jueves, 16 de febrero de 2012

CASTIDAD EN EL NOVIAZGO, ¿ES POSIBLE?



Cuando se habla de las ventajas de la castidad, el católico debe considerar -en primer instancia- la doctrina de Cristo que la Iglesia nos enseña. El hecho de seguirla debe llevar, como fundamental intención, la obediencia y el amor a Dios, así como evitar todo lo que sea una ofensa a nuestro Creador y Redentor. De ello, en segunda instancia, se derivarán muchos beneficios prácticos para nuestra vida y se evitarán gravísimos errores, como lo muestra este escrito que no se fundamenta en argumentos religiosos sino científicos. (Nota de CATOLICIDAD).


Autor: Roberto Alcántara

A pesar de que la castidad en el noviazgo se antoja imposible en la actualidad, y en muchos casos las relaciones sexuales se quieren justificar bajo el argumento de que para lograr una vida plena en el matrimonio hay que tener relaciones sexuales en el noviazgo, especialistas aseguran que todavía una gran cantidad de jóvenes practican la castidad y hacen del noviazgo los cimientos para una vida matrimonial sólida.

La doctora en bioética, María del Rosario Laris, directora de la Asociación Sexo Seguro, asegura que los medios de comunicación y la publicidad han generado estereotipos sobre el sexo, los cuales han hecho creer a los jóvenes que las relaciones sexuales son importantes dentro del noviazgo. Sin embargo –señala– esto claramente es un error, pues, “las relaciones sexuales en esta etapa pueden tener graves consecuencias en las relaciones a futuro y dentro del matrimonio”.

La especialista no duda en enlistar algunos de los beneficios que gozan aquellos jóvenes que viven su noviazgo en castidad: “En primer lugar –dice– previenen el contagio de las más de 30 infecciones de transmisión sexual, varias incurables y muy graves, como el virus de la hepatitis B, virus del papiloma humano, herpes virus y el virus de inmunodeficiencia humana VIH/SIDA. Cabe mencionar que el condón no previene al cien por ciento. Además, las jovencitas no corren el riesgo de embarazarse antes de tiempo (es decir, fuera del matrimonio).

Asimismo, la Dra. Laris hace referencia a varios reportes que revelan una disminución significativa en la deserción escolar y problemas de salud como depresiones, ansiedad e ideas suicidas, así como en el consumo de tabaco, alcohol y marihuana, en aquellos jóvenes que no tienen relaciones sexuales.

“Otro beneficio es que pueden elegir de manera más objetiva a la persona con quien desean formar una familia. Las relaciones sexuales siempre buscan lograr la unión total entre los esposos, lo que es un ancla y un refugio para el verdadero amor. Pero fuera del matrimonio, esta unión puede llevar a creer de manera errónea que la persona con la que se está en ese momento es “el amor de su vida”. Varios reportes indican que la mayoría de los adolescentes que han tenido vida sexual desearían haber esperado para iniciarla y, sobre todo, que muchas jovencitas inician la vida sexual por presión de sus “novios”.

–¿Qué tan cierto es que para tener una vida plena en el matrimonio es conveniente tener relaciones sexuales en el noviazgo?

–Esto es totalmente falso. Las relaciones sexuales deben ser la expresión del amor entre dos personas, y el verdadero amor implica entrega, compromiso y responsabilidad para toda la vida, por lo que si existe amor, la sexualidad será plena y compatible entre el hombre y la mujer.

Recomendaciones para novios

• El noviazgo es para conocerse mejor, convivir con ambas familias y valorar las costumbres y valores de las mismas en casa.

• Los jóvenes deben aprovechar para ver cómo reacciona la novia o el novio ante situaciones cotidianas de la vida, cómo se desempeña en los estudios, en el trabajo, y si es capaz de conducirse con respeto hacia el otro.

• Al involucrar la sexualidad uno pierde objetividad, puede creer que la persona con la que se está es “la media naranja”, sin haber valorado todos los aspectos de su persona.

Fuente: www.desdelafe.mx

Advertencia: La Asociación Sexo Seguro -que dirige la doctora en bioética, María del Rosario Laris- como sólo trata la sexualidad desde un punto de vista médico y científico (no religioso), recomienda el uso de métodos naturales para controlar la natalidad en el matrimonio. Sin embargo los católicos deben considerar que el uso de estos métodos sólo está autorizado por la moral católica cuando existe una razón seria y grave, no en cualquier caso ni bajo un enfoque egoísta como el que prevalece de manera mayoritaria en la sociedad. Existe un deber de fecundidad en el matrimonio, ya que el fin de éste es la procreación y educación de los hijos. Quien emplea los métodos naturales sin una razón seria y justa, peca contra el deber de fecundidad aunque no peque contra la naturaleza (como sí lo hace, además, quien emplea cualquiera de los métodos artificiales; peor aún los que emplean aquellos que son potencialmente abortivos, pues es uno de los efectos de la mayoría de las píldoras anticonceptivas o del DIU, ya que cuando -como primer efecto- no llegan a impedir la fecundación, entonces como segundo impiden la implantación del óvulo fecundado que es ya una vida humana que se suprime). Repetimos para dejar muy claro: Usar del matrimonio sólo durante los días infértiles, sustrayéndose siempre y sin motivo grave a la ley de la fecundidad, si bien respeta la ley del acto natural al no emplear métodos artificiales, es traicionar gravemente la LEY DEL ESTADO CONYUGAL que exige la fecundidad. En este blog existen varios posts que explican ampliamente este tema. Para ver todos ellos, haz click en la siguiente etiqueta y corre el cursor hacia abajo: Control natal.
____________________________________________________________________________________

El aborto es una consecuencia de la falta de castidad en el noviazgo

DESPUÉS DEL ABORTO SÓLO QUEDÓ UNA MANCHA EN UN PAPEL

Una problemática que nunca es sabida o expuesta, pero....¡estas historias pasan todos los días silenciosamente!


Temas relacionados (haz click en estas etiquetas): Castidad y Control natal
__________________________________________________________________________________

27 comentarios:

  1. Hola soy una chica de 26 años actualmente no tengo novio,he tenido solo 2 novios y el ultimo a los cuatro meses me pidió que tuviera relaciones con el le dije que no y al poco tiempo termine con el pues creo que el estaba con migo por eso pues luego se desentendió de mi,siempre he pensado en ser virgen hasta el matrimonio es difícil a veces pues tengo compañeras que me molestan mucho dicen que soy extraña que me entregue al primero porque para que guardarlo si al final se lo voy a entregar a alguien y que pueda que el no me valore como merezco, o que si de verdad quiero eso debo casarme al poco tiempo de ser novia pues el no se esperara. A veces me entra las contradicciones y pienso que no es tan importante como para esperar, pero siempre llego a la conclusión que es y sera lo mejor para mi matrimonio, pues siempre he querido tener un hermoso hogar y 2 hermosos hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cuestión de tiempo, con mucho gusto te responderemos a la brevedad. Te suplicamos que estés pendiente..
      Gracias por escribir.

      Eliminar
    2. Pues a expensas de la respuesta del blogger, con la experiencia de los 10 años que te saco (tengo 36) te diría que tus amigas tienen razón. El mundo funciona así. Es así. Algunas de esas chicas que optan por las relaciones prematrimoniales se casarán en la Iglesia en una bonita ceremonia, porque el matrimonio es una capa que todo lo tapa. Y luego en las rotas eclesiásticas se "asombrarán" de que un 80% de los matrimonios canónicos sean nulos.
      Salvo que encuentres a un novio católico 100% con quien puedas crecer en la fe y vivir en gracia sirviendo y amando a Dios, lo que hay hoy mayoritariamente por el mundo es lo que han descrito tus amigas. Y en la vida hay que elegir: vida o muerte, cielo o infierno, con Dios o contra El. Elegimos constantemente, cosas menos importantes y cosas más importantes. El asunto del noviazgo y el matrimonio es de las importantes, porque tenemos sólo esta vida para ir al cielo, y esas decisiones marcan el camino, lo hacen más difícil o más fácil.
      En fin, rezaré por ti, para que el Señor te ayude y cruce por tu camino a un hombre bueno, y puedas tener ese hermoso hogar que deseas.

      Eliminar
    3. No, no es que tus amigas tengan realmente razón (como con ironía te dice otro lector), sino que expresan la decadencia del mundo en que actualmente vivimos. Cierto que lo que ellas describen es lo que viven muchos hoy en día, algo que no era común hace algunas décadas. Sin embargo, tampoco es exacto que todo esté podrido. Hay todavía jóvenes que aprecian mucho que sus novias hayan vivido castamente y se hayan esperado por ellos hasta el mismo matrimonio.

      Por supuesto la virginidad antes de matrimonio es de gran valor y siempre fue exaltado como tal por la Iglesia Católica en base a las enseñanzas mismas de Dios.

      La genuina sexualidad humana es el lenguaje y la expresión del amor verdadero, de un amor que no busca sólo su interés y su satisfacción, sino que es donación, entrega. Un amor que busca la felicidad del otro y que está dispuesto al sacrificio y a la renuncia. Un amor que tiene su ámbito y su cauce en el matrimonio estable y bendecido por Dios y cuyo objeto principal es la procreación de la especie humana.

      La castidad es la virtud que educa la sexualidad, haciéndola humana y sacándola de su más brutal animalidad. En el momento que la sexualidad se animaliza buscando el placer y el intercambio sexual descontextualizado del lugar (el matrimonio) dónde Dios lo señaló, sólo para el placer mismo y el contacto personal con quien no es aún tu cónyuge, adquiere un significado predominantemente hedonista y desprovisto de su verdadero fin y significado.

      La Historia nos muestra que los momentos de decadencia social en las culturas siempre fueron acompañados por esa degradación sexual. Por ejemplo ello caracterizó la caída del Imperio Romano. En esasas circunstancias, la mujer se vuelve objeto y pierde su valor. Es ella la primera que debe estar consciente de lo que vale y no dejarse cosificar. Por supuesto que la que lo hace, la que se hace valer, la que no consciente ser desvalorizada por otros, será más estimada por las personas de bien. Quien no la valore es que realmente no es digno de ella. De ahí la importancia de que busques alguien que sí lo haga, que tenga tus mismos principios y valores para que los aprecie, que tenga tus mismas creencias religiosas y las viva. Sólo será digno de ser tu esposo quien comprenda todo esto. ¿O para qué quieres uno más del montón por mucho que tenga buena presencia u otros aspectos meramente materiales?

      Esta vida es para ganar el Cielo, como bien dice el otro lector. ¿Podrá ayudarte a llegar ahí quien no comparta tu catolicismo y tus valores? De ahí la importancia vital de la elección. Sobre esto te recomendamos leer este post que es muy importante ANTES del matrimonio:
      http://www.catolicidad.com/2009/06/rehacer-tu-vida.html

      Ahora bien, veamos varias consideraciones:

      1) Quien practica el sexo prematrimonial ofende gravemente a Dios, peca mortalmente y pone en peligro su salvación eterna. La sola consideración que nos merece el amor y gratitud a Dios mismo, debería ser suficiente para seguir su divina Voluntad; y si esto no lo es, al menos no expongamos nuestro destino eterno.

      2) Quien tiene relaciones sexuales con su novio ¿qué garantía tiene que ciertamente será ese su esposo? Si termina con él, estará sexualmente con otro nuevo novio y así una y otra vez. ¿Cómo puede consentir esto si se respeta? El noviazgo y el amor es algo serio para buscar con quien convivir toda la vida en el santo sacramento del matrimonio para donarse enteramente a él. No es un juego y algo vanal como para acostarse con uno y otro. ¿Que alguien termina contigo por no ceder a sus deseos carnales? ¡Déjalo ir! ¡Alguien así no vale la pena! Busca a quien te respeta y te valora. Ése será un buen marido.

      Sigue abajo....

      Eliminar
    4. 3) Quien practica el sexo prematrimonial busca evitar la concepción por métodos artificiales, estos están condenados por la moral y por la Iglesia. Con excepción del preservativo que es mecánico
      -Ver. http://www.catolicidad.com/2009/11/el-preservativo-una-ruleta-rusa.html
      (y tampoco es lícito), la mayoría de ellos son peores aún pues resultan potencialmente abortivos. Lo que es criminal. Puedes estudiar esto aquí:
      http://www.catolicidad.com/2013/02/existe-algun-anticonceptivo-que-no-sea.html

      4) Quien se acuesta con un novio, si termina con él se acostará con el siguiente y así sucesivamente. Caerá en un grado de promiscuidad -mayor o menor- que la expone a contraer enfermedades venéreas pues no hay método de control infalible. Entre más relaciones haya tenido una chica y más con el que se acuesta que podrá tener infinidad de relaciones previas, el riesgo crece exponencialmente. Hay una excelente y amena conferencia en video donde te explican esto junto a otras importantes consideraciones. No te la pierdas, está aquí:
      http://www.catolicidad.com/2010/02/el-sexo-tiene-un-precio_18.html

      5) Cuando fallan los métodos (no hay uno 100% seguro más que la castidad) y viene un hijo...¿qué sucede? Algunas se deshacen de él y matan a su hijo criminalmente mediante un aborto. Se convierten en criminales. ¡Cuantos novios empujan a sus novias a hacerlo!
      Otras lo tienen. ¡Al menos tienen ese valor y responsabilidad! Respetan su derecho a la vida. Algunas lo dan en adopción (las menos) y las demás se quedan con él. Muchas veces el novio desaparece, otras se casa forzado. La elección ya no es tan libre. Tal vez ese noviazgo hubiese terminado sin el hijo, al ver ambos que no se convenían. Ahora ya no hay tal opción. Se toma una decisión ¿buena o mala? de manera forzada. Muchos casos se convierten en fracasos que destruyen vidas. Y hay hijos sin una familia bien formada.
      ¿Es esto lo mejor? ¿Es responsable? Por supuesto que no.

      La mujer debe darse a valer. Si el novio no aprecia esto ¡no vale la pena! Hay que buscar a alguien con valores, con la misma religión tuya y con los mismos principios. La mujer vale mucho, el problema es que ¡algunas no lo saben! No seas tú una de ellas. Valórate. No te dejes cosificar. No eres un objeto para ir de cama en cama, de novio en novio, de muchacho en muchacho para encontrar al definitivo. ¡Manda al diablo al que te pide sexo! Ello prueba que no te ama como dice. En cambio, quien valore tu integridad moral como mujer, quien aprecie que te guardes para él, ése sí te conviene para esposo. La vida es para conseguir bienaventuranza eterna, ése chico podrá ayudarte a lograrlo, pues piensa como tú, te valora como lo que realmente eres: una persona digna y no un objeto. No te dejes confundir por tus compañeras liberales, el católico, la católica, debe ser valiente y de convicciones firmes, no le importa lo que digan quienes han sucumbido ante la decadencia social y la apostasía generalizada. Tiene dignidad y lo sabe, tiene dignidad y lo valora. Quien no lo entienda, que ladre lo que quiera...

      Nos dices que deseas casarte y tener dos hijos. Sobre este tema hay que tener presente los siguientes aspectos que te recomendamos estudies:
      1) http://www.catolicidad.com/2011/07/matrimonio-contracepcion-y-regulacion.html
      2)http://www.catolicidad.com/2009/05/familias-numerosas-hoy-en-dia.html

      sigue abajo..

      Eliminar
    5. Viene arriba...

      Decía bien don Alfonso Junco: "La pureza es un ideal no sólo hermoso, sino natural, salutífero, vigorizante, trocado en práctica por muchas almas limpias, hay que entrar de lleno en la pelea, y aplicar a la salvaguarda y conquista de la pureza, todo el brío, toda la sagacidad, todo el tesón y toda la alegría... Nosotros, los varones, exigimos pureza en la mujer. No estamos todavía tan prostituidos como para aceptar en la hermana, en la novia, en la esposa, en la hija, el deshonor. Y si somos, con plena justicia, exigentes, y no pensamos que en la mujer sea antinatural, ni nociva, ni imposible la pureza ¿por qué ha de serlo en el hombre? Del mismo barro estamos hechos y nuestros organismos son recíprocos".

      “Huid de la fornicación”, nos dice san Pablo. El cuerpo es templo del Espíritu Santo…hay que glorificar a Dios con nuestro cuerpo. Y vivir valientemente nuestra fe y nuestras convicciones, sobre todo por el amor a Dios mismo.

      Un abrazo en Cristo, querida hermana. Y ¡ánimo!.
      Atte
      CATOLICIDAD

      P.D. Otros links interesantes sobre este tema. Pero primero ve los que arriba te hemos ido señalando:
      http://www.catolicidad.com/2009/07/el-sexo-casual-y-frecuente-u-otra.html
      http://www.catolicidad.com/2011/07/matrimonio-contracepcion-y-regulacion.html
      http://www.catolicidad.com/2010/05/diez-mil-jovenes-en-ecuador-hacen.html
      http://www.catolicidad.com/2009/10/pensamientos-sobre-la-pureza-del-cura.html
      http://www.catolicidad.com/2013/01/castidad-tres-jovenes-hablan.html

      Eliminar
    6. Amigos de Catolicidad:

      Aunque yo no fui quien preguntó, me ha encantado la respuesta tan precisa y centrada que dan.
      Cada link que ponen es muy orientador.

      Los felicito por su labor y su excelente blog.

      Laura.

      Eliminar
    7. Hola
      Yo me case ya "grande" a los 35 años y permaneci Virgen hasta ese momento. , si fupi muy criticada por todos, pero estaba convencida de esperar. Llevo ya 10 años de casada.

      Eliminar
    8. Pues la felicitamos calurosamente. Cumplió con la voluntad de Dios y su dignidad es muy grande. Qué importa lo que otros digan. Usted vale mucho y muy poco los que la criticaron.

      Eliminar
  2. soy una mujer de 32 anos desafortunadamente tuve relaciones antes del matrimonio con dos hombres queines fueron mis novios, ahora estoy en un proceso de conversion soy soltera y aun anhelo casarme, solo que hoy en dia es muy dificil encontrar un hombre que quiera esperarse hasta despues del matrimonio, quisiera me regalaran algunas palabras pues me hallo muy confundida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas personas que antes no lo fueron, tuvieron la gracia de advertir su error anterior y decidieron cambiar su vida y vivir castamente. Debemos considerar que como hijos de Dios, lo primero que nos debe preocupar es amarlo sobre todos las cosas, pues es nuestro Padre a quien todo le debemos y no se le debe ofender ni desobedecer. Esto es, que nuestra decisión esté profundamente cimentada en el amor de Dios.

      Cuando comprendemos que no debe haber nada ni nadie por encima de ese amor, actuaremos congruentemente como católicos. Quien se atiene a lo que Dios pide, recibirá el ciento por uno, pues Dios no se deja ganar en generosidad. Hay que buscar el Reino de Dios y su justicia y lo demás se nos dará por añadidura. Lo dice la misma Palabra de Dios.

      Si alguien no respeta tus convicciones, seguramente no te ama en la medida que falsamente te lo dice. Por el contrario, una dama que se da a respetar debe ser más apreciada. Quien no lo haga, no vale tanto la pena. Algunos hombres buscarán tener sexo en una relación de noviazgo y si no lo consiguen manifestarán molestia a fin de lograr su objetivo, pero en el fondo si ven que realmente es tu verdadera convicción y postura, acabarán admirándola. Quien no lo haga, como dijimos, no vale la pena.

      Recuerda que el primer mandamiento nos dice: Amarás a Dios SOBRE TODAS LAS COSAS. Eso incluye al mundo y la carne. De seguir la Ley moral sólo pueden derivarse bienes. No lo dudes. Toma una postura firme en tu decisión y mantente en ella. Te sentirás mejor contigo misma y crecerás espiritualmente. Ama mucho a Dios y síguelo. No dejes de frecuentar el sacramento de la Confesión y de la Eucaristía. Ellos te enriquecerán y te darán fuerza.

      ¡Suerte!. Te desamos lo mejor. Que la dulcísima Virgen María sea tu modelo y te ampare y proteja siempre. Encomiéndate mucho a Ella.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  3. Un amor que tiene su ámbito y su cauce en el matrimonio estable y bendecido por Dios y cuyo objeto principal es la procreación de la especie humana.



    perdón catolicidad pero pensé que el obejto del matrimonio era criar hijos PARA POBLAR EL CIELO,
    o será que ustedes ya están tan humanistas como la iglesia conciliar. Poblar la tierra era para Noé o Adán pero luego de la redención es engedrar hijos para Dios, o me equivoco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, le está usted buscando innecesariamente la quinta pata al gato.

      Arriba, al final del post, donde dice "ADVERTENCIA", también dijimos lo que ha señalado siempre la Iglesia.

      "..el fin de éste (o sea, el matrimonio) es la procreación y educación de los hijos".

      Y la educación de los hijos la entiende la Iglesia no como la instrucción profesional (que puede estar incluida pues hay que dar a los hijos un medio de vida), sino FUNDAMENTALMENTE como la preparación en el bien y en las virtudes, a fin de que sea un buen cristiano y alcance finalmente el Cielo.

      El fin del matrimonio es la procreación, pero no sólo una procreación material, sin objetivos; sino que va acompañada de la exigencia de la educación y formación moral, religiosa y humana de los hijos. De ahí que se añade ésta como parte del primer fin del matrimonio. Se habla entonces de que el fin es la PROCREACIÓN y EDUCACIÓN (se entiende que CRISTIANA) de los hijos.

      De esta educación se logrará -si el hijo es fiel a lo recibido- que se pueda poblar el Cielo.

      Además, seguramente usted no advirtió que en nuestra respuesta -a la que alude- dijimos claramente: "Esta vida es para ganar el Cielo". Entonces, si se traen hijos al mundo es precisamente para ello, para que se ganen el Cielo. Nos parece que resulta claro.

      No busque "humanismos" imaginarios donde no los hay, estimado hermano en Cristo. Si hablamos de que el fin es la procreación humana, suponemos que se ha leído todo el post, pues ella implica también la parte formativa de la educación católica en su sentido más amplio.

      Y sí se equivoca, amigo, porque engendrar hijos para Dios no es una obligación posterior a la venida de Cristo, sino de todos los tiempos.

      Gracias por escribir. Un abrazo.
      Atte
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  4. No sé por qué pero cuando se habla de castidad en el noviazgo siempre se pìensa en personas jóvenes. ¿Qué pasa en parejas adultas? ¿Qué pasa por ejemplo en el caso de una mujer soltera, de 40 años, católica y que quiera tener una pareja? ¿Qué posible futura pareja entenderá eso de castidad en el noviazgo? Lo más seguro es que una de las personas involucradas en una relación de pareja a esa edad, sea divorciada.¿Cómo hablarle de castidad? ¿Y si por los momentos esa pareja NO tiene planes de matrimonio? Es decir... ¿castidad perpetua? Gracias. Clarise

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es doctrina católica que las relaciones conyugales solo son lícitas moralmente dentro del sacramento del matrimonio y sin el uso de métodos artificiales anticonceptivos y/o microabortivos.

      Eliminar
    2. Clarise, los tiempos son duros. Porque hoy en día una mayoría de los noviazgos _adultos incluidos_ suelen incluir sexo como un componente más en el camino de la relación. Pero hay un Dios en el cielo, y lobos en la tierra.
      Hay un Dios en el cielo, y hay que decidir si se está por El o contra El. Estamos en una guerra espiritual. O sí, o no, o todo o nada.
      Hay lobos en la tierra que dirán: "oh, oh, el amor es santo, vete gradualmente. La doctrina que nos ha sido revelada exige demasiado, hasta el heroísmo. Pero todos somos héroes. Además, Dios perdona siempre"
      Si, Dios perdona siempre, pero ¿seremos tan ingratos a El, que es el Amor primero, que construiremos nuestra vida dándole la espalda? ¿nos concederá la gracia del arrepentimiento o esos pecados nos llevarán a un abandono más definitivo? ¡no lo sabemos!
      Dios da la gracia y la gloria. Si sufrimos con El, reinaremos con El.
      No digo más, que ya es demasiado.

      Eliminar
    3. Sí, Dios perdona siempre, pero NO sin los PRERREQUISITOS de 1) sincero arrepentimiento y 2) del propósito de enmienda. Sin ellos no hay verdadero acto de contrición, ni el sacramento de la Penitencia es válido.

      Eliminar
  5. Hola quisiera un consejo para poder fortalecer mi noviazgo en castidad, yo tengo el deseo de casarme siendo virgen y mi pareja me respeta mi decisión pero la tentación esta creciendo con el tiempo y Nose que hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien quiere el fin pone los medios. Los novios no deben estar solos o en lugares peligrosos. El trato y el comportamiento en sus manifestaciones de cariño debe ser discreto y modesto. Quien juega con fuego acaba quemándose. Sitios como discotecas, bailes, oscuridad en los cines, lugares solitarios como parques (que puede ser la propia casa si no hay más personas), viajes solos en auto, vestimenta provocativa, etc. son elementos a evitar en una relación de noviazgo. Por el contrario, acudir a Misa juntos, confesarse y comulgar frecuentemente -si es juntos mejor-, orar los dos juntos pidiendo ayuda por su castidad, es magnífico y no debe darnos pena hacerlo. Si el matrimonio no está próximo también conviene regular la frecuencia en que se vean, pues el afecto madura y crece con el tiempo. Es muy importante no andar solos, busquen salir con familia o con amigos, en fin hay que ver en qué ocasiones nos salta el peligro y la tentación para evitarlas. Particularmente es útil la devoción de las tres avemarías diarias en las que se pide no caer en pecado mortal, tal como se explica aquí:
      http://www.catolicidad.com/2010/05/devocion-de-las-tres-aves-marias.html

      Ánimo y ponte en las manos de la dulcísima Virgen María. Si pones los medios alcanzarás esa gran gracia que es una verdadera bendición para el matrimonio. El amor a Dios está por encima de todo, incluso de cualquier amor humano por bueno que sea. Es muy importante que realices actos de amor a Dios. El pecado debe horrorizarnos, pues es una ofensa a nuestro Creador.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  6. Hola tengo 18 años y mi novio 21, me considero una persona muy católica y con mucha formación espiritual, mis planes son llegar virgen al matrimonio porque me encanta la idea de entregarme solamente a la persona con quien vaya a estar por el resto de mi vida. Mi problema es que mi novio no ve las relaciones fuera del matrimonio como algo bueno ni malo, simplemente algo normal, algo que pasa y ya.
    Cómo puedo hacer para llevar mi noviazgo puro hasta el final? Sinceramente la atracción física entre ambos es mucha, y muy notoria, y cuando yo hable con mi novio para decirle que esta relación no sería así el lo entendió perfectamente y lo respetó, sus palabras exactas fueron "esta relación va a tener limites porque tu así lo quieres", lo que está excelente, pero como puedo hacerlo ver que la abstinencia no es porque yo quiera sino porque es lo que está bien?
    Sea él el indicado o no, yo quiero esperar hasta el matrimonio, pero siendo la atracción tanta y tan obvia, y siendo yo la única con una disposición firme a esperar, siento que en cualquier descuido podría llegar a más y eso me asusta mucho. Necesito que los dos estemos en la misma página para poder ayudarnos juntos, pero no se cómo hacerlo entender, ya que aunque seamos de la misma religión su educación no fue como la mía, ni su situación familiar tampoco.
    Cómo puedo hacerlo ver que esto es lo correcto, y que así es de verdad como va a ser feliz, no por medio de lo físico sino de lo espiritual y lo sentimental?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siguiente link encontrarás diversos temas sobre la castidad, vienen en bloques de 10 temas y al final de ellos debes hacer clic -al final- donde dice TEMAS ANTERIORES y verás otros diez temas más, y así sucesivamente. Elige los que creas más convenientes para tu propósito y léelos junto con tu novio y dialoguen sobre ellos. Ello te permitirá explicar lo correcto y atinado de tu posición. Felicidades por tus propósitos. Este es el link:

      http://www.catolicidad.com/search/label/Castidad

      Un abrazo en Cristo.

      Eliminar
  7. Hola tengo 18 años y tengo novio, los dos queremos llegar virgenes al matrimonio, sin embargo pasa muy seguido que tenemos acercamientos pero siempre sabemos el limite y nos sabemos controlar, solo que sentimos que esto nos fortalece tambien. Desde que estamos juntos yo siempre he tratado de acercarlo mas a Cristo, vamos a misa juntos, comulgamos, siempre lo tenemos presente, pero no sabemos si lo que hacemos es realmente un pecado o no. Igual queremos seguir con este ideal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suponemos que te refieres a los "acercamientos". La norma es clara: todo aquello que cause excitación sexual (sensaciones, pensamientos o deseos) o los ponga en ocasión próxima de pecar mortalmente debe evitarse. Tanto para una parte como para la otra. Pues generalmente algunas actitudes o hechos que para la mujer no representan ocasión, para el hombre sí lo son.

      Ponerse deliberadamente en ocasión próxima de pecado mortal (de pensamiento, deseo o acción) sin necesidad, es ya -en sí mismo- un pecado mortal. Lo es, también, el aceptar y/o deleitarse en cualquier sensación (excitación) sexual.

      Aquello en que la ocasión es sólo REMOTA (es decir que solo esporádica y rara vez provoca sensaciones o induce a malos deseos o pensamientos indebidos), basta no consentir y rechazar la sensación (excitación), el deseo o el pensamiento sexual. En este último caso no hay falta si hay rechazo y se aparta, lo más pronto posible, la causa que lo está provocando.

      Como verás, es importante que exista la debida comunicación y SINCERIDAD entre ustedes para evitar lo que debe evitarse. En verdad los felicitamos por su decisión de ser fieles a Cristo y llevar un noviazgo casto como Dios quiere. Ciertamente es posible si se toman las medidas y precauciones debidas. Es muy importante que la juventud sea idealista como ustedes y fieles a la Ley de Dios. Eviten andar solos y en lugares oscuros, así como sitios peligrosos como los bailes públicos en discotecas. Beber alcohol es también peligroso, pues desinhibe y lleva a situaciones peligrosas, a menos que se haga muy moderadamente. La manera de vestir es importante que no sea provocativa. Procuren ser también moderados en sus manifestaciones de cariño. Enhorabuena. Y ánimo, ¡mucho ánimo! Dios los llenará de bendiciones por ser fieles con Él. Pedid a su dulcísima Madre que los ayude a alcanzar este hermosísimo ideal que deben seguir todos los jóvenes católicos.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  8. No sé por qué pero siempre que se habla de castidad y noviazgo se hace referencia a personas jóvenes, como si los adolescentes o veinteañeros son los unicos con derecho a tener pareja.¿Por qué no se habla de las personas que ya han pasado los 35 años, que quieren tener una pareja y no la consiguen porque la mayoría no entiende que a esa edad o a los 40 alguien quiera permanecer casto. Hay personas que tienen más de 40 años, desean tener una pareja, pero no están pensando en matrimonio... Es obvio que es difícil, hoy día, que una persona respete el deseo de castidad de la otra, y más a esa edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimad Eugenia, la castidad es una virtud para todos no sólo para personas jóvenes. Cierto que es diferente para el casado que para el soltero. El casado debe ser fiel a su esposa y seguir unas relaciones con ella abiertas a las leyes naturales y morales que la propia Iglesia enseña y recuerda. Esa fidelidad a ella y esa vida conyugal conforme a la Ley de Dios es la castidad de los casados. En cambio, los solteros -de cualquier edad- deben llevar un castidad total en cualquier caso. No se diga quienes hacen votos de castidad absoluta como los sacerdotes, religiosos y monjas.

      Desear una pareja sin matrimonio, es amasiato. ¡Las cosas por su nombre! Y ello es contrario a la Ley de Dios. El noviazgo -a cualquier edad- es el camino para conocerse y llegar al matrimonio, pero para quien cree en Dios y quiere serle fiel para alcanzarlo un día, debe llevar un noviazgo casto. No importa la edad, insistimos. Que el mundo actual no lo comprenda, es entendible porque vivimos en una sociedad que se ha hecho apóstata, pero ello no es motivo para aquél que quiera serle fiel a Dios de poder romper sus mandamientos.

      Pidamos mucho la fidelidad al Señor y la perseverancia hasta el final de nuestros días, porque solo aquel que la mantenga alcanzará la vida eterna junto a Dios.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  9. Hola yo soy católica hace 1 año y lamentablemente no soy virgen y contraje una enfermedad sexual tengo vph, queria saber si teniendo esa enfermedad me podia casar igual por iglesia, no se si puedo hacerlo porqe al momento de tener relaciones con mi marido lo estaría contagiando y eso está mal. Supongo que voy a tener qe vivir castamente y soltera hasta el dia de mi muerte ese es mi castigo por tener una vida de pecado y ofender a mi Dios. Tengo 19 años.
    Agradecería mucho su respuesta gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hemos encontrado esta información:

      "Los virus del papiloma humano (VPH) son virus comunes que pueden causar verrugas. Existen más de 100 tipos de VPH. La mayoría son inofensivos, pero aproximadamente 30 tipos se asocian con un mayor riesgo de tener cáncer. Estos tipos afectan los genitales y se adquieren a través del contacto sexual con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo. Los VPH de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. En las mujeres, los VPH de alto riesgo pueden conducir al cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden conducir al cáncer del ano y del pene.

      Aunque algunas personas que desarrollan verrugas genitales por infecciones con VPH tienen síntomas, otras pueden no sentirlos. Un profesional de la salud puede tratar o eliminar las verrugas. En las mujeres, el examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino que pudieran evolucionar en cáncer. El Papanicolaou y el test del VPH son tipos de exámenes de detección del cáncer cervical.

      Las vacunas pueden proteger contra varios tipos de VPH, incluyendo algunos de los que pueden causar cáncer."

      En virtud que no tenemos una respuesta sino hasta consultar con un moralista -lo que procuraríamos hacer este próximo fin de semana-, sería bueno que antes usted nos informase que tipo de VPH es y qué riesgo tiene el mismo.

      Un afectuoso saludo en Cristo.

      Eliminar