viernes, 12 de noviembre de 2010

SOBRE LA NECESIDAD DE LA ORACIÓN A LA VIRGEN por San Juan Bosco

Don Bosco - Fotografía “La Iglesia nos da a conocer el poder y la benignidad de María con aquel himno que empieza: Si coeli quaeris ianuas, Mariae nomen invoca. (Si buscas las puertas del cielo, invoca el nombre de María). Si, para entrar en el cielo, basta invocar el nombre de María, preciso es decir también que Ella es poderosa. Su nombre es representado como puerta del cielo, y todos los que quieren entrar en él deben encomendarse a María…

La Iglesia, en efecto, dice en otro lugar que María, por sí sola, es terrible como un ejército ordenado para la batalla, que lucha contra los enemigos de nuestra alma. Aunque, en el sentido literal de la Sagrada Escritura, estas palabras se refieren a los enemigos de la Iglesia, sin embargo el espíritu de la Iglesia misma las refiere también a nuestros enemigos particulares en las cosas del alma.
.
Sólo al oír el nombre de María, se dan a la fuga los demonios. Por eso, es llamada Auxilium Christianorum, Auxilio de los Cristianos, lo mismo contra los enemigos exteriores que contra los enemigos interiores…
.
Si alguno de vosotros quiere que cese una obstinada tentación, vencer una pasión, verse libre de muchos peligros de esta vida, o alcanzar una gran virtud, no tiene más que hacer que invocar a María Auxiliadora. Estas y otras gracias espirituales son las que se obtienen en mayor cantidad, y que no se llegan a saber y hacen más provecho a las almas…
.
Si yo llego a saber que uno de vosotros ha rezado bien, pero en vano, escribiré inmediatamente una carta a San Bernardo diciéndole que se equivocó cuando dijo: “Acuérdate oh Madre Santa, que jamás se oyó decir que alguno te haya invocado sin tu auxilio recibir”… Pero, podéis estar seguros de que no ocurrirá que tenga que escribir una carta a san Bernardo.
.
Y yo os prometo que el demonio fracasará. ¿Sabéis qué quiere decir que el demonio fracasará? Quiere decir que no tendrá ningún poder sobre vosotros, no logrará nunca haceros cometer un pecado, y tendrá que batirse en retirada.”
.
Palabras dadas por Don Bosco a los alumnos el 20 de mayo de 1877.
San Juan Bosco. Memorias Biográficas. Volumen 13.
Fuente: Santa Iglesia Militante 
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada