viernes, 16 de diciembre de 2011

"EN EL PRINCIPIO EXISTÍA EL CAOS"

LA NADA TODO-CREADORA

Ateos crédulos que creen en la fábula de la nada todo-creadora
 
Es una objeción que nunca he podido explicarme cómo puede ser propuesta con seriedad, por un hombre sensato y razonable.

Sin embargo, la encontraremos inevitablemente en todos los libros materialistas y ateos.

Comienza por el Caos como las antiguas mitologías. Al principio existía el Caos… ¿Y quién lo hizo? –preguntamos en seguida saliéndoles al paso-. Nadie; ¡apareció espontáneamente, por una casualidad…!

Pues no es eso sólo.

El Caos comenzó otro día a moverse y a evolucionar. ¿Por qué? –preguntamos de nuevo-. Por nada, por casualidad…, y lo más maravilloso de todo: de esas evoluciones y movimientos fortuitos, casuales, salió espléndido y maravilloso un tercer día, el Universo que nos rodea…

Tercera casualidad. También inesperada empezó a rebullir la vida. Seres organizados salientísimamente, cada uno de los cuales consta de infinitos engranajes perfectísimos, cual nunca podrían imaginar los hombres, se vieron por todas partes desarrollándose con profusión asombrosa… ¿Quién los ideó y les dio el ser? La casualidad…

Por fin hace su aparición en el gran escenario de la vida, el que es apellidado ya con justicia, rey de la creación. El hombre pertenece a un orden superior; viene dotado de inteligencia, de ciencia, de sagacidad capaz de escudriñar el mundo y conquistarle sus secretos.

¿De dónde procede? De la materia y por casualidad…

¡Qué hombres tan "extraordinarios" son los ateos! ¡Tienen explicaciones contundentes y exhaustivas para todo!


LA DOCTA ANTIGÜEDAD

Sócrates, Platón y Aristóteles

SÓCRATES:

“Sólo Dios es verdaderamente sabio”.

PLATÓN:

“El ateísmo es una enfermedad del alma, y que ninguno que ha sido ateo durante la vida, llega siéndolo a la vejez”.

PLUTARCO:

“Si te pones a viajar podrá ser que encuentres ciudades sin murallas, sin literatura, sin leyes, sin casas, sin riquezas y sin moneda…, pero no encontrarás ninguna sin templos, sin dioses, sin oraciones y juramentos, sin oráculos y sacrificios para pedir gracias y librarles de los peligros. Tengo por cosa más fácil fundar una ciudad en el aire que juntarse los hombres y perseverar unidos sin religión y sin Dios”.

ARISTÓTELES:

“De la misma manera, los primeros que miraron el cielo y contemplaron el sol recorriendo su curso desde la aurora hasta el ocaso, y las ordenadas danzas de los astros, buscaron un Artífice de esta bella ordenación, pensando en la imposibilidad de que se hubiera podido formar al azar, y sí, en cambio, por obra de una naturaleza superior e incorruptible, que era Dios”.

MÁXIMO DE TIRO:

“Verás que los hombres fundan aquí una cosa, allá otra, nunca la misma, de manera que no convienen pueblo con pueblo, ciudad con ciudad, familia con familia, hombre con hombre, ni muchas veces éste consigo mismo. Pero adviértase que en medio de tanta diferencia y lucha, en una cosa convienen todas las leyes y todas las opiniones de la tierra, y es que hay un solo Dios, Rey y Padre de todas las cosas. Aquí se enlaza el griego y el bárbaro, las gentes del continente y de las islas, el sabio y el ignorante… Y si en todas las generaciones ha habido dos o tres sin Dios, se les puede llamar raza miserable, irracional, estéril y muerta”.

MARCO JULIO CICERÓN:

“No hay ciudad sin Religión porque la misma naturaleza lleva al hombre a venerar a Dios y no hay pueblo tan salvaje ni hombre tan rudo que no sienta su entendimiento invadido por el pensamiento del mismo”

“Todo hombre tiene conocimiento de Dios y jamás ha habido un pueblo tan fuera de toda ley y moralidad que no crea en Él”

Fuente: “A Dios por al ciencia” R. P. Jesús Simón S. J. De: Tradición y Patria.

PERO NOSOTROS SABEMOS QUE:

"En el principio creó Dios el cielo y la tierra. Pero la tierra era informe y vacía, y la tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se cernía sobre las aguas" (Génesis 1, 1-2). "En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio en Dios. Por Él fueron hechas todas las cosas, y nada se ha hecho sin Él de cuanto se ha hecho; en Él estaba la vida". (San Juan 1,1-4).


Temas relacionados, haz click en esta etiqueta: Ateísmo
___________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada