martes, 30 de agosto de 2022

DIOS NO IMPONE PRUEBAS QUE NO PODAMOS SORTEAR NI DICTA MANDAMIENTOS IMPOSIBLES DE CUMPLIR


 «Si aun los hombres más rudos saben las cargas que sus caballos o sus mulas pueden llevar y no les imponen más para no acabar con ellos, y si el alfarero sabe cuánto debe permanecer al fuego su arcilla para estar cocida a punto… hace falta no saber lo que se piensa ni lo que se dice para atreverse a decir que Dios, que es la sabiduría misma y nos ama infinitamente, puede cargar sobre nuestras espaldas un fardo demasiado pesado y dejarnos más tiempo del indispensable en el fuego de la tribulación. No sintamos inquietud alguna, pues el fuego no será más vivo ni de mayor duración que lo CONVENIENTE para cocer nuestra arcilla al punto necesario.» 

P. Jean Baptiste Saint-Jure, S. J. (1656)

No hay comentarios:

Publicar un comentario