domingo, 25 de noviembre de 2012

LA HEREJÍA MODERNISTA SE PREMIA A SÍ MISMA


Ellos se lo guisan 
y ellos se lo comen.

La Fundación que preside Hans Küng premia a la Conferencia de Religiosas intervenida por la Santa Sede


La Fundación Herbert Haag «por la libertad en la Iglesia», que preside el sacerdote (pseudo) católico y teólogo heterodoxo Hans Küng, ha nominado para su premio anual 2013 a la Leadership Conference of Women Religious, la agrupación de superioras religiosas de Estados Unidos intervenida por la Santa Sede este año, debido a los graves errores doctrinales que sostienen. Es habitual que dicha fundación premie a todos los que, sin haber sido todavía expulsados de la Iglesia, se manifiestan contra sus enseñanzas.


El premio 2012, lo recibió Mons. Helmut Schüller, quien en 2006 puso en marcha la Iniciativa Pfarrer (Pfarrer Initiative), iniciativa de los párrocos de Austria, que publicó el "Llamamiento a la desobediencia” (2011), que pide, entre otras cosas, la ordenación de mujeres, la comunión para los divorciados vueltos a casar, la abolición de la obligación del celibato y reintegrar en el ejercicio del sacerdocio a sacerdotes "casados" y a los que viven en concubinato. Schüller fue presidente de Caritas Austria y vicario general, entre 1995 y 1999, del arzobispo de Viena, cardenal Christoph Schönborn. La Iniciativa busca extenderse a Irlanda y a otros países de Europa, a USA y a Brasil. FIN, 21-11-12
(Noticias Globales/InfoCatólica) La fundación ha premiado a lo largo de 12 años, a Leonardo Boff, ex-fraile panteísta, comisionado de la Carta de la Tierra; a Eugen Drewermann, a Jacques Gaillot, apodado «el obispo rojo», (obispo francés destituido por la Santa Sede); a Stephan Hubertus Pfurtner, uno de los que se rebeló contra la encíclica Humanae vitae de Pablo VI; al movimiento internacional Somos Iglesia (Wir sind Kirche), a la Sociedad de mujeres afectadas por el celibato (Verein der von Zölibat betroffenen Fragüen), y a la iglesia subterránea de Checoslovaquia, entre otros.
El premio 2012, lo recibió Mons. Helmut Schüller, quien en 2006 puso en marcha la Iniciativa Pfarrer de párrocos de Austria, que publicó el «Llamamiento a la desobediencia» (2011), que pide, entre otras cosas, la ordenación de mujeres, la comunión para los divorciados vueltos a casar, la abolición de la obligación del celibato y reintegrar en el ejercicio del sacerdocio a sacerdotes «casados» y a los que viven en concubinato. Schüller fue presidente de Caritas Austria y vicario general, entre 1995 y 1999, del arzobispo de Viena, cardenal Christoph Schönborn. La Iniciativa busca extenderse a Irlanda y a otros países de Europa, a USA y a Brasil. 
 ________________________________________________________________________________________

1 comentario:

  1. Esta herejía modernista opera como un club de elogios mutuos.

    ResponderEliminar