viernes, 26 de noviembre de 2010

LA LÍDER PARLAMENTARIA DEL PARTIDO DE EVO MORALES SEÑALA QUE LA IGLESIA CATÓLICA DEBE SER EXPULSADA DE BOLIVIA

 

Mientras el jefe de la Policía de Bolivia ha apoyado la denuncia del arzobispo de Cochabamba, Mons. Solari, de que hay menores de edad que venden droga (acusación que ha desatado una oleada de protestas y amenazas del partido y el gobierno del presidente Evo Morales), el viceministro de Movimientos Sociales llamó «calumniador» a Mons. Solari, y la líder de los diputados del partido oficial, el Movimiento al Socialismo, Emiliana Aiza, dijo que la Iglesia Católica debe ser expulsada de Bolivia porque es «enemiga» de los campesinos y comercializa su fe.

Efe/InfoCatólica 25/11/10. Evo Morales aceptó en octubre, por primera vez en público, que sus cocaleros desvían parte de la producción al narcotráfico y cultivan más hoja que la acordada, pero el ministro de Movimientos sociales afirma que es totalmente “falso” que en el Chapare “los niños están inmersos en el narcotráfico y la distribución de cocaína”.
.
En cambio, para el jefe de la Policía de Bolivia, general Oscar Nina, está “completamente demostrado” que algunas bandas de narcotraficantes utilizan a “adolescentes”, porque “no escatiman ningún esfuerzo por lograr su objetivo”, según declaraciones que publican medios locales.
.
El gobierno y los sindicatos de productores de coca de Cochabamba, de los que Evo Morales sigue siendo máximo dirigente, reaccionaron contra la afirmación del arzobispo acusando a la Iglesia Católica de machista, derechista, reaccionaria y antidemocrática. Los cocaleros pidieron que se expulse del país a Mons. Solari, de origen italiano. El viceministro de Movimientos Sociales, César Navarro, calificó al obispo de «calumniador» y el viceministro de Régimen Interior, Felipe Cáceres, dijo que tras de la denuncia del prelado está la agencia antidrogas de Estados Unidos.

Pena y dolor por los menores dedicados a la venta de droga

La Conferencia Episcopal Católica, por su parte, ha salido en pleno en defensa del arzobispo de Cochabamba. “Las palabras de monseñor Solari no hieren a nadie, sino que más bien buscan defender la integridad y dignidad de las personas, especialmente de los jóvenes, expresando pena y dolor por aquellos que se ven inducidos a esa actividad ilícita”, dice un comunicado leído el miércoles por el obispo auxiliar de La Paz, Óscar Aparicio.
.
El delegado pastoral de Caritas en Cochabamba, Eugenio Coter, aseguró a Radio Erbol que hay datos de la Defensoría de la Niñez y de la Policía que respaldan la denuncia de que hay menores de edad involucrados en el narcotráfico.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada