viernes, 28 de junio de 2013

¿PUEDE DIOS PERDONARME SI NO HAY UN CONFESOR?

  • LA CONTRICIÓN PERFECTA BORRA TODO PECADO PERO NO PERMITE COMULGAR
  • QUIEN MUERE DESPUÉS DE UN ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA SE SALVA ETERNAMENTE
  • IMPLICA ARREPENTIMIENTO DE NUESTROS PECADOS POR AMOR A DIOS, PROPÓSITO DE ENMIENDA Y DE CONFESARSE A LA BREVEDAD
  • LA CONTRICIÓN IMPERFECTA O ATRICIÓN ES POR TEMOR AL INFIERNO Y NO BORRA LOS PECADOS POR SÍ MISMA, PERO CON PROPÓSITO DE ENMIENDA ES SUFICIENTE PARA CONFESARSE


El perdón de los pecados sin sacerdote


 El padre Jorge Loring S.J. impartió la siguiente conferencia donde, de manera amena, a base de ejemplos, explica clara y sencillamente la naturaleza del Acto de Contrición Perfecta, su importancia y la manera de realizarlo:


Como tema para la conferencia de hoy se me ha ocurrido hablaros de esa tragedia que ha sucedido hace poco en nuestra bahía, y a cuyos protagonistas conocéis la mayoría de vosotros. Podéis hablar con los supervivientes: un capitán de máquinas y un alférez de navío del dragaminas «Tinto». Porque, precisamente, el dragaminas «Tinto» está ahora aquí en la factoría, en dique. Yo estuve el otro día a bordo para hablar con ellos y me contaran cómo ocurrió aquella tragedia.

Ya sabéis que estaban pescando en la bahía el comandante del dragaminas con dos oficiales más y un cabo. La bahía tranquila; pero saltó uno de esos vientos inesperados, volcó el bote y los hombres fueron al agua. Intentaron poner el bote derecho. No lograron hacerlo. Se les echó la noche encima, y aquello se ponía feo.

Como pasaba el tiempo, era de noche y nadie aparecía en el horizonte, estaban preocupados. Empezaban a tener frío. Era febrero. Entonces el comandante, a quien muchos de vosotros conocéis, porque era hijo de San Fernando, se llamaba Pepín Bernal, y era amigo de muchos de los que estáis aquí, les dijo a los demás que estaban agarrados al bote, que flotaba entre dos aguas:

-Por lo que pueda ocurrir, lo mejor que podemos hacer es rezar un Acto de Contrición.

Y, efectivamente, dirigidos por el comandante, aquellos cuatro hombres, en peligro de morir ahogados, de desmayarse, de no llegar al día siguiente, con gran fervor, hicieron un Acto de Contrición perfecta. Realmente, si aquel Acto de Contrición lo hicieron de corazón, con sinceridad -dos de ellos murieron, los otros dos son los supervivientes con quienes yo he hablado-, aquellos dos que murieron se han salvado. Porque el Acto de Contrición bien hecho perdona los pecados. Todos los pecados, tanto mortales como veniales. Con tal de que haya verdadero arrepentimiento.

Después de haber hecho el Acto de Contrición, el comandante, que era un espléndido nadador, creyó que podría llegar a la costa. Dejó a sus compañeros y se fue nadando. Pero se cansó. Estaba muy agotado. Se desmayó y se ahogó. Al poco tiempo, el cabo, que estaba muerto de frío, se desmayó también y se ahogó. Quedaron los otros dos oficiales, que son quienes me han contado lo ocurrido, y fueron salvados por un pesquero que pasó después.

Pues esta desgracia, este acontecimiento trágico, que hemos vivido estos meses, me da pie para hablaros de la importancia del Acto de Contrición y de la naturaleza del Acto de Contrición. Yo quisiera explicaros qué es el Acto de Contrición y cómo se hace el Acto de Contrición. Para que si alguna vez vosotros os veis en circunstancias similares, sepáis hacer el Acto de Contrición y tengáis la tranquilidad de que haciéndolo bien os salvaréis.

Ojalá en la hora de la muerte tengáis al lado a un sacerdote que os perdone, ¡ojalá! Pero si alguna vez las circunstancias son tales que vais a morir y no tenéis un sacerdote al lado, si sabéis hacer bien un Acto de Contrición, podéis morir tranquilos. Porque ¡os salvaréis!, aunque no tengáis al lado un sacerdote.

IMPORTANCIA DE REALIZAR FRECUENTEMENTE ESTA PRÁCTICA

Pero para que, cuando llegue la ocasión, sepáis hacer el Acto de Contrición, es necesario que os entrenéis. Porque, si no estáis entrenados, es difícil. Cuando llegue el momento no lo haréis.

Cuando uno sabe hablar inglés, pero no lo habla nunca, cuando llega el momento de practicar, de hablarlo, si no tiene práctica no le salen las palabras. Y, en cambio, el que lo habla todos los días lo mismo habla español que inglés, porque le salen las palabras con mucha fluidez. Pues lo mismo el Acto de Contrición. Quien nunca lo hace, cuando llega el momento de hacerlo no está tranquilo. Está con la preocupación de si le saldrá bien. Quien normalmente hace el Acto de Contrición, cuando llega el momento, lo hace con perfecta tranquilidad y le sale perfectamente bien.

Os voy a contar un caso sobre esto, para que veáis la importancia que tiene la experiencia, la práctica.

En una ocasión estuve yo visitando la base aérea norteamericana de Torrejón, cerca de Madrid. El equipo de pilotos que estaba de guardia, preparados para una eventual alarma, estaban siempre reunidos. No se separaban nunca. Si iban a un bar, iban todos juntos. Así, en caso de alarma, la tripulación completa inmediatamente montaba en su «jeep», y rápidamente a su avión.

De cuando en cuando sonaba una alarma. A los pocos minutos de sonar la alarma, estaban todos los aviones en vuelo. Cuando iban en vuelo, la radio:
-Ha sido alarma de entrenamiento. Vuelvan a la base.

Los aviones volvían, y seguía la vida normal.
Y en otra ocasión, inesperadamente, sonaba de nuevo la alarma. Al momento, todos los aviones en vuelo. Cuando van en vuelo, de nuevo:
-Ha sido alarma de entrenamiento. Vuelvan a la base.

Pero, ¿para qué hacer eso? Para que el día en que la alarma sea de verdad, no haya nerviosismo, no haya preocupaciones. Están tan acostumbrados a hacerlo que, lo mismo que tantas veces ha habido alarma de entrenamiento y se han puesto en vuelo con toda precisión, cuando la cosa va ya en serio, lo mismo que las demás veces, se pongan en vuelo en perfecta precisión y con toda facilidad.

A fuerza de hacerlo bien para entrenarte, el día en que tienes que hacerlo de verdad te sale bien.

SIMULACRO EN UN BARCO

Me acuerdo de que cuando fui a la Argentina para la Gran Misión de Buenos Aires, iba a bordo del «Cabo San Roque». Ese espléndido barco que tantas veces habéis visto aquí en nuestro puerto, de la Compañía Ibarra. Cuando estábamos cerca de Canarias, nos anuncian por los altavoces a todos los pasajeros del barco:

-Mañana, a tal hora, se tocarán los timbres de alarma. No se asuste nadie. No es nada. Es sólo entrenamiento para un caso de emergencia. Todos los pasajeros pónganse los salvavidas y sigan las instrucciones. En cada camarote ponía:

«Los pasajeros de este camarote subirán por la escalera tal y se reunirán junto al bote número tal».

Todos los pasajeros saben, en caso de alarma, dónde tiene el salvavidas, por qué escalera tienen que ir para que no haya aglomeración, en qué sitio se tienen que reunir y cuál es su bote.

Efectivamente. Al día siguiente, a la hora convenida, suenan todos los timbres de alarma. Y todo el mundo corriendo por el barco buscando su salvavidas y a reunirse en el punto determinado para subirse al bote señalado. ¿Por qué? Para estar preparados. No pasa nada. Al cabo de un rato todo el mundo se había puesto el salvavidas. Algunas señoras, un poco nerviosas. No acababan de creerse que aquello era entrenarse. Algún chiquillo, también un poco asustado. Pero todos sabíamos que era falsa alarma. Estábamos todos con el salvavidas puesto, al pie del bote que nos habían designado. Al poco rato, los altavoces:

-Muchas gracias, señores pasajeros. Pueden ustedes volver a sus camarotes. El ensayo ha salido perfectamente. Muchas gracias. Todo el mundo vuelve a sus camarotes. No ha pasado nada. Ha sido un entrenamiento.

¿Para qué hacer un entrenamiento? Para que si algún día es verdad, como ha pasado otras veces, y hace falta que todo el mundo acuda rápidamente a los botes salvavidas, todo el mundo sepa hacerlo y lo hagan sin aglomeración, sin precipitación y con toda precisión.

ES MUY ACONSEJABLE HACERLO DIARIAMENTE 

Pues esto es lo que debemos hacer con el Acto de Contrición. Hacerlo con frecuencia. Así, el día que tengamos que hacerlo, porque la cosa va en serio, estaremos tan acostumbrados a hacerlo que nos saldrá perfectamente. Por eso yo os aconsejo que todas las noches hagáis un Acto de Contrición. Y esto por dos razones:

Una, porque puede ser que os quedéis muertos en la cama. Nadie que se acuesta sabe si amanecerá. Todos pensamos amanecer vivos, pero no todo el que se acuesta vivo, despierta. Algunos no vuelven a despertar más. Podría poneros casos. No se trata de poner muchos casos. De momento me acuerdo de dos.

Dos amigos míos. Dos chicos jóvenes, porque entonces yo era joven. Dos chicos jóvenes (en diferentes fechas) se acostaron tranquilos, como cualquiera de nosotros se puede acostar, y los dos amanecieron muertos. Amanecieron muertos, y no estaban enfermos. Ninguno de los dos sospechaba cuando se acostó que podía amanecer muerto. Eran chicos sanos. Uno, espléndido deportista, perfectamente sano; nadie podría sospechar que iba a ocurrir esto. Y el otro, un chico corriente. Cuando su madre fue a llamarle por la mañana se lo encontró muerto en la cama.

Esto nos puede pasar a nosotros. Por lo tanto, hagamos un Acto de Contrición todas las noches por si no nos despertamos. Y, además, así nos entrenamos y nos preparamos para el día en que tengamos que hacerlo de una manera definitiva. Y ésta es la segunda razón.

EN QUÉ CONSISTE EL ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA

Os voy a explicar ahora en qué consiste el Acto de Contrición y cómo se hace.

Lo primero que tengo que deciros del Acto de Contrición Perfecta es que lo fundamental que tenemos que hacer es arrepentirnos de nuestros pecados, porque son ofensa de Dios. No me arrepiento de mis pecados por ningún motivo humano. Sino porque cuando yo he pecado, yo he ofendido a Dios, y a mí me pesa haber ofendido a Dios. Este debe ser el motivo fundamental de mi arrepentimiento. Esto es lo básico para el Acto de Contrición. No bastan otros motivos humanos.

Ejemplos de arrepentimientos sólo por motivos humanos:

-Primero: Alguien va a una casa de prostitución, y después se arrepiente de haber ido. Pero el motivo de arrepentimiento es múltiple. Puede que se haya arrepentido de haberse ido con una prostituta porque le ha pegado una enfermedad venérea. Cuando él se ve con esa enfermedad se arrepiente del disparate y de la locura que hizo. Esa prostituta le ha pegado una enfermedad que puede ser trágica para su mujer y para sus hijos.

Ya sabéis que los hijos de los sifilíticos nacen a veces anormales y con taras tremendas. Son la desgracia de los padres viciosos que contrajeron esas enfermedades en su vida licenciosa. Y, a lo peor, este hombre, que por ir a una casa de prostitución, ha cogido una enfermedad venérea, después se tira de los pelos, arrepentido de haberse ido por ahí.

Pero no se arrepiente de haber ofendido a Dios. Se arrepiente porque ha cogido una enfermedad venérea. Eso no es contrición. Aunque esté muy arrepentido y esté decidido a no volver. Eso no es contrición. El se arrepiente por un motivo humano.

-Segundo ejemplo de otro motivo humano: Al salir de la casa de prostitución se encuentra con una persona conocida que sabe de dónde sale. Entonces se arrepiente de haberse metido ahí, porque sabe que eso se va a correr y va a perder la fama. Él, que tenía fama de hombre honrado, ahora se va a saber lo que ha hecho. Se arrepiente por la fama que va a perder. Pero no es por motivo sobrenatural. Eso no es contrición. Es motivo humano.

-Tercer ejemplo: Puede ser que se arrepienta por el dinero que le han quitado. Porque le ha costado tanto, y después comprende que ha sido un disparate haber pagado eso. Y que ese dinero, hubiera estado mejor empleado en otras cosas que en costearse un vicio y un pecado. Y se arrepiente por el dinero que ha perdido. Se arrepiente por motivo humano. Eso no es contrición.

LA CONTRICIÓN IMPERFECTA O ATRICIÓN ES POR TEMOR AL INFIERNO Y NO BORRA LOS PECADOS POR SÍ MISMA, PERO CON PROPÓSITO DE ENMIENDA ES SUFICIENTE PARA CONFESARSE

Incluso, fijaos, aunque se arrepienta porque ha merecido el infierno. Puede ser que se diga:
-¡Qué disparate! He sido un bestia, un animal. Además, si ahora me
muero, me voy al infierno. Si me llego a morir en ese momento, me condeno.

Se arrepiente de lo que ha hecho. Pero por el miedo al infierno. No es contrición perfecta. Lo fundamental de ella es que el motivo del arrepentimiento sea porque el pecado es ofensa de Dios. Este es el motivo fundamental. Yo me arrepiento porque con mi pecado ofendí a Dios, y Dios no se merece esto. Dios me ama, Dios ha sufrido por mí, Dios ha muerto por mí. Dios, que ha hecho tanto por mí, merece que yo me porte mejor con Él. Y yo me he portado mal. Y yo le he ofendido. Y yo he pecado. Me arrepiento de mi pecado porque he ofendido a un Dios tan bueno.

(NOTA: El arrepentimiento por miedo al infierno se le conoce como Atrición o contrición imperfecta, ésta NO borra los pecados por sí misma -como sí lo hace la Contrición Perfecta- pero es suficiente para confesar los pecados al sacerdote y quedar, luego de la confesión sacramental, perdonado por Dios y en estado de gracia).

Y esto (el Acto de Contrición Perfecto por amor a Dios) basta quererlo. Porque puede haber personas que duden de si hacen un Acto de Contrición porque no sienten nada:

-Padre, ¡si yo no lo siento!
-No importa. Tú puedes hacer bien un Acto de Contrición (Perfecta) aunque no lo sientas. Basta que lo quieras.

EL ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTO ES UN ACTO DE VOLUNTAD

El Acto de Contrición no te sirve, si lo dices sólo con los labios. Si lo dices sólo por rutina. Si lo dices sin fijarte en nada. Pero, si tú te fijas en lo que dices, y tú quieres aquello que significan tus palabras, tu Acto de Contrición es bueno. Porque el Acto de Contrición (Perfecto) no es cuestión de sensibilidad. Es cuestión de voluntad. Si tú quieres aquello que dices, tu Acto de Contrición es bueno.

Ahora, si tú no quieres aquello que dices, si tú hablas como un papagayo, si tú hablas como un gramófono, como una cinta magnetofónica -la cinta no sabe lo que dice, ni lo quiere, porque es una cinta- , entonces, no. Si tú hablas sin saber lo que dices y sin querer lo que dices, no sirve. Pero si tú quieres aquello que dices, aunque no lo sientas; si quieres sentir, si quieres decirlo de verdad, si quieres decirlo de corazón, aunque creas que no se con mueve tu corazón, si lo dices con sinceridad, eso vale. Hay Acto de Contrición. Porque el Acto de Contrición (Perfecto), repito, no es cuestión de sensibilidad. Es cuestión de voluntad. Y hace bien el Acto de Contrición todo aquel que quiere que sea verdad aquello que sus palabras expresan.

Por tanto cuando tú dices:
-Señor, yo te amo sobre todas las cosas.
Y tú quieres que eso sea verdad, tú ya estás amando a Dios sobre todas las cosas.
-¡Ah, es que yo noto que mi corazón no vibra como cuando quiero a mi madre!
-Ya lo sé.
-¡Ah, es que, cuando yo quiero a mis hijos, yo siento que mi corazón vibra de amor hacia mis hijos, y yo no siento mi corazón vibrar de amor hacia Dios!
-Ya lo sé.
Pero el que vibre tu corazón por un amor humano es lógico. El que vibre tu corazón por amor a Dios es más difícil. No digo que sea imposible. Algunos santos lo han tenido. Pero eso no lo pueden tener todos los hombres. Basta que tú quieras que sea verdad aquello que tus palabras expresan.

«Señor, yo te amo sobre todas las cosas. Señor, yo quisiera que no haya nada en el mundo que lo prefiera a Ti. Tú para mí, el primero. Así lo quiero, Señor.»

Aunque tu corazón no vibre como vibra con un amor humano. No importa. Estás amando a Dios sobre todas las cosas, porque tú deseas que tus palabras expresen en verdad lo que quieres. Como digo, no es necesario sentirlo. Basta quererlo. Querer aquello que se dice. Pero las palabras deben expresar este amor a Dios sobre todas las cosas, y este arrepentimiento de haber pecado, porque el pecado es ofensa de Dios.

CÓMO SE FORMULA

Supuesto esto, la fórmula que expresa este Acto de Contrición, la fórmula corriente con la que solemos expresar nuestro Acto de Contrición es el «Señor mío Jesucristo». Ya sabéis que el «Señor mío Jesucristo», dicho de corazón, es un Acto de Contrición. Pero el «Señor mío Jesucristo» es muy largo. Sobre todo, el que nosotros hemos aprendido. El que aprenden hoy los niños en la escuela es más breve. Tampoco es perfecto. Pero, en fin, es más breve.

Os voy a dar una fórmula muy condensada de Acto de Contrición. Creo que expresa de una manera completa estas ideas fundamentales del Acto de Contrición. Puede ser así: «Dios mío, yo te amo con todo mi corazón y sobre todas las cosas. Señor, yo me arrepiento de todos mis pecados porque te ofenden a Ti, que eres tan bueno. Perdóname y ayúdame para que nunca más vuelva a ofenderte».

Si os parece muy largo, podíais decir. «Señor, perdóname que yo te amo sobre todas las cosas». O, si queréis, otro todavía más breve, en tres palabras: «Dios mío perdóname».

Recuerdo que daba yo mis conferencias a aviadores. Les estaba diciendo cómo a veces urge hacer un Acto de Contrición, porque el avión está en peligro y uno ve que se está jugando la vida. Entonces, les decía yo, el Acto de Contrición lo puedes decir en tres palabras: «Dios mío, perdóname.»

«Dios mío perdóname» es un Acto de Contrición perfecto. Porque en ese «mío», en ese posesivo que dice «Dios mío» están indicando amor. El posesivo «mío» es amoroso. Cuando dices «Dios mío» es porque le amas. Por eso es tan bonita esa expresión, tan española por otra parte, de «Dios mío», que la tenemos siempre en la boca: «Dios mío, esto»; «Dios mío, lo otro...» Es muy bonito, porque es una expresión de amor a Dios. Cuando dices «Dios mío, perdóname», estás pidiendo perdón a Dios porque le amas. Es acto de contrición.

Si tienes tiempo, es mejor que lo expreses con más calma:

«Señor, yo te amo sobre todas las cosas, y me pesa de haberte ofendido, porque eres muy bueno y Tú no te mereces eso de mí.»
.
SUPONE PROPÓSITO DE ENMIENDA Y DE CONFESARSE A LA BREVEDAD

Bien está que lo expreses con todas las palabras. Pero en un momento de apuro, en un momento de peligro, en que tienes que decirlo rápido, di por lo menos «Dios mío, perdóname», que dicho de corazón es perfecto Acto de Contrición. Más breve, imposible. Y si tú quieres que sea verdad lo que dices, estás perdonado de todos los pecados que puedas tener encima, y te salvas. Si después sales del peligro de muerte, tienes que confesarte de los pecados mortales. Pues el Acto de Contrición supone deseo de confesarse cuando sea posible (y de luchar por no volver a pecar, es decir: tener propósito de enmienda). Pero, de momento, estás perdonado. En caso de que pierdas la vida, ¡te salvas!.

Pues quiera Dios que sepáis hacer el Acto de Contrición. Que lo hagáis con frecuencia. Como os decía antes, ojalá lo hagáis todas las noches antes de acostaros, después de las tres Avemarías. Nadie debe acostarse jamás sin rezar las tres Avemarías, que son prenda de salvación eterna. Por lo menos, eso. Y vuestro Acto de contrición dicho de verdad, dicho de corazón (y con propósito de no volver a pecar), para poneros en gracia de Dios.

De esta manera, no sólo os ponéis en gracia todas las noches, sino que si algún día necesitáis este salvavidas del Acto de Contrición en un momento de peligro tendréis la seguridad de hacerlo todo bien.

LA CONTRICIÓN PERFECTA BORRA TODO PECADO PERO NO PERMITE COMULGAR SIN PREVIA CONFESIÓN SACRAMENTAL

Además, este Acto de Contrición tan breve, en tres palabras, te sirve también para cuando vayas a confesarte si no sabes el «Señor mío Jesucristo» (pues recuerda que debes tener la intención de hacerlo a la brevedad y que el acto de contrición no te permite ir a comulgar sin confesar antes al sacerdote todos los pecados mortales). Si sabes el Acto de contrición largo, lo puedes hacer con devoción y consciente de lo que dices; pero si crees que no te va a salir bien, o lo vas a decir rutinariamente, más vale que repitas varias veces de corazón: «¡Dios mío, perdóname!, ¡Dios mío, perdóname!, ¡Dios mío, perdóname!».

Pues, nada más. Creo que, con este Acto de Contrición en tres palabras, os ayudo a que podáis enfrentaros tranquilos con la muerte, si, en ese momento trascendental, no tenéis al lado a un sacerdote que os perdone.
-oOo-

Tema relacionado que se recomienda leer (haz click): SONETO A JESÚS CRUCIFICADO: EL MÁS PERFECTO ACTO DE CONTRICIÓN

TEMAS RELACIONADOS (haz clic):

1) CINCO PASOS QUE SE REQUIEREN PARA REALIZAR UNA BUENA CONFESIÓN  2) MALAS CONFESIONES ARRASTRAN MUCHAS ALMAS AL INFIERNO 3) DE LA MALA CONFESIÓN por San Antonio María Claret 4) EL EXAMEN DE CONCIENCIA PARA LA CONFESIÓN  5) CONTRICIÓN Y PROPÓSITO DE ENMIENDA: INDISPENSABLES PARA LA VALIDEZ DE LA CONFESIÓN    6) LA CONFESIÓN GENERAL, CUÁNDO OBLIGA Y CUÁNDO CONVIENE  7)  EL PECADO MORTAL, SUS CONSECUENCIAS Y REMEDIOS  8)  ACERCA DE LA OMISIÓN DELIBERADA DE UN PECADO MORTAL EN LA CONFESIÓN  9) CONFESIÓN O CONDENACIÓN por el padre José María Vilaseca 10) ¡COMULGA EN GRACIA! 11¿COMULGAR SIN CONFESARSE? 

54 comentarios:

  1. Yo ultimamente he recibido diferentes comentarios de algunos amigos que practican el catolicismo y es sobre la duda de si el pecado de Masturbacion es un pecado que no te permite comulgar??, algunos dicen que no es un pecado tan grave y otros me dicen que si es grave, pues tengo esa duda, me gustaria saber la posicion de la Iglesia con respecto a este pecado. Gracias y felicitaciones por la pagina y por este excelente post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es un pecado grave, un pecado mortal contra el sexto mandamiento de la Ley de Dios. Como tal impide que se pueda comulgar si no ha sido confesado al sacerdote con ánimo de combatir ese vicio, es decir que debe haber no sólo arrepentimiento sino también propósito de enmienda. Esa es la postura que siempre ha tenido la Iglesia Católica.

      Gracias por tu pregunta. Un abrazo en Cristo.
      CATOLICIDAD

      Eliminar
    2. La sexualidad en el hombre madura al lado de una mujer, el problema de la masturbación es que impide esta cercanía puesto que hace disminuir la libido en él. ¿Qué es el libido? La energía vital o reproductiva que está en nosotros para poblar este mundo y que fue creada nada más y nada menos por nuestro Padre Dios, para darnos felicidad, nos da la capacidad de ser padres... Si el hombre se decide a persevera en su mujer y no en sus pensamientos eróticos, descubre que la masturbaciones es un obstáculo ¿Por qué? Porque impide el encuentro con el ser amado, con su ternura, con ese ser de mujer que no solo es amante sino que es madre y alivia tu soledad (“no es bueno que el hombre esté solo…” Génesis), como tú debes hacer lo propio con ella, acompañarse. Sugiero que lo pongas en práctica por un año, aguanta ese deseo natural, esa energía reproductiva que posee tu cuerpo y lentamente canalizala en tu mujer ambos lo disfrutarán, porque el señor todo lo hace a la medida de cada uno.

      Eliminar
    3. Evitar ese pecado debe ser siempre, no sólo un año. La sexualidad es siempre dentro del matrimonio y con el cónyuge, siguiendo los planes de Dios.

      Eliminar
    4. Usted tiene razón, sin embargo falta profundizar en los grandes conceptos. ¿Qué es el plan de Dios en nosotros...? Es decir, ese plan tiene que ver con que nosotros como seguidores de Cristo somos anunciadores y portadores de la buena nueva, perseverar en Dios, no es creer más en ese Dios que habita en las alturas, sino en el Dios vivo que habita en mí. Lo único que nos hace fuertes contra el pecado es perseverar en el amor de Dios, un juicio sintético que nos dice: “Porque es pecado…” sin contrastar la falta con el infinito amor de Dios, tan sólo son palabras, palabras que el viento se llevó… Es la buena nueva la que nos compromete cada día y no obliga a no pecar, porque vivir en gracia es una experiencia única y es única porque los seres que nos rodean también los hago participes del amor del Dios Padre.

      Eliminar
    5. En múltiples posts de nuestro blog hemos profundizado -una y otra vez- sobre la intrínseca maldad del pecado y la importancia y significación de la gracia santificante, todo ello en relación con el amor que debemos tener para con Dios. Suponemos que quien pregunta es un lector habitual que tiene ese conocimiento. Todo esto es muy importante de tenerlo presente como usted atinadamente señala. Gracias por recordarlo.

      Eliminar
  2. Soy divorciado, a pesar de hacer lo imposible para impedirlo- La inquietud es: sirve confesarse al no poder comulgar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado anónimo:

      No nos señala usted si luego del divorcio lleva vida marital con otra mujer, sea por unión civil o por unión libre, o si permanece sólo.

      En el último caso (vivir solo), puede confesarse de TODOS sus pecados y luego recibir la Eucaristía.

      En el primer caso (de haber unión civil o unión libre), debe terminar con esa relación ilícita para poder acudir al sacramento de la Penitencia. Debe considerar que la Confesión implica arrepentirse de TODOS sus pecados mortales. No puede acusar unos y seguir cometiendo otros. No puede arrepentirse PARCIALMENTE sólo de unos pecados y no tener el propósito de enmienda de otros. Para que una confesión sea válida implica el arrepentimiento y el propósito de enmienda de TODOS, ABSOLUTAMENTE DE TODOS los pecados mortales. Decir unos pecados mortales sin arrepentirse ni tener el propósito de no seguir cometiendo otros, no sólo torna inválida la Confesión (es decir que no borra NINGÚN pecado) sino que la convierte en un sacrilegio. No puede haber confesiones parciales.

      Si usted es casado por la Iglesia, no puede tener ahora otra mujer y llevar vida sexual con ella, pues sería un adulterio. El sacramento del matrimonio dura toda la vida de los cónyuges. El divorcio civil no disuelve el vínculo ante Dios ni anula un matrimonio religioso. Un nuevo enlace civil no tiene ningún valor ante Dios. No es un verdadero matrimonio, aunque la Ley lo considere como tal. Además rompe cualquier posibilidad de reintegración a la pareja verdaderamente casada con su verdadera(o) esposa(o). Otro tanto ha de decirse de la unión libre. En estos casos se vive en un estado permanente de pecado mortal que pone en riesgo su salvación. De cualquier manera, esa aconsejable que siga orando y acudiendo a la Iglesia, así podría alcanzar un día la gracia del arrepentimiento.

      Por lo tanto, si vive en pareja debe terminar con ella para poder acudir al confesionario a acusar todos sus pecados mortales (incluyendo el de adulterio). Sólo de esta manera sería válida su confesión y le serían perdonados todos los pecados y podría, luego de ello, ir a recibir el sacramento de la Eucaristía donde está Cristo verderamente con su Cuerpo, Alma, Sangre y Divinidad.

      Para no extendernos en esta respuesta le agradeceremos lea, analice y medite los siguientes posts:

      1) La situación de los divorciados. ¿Es posible rehacer la vida conyugal con otra pareja?: http://www.catolicidad.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html

      2) Pasos y requerimientos para hacer una buena confesión: http://www.catolicidad.com/2012/03/cinco-pasos-que-se-requieren-para.html

      3) http://www.catolicidad.com/2009/11/jesus-te-hablatrae-un-mensaje.html

      Rogamos al espíritu Santo para que lo ilumine y a la Sma. Virgen María para que lo ayude a tomar la decisión correcta para su alma. Ponga todo de su parte y acérquese al Señor con las debidas disposiciones, Él siempre está lleno de amor con sus brazos abiertos para recibirlo. Sólo recuerde que la vida es finita y que se requiere de nuestra voluntad para poder llegar a Él eternamente. Nadie conoce cuánto tiempo tiene para poder convertirse hacia el Señor. Bien se dice: "Quien te creó sin ti, no podrá salvarte sin ti". De uno depende todo. Cada quien es el arquitecto de su propio destino y con Dios no se juega. Quien no hace caso de su misericordia se topará con su justicia. Rogamos no sea esto así. Decídete estimado hermano.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  3. Estimados lectores,

    Les voy a comentar mi experiencia, por Divina Gracia me topé con un video por internet, que de ser por mí, jamás me hubiera llamado la atención, puesto que viví siempre en total herejía, tengo 40 años, y jamás me he interesado por ningún tema de religión, tampoco era de las que negaba la existencia de Dios, más bien una fresca que aceptaba todo, con la condición que se acabará rapidamente el tema...
    El video en cuestión era nada más y nada menos que "la última misa del Padre Pío"... digo por" Gracia Divina", porque automáticamente y durante meses investigué la vida del Santo Padre Pío de Pietrelcina. Fue encontrarme con la más triste realidad, si NO revertía/revierto el camino, estaré condenada por toda la eternidad, ya no eran cuentos de católicos para asustar a la gente como antes pensaba, creo absolutamente todo lo que vi, leí e investigue del Padre Pío, y su testimonio en vida es tan inapelable como la viva presencia de Nuestro Señor.

    Mientras decidía irme a confesar, sufrí todos los embates del maligno TODOS!... distracciones constantes, en todas sus formas, finalmente lo estaba logrando, no podía acercarme a Dios! así me tuvo a mal traer con angustiantes situaciones durante 3 meses!...
    El sábado fui con mi hijo de 11 años a la iglesia, sentí la necesidad de hacerlo, me sentía muy mal fisica y anímicamente, durante la misa estaban los confesionarios abiertos, mi hijo me miró y dijo: -Má, por favor anda!... yo te espero-
    Fuí la última en hacerlo, pero finalmente LO HICE!... como ya terminaba la misa, por una cuestión de tiempo, dije lo peor que había hecho, y lo arrepentida que estaba, pero le dije al padre que el resto de mi confesión simplemente iba a ser de forma generalizada!...
    Me dijo: tranquila, de la forma que puedas, y me preguntó que me había hecho cambiar el rumbo?... le respondí... que fue el Padre Pío, se alegró mucho!... y me invitó a participar de unos retiros espirituales que se hacen especialmente para mujeres que han abortado.
    Y también dijo que era muy importante la fecha que me había acercado, que aprovechará toda la Semana Santa para recibir a Dios y que confié en su misericordía....

    El domingo fui a misa, y después de 30 años pude comulgar!... me siento mejor, más aliviada, y muy contenta por éste comienzo.... espero ansiosa el Domingo de Ramos!... una fecha que vivía con total insignificancia.... Ahora me falta ir a detallar, lo que había "generalizado", por más que me haya esmerado en adjetivar, las palabras están muy lejos de todo el daño que he causado con mis acciones, al menos que me cueste la vergüenza del detalle....

    P/D: A las personas que se burlan de los católicos, les digo que yo era como ustedes, NO
    se dejen engañar: DE DIOS NADIE SE BURLA!....

    Saludos
    Julieta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente testimonio, en verdad lo apreciamos. La gracia de Dios es maravillosa y lo importante es que tuvo la docilidad para aceptarla. Bendito sea Dios.

      Eliminar
  4. Respuesta a una lectora: Caer en pecado y levantarse es distinto a tener permanentemente un amante o vivir con él. Puede arrepentirse usted de los demás pecados y tener enmienda de ellos (lo cual es bueno) pero para confesarse y, luego de ello, poder comulgar, la contrición y arrepentimiento debe ser INTEGRAL, es decir de TODOS los pecados mortales. Quien no desea arrepentirse aunque sea de uno solo, no puede acudir a los sacramentos pues no hay verdadero propósito de enmienda. Quien tiene un amante de manera permanente o vive con él es claro que no se arrepiente de ese pecado. Distinto es el caso de quien se arrepiente sinceramente y se propone VERDADERAMENTE luchar por no volver a caer, se confiesa y comulga y, tiempo después, por debilidad cae de nuevo.

    Por otra parte, si un matrimonio fue sacramentalmente válido -si no hubo nada que lo hiciera nulo- no hay manera de rehacer vida conyugal con otra pareja. Esta Ley es divina, no la estableció la Iglesia sino Cristo mismo. Comprendemos que es difícil y es duro, pero miles de católicos cumplen esa ley cuando su matrimonio ha fracasado. Lea usted, por favor, el siguiente post: http://www.catolicidad.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html

    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  5. CRISTO NO HABLÓ DE MATRIMONIOS NULOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristo no escribió el Derecho Canónico, ese encargo general de legislar se lo dejó a su Santa Iglesia. Y para ello se basa en diversas fuentes: la filosofía, el sentido común y la realidad de las cosas (y en muchos casos, también, por supuesto, en la Revelación, misma que no está sólo en la Biblia sino también en la Tradición recibida oralmente). Cualquiera sabe que -en general- hay actos nulos en Derecho si no se cubren las debidas condiciones. Otro asunto es que puede haber y llega haber abusos o errores como en todo en lo que el hombre imperfecto interviene. Pero aquí lo que importa es precisamente la REALIDAD de las cosas.

      Eliminar
  6. Estimados , de acuerdo con lo expuesto arriba sobre los divorciados vueltos a casar no tienen derecho ni a confesión y a comulgar, con lo que estimo estamos condenados(El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día”. Juan 6, 54) Pero me pregunto que pasa con los casados que toman o utilizan algún medio anticonceptivo que se confiesan y comulgan y en el caso de las mujeres que utilizan algún DUI donde la fecundación es permitida pero no la implantación lo que sería un aborto, eso tampoco debería ser aceptado en los confesionarios si no hay propósito de enmienda real, gracias por sus tiempo. slds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene usted toda la razón, no puede ser absuelto quien no tiene propósito de enmienda de CUALQUIER PECADO MORTAL -el uso de métodos artificiales anticonceptivos lo es, y más en el caso de que sean abortivos como las píldoras que ahora tienen doble efecto (anovulatorio y en caso de fallar éste: antiimplantatorio, es decir abortivo) o el DIU (también con potenciales efectos abortivos)- . Aunque un sacerdote pronunciara la fórmula de la absolución, ésta NO TIENE NINGÚN EFECTO. Quien se confiesa sin el propósito de no volver a cometer NINGÚN pecado mortal (contra cualquier mandamiento) comete un sacrilegio y comete otro peor si comulga. Las condiciones para la validez de la Confesión son el arrepentimiento y el propósito de enmienda, así como acusar TODOS los pecados mortales. Quien no tiene ni arrepentimiento ni propósito de luchar para evitar el pecado mortal no le quedan remitidos los pecados de ninguna manera. Insistimos: Si un sacerdote pronunciara la absolución, ésta no tiene el menor efecto. Y si el sacerdote lo hiciera conscientemente de que el fiel no tiene ese propósito, cometería un sacrilegio. Lo mismo pecaría gravísimamente si le dijese que algo que es pecado no lo es. Así si, por ejemplo, un sacerdote dice -contra la enseñanza de la moral y de la Iglesia- al penitente que usar el DIU o cualquier método artificial de control natal no es pecado, sería un crimen y una gran falta, convirtiéndose en lo que el Evangelio llama "ciegos que guían a otros ciegos", pues ambos caen al precipicio.

      Un saludo.
      CATOLICIDAD

      P.D. Los divorciados dizque vueltos a casar pueden salvarse si se arrepienten y cambian su condición. En tal caso pueden confesarse y luego comulgar. En casos especiales -cuando hay hijos, por ejemplo y con ciertas condiciones (como la imposibilidad de rehacer su anterior y legítimo matrimonio)- pueden mantenerse en la misma casa sin cohabitar en la misma recámara ni tener relaciones conyugales ni manifestaciones de afecto sólo propias de un matrimonio verdadero.

      Eliminar
  7. ¿Tiene algo de malo que alguien, que haya cometido un pecado mortal, aunque haya hecho contrición perfecta, pida la bendición al padre, a la madre, a un tío, a una tía, o a algún otro familiar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bendición de un familiar no exige que se esté en gracia santificante.
      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  8. Matrimonios habrá muy pocos nulos, pues al presentarse ante el altar y prometer a Dios quedan unidos que luego lo profanen es otro tema, y es que no cultivan la vida de oración por lo que es muy difícil de sostener el matrimonio. Hoy día hay tantos abusos en declarar nulos los matrimonios. El sacramento se realiza pero no duran porque los profanan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo lo mismo.
      Creo que hoy la mayoría de los matrimonios son nulos.
      Por ejemplo el matrimonio que celebra una pareja para "probar si funciona", teniendo presente que en caso de que no funcione se divorciarán ... es nulo desde el inicio. Aunque crean que están casados, no lo están.

      Eliminar
  9. Hola una pregunta, Dios perdona los pecados mortales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Contrición Perfecta -tal como se explica en este post- y la Confesión sacramental bien hecha borran los pecados mortales.
      Dios es en extremo misericordioso cuando el pecador está realmente arrepentido y tiene propósito de enmienda.

      Eliminar
  10. puedo comulgar si vi un video o una imagen
    porno... que no era mi intencion verlo.???responda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RESPONDEMOS: El pecado requiere que exista VOLUNTAD. Si una imagen te sorprende y la ves pero no la miras (no te detienes en observarla detenidamente) y luego -en cuanto cobras conciencia- apartas la vista, no hay falta. Si te sorprende y la miras recreándote voluntariamente, sí la habría. En este segundo caso no podrías comulgar sin antes confesarte, pues habría pecado grave.
      "Sorprender" significa que tú no buscabas verla, sino que accidentalmente apareció.

      Eliminar
  11. PUEDO COMILGAR SI HE TENIDO UNA EMISION NOCTURNA???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando algo es involuntario (ni propiciado ni buscado) no hay falta.

      Eliminar
  12. Por favor respondan..es un pecado sentir excitación al abrazar a tu novia....respondan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo, hay de abrazos a abrazos. Si son frecuentes y habituales, si son muy vivos, seguramente se excitará. Debe evitarlos. Aquello que HABITUALMENTE lo excite, debe evitarse siempre. Probablemente un abrazo esporádico, breve y no muy vivo no le cause excitación. Pero cada persona es diferente ante un estímulo y habrá a quien también esto lo excite. Hay que conocerse bien y evitar lo que habitualmente excita.

      En otra circunstancia: Si es SOLO ESPORÁDICAMENTE cuando surge una excitación, basta no consentir en ella, pues no fue buscada. Sí se consiente y se deleita en ella, sí es pecado. También lo es hacer aquello que habitualmente sabemos de antemano que nos excitará. Además, hay que ver que si para uno de los novios alguna manifestación de cariño puede no ser excitante, no es imposible que para el otro sí lo sea. Hay, pues, que ver por las dos partes y tener la confianza, el cariño y la sinceridad -tanto el novio como la novia- para decir esto sí o esto no. En todo caso debe privar siempre la prudencia, pues es más fácil pasarse de la raya que ser cautos.

      En resumen:

      Es pecado grave a) Buscar la excitación b) No buscarla, pero al sentirla CONSENTIR en ella. c) Hacer aquello que habitualmente la provoca (ponerse en ocasión próxima de pecado grave SIN NECESIDAD, constituye ya un pecado grave en sí mismo).

      No es pecado: Hacer algo que habitualmente no trae consigo la excitación, pero que si ésta llega esporádicamente a presentarse, NO SE CONSIENTE en ella.

      Saludos.

      Eliminar
  13. que efecto surge en nosotros la confesion general que hace el caserdote al inicio de la santa misa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Confiteor (Yo pecador) es una oración de índole penitencial que beneficia directamente al sacerdote que la dice, naturalmente por la comunión de los santos indirectamente beneficia también al pueblo fiel (como cualquier otra oración que rece). De ninguna manera borra los pecados mortales del pueblo, para ello es necesaria la Confesión Sacramental de cada penitente.

      Eliminar
  14. Estimados hermanos: leí el artículo de Catolicidad acerca de la obligacón de la abstinencia de carne todos los viernes del año (que excepto en cuaresma puede suplirse con otra penitencia u oración), y decía que caldo de pollo o res tampoco se debe. La pregunta es ¿los cubitos de caldo de pollo (knor suisa) para dar sabor a la sopa y demás comidas, que dicen contener carne y grasa de pollo, tampoco se deben usar? pues no es igual que el caldo que se hace hirviendo el pollo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo producto que contenga realmente carne o grasa de pollo no debe utilizarse.

      Eliminar
  15. A un lector que nos escribe: Si usted es católico debería saber que esta doctrina es plenamente católica. La Iglesia fundada por Cristo recibió en custodia su doctrina y en ella se fundamentan todas sus enseñanzas. Las fuentes de la Revelación son dos: 1) La Sagradas Escrituras y 2) la Tradición. A ella se refiere San Juan en su evangelio: "Muchas otras cosas hay que hizo Jesús, que si se escribieran una por una, me parece que no cabrían en el mundo los libros que se habrían de escribir" Sn. Jn. XXI, 25. Así que ni todo está en la Escritura Sagrada ni es necesario estar citando ésta para cada enseñanza de la propia Iglesia. A los católicos nos basta saber que la doctrina le fue encomendada para su resguardo y enseñanza y así nos la transmite. Si deseamos saber o profundizar más en las fuentes, es algo positivo, pero no indispensable. No citar una fuente no implica que la doctrina de la Iglesia no esté sustentada en la misma Revelación. Si usted desea profundizar, puede acercarse a un sacerdote y recibirá la debida orientación. Ahora que si usted no es católico...el asunto es diferente, pues no reconoce el magisterio de la Iglesia y la infalibilidad de su doctrina revelada por Dios. Tampoco reconoce la Tradición como fuente de revelación y, además, supone que es válido el libre examen que ha dado pie a tantas sectas protestantes.
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  16. en mi sueño veo como la parte viril del hombre y al desperta me siento mal...no se si sea un pecado??::::

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que haya pecado se requiere PLENO CONOCIMIENTO y PLENO CONSENTIMIENTO, algo que no existe cuando se sueña.

      Eliminar
    2. Sin embargo, creo que podría ser un signo de alguna de estas situaciones:
      1) estas en el buen camino y por eso algún demonio quiere tentarte, confundirte, molestarte.
      Si este es el caso, da gracias a Dios y pídele que te proteja de las insidias del demonio. Rechaza esos sueños con tu voluntad y rechaza a Satanás.

      2) o durante el día alimentas tu alma con cosas incorrectas, ya sea en conversaciones, miradas, cosas que ves o buscas.
      Si éste es el caso, deja las malas conversaciones, las miradas incorrectas, deja de ver o buscar cosas que no te llevan a Dios. Si se transformó en costumbre, no se logra de un día para otro, perservera con Cristo.

      3) Indecisión.
      No te decides por Cristo, no te decides por la obediencia, estás en el medio.
      DECIDETE POR CRISTO 100%, renuncia con tu voluntad firmemente a lo que no sea de Cristo.
      Decídete 100% por la castidad de acuerdo a tu estado, no lo hagas a medias.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Que si se trata de un sueño, no hay pleno consentimiento ni pleno conocimiento. Por lo tanto no hay pecado.

      Eliminar
    2. Me quiero confesar, pero sigo enojado (no se que tanto) con los involucrados con la muerte muy reciente de un pariente cercano, crei sinceramente haberlos perdonado de corazon, pero al hablarlo con una amiga volvi a sentirlo tan presente, tan vivo que siento en mi corazon que aun no los perdono como Dios manda, aunque ya no quiero sentirlo, al igual hay un pecado del que no me sentia demasiado arrepentido, pero ahora lo rechazo y como la señora del comentario de mas arriba, siento trabas y distracciones, feas, muy feas, quiero abandonarme a la misericordia de Dios, pero tengo miedo de no ser absolvido o rechazado por el padre o peor ser interrumpido y no terminar lo que quiero decir, quiero confesarme en parte por estar muy muy arrepentido y por otro lado por miedo a la perdicion, como se llaman los Padres que perdonan los pecados mas graves?para buscar uno y perdirle que me confiese con calma y comprensivamente. Gracias

      Eliminar
    3. Se llaman sacerdotes PENITENCIARIOS. En las catedrales es fácil localizar alguno.
      Un abrazo en Cristo.

      Eliminar
  18. Por miedo, por cobarde por no confiar del todo en Dios dije algo para salir del paso, dias despues lo soñe y al principio no queria nada de lo que habia en el sueño, pero termine cayendo aun cuando todo mi ser me decia que no hiciera nada, cai porque vi cosas conocidas en el sueño e hice cosas feas en el sueño, lo senti tan vivo que desperte con mucho miedo, tenia todas las mismas sensaciones aun del sueño, ahora me arrepiento cabalmente de lo que dije por cobarde y por dudar, rechazo lo que pense y dije, mi forma de actuar, me atormenta la culpa, mucha culpa, cuando me confiese, como lo explico al Padre sin que se oiga irrespetuoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pecados se confiesan con toda sinceridad, tal como fueron. No es irrespetuoso hacerlo.

      Eliminar
    2. Si supieras las cosas que se confiesa la gente no tendrías ningún temor.
      El sacerdote no se va a asustar o impresionar por lo que le digas.
      Te va a escuchar y si estás arrepentido y tienes el propósito de no pecar más, te va a perdonar los pecados por más graves, rebuscados y feos que estos sean.

      Eliminar
  19. No quiero molestar, pero a este respecto me ha venido una gran duda: ¿la contrición perfecta perdona la pena pero no devuelve a la gracia? ¿o también devuelve a la gracia para que uno pueda seguir haciendo actos meritorios mientras espera para poder confesarse?
    ¿Podría ser que la sola contrición perfecta devuelve el alma a la vida pero no cura las heridas mortales?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La contrición perfecta, es decir la contrición y arrepentimiento por un sincero dolor de haber ofendido a Dios por ser quien es (aunada a la intención de confesarse a la brevedad y de seriamente enmendarse) recupera la gracia santificante, pero no es suficiente para acercarse a los sacramentos de vivos como es la recepción de la Eucaristía, pues para ello es obligatoria la Confesión con el sacerdote.

      Quien muere tras haber realizado bien un acto de contrición perfecta se salva (aunque pase por el purgatorio).

      Eliminar
    2. Si una persona, por ejemplo, no se ha confesado desde hace unos 20 años; después, por cosas de la vida, se encuentra en peligro de muerte, hace un acto de contrición sincero y luego muere, ¿iría al Purgatorio, aunque no se haya confesado hace muchos años?

      ¿No importa que muera con pecados mortales? ¿No importa que haya tenido cierta necedad al no acercarse a la Confesión después de 20 años?

      Eliminar
    3. Si realiza bien hecho un verdadero ACTO PERFECTO DE CONTRICIÓN POR AMOR A DIOS con propósito de no volver a pecar (y de aliviarse iría lo más pronto a confesarse) todos sus pecados mortales quedan perdonados y si muriera después, se salvaría (aunque pase por el purgatorio).

      NO muere con pecados mortales, pues éstos quedaron perdonados con el ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA POR AMOR A DIOS. La necedad de no haberse confesado durante 20 años queda superada por ese acto que implica una INTENCIÓN de ir al confesionario en caso de poder hacerlo (aún cuando en los hechos no pudiera ya hacerlo). Lo que borra el pecado es el acto mismo de CONTRICIÓN PERFECTA.

      Sin embargo, hay que considerar que quien no está acostumbrado a hacerlo es difícil que realmente lo haga bien en el último momento, por eso es un estúpida temeridad creer que podemos dejarlo para el final y vivir siempre en pecado. Ni siquiera sabemos si la muerte nos sorprenderá conscientes (podemos estar dormidos o accidentados inconscientemente). Además, de Dios nadie se burla y no podemos dejar todo para el último segundo con el propósito de pecar siempre, pues será casi imposible que exista una verdadera contrición perfecta en quien tuvo esa intención.

      Pero si se realiza en alguien que realmente esté arrepentido y es por amor a Dios (no por temor al infierno, pues la atrición que así se llama, solo sirve unida a la confesión sacramental), si por amor puro a Dios se arrepiente con propósito de enmienda y de confesarse (si pudiera) a la brevedad, quedan perdonadas sus faltas y podría alcanzar su salvación (aunque pase por el purgatorio).

      Atte
      CATOLICIDAD

      P.D. No olvidemos que la sola contrición perfecta (no la imperfecta o atrición) borra los pecados mortales, pero no permite acercarse a comulgar. Es necesaria la confesión con el sacerdote para poder comulgar.

      Eliminar
    4. De lo anterior se desprende la importancia de hacer una ACTO DE CONTRICIÓN PERFECTA diariamente antes de dormir.

      Eliminar
  20. Hola, qué pasa si me voy al confesionario y manifiesto el pecado de haber visto pornogafía, pero no la pornografía heterosexual, sino otro tipo de pornografía: homosexual, incesto, etc., se me perdona ese pecado sin necesidad de especificar lo que vi? O es obligatorio decirlo? Y si sé lo que vi y solo le digo al padre que vi pornogafía, pero por vergüenza no le digo el tipo de pornografia vista no se me perdona ese pecado? Y si teniendo en cuenta que el solo hecho de haber dicho que vi pornografia (avergonzado) ese pecado se me borra ya? Se ruega respuesta lo antes posible por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponemos que es usted el mismo que nos consulta lo siguiente:

      "Si soy gay, y esa es la cruz que llevo, cruz que me pesa mucho e inclinación la cual no elegí, ¿es necesario que el sacerdote lo sepa? O sea, si le digo que tengo pensamientos impuros, deseos, él pensará que son con chicas, pero la verdad que no es así, entonces, ¿debo decirle que soy homosexual? Es algo que me duele, y Cristo lo sabe, pero mi lucha es constante, y aunque caigo en la pornografía y ... mis ganas de alcanzar la castidad y el deseo de recibir la ayuda de Dios para que me inclinación sexual sea la adecuada son cosas que le ruego mucho al Señor. Gracias"

      RESPUESTA: Sí, es necesario que le diga la sacerdote sus inclinaciones homosexuales, pues es un AGRAVANTE ver esa clase de pornografía o tener ese tipo de malos pensamientos. Debe confesar claramente así: "tuve malos pensamientos homosexuales" o "vi pornografía homosexual (o de tal tipo, como el incesto)". Es obligatorio acusar los agravantes de un pecado para que éste quede perdonado.

      Un saludo en Cristo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  21. cuando uno se confiesa delante de un cura debe decirle absolutamente todo con lujo de detalle o ser mas general??? xq lei que debes ser rapido en la confesion y xq el padrecito tambien se trauma, y q pasa si despues de confesarte para recibir la ostia te acuerdas de un pecado mortal que te olvidaste decir en la confesion, puedo comulgar o me espero a otra confesion????? gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe confesar todos los pecados mortales (los veniales es opcional, pero aconsejable) diciendo el número de veces que los cometió y explicando plenamente la naturaleza de cada pecado, así como cualquier agravante del mismo. No se debe ser tan escueto que no quede clara esa naturaleza ni entrar en detalles innecesarios que no cambian ni la naturaleza del mismo ni son agravantes. En caso de duda es preferible decir de más que de menos.

      A lo segundo: Quien INVOLUNTARIAMENTE olvida decir un pecado grave en la confesión, éste queda perdonado y se puede comulgar, pero subsiste la obligación de confesarlo como olvidado la próxima confesión.

      Eliminar
  22. hola catolicidad queria preguntar si es pecado mortal comer carne los viernes? y lei que cuando es solemnidad un viernes si se puede comer carne? no entiendo, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una obligación grave. Pero lea este post para una información completa: http://www.catolicidad.com/2012/11/obliga-la-abstinencia-todos-los-viernes.html

      Eliminar
  23. Al lector que escucha su propia voz, le aconsejamos platicar directamente con un sacerdote. Esa asistencia espiritual debe ser de manera personal y no por internet. Le aconsejamos que busque un sacerdote fiel a la doctrina de la Iglesia y con buen discernimiento y criterio tradicional.

    ResponderEliminar