viernes, 24 de febrero de 2012

¡QUE CAIGA SU SANGRE SOBRE NOSOTROS!

"¡Caiga su sangre sobre nosotros y sobre nuestros hijos!"

Las turbas en la sagrada Pasión gritaron, con grito blasfemo, que cayese la Sangre de Jesús sobre ellos y sus hijos. Nosotros también gritamos con fuerza que su Sangre caiga sobre nosotros pero porque creemos y sabemos, sin duda alguna, que esa Sangre es nuestra purificación y nuestra redención, nuestra salvación y nuestra beatitud eterna. Porque creemos con fe inquebrantable que la grandeza y bien de nuestra Nación, de nuestras Patrias, está en Aquel que sin tener donde reclinar su cabeza nos dijo con voz divina: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, el que no recoge conmigo desparrama. Oh Jesús, abismo de sabiduría y de la ciencia, Rey y centro de los corazones, Tú eres el único que tienes palabras de vida eterna: Queremos que reines por doquier, porque sin Ti nos cubren las tinieblas y la noche es eterna.




Fuentes: YouTube y texto tomado de la revista Tradición Católica.
_______________________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada