martes, 19 de julio de 2011

LO QUE MOLESTA A LOS CONTRADICTORES DE LA VERDADERA IGLESIA



Molesta, a los contradictores de la verdadera Iglesia, que ella posea y proponga certezas: ellos sólo admiten opiniones (las suyas, por cierto). Que esas certezas vengan propuestas (no impuestas) con las dos alas de la fe y de la razón. Que por esas certezas, millones de hijos de la Iglesia hayan estado y estén hoy dispuestos a perder libertad, patrimonio y la vida. Y que en sus dos mil años de venerable antigüedad, se muestre joven, alma y esperanza del mundo, coherente con lo que siempre creyó y enseñó.

La Iglesia Católica es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman.

Quienes diciéndose católicos claudican en los principios en nombre de un falso ecumenismo, en realidad actúan como mercenarios y no como creyentes de la fe en Cristo. 
____________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada