viernes, 4 de septiembre de 2015

LA SANGRE DE LOS SIRIOS

Un país pacífico, regido por un dictador relativamente benévolo, fue convertido en un polvorín


Por Juan Manuel de Prada

En las últimas semanas, decenas de miles de refugiados procedentes en su mayoría de Siria tratan de introducirse en Europa. Los medios de adoctrinamiento de masas divulgan imágenes desgarradoras del éxodo, nos desvelan algunos episodios especialmente trágicos del mismo y nos muestran los aspavientos inoperantes de las autoridades europeas, que no saben cómo hacer frente a la avalancha humana. Algún día las informaciones sobre este éxodo multitudinario podrán ser estudiadas como un modelo de esa mezcla inmunda de sensiblería y cinismo que caracterizó una época inmoral en la que se ponía tronos a las causas y cadalsos a las consecuencias.

Es, en verdad, diabólico que se nos presente este éxodo trágico como un dilema moral irresoluble al que los europeos debemos hacer frente, eligiendo entre el buenísimo filantrópico y la dureza de corazón, mientras se nos escamotean las causas del mismo. Y, con las causas, la complicidad de los gobiernos europeos en la catástrofe que ahora se desmanda. Porque, para explicar lo que en estos días sucede, hay que empezar explicando que existía un país musulmán llamado Siria donde la minoría cristiana era respetada y donde las intemperancias del islamismo habían sido embridadas; un país soberano que había decidido entablar alianzas económicas, políticas y militares con países vecinos que el Nuevo Orden Mundial quiso impedir a toda costa, puesto que desafiaban sus planes para la región, que exigen sumisión plena a las directrices del anglosionismo. De este modo, un país pacífico, regido por un dictador relativamente benévolo, fue convertido en un polvorín: el Nuevo Orden Mundial armó a «rebeldes» y «opositores» (así se designaba entonces a los fanáticos mahometanos que ahora reciben el nombre de «yihadistas»), presentándolos ante las masas cretinizadas como «opositores de Al Assad»; y no sólo los armó, sino que los aprovisionó, los dotó de apoyo logístico, les proporcionó la ayuda de sus servicios de inteligencia. En algún momento, incluso, el Nuevo Orden Mundial pensó irrumpir a rostro descubierto en el «conflicto» que él mismo había generado, pero la oposición de Rusia lo desaconsejó; aunque desde entonces ha seguido operando enmascaradamente, como hace en estos momentos Turquía (con la bendición de los Estados Unidos), que con la excusa de crear una «zona segura» en derredor de su frontera (¡esa misma frontera que durante años ha dejado expedita a los fanáticos venidos de todo el mundo que deseaban sumarse a la Yihad!) se está anexionando territorio sirio y matando kurdos a mansalva, que ya se sabe que siempre ha sido uno de los pasatiempos predilectos de los turcos.


Y, mientras todo esto sucedía, los gobiernos europeos, que no son sino los capataces de las colonias democráticas que el Nuevo Orden Mundial ha instaurado en el viejo continente, han mirado para otro lado. Han callado ante las masacres de cristianos sirios, han negado su ayuda al régimen de Al Assad, han financiado la formación militar de «rebeldes» y «opositores», han mirado para otro lado cuando los «rebeldes» y «opositores» eran dotados con armamento de fabricación europea, han ensayado pucheritos de horror cuando los «rebeldes» y «opositores» se han puesto a filmar degollaciones o a dinamitar restos arqueológicos. Y ahora se llevan las manos a la cabeza, ante la avalancha de refugiados sirios. Y, como los saduceos, nos tienden la trampa de elegir entre el buenismo filantrópico y la dureza de corazón. Caiga la sangre de los sirios sobre vosotros y sobre vuestros hijos, capataces abyectos, felpudos indignos, lacayos serviles del Nuevo Orden Mundial.

Fuente: abc.es

10 comentarios:

  1. Muchas gracias por la información. Un saludo desde Chile.

    ResponderEliminar
  2. Si no fuera por la tragedia sería de chiste, hasta hace cuatro días decían
    que en Madrid había 250.000 niños que pasaban hambre. Manos Unidas y Cáritas bramaban porque a parte de los cuatro millones de parados había 20 millones de españoles en riesgo de pobreza, a pesar de que en los puentes se colapsaban las carreteras. Estos mismos unidos a unos cuantos obispos y el padre Angel y demás voceros, afirmaban que los ancianos estaban solos y abandonados prácticamente comiendo una sopa turbia, a pesar de que en España la Seguridad Social es buena, y hay una red bastante aceptable de asistencia social por parte de los ayuntamientos y las CC.AA. O sea poco menos que España estaba cerca de ser considerada como el tercer mundo. Ahora de repente todos estos personajes ya mencionados unidos a los periodistas de siempre emocionalmente inestables, se les han olvidado las penurias de estos españoles hambrientos y desamparados, y rápidamente hemos pasado de ser el tercer mundo al primero. Debemos de fletar autobuses, trenes y aviones cargados de sirios y alojarnos por todo lo alto en nuestro país, porque somos riquísmos y porque tenemos la culpa de todo. ¿dónde están hora los niños españoles famélicos? ¿los ancianitos abandonados? ¿los parados al borde del suicidio? ¿los deshauciados que no tienen casa?. El corazón y la emoción están bien pero un poco de estabilidad emocional y cordura también., ¡Qué pasen un buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco P. Gutierrez

      He aquí una oportunidad para ver mas de cerca la cara de Dios, para darle de beber, de comer, cubrirlo del frió, pero aun lo mas, darle una protección ante la muerte violenta de la que huyen.

      Las promesas de Dios nunca serán vanas;

      "Entonces el rey dirá a los de Su derecha: Venid benditos de mi padre heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre y ME disteis de comer, tune sed y ME disteis de beber, FUI FORASTERO Y ME DISTEIS ASILO, estaba desnudo y ME vestisteis, enfermo y ME visitasteis, enfermo y vinisteis a MI..."
      Mateo 25:35

      No se puede crecer espiritualmente mejor, que cuando la adversidad nos visita, pues es muy común que cuando todos los satisfactorios materiales los tenemos, es cuando mas nos ensoberbecemos, nos volvemos avaros, envidiosos, libidinosos, etc .
      Porque esta es la creencia del mundo, tontamente creemos que cuando tenemos menos necesidades materiales, es cuando Dios esta con nosotros, pero cuando comienza la carencia decimos: "Dios nos ha abandonado", o "Dios nos esta castigando".

      Esa es nuestra lógica, cuando la realidad es lo contrario.
      Cuando Dios llego a este mundo para salvarnos, no llego en medio de la opulencia, o rico y en la abundancia, repartiendo a todo el mundo las cosas que necesitábamos, NO, no hizo eso, porque nuestra pobreza mas vil no esta en lo material, esta en el alma, nuestra debilidad radica en que a pesar de tener la capacidad de dar Amor - al prójimo -, encontramos mil pretextos para no darlo.

      La lógica del mundo es que Dios Siendo Omnipotente, nos resuelva todos nuestros asuntos, pero primeramente los inmediatos, es decir los materiales. Entonces, pero cuando El nos ofrece "visitarlo en la hambruna, con sed, en la enfermedad, en la soledad, o en la adversidad" del prójimo, entonces Su lógica, no nos parece lógica.

      Nuestra lógica es: "Dios esta con nosotros cuando nada de lo material nos falta", es mas, hasta nos sentimos merecedores de tener lo que tenemos - en la abundancia - porque nos sentimos "buenos", por eso Dios nos provee lo necesario, por "buenos".

      Hace falta reparar en esta promesa:

      "Señor, ¿cuando Te vimos hambriento y te dimos de comer, cuando sediento y te dimos de beber, cuando estuviste enfermo o en la cárcel y te visitamos, o cuando fuiste forastero y te dimos asilo ?, ¿Cuando?.
      -- Os aseguro, que cuando hicisteis esto con uno de estos mis pequeños, conMigo lo hicisteis, y cuando lo dejasteis de hacerlo, también conMigo dejasteis de hacerlo " --
      Mt 25,31-46

      "VENGAN BENDITOS DE MI PADRE;
      TOMEN POSESIÓN DEL REINO PREPARADO PARA USTEDES..."

      Dios nos da la oportunidad de servirlo a través de de nuestros hermanos desvalidos, enfermos, sedientos, hambrientos, o desolados y sin patria.

      "Si solo amas a los que te aman, no estas haciendo nada extraordinario, esto hasta los incrédulos - ateos - lo hacen, y si solo haces el bien a los que te hacen el bien, ¿que tiene de extraordinario?, esto aun los pecadores lo hacen. ¡ Ama al que aun no es tu amigo, hazle el bien ! ... Entonces tu recompensa sera grande, pues estas haciendo lo que hace un verdadero hijo de Dios"

      Lucas 6:27-36

      ¿Porque Dios permite el mal ?
      - "Porque aun del mal saca Dios el bien" -
      La palabra de Dios afirma de forma clara que la maldad no triunfa contra Su Sabiduría, y que Dios permite el mal con fines mas elevados, pero El no quiere ese mal.
      Parece irónico este razonamiento, que Dios permita el mal.

      Bueno, pero y ¿Si no lo permitiera, y si lo matara de un soplo? - que lo puede hacer, Es Omnipotente -.
      Entonces, aquí vale hacernos una pregunta; ¿Y los que vivimos en el pecado - en el mal -, por nuestra debilidad, desearíamos ser matados por ese soplo de Dios, sin tener una oportunidad para no morir?

      ¿O quien podrá decir que esta libre de todo mal ?

      Francisco P. Gutiérrez, 8 de septiembre de 2015

      Eliminar
    2. La aplicación que ud hace del evangelio es FUNCIONAL al nuevo orden mundial GARANTISTA, donde todos se salvan más allá de lo que hayan hecho.

      Eliminar
    3. RESPUESTA DE Francisco P. Gutierrez (15 de septiembre de 2015).

      No me entendió o no me hice entender.

      Lo que expongo es que si Dios no permitiera el mal temporal, ni usted ni yo estaríamos en esta existencia ahora, en este momento, ya que usted, yo y todo el mundo somos pecadores; Es decir, permitimos que el mal este dentro de nuestro ser.

      Lea la historia de JOB, esta en La Santa Biblia.
      Dios permite el mal temporal, NO eterno, pero vea usted, ¿porque lo permite?, y descubrirá que es para lograr un bien mayor, que el mal que permitió.

      Así que si Dios, no nos diera la OPORTUNIDAD temporal de arrepentirnos, y negar el mal que permitimos en nuestro ser, entonces ya estaríamos muertos para la Vida eterna.

      Pero esta es La Infinita misericordia De Dios, esperar a nosotros Sus "hijos pródigos", en el tiempo- lapso de esta vida, nos arrepentirnos del mal que permitimos e hicimos, y así volver a la casa Del Padre para pedirle perdón al haber reconocido el mal que hicimos y permitimos, es reconocer que este mal nos llevo muy lejos de donde El Padre Vive, es reconocer que el mal nos engaño al hacernos creer que La Vida, también esta lejos de El.

      Es reconocer nuestra debilidad, es reconocer que sin el no es posible vencer el mal, es reconocer que sin El no somos nada, es reconocer que El nos creo de la nada, es reconocer que gratuitamente recibimos este regalo llamado VIDA, es reconocer que a pesar de nuestra negación a recibir a la VIDA como regalo, El acompaña a nuestra alma en Espíritu, El es quien nos da conciencia, y esa es nuestra herencia que recibimos de El.

      NO, no todo mundo se salva mas allá de lo que haya echo.

      Pero si Dios nos hiciera justicia de lo que hicimos, y no le pidiéramos Su Misericordia infinita, ¿con que le pagaríamos?.

      El ya pago nuestro rescate, ahora nos falta reconocerLo a El como Padre, y no al maligno, que no quiere nuestra salvación.

      Reconocerlo a El como Padre es obrar dentro de Sus Leyes eternas, es negar el mal al que nos inclina nuestro libre albedrío, es pedirle a El que no sea nuestra voluntad la que nos gobierne, es pedirLe que Su Voluntad este sobre la nuestra.

      De otra forma NO hay salvación.

      Francisco P. Gutierrez, 15 de septiembre de 2015

      Eliminar
  3. Bravo D. juan Manuel ! Valiente como nadie y claro como el agua clara. Que Dios proteja su persona y las de los suyos. No creo que usted lo haga porque en su extrordinario vocabulario no entra la palabra miedo. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. El miembro del comité de dirección de Bilderberg , Henry Kissinger, dijo a Fox News que Estados Unidos es responsable de armar a ISIS, aunque según él, no se trata de un proceso deliberado.

    Sin embargo, hay acusaciones concretas que indican que el ejército de EEUU está armando deliberadamente a ISIS.

    En marzo, Qasim al-Araji, jefe de la Organización Badr en Irak, dijo al Parlamento que tenía evidencias de que los EE.UU. armaban deliberadamente el Ejército Islámico.

    ResponderEliminar
  5. Qué horrible las pobres familias buenas que de un momento a otro por sucios intereses materiales se han visto envueltas en horribles situaciones.
    Y espera a que en Europa no pretendan realizar lo mismo, que de un momento a otro nos podemos ver en guerra y miseria, porque si en Siria vinieron de pronto rebeldes, aquí vendrán de pronto yihadistas, de hecho ya lo están haciendo con los refugiados, pues se han colado (o han metido) unos 4.000 de ISIS infiltrados.
    Y yo no digo nada, pero en el Apocalipsis y en profecías católicas se habla de una terrible guerra en occidente por una invasión oriental hacia el fin de los tiempos.

    ResponderEliminar
  6. Comparto.
    Que Dios bendiga a los países europeos y sostenga a su población en ésta tan difícil prueba.
    Europa parece ser desde tiempos inmemoriales, el lugar en donde se resuelven los conflictos del mundo... o mejor dicho, el lugar donde pagan justos por pecadores. Su cercanía con los países árabes y musulmanes los hace el blanco preferido de sus ataques e invasiones.
    Que la Virgen como en tantas y tantas ocasiones, los auxilie.
    Parece ser que la fé de Europa está siendo puesta a prueba de nuevo. Pero saben, porque Ella les ha dado muchas pruebas a lo largo de la historia que sólo tienen que pedirle su auxilio. En mi humilde opinión, pareciera que el decaimiento de la fé en los países europeos los hace ahora blanco de las invasiones.
    Es como si Dios les preguntara: ¿Y tú quien dices que soy? No pierdan la fé, por favor. Recuerden tantos y tantos milagros que la Virgen, que Dios ha hecho en sus países.
    Desde México, mi gotita de amor para ustedes.
    Laura Aguialr
    Puntadas católicas

    ResponderEliminar