sábado, 28 de diciembre de 2013

28 DE DICIEMBRE: DÍA MUNDIAL DEL NO AL ABORTO



Hoy, con motivo del Día de los Santos Inocentes, queremos recordar a cada uno de los más de mil millones de no nacidos exterminados con el aborto desde mediados del Siglo XX. Un verdadero genocidio que año con año aumenta y crece porcentualmente. Hay que detener ¡YA! este crimen, mayor en víctimas que las de cualquier guerra de la Historia.


La Iglesia siempre, a través de todos los siglos, ha enseñado el valor infinito de la vida humana desde el instante mismo de la Concepción. Tan grande es el valor de todas y cada una de las vidas de los hombres -desde Adán y Eva hasta el último hombre que exista en este mundo-, que el mismo Dios se entregó a sí mismo como rescate de todos nosotros.

Y especialmente en estos últimos siglos, en que la cultura de la muerte parece haber declarado una guerra contra los más inocentes, la Iglesia ha levantado la voz casi en solitario, por la defensa de la Vida, en especial la de los niñitos indefensos en los vientres de sus madres.

Y, debemos admitirlo, lamentablemente no son pocos los católicos que, ante el constante bombardeo de los medios de comunicación y las políticas de turno, dudan de la validez de la vida humana en casos que son presentados como extremos. Debemos decirlo una y otra vez: No existe razón alguna, en ningún caso y sin ninguna excepción, en la que sea permitido por la moral el asesinato de los no nacidos. Por el contrario, el aborto es el crimen más miserable y cobarde, pues se asesina a quienes acaban de iniciar su vida y no pueden defenderse de esa agresión fatal realizada con toda alevosía, premeditación y ventaja.

Hoy, 28 de diciembre, celebramos el día de no al aborto. Ante el panorama actual, siempre será poco todo aquello que hagamos por defender la vida.



Los datos hablan por sí solos: hasta el 70% de mujeres que experimentan una ecografía deciden no abortar. La cifra se dispara hasta el 90% cuando la máquina es más sofisticada y ven al no nacido en tres dimensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada