miércoles, 2 de marzo de 2011

ALEMANIA: CONTINÚAN VIOLANDO LA PATRIA POTESTAD



NOTICIAS GLOBALES, Año XIV. Número 968, 08/11. Gacetilla n° 1091. Buenos Aires, 27 febrero 2011. 1091) Fuentes: Propias; Life Site; Kath.net; Katholishes.info.

Por Juan C. Sanahuja

Padres perseguidos por oponerse a la perversión sexual de sus hijos

Una madre, ruso-alemana, de doce hijos, de la ciudad alemana de Salzkotten en Paderborn, ha sido condenada a 43 días de cárcel, por negarse a inscribir a sus hijos en el programa de educación sexual en una escuela primaria local, según las agencias Kath.net y Katholishes.info.

Se trata de la madre de otra de las familias de religión bautista acosadas por el Estado por el mismo motivo: se oponen, por sus convicciones religiosas, al programa de educación sexual implementado por las escuelas alemanas. El matrimonio se ampara en la Convención Europea de Derechos Humanos, ratificada por Alemania. El artículo 2 del primer protocolo de la Convención, dice que el Estado debe respetar el derecho de los padres a una enseñanza conforme sus a convicciones religiosas y filosóficas.

Las autoridades educativas y judiciales de Paderborn no están dispuestas a respetar este derecho. La encarcelada no es la primera madre de familia de la región que es condenada por oponerse a que sus hijos sean pervertidos por el Estado, (vid. NG 1020). Su marido, declaró a Kath.net, que su mujer “encuentra su consuelo en Dios", y que sus hijos están aprendiendo que sufrir la injusticia es parte de la experiencia de ser cristiano.


Vid:

Pueden verse:
_______________________________
NOTICIAS GLOBALES es un boletín de noticias sobre temas que se relacionan con la PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LA VIDA HUMANA Y LA FAMILIA. Editor: Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja; E-mail: noticiasglobales@noticiasglobales.org ; http://www.noticiasglobales.org ;
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada