 años. En verdad...¡la felicitamos!. No olvide que siempre que se cometa alguna falta grave hay que confesarla lo más pronto posible para poder comulgar. Mientras tanto haga un acto de contrición perfecta, arrepintiéndose de haber pecado porque representa una ofensa a Dios al que tanto debemos amar; haciendo -a la vez- un propósito de no volverlo a ofender junto con la intención de confesarse a la brevedad.

      Enhorabuena por volver a los sacramentos, ¡la felicitamos calurosamente!. Ahora, lo importante es perseverar. Pida eso a la dulcísima Madre de Cristo.

      Cuente con nuestras oraciones y las de otros lectores, particularmente los días trece de cada mes.

      Un abrazo en Cristo
      Atentamente
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  79. Lean este post muy relacionado, está en este mismo blog:

    http://www.catolicidad.com/2012/02/sufres-tentaciones.html

    ResponderEliminar
  80. xevere justo para mi tarea ...!!!!!!!!!!!!! :P

    ResponderEliminar
  81. ¿En que parte de la biblia se nombra el pecado mortal exactamente? no un pecado mortal sino que lo que usted dice, las condiciones para que lo sea, etc. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo explica el Magisterio de la Iglesia. Cristo dejó a la Iglesia el encargo y la autoridad para enseñar e interpretar su doctrina. Cualquier catecismo enseña estas condiciones que se fundamentan en la Teología Moral. Recuerde que la teología se basa en la Revelación y de ésta se desprenden enseñanzas conexas. No todo son necesariamente enseñanzas literales y explícitas de la Biblia, hay muchas verdades implícitas. Cristo dejó a la Iglesia el papel de conservar, difundir e interpretar la Palabra de Dios. Es totalmente lógico que si no hay materia grave no puede haber pecado mortal (por ej: no es lo mismo un pecado venial al decir una mentirijilla que no daña a nadie que calumniar gravemente al prójimo, lo cual es pecado mortal). Así como que si no existe pleno conocimiento o libre consentimiento no pueda haber falta grave.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  82. yo con 12 años son niña cometi un pecado mortal que puedo aser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haz un exámen de conciencia (es decir, analiza los pecados que hayas cometido y cuántas veces). Arrepiéntete de haberlos cometido por ser Dios tan bueno al que debes amar sobre todas las cosas. Haz un acto de sincero arrepentimiento y un propósito firme de no pecar más. Duélete de haber ofendido a tu Creador y Redentor que dio la vida por ti en una Cruz para que puedas entrar al Cielo. Luego de ello, acude de inmediato -no lo dejes para después- al confesionario y confiesa tus pecados al sacerdote. Debes decir TODOS los pecados mortales que hayas cometido después de tu última Confesión (bien hecha) anterior y cuántas veces los realizaste. Los pecados veniales no obliga que sean confesados, pero conviene también decirlos. El sacerdote te dará alguna penitencia (generalmente algunas oraciones) que debes cumplir. Y ¡listo! puedes estar en paz porque Cristo te perdonó a través de su sacerdote. Dale gracias por haberte perdonado y cumple la penitencia que te dejó el sacerdote. Pon todo tu esfuerzo para no volver a ofenderlo.

      En esta dirección puedes ver más ampliamente cómo debes confesarte:
      http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      Es importante arrepentirse pronto luego de haber cometido un pecado, pensando que Dios te ama y que te espera en el Confesionario, pues es Él quien te perdona por medio de su sacerdote que lo representa. No tardes en ir a confesarte. Procura vivir siempre en gracia para poder llegar al Cielo donde Dios te espera con los brazos abiertos. No olvides lo mucho que te ama.

      Un saludo.
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  83. Que hago soy una persona divorciada hace aprox 10 años (casada por la iglesia) y estoy en pareja hace 9 años tengo un hijo de 4 años, tengo la necesidad de estar en gracia con Jesucristo. Ya esta todo perdido???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida hermana en Cristo:

      Mientras haya vida, nunca todo está perdido. Dios siempre tiene los brazos abiertos para recibirnos. El asunto está en que nosotros también lo deseemos. Tienes necesidad de estar en gracia de Dios, por supuesto. Sabemos que tu situación no es fácil, pero es cuestión de tomar decisiones trascendentes POR AMOR A DIOS que serán fundamentales en esta vida y en la otra.

      Tienes estas opciones:

      1) Separarte de tu actual pareja y, si es factible regresar con tu legítimo marido.

      Si reedificar tu verdadero matrimonio no es ya real y absolutamente factible (aunque hay que analizarlo objetivamente, pues muchas veces creemos que es imposible lo que realmente no lo es), puedes:

      2) O separarte de tu actual pareja y vivir con tu hijo.

      3) O bien, vivir bajo el mismo techo y en diferente cuarto con tu actual pareja, pero de manera absolutamente casta. Es decir, sin ninguna relación ni trato reservado a los cónyuges. Claro, requieres que la otra parte esté de acuerdo, pues esta solución no es fácil de llevar unilateralmente y sin peligro de caer en tentación. De ahí que para tomarla debes estar consciente de esto y segura de poder llevarla así. En este caso, los sacramentos (Confesión y, una vez confesada, ya en gracia de Dios, la Eucaristía) puedes recibirlos, pero en forma privada o en lugares donde no te conozcan y no puedas crear confusión por verte viviendo con quien no es tu esposo, pues los demás ignoran que lo haces castamente.

      Por supuesto, uno generalmente desearía la solución que mejor nos apetece, pero aquí debe prevalecer el amor a Dios y el seguir lo que realmente nos pide y enseña. En esta vida hay que sacrificar nuestros gustos y pareceres para seguir al Maestro y sus enseñanzas para poder ser salvos por Él. Sabemos que lo que nos pide es por nuestro propio bien y que seremos ampliamente recompensados si le somos fieles. Ahí está Cristo clavado en la Cruz por nuestros pecados y con los abrazos abiertos siempre para recibirnos. Nunca se cansa de esperar al pecador arrepentido en el Confesionario, donde por medio de su ministro es Él mismo quien perdona tus faltas por graves que hayan sido. Es el misterio de Amor en espera perenne. Dios no se cansa de esperar, el asunto está que si lo diferimos no siempre tenemos el tiempo para hacerlo, ya que éste no es interminable, pues la vida nadie la tiene comprada, ni nadie conoce su día y su hora. Además, piensa en tu hijo a quien debes dar ejemplo y testimonio de vida coherente con la fe. No hay mejor pedagogía que el ejemplo. Éste habla mil veces más que todas las palabras que le digas. Tu deber es conducirlo a Dios y al cielo.

      Te recomendamos dos posts que seguramente te ayudarán a tomar una decisión y a lograr, finalmente, la paz espiritual:

      1) http://www.catolicidad.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html

      2) http://www.catolicidad.com/2009/06/sufres-requieres-consuelo.html

      En tanto reflexionas y te decides, ora mucho. Acude a la dulcísima Virgen María para que te ayude. El rezo del Rosario diario produce muchas gracias, así como la devoción de las tres avesmarías diarias de acuerdo con lo que aquí se explica:

      http://www.catolicidad.com/2010/05/devocion-de-las-tres-aves-marias.html

      Y una vez tomada la decisión correcta acude gozosa al Confesionario al encuentro con Cristo. Para prepararte para ello puedes leer el siguiente post: http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      Nunca pienses que todo está perdido. Cristo siempre está ahí en eterna espera, mientras tengas vida y voluntad para acercarte a Él.

      Reza mucho, querida hermana, pide ayuda a Nuestra Señora. Verás que si la pides, recibirás la gracia de decidir correctamente y lo mejor.

      Te mandamos un fuerte abrazo en Cristo y cuenta con nuestras oraciones (y la de los lectores de este blog que cada día trece del mes oran por todos los demás). Son cientos de oraciones.

      Dios te llene de sabiduría y bendiciones.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  84. Hola soy casada, fui infiel a mi esposo con alguien soltaero, estoy muy arrepentida..... no hubo intimidad de mi parte... ayudenme por favor, no quiero condenarme....

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Estimada hermana en Cristo:

      Qué alegría que estés arrepentida de ese grave desliz. Ojalá ese arrepentimiento sea más por el dolor de ofender a Dios que por temor al infierno. Así el arrepentimiento es mejor. Además de la injusticia contra tu esposo que no merece esto.

      La mejor forma de ayudarte es aconsejarte que vayas al tribunal de la Penitencia y confieses TODAS tus faltas al confesor. Ahí es Cristo mismo quien te perdonará tus pecados y podrás recobrar la Gracia santificante, la amistad con Dios y la paz de tu alma. Cristo te espera ahí. Su misericordia es infinita, pues Él te ama de manera especial y particular a ti. Por ti vino a dar su vida para que puedas llegar al Cielo con Él un día. Te tuvo presente en el momento de su pasión y crucifixión.

      Lee por favor este post donde se explica cómo realizar una confesión para que ésta sea válida:
      http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      Por último, escucha este mensaje:
      http://www.catolicidad.com/2009/11/jesus-te-hablatrae-un-mensaje.html

      Y oye las grabaciones de este post:
      http://www.catolicidad.com/2009/08/mi-cristo-roto.html

      Un abrazo en Cristo y ¡ánimo!

      CATOLICIDAD

      Eliminar
  85. Hola si me pueden responder por favor, leer el horòscopo y cartas de tarot por internet se considera un pecado mortal??? gracias....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si crees en ello, sí. Si haces caso, consideras y practicas lo que te dicen ahí, sí. Es un pecado grave contra el primer mandamiento.

      Leer alguna vez -por mera casualidad y simple curiosidad- a ver qué dice un horóscopo sin creer en él, no sería una falta grave sino una necedad que debemos evitar. Y si se hace con relativa frecuencia, uno se expone a caer en esa superstición y creer en ella. En este último caso una falta venial (como sería leerlo por mera casualidad y sin creer en él) podría llegar a tornarse en pecado grave por la frecuencia y el riesgo. El tarot es más peligroso aún. No debe consultarse en ningún caso.

      En la Biblia en Deuteronomio 18, dice:

      10 Que no haya entre ustedes nadie que inmole en el fuego a su hijo o a su hija, ni practique la adivinación, la astrología, la magia o la hechicería.

      11 Tampoco habrá ningún encantador, ni consultor de espectros o de espíritus, ni evocador de muertos.

      12 Porque todo el que practica estas cosas ES ABOMINABLE AL SEÑOR, tu Dios, y por causa de estas abominaciones, él desposeerá a esos pueblos delante de ti.

      La astrología no solo es una pseudociencia basada en mentiras y engaños sino que la Biblia la presenta como un GRAVE PECADO delante de Dios y por ella serán castigadas tanto las personas que la practican como también las que en ella confían y la consultan porque han dejado de confiar en el Dios todopoderoso creador del cielo y la tierra, y porque detrás de todas estas maquinaciones de engaño y mentiras se encuentra -de algún modo- satanás que anda como león rugiente buscando a quien devorar(1 pedro 5:8). Si hasta ahora hemos caído en ese engaño es la hora de ser conscientes, de pensar en lo valiosa que es nuestra salvación y pedirle perdón a Dios, confesando al sacerdote nuestras faltas. Y desde ahora siéndole fieles y no cediendo más a los engaños del enemigo.

      Por lo tanto hay que evitar todo esto que es una falta grave (un pecado mortal) a los ojos de Dios.

      Agradecemos su consulta y le enviamos un cordial saludo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. Muchas gracias por sus sabios consejos, Dios les bendiga : )

      Eliminar
  86. Hola hace tiempo cometí un pecado mortal, ya me confesé pero sigo sintiendo mucho remordimiento y culpa... que puedo hacer para no sentir esto???? hay oraciones que te ayudan??? me pueden orientar por favor.....



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal sentir arrepentimiento de los pecados ya perdonados. San Pedro lloró toda su vida las negaciones que hizo de su Maestro. Lo que no debe ser es que eso nos atormente y nos haga perder la paz espiritual. Si es esto último, habla con tus propias palabras a Dios y pídele que las faltas pasadas no te atormenten. Haz actos de confianza y amor a Dios y recuerda que los pecados confesados en una Confesión bien hecha están ya perdonados. No obstante queda una pena y para ello son las indulgencias, que evitan que la paguemos en el Purgatorio. Te recomendamos esta práctica y procurar conservar la paz del alma. Pídesela a Dios con tus propias palabras.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  87. Actualmente tengo casi 24 años de matrimonio civil, no puedo comulgar ni confesarme porque no tengo el matrimonio eclesiástico, ambos tenemos 50 años de edad, he hablado con mi esposo sobre ello, planteándole que nos casemos, pero como que se me hace el loco,él asiste de forma esporádica a misa y se queda atrás de pié, yo canto en el coro de la parroquia: me preocupa y me duele que estemos cometiendo pecado mortal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana en Cristo:

      ¿Y qué esperas para poner una solución a esta situación que pone en peligro tu alma por toda una eternidad? ¿Sabes realmente lo que es eso? Pareciera que no. Ponle un ultimátum a tu pareja: o se casan o se separan conyugalmente. Y hazlo. No más vida conyugal (sexual) sin matrimonio verdadero (el eclesiástico). El que quiere el fin pone los medios por duros que estos sean. ¿Realmente te preocupa y te duele? Entonces pon esos medios. Además, lo más probable es que él acepte si te pones firme y no dudas. Cualquier titubeo será fatal.

      Medita lo fugaz que es la vida en la tierra en comparación con una eternidad que nunca termina. Tu elegirás tu destino en ella. ¿Te parece poca cosa? No lo pienses mucho y ¡decídete ya!

      Te ponemos en nuestras oraciones y en las intenciones de los días trece de cada mes donde todos los lectores oran por las intenciones propias y de todos los demás.

      Dios te dé la sabiduría y la determinación para actuar como debes.
      Un abrazo en Cristo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. Gracias por sus recomendaciones, me siento impulsada y hoy mismo lo abordaré, agradezco sus oraciones y pronto le tendré noticias de los resultados, saludos,

      Eliminar
    3. hOLA Marina, yo estoy en una situacion similar, y mi situacion ha tenido subidas y bajadas presisamente por mi presion a este sacramento. Actualmente estamos esperando el veredicto del juicio de nulidad, pues mi pareja se habia casado hace varios a#os con una extranjera a quien no conocia bien, solo porque la embarazo, pero el no es creyente y lo hizo siplemente porque cree que son formalidades de humanos. Su postura siempre ha sido muy retisente respecto a la religion. Esto ha sido dificil para mi, el accedio a comenzar su juicio por presion mia. Ahora ,despues de varios a#os de prosesos, esperamos una respuesta positiva y aunque yo se que esto para el no es nada importante y que no cree, pues yo espero ansiosa el dia que (primero Dios) podamos casarnos para poder comulgar y participar en mi iglesia. Yo pedire por ti, te pido que ores por mi. Te entiendo completamente, para mi esto a veces se vuelve un infierno en vida,...no se como explicartelo, pero realmente me consterna mucho el vivir asi. Pidamos porque nuestras situaciones se pongan dentro de lo que Dios manda y que sea cual sea lo que Dios permita que sea, lo aceptemos y podamos superar lo que el nos ponga.

      Eliminar
  88. Que hacer con aquellos sacerdotes que no exigen ni exhortan a dar especie y numero de cada pecado ? El problema no solo subyace en la pregunta anterior, si bien no exigen/exhortan tampoco lo impiden, entonces uno podria realizar la confesion de esta manera y ser absuelto, correcto? Sobre esto supongo que uno deberia de indagar al estos sacerdotes preguntando/aclarando que el no realizar esto esta mal ?

    Mi problema continua de otra manera, muchos curas son mas minuciosos y podrian, indagando mas que otros, ayudar a clarificar problemas, pecados, etc... si uno supone que tal sacerdote no lo hara de una manera total y uno piensa que sacaria mas provecho de alguien que si lo hiciese, como se deberia de proceder ? Buscar al que si lo hiciese puede implicar un retrasamiento de la confesion hasta uno no sabe bien cuando, ya que podria no encontrarlo ? Asumiendo que lo mas importante es confesar los pecados con arrepentimiento ante un sacerdote valido, sea este quien sea, es mas importante que mi inquietud planteada al inicio del parrafo, correcto ?

    Mi pregunta continua con la anterior, hay algunas que otras cosas que uno realmente no sabe si la gravedad del pecado lleva a la necesidad de un sacerdote que pueda levantar una excomunion, entonces si uno presupone que el sacerdote podria no ser tan estricto con alguna que otra cosa, podria inmediatamente suponer que este talvez, "deje pasar" el """detalle""" de esta necesidad y uno no enterarse? Entonces el camino vuelve a ser difuso.... enfrascarse hasta encontrar a alguien que diga "Si lo necesitas" talvez demore mucho tiempo.. de hecho, talvez, no se necesite y uno ande buscando algo por todos lados en donde encontrara una negativa constante ?..

    en fin, dificilisimo, gracias desde ya por cualquier luz sobre los temas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por falta de tiempo te responderemos luego. Espéranos dos o tres días por favor.

      Eliminar
    2. Veamos:

      Primero, partiendo que la obligación (luego de realizar el examen de conciencia, el acto de contrición y propósito de enmienda) es confesar los pecados mortales (aunque conviene decir también los pecados veniales), el fiel debe acusarlos, diciendo el número de veces y cualquier agravante que aumente la culpa. Esto basta para que la confesión sea válida. Claro, con un sacerdote válidamente ordenado, que con la intención de hacer lo que la Iglesia hace, pronuncie la forma del sacramento: "Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti" (Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre de Padre y del Hijo y del Espíritu Santo).

      Segundo: Hay excelentes, buenos, regulares, mediocres y hasta malos confesores. Debemos procurar buscar un confesor fiel a la doctrina de la Iglesia, prudente y sabio. Si hay necesidad de confesar y se va a demorar el sacramento, es preferible ir con cualquiera mientras no sea infiel a la doctrina de la Iglesia. A estos últimos sí hay que evitarlos. Por ello, lo recomendable es tener ya un sacerdote que sepamos que es fiel (no modernista) y que aconseja bien, y no andar buscando a última hora.

      Tercero, en caso de dudas serias, buscar un sacerdote que aconseje bien. Así, en el caso de tener dudas si hay necesidad de que se levantara alguna sanción de excomunión, él te remitirá con un sacerdote PENITENCIARIO si juzga que haz incurrido en esa pena, pues sólo un obispo o un PENITENCIARIO tienen la facultad para levantarla (o cualquier sacerdote si estás en peligro de muerte). Naturalmente hablamos de dudas fundadas y serias, no de personas escrupulosas.

      Estos serían los lineamientos que deberías seguir. Esperamos haberte despejado la duda.

      Un abrazo en Cristo y disculpa la demora en responder.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    3. Gracias por la respuesta, punto 1 y 2 aclaradisimos.

      Si la prudencia lo admite, me atrevo a preguntar su opinion un poco mas profunda sobre un tema en particular ya antes descripta (la 3).

      El problema radica en el desconocimiento si dos acciones MUY especificas son o no, realmente, penadas con la excomunion, lejos de los escrupulos esta, es simplemente que la "intuicion" me da a pensar que talvez si lo sean, pero por supuesto carezco de los conocimientos.

      Estos dos pecados mortales, no tengo problema en escribilos aqui, son breves y no hace falta dar detalles, si usted se cree a si mismo con capacidad de discernir un consejo sobre ellos los escribo, sino omita que he hecho este ofrecimiento.

      Entonces aqui estoy entre la espada y la pared, vengo de un largo camino de conversion, mas de 15 años alejado completamente, firmisimo proposito de enmendar muchas cosas y de hecho en camino con varias (Una de ellas, la confesion de todo este tiempo) ... pero creo que hoy por hoy no conozco un sacerdote que me inspire una confianza y me deje ""tranquilo"" si me confesase con el... de que realmente estoy haciendo todo correctamente.

      La disyuntiva es clara, si me confieso con quien conozco, esta la posibilidad descripta en mi mensaje anterior (que no se me diga algo que realmente es) .... y si sigo buscando.. puedo no encontrarlo o talvez se acabe el tiempo pues nadie sabe ni el dia ni la hora, no?...

      No se tampoco que pasaria si fuese con este sacerdote en particular, no me dijese nada, y resulta que luego me entero que si era penado con excomunion, queda invalidado todo o queda levantada?

      Sin comprometerlo/a de ninguna manera y si no quiere entrar en detalles sobre lo planteado: no hay problema! Pero que haria usted en este mismo caso ?

      Creo que todo se reduce a la pregunta final: es prudente que *yo*, me preocupe por si se me dice o no que esta penado de tal manera o lo prudente seria que, si realmente esta penado asi y quien debe decirlo no lo dice, cargue con sus culpas, en vez de yo dilatar algo tan importante ?

      Saludos y no hay problema por la tardanza!

      Eliminar
    4. Si gustas exponerlos, procuraremos orientarte o bien -mejor aún- puedes ir con un sacerdote PENITENCIARIO a realizar tu consulta o a confesarte con él. Él tiene la facultad de levantar excomuniones, en caso de haberlas. Hay sacerdotes PENITENCIARIOS en las catedrales. Pregunta por uno, pues no todos lo son. Confesarte con uno de ellos te dejaría la conciencia tranquila, pues su absolución perdona los pecados y, además, levanta cualquier sanción de excomunión que pudiese existir.

      Un abrazo en Cristo.

      Eliminar
    5. Amigo: En 2 ó 3 días te responderemos.

      Eliminar
    6. Estimado hermano: En ninguno de los dos casos que mencionas (y que preferimos no publicar) existe pena de excomunión. No por ello dejan de ser muy graves pecados mortales con los agravantes que nos señalas y que debes especificar al confesarte. Este criterio de la Iglesia lo conocíamos, pero además -para mayor certeza- lo ratificamos y confirmamos con un sacerdote de nuestra total confianza por su criterio apegado al dogma y a la Tradición de la Iglesia.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    7. No me esperaba que lo chequeen asi, se agradece todo lo hecho y el empeño puesto, de corazon, muchisimas gracias!

      Eliminar
  89. Hola les escribo esta información solo para pedirles un consejo, hace tiempo la familia de mi esposo siempre lo hace sentir mal y lo ignoran, han estado hablando muy mal de él hasta llegar a acusarlo de la muerte de su abuela (el siempre vivió con ella, la cuidó y ayudó, estuvo al pendiente). Ella fue verdaderamente su mamá ya que desde niño lo crió y vivió en su casa. Mi esposo sufre mucho por esta situación que no tiene arreglo ya que hasta su propia madre biológica lo acusa, es muy triste y en ocasiones es muy duro no desear el mal a alguien después de esto ¿Qué se puede hacer para no caer en pecado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana, un asunto es la indignación legítima, la tristeza y la decepción y otra es la de desear el mal a quien nos daña o juzga mal injustamente. En lo primero no hay falta en lo segundo sí hay pecado. ¿Qué se puede hacer? Seguir el ejemplo y las enseñanzas de Cristo. Él fue calumniado, vilipendiado, martirizado y llevado a la peor muerte. Como manso cordero afrontó todo ello por amor a nosotros. Siendo el más justo sufrió todo ello por nuestros pecados y así alcanzarnos el Cielo. Nosotros no somos justos como Cristo, pues todos hemos pecado. Afrontemos para remisión de la culpa de nuestros pecados las injusticias que sufrimos. Que no amarguen nuestro corazón y ofrezcámoslas a Dios como reparación. Y si fuese posible, procure desbaratar los malentendidos de la familia de su esposo.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  90. En su blog está la versión larga y original del "Mensaje de Jesús" del padre Dolindo Ruotolo. Quisiera me informaran quien escribió la versión corta que se divulga por todos los medios. Gracias.

    ResponderEliminar
  91. Madre mía! Faltar a Misa un Domingo por pereza es pecado motal? y te manda al infierno?...Que bueno que si voy pero hay tanta gente que no va :S ... En el caso de un homosexual que decide negarse a si mismo pero que no puede evitar deseos o pensamientos y eso lo atormenta pero lucha y rechaza todo eso, se puede salvar a pesar de su inclinación?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un homosexual debe luchar contra su inclinación y vivir castamente. Claro que puede salvarse. Sentir no es pecado, el pecado está en consentir. Si llegase a consentir deberá confesarse y seguir luchando, como se hace con cualquier tipo de pecado. Hay que ganar la guerra aún cuando se haya perdido una batalla. Todo pecado PUEDE evitarse, no hay pecado inevitable. Naturalmente, debe existir un propósito firme y un método de combate para no caer en tentación. La vida es una milicia.

      Eliminar
  92. Hola, estoy muy agradecida por los consejos que dan, ya que son muy instructivos, mi pregunta es: Que puede uno contestar ante las personas que dicen que cuando uno muere ya no siente nada, que ya no va a sentir dolor, que asi como estuvimos antes de nacer asi será después de la muerte, y viven despreocupados, hasta algunos dejan de ir a misa, pero quiero aclarar que son personas que se dicen católicos, gracias por su respuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dígales que reciten EL CREDO íntegro -que si son católicos deben de creer-. Entre otras verdades de fe, ahí decimos y profesamos TODOS los católicos:
      Que Cristo "ha de venir a juzgar a vivos y muertos".
      Que creemos como Verdad revelada:"En la resurrección de la carne y la vida perdurable (eterna), amén".

      Además es de fe que luego de morir nuestra alma se separa del cuerpo y será de inmediato juzgada por Dios. Que el catecismo enseña qué son las postrimerías: "Muerte, Juicio, Infierno y Gloria".

      Un abrazo en Cristo.

      Eliminar
  93. Estoy casada hace 20 años y hace 7 años me enamore de un hombre casado también del cual nació un pequeño mi marido no sabe que ese niño no es de el y no he hablado por evitar el daño irreparable que haré a mi familia me aleje de la iglesia por vergüenza y hoy siento la necesidad de sentir a Dios en mi vida, me arrepiento pero al ver al pequeño pienso que el no tiene culpa que puedo hacer por favor ayúdeme quiero un consejo quiero confesarme pero también me da vergüenza y se que el sacerdote no me dará la absolución

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada hermana en Cristo:

      Si usted está realmente arrepentida y hace una buena confesión el sacerdote la absolverá. Aquí está la manera de realizarla: http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      El demonio nos quita la pena para pecar y nos la pone para confesarnos. Es su juego. No caiga en él. También le hace creer que el sacerdote no la absolverá. Eso no es verdad, si usted realiza bien su confesión.

      El asunto de la mentira sobre su hijo, coméntesela al Confesor. Él le dirá que debe de hacer de acuerdo con las circunstancias personales y muy particulares de cada caso que usted debe explicarle con detalle, así como responder a sus preguntas. Alejarse de la Iglesia por vergüenza es una trampa del Maligno. Insistimos: no caiga más en su juego. El sacramento de la Penitencia (o Confesión) la reconciliará con el Señor y le traerá la paz. Vivir alejada de Dios pone en riesgo su destino eterno. No demore más. Cristo la está esperando con los brazos abiertos. Sea constante y acuda regularmente al Confesionario.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  94. Ayer fui a confesarme y el padre me dijo algo como que la compasión no estaba peleada con la verdad o algo así no recuerdo bien pero me dio a entender que sí mi matrimonio y mi familia estaba bien o mejor que antes que podía esperar ahora si hasta que yo misma no pueda más o algo pase pero no se qué pasa que ahora siento más carga, antes de que pasara todo esto yo me confesaba y sentía una paz interior que sentía una alegría inmensa y ahora no, ahora siento tanta tristeza aún y cuando el padre me absolvió

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los momentos de la vida espiritual hay épocas de consolación y tiempos de desolación. Esto es normal. Es claro que usted se encuentra en el último caso. Y es cuando más debemos acercarnos a Dios y cumplir con sus enseñanzas y su moral. Es fácil acercarse a Dios en épocas de consolación, pero hay más mérito cuando se realiza en momentos de desolación. Es más necesario que nunca. Hay que persistir, persistir y persistir. Dé gracias a Dios porque sus pecados han sido perdonados. Ahora no abandone su lucha y sus buenos propósitos. Rece frecuentemente (recomendamos dos devociones diarias: el rosario y las tres avemarías como se explica aquí: http://www.catolicidad.com/2010/05/devocion-de-las-tres-aves-marias.html ). Cada vez que sea necesario vaya al confesionario para que pueda frecuentar la Eucaristía y recibir a Cristo mismo con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.

      Dios permite estas situaciones para que sus hijos muestren su fidelidad y tengan mayores méritos. Verá que más adelante vendrán épocas de consolación y paz interior. El demonio buscará tentarla y decirle: ¿Ves que de nada sirve confesarte?. No le crea, no se deje engañar por el padre de la mentira. La Confesión le ha devuelto la gracia santificante y la amistad con Dios. Es más importante SABER que es así que SENTIRLO. Lo importante es la realidad por encima de los sentimientos. Claro que es una bendición cuando ambos aspectos se unen, pero no se preocupe que vendrán luego épocas de consolación. Lo importante es perseverar, perseverar y perseverar. La perseverancia final es la que nos lleva al Cielo.

      Ánimo y adelante! La vida es una milicia. Cuenta con nuestra oraciones.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  95. A un lector:

    A su pregunta: Sólo se puede comulgar una vez al día aunque se asista a dos misas. Su otra pregunta por ser más compleja la responderemos en un par de días (aproximadamente) pues no disponemos de mucho tiempo de momento.

    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  96. ok, gracias por responder, saludos!... me encanta el blog, hacen una gran tarea!... Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  97. Hola muchas gracias este blog me sirvio mucho y no quiero fallar a Dios ! Quiero que mi fe siga aumentando. Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  98. gracias me sirbio muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  99. Buenas tardes, mi situación es esta, a veces no se distinguir un pecado mortal y venial, y me estoy volviendo muy escrupulosa porque me da miedo cometer sacrilegio al comulgar en pecados, dos situaciones se me presentaron después de mi ultima confesión y quiera saber si alguna es pecado mortal o si ambas lo son, o si ninguna lo es.
    1. Antes de comulgar tuve un inconveniente con mi pareja y tenia rabia, le pedia a Dios que me ayudara y comulgue, luego de comulgar y de la misa, empezamos a discutir , por culpa mia, me dio rabia y empezamos a hablarnos feo( sin groserias).es pecado mortal a ver comulgado asi o salir y pelear despues de comulgar.
    2. Una amiga esta siendomolestada por un muchacho, (le llama a cada rato, y ella dice que no la llame mas, y a la foto de ella le coloca cola y otras cosas), y preciso despues de lo que me paso anteriormente ella me conto que el la seguia molestando, y me dio mucha rabia y estaba al frente de varios amigos y dije que el la estaba acosando, que una niña que es amiga de el, deberia decirle que dejara de molestar a mi amiga, y que le sugeria que dejara de hablarse con el, que ese no era el compartamiento de un buen muchacho y me dio mucha rabia, hasta dije que me diera el telefono, para llamarlo, pero no lo llame. Mi duda es si cai en pecado mortal por la murmuración ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os responderemos en cuanto dispongamos de tiempo. Gracias por la confianza.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. Si comprendemos bien lo que nos expone, no nos parece que exista materia grave -ni por lo mismo habría pecado mortal- en lo que nos señala en el punto 1.

      En cuanto al punto 2. Evite decir las faltas o pecados de otros con quienes no sea necesario, pues si esas faltas SON GRAVES puede cometer un pecado grave de difamación por exponerlas sin necesidad aunque sean ciertas. Si las faltas son leves será un pecado venial. Con base en esto juzgue usted que conoce los pormenores.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  100. A un lector que amablemente sugiere una página de internet:
    Lamentablemente no conocemos esa página ni tenemos el suficiente tiempo para revisarla como para poderla recomendar. De cualquier modo, muchas gracias.
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  101. Quiesiera me explicara lo que es fornicación, nunca me ha quedado claro lo que dice el evangelio al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fornicar = Mantener relaciones sexuales, entre varón y mujer, pero sin estar casados ninguno, es decir fuera de matrimonio. Si alguno fuese casado sería adulterio.

      Eliminar
  102. Pues me temo que muchos casados también fornican, lamentablemente.....

    ResponderEliminar
  103. Buenas noches, expondre mi caso por que lo creo necesario, desde hace años he estado enferma y a veces de gravedad , yo cometi pecado mortal , Desgraciadamente y a mi pesar me siento arrepentida totalmente , es una carga terrible, En ese momento yo estaba enferma , tomando medicamentos psyquiatricos y antibioticos muy fuertes , desgraciadamente por cuestion medica me someti a un aborto, yo estaba confundida , me mantenia sedada todo el tiempo. Yo se que es un pecado gravisimo pero en todas mis oraciones diarias pido perdon, cada domingo , pido perdon frente el santisimo, Estoy muy arrepentida.

    Desgraciadamente hoy en dia me encuentro mas enferma que antes , tengo un tumor en el hueso , que me mantiene bastante mal, quiero confesarme antes de morir, yo se que mi condicion es grave, el dolor es espantoso, pero no me importa a donde tengo que ir, he investigado y me dijeron que este tipo de confesion se tienen que hacer con el obispo o con sacerdotes penitenciarios . Pero no se a donde ir. Me cuesta mucho trabajo caminar , pero no importa a donde tengo que ir , aunque me arrastre .

    Yo vivo en ecatepec , agradezco su
    respuesta. Muchas Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la catedral metropolitana (en el zócalo, en el centro de la ciudad de México) hay sacerdotes penitenciarios.
      En caso de agonía, cualquier sacerdote puede levantar la sanción de excomunión, pero como no sabemos si tendremos esa oportunidad de ser atendidos, lo único razonable es asistir YA con un sacerdote penitenciario o con un obispo, para estar SIEMPRE preparados. También Ecatepec tiene obispo. Podría hacer una cita con él. La operadora telefónica o en cualquier
      iglesia del rumbo pueden darle el teléfono.

      Para preparar su confesión, lea por favor esto: http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      La felicitamos por tomar esta decisión, hay que estar siempre en gracia de Dios y bien preparados. No olvide que, sea lo que sea, Dios la ama y es muy misericordioso con quienes se arrepienten sinceramente.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. http://www.catolicidad.com/2014/07/indulgencia-plenaria-la-hora-de-la.html

      Eliminar
  104. pero era q pongas consecuencias de cada pecado

    ResponderEliminar