viernes, 9 de octubre de 2009

PENSAMIENTOS SOBRE LA PUREZA. Autor: El Cura de Ars

.
I

La pureza viene del Cielo; hay que pedírsela a Dios. Si la pedimos, la obtendremos. ¡No hay nada más bello que un alma pura! Si lo entendiésemos, no podríamos perder la pureza. El alma pura está desprendida de la materia, de las cosas de la tierra y de ella misma.

Hay que tener cuidado de la pérdida. Hay que cerrar nuestro corazón al orgullo, a la sensualidad y a todas las pasiones, como cuando se cierran las puertas y las ventanas y nadie puede entrar.


II

Qué alegría para el ángel de la guarda encargado de conducir un alma pura. ¡Hijos míos, cuando un alma es pura, todo el cielo la mira con amor!

Las almas puras formarán el círculo alrededor de nuestro Señor. Cuánto más puros hayamos sido sobre la tierra, más cerca estaremos de Él en el Cielo.

III

Hijos, no podemos comprender el poder que un alma limpia tiene sobre el Buen Dios: ella obtiene de Él todo lo que quiere. Un alma pura está junto a Dios como un niño junto a su madre: la acaricia, la abraza, y su madre le devuelve sus caricias y sus abrazos.

Para conservar la pureza hay tres cosas: la presencia de Dios, la oración y los sacramentos.

IV

Quien ha conservado la inocencia del Bautismo es como un niño que nunca ha desobedecido.
Cuando se ha conservado la inocencia, nos sentimos llevados por el amor de Dios, como el águila es portada por sus alas.

Un cristiano que tiene la pureza del alma está en la tierra como un pájaro atado con un hilo. ¡Pobre pajarito! Sólo espera el momento de cortar el hilo y volar.

V

Un alma pura es como una bella perla. Mientras está escondida en una concha, en el fondo del mar, nadie piensa admirarla. Pero si la mostráis al sol, brilla y atrae las miradas. Así sucede con el alma pura, que está escondida a los ojos del mundo, pero que un día brillará ante los ángeles al sol de la eternidad.

VI

Los que han perdido la pureza son como un sábana empapada en aceite: lávala, sécala, la mancha vuelve siempre; hace falta un milagro para limpiar el alma impura.

Hemos sido creados para ir un día a reinar en el Cielo, y si tenemos la desgracia de cometer este pecado, nos convertimos en la guarida de los demonios. Nuestro Señor dijo que nada impuro entrará en su reino.

VII

El Espíritu Santo reposa en las almas justas, como la paloma en su nido. El Espíritu Santo incuba los buenos deseos en un alma pura, como la paloma incuba a sus pequeños.
.
El Espíritu Santo nos conduce como una madre conduce a su hijo de la mano, como una persona conduce a un ciego.

El Espíritu Santo reposa en un alma pura como sobre una cama de rosas.
De un alma donde reside el Espíritu Santo, sale un buen olor: como el de la vid cuando está en flor.

Como una bella paloma blanca, que sale de en medio de las aguas y viene a sacudir sus alas en la tierra, el Espíritu Santo sale del océano infinito de las perfecciones divinas y viene a batir las alas sobre las almas puras, para destilar en ellas el bálsamo del amor.
.
VIII
.
Si entendiésemos bien qué cosa significa ser hijos de Dios, no podríamos hacer el mal... Ser hijos de Dios, ¡oh, qué gran dignidad!

¡No puede entenderse el poder que un alma pura tiene sobre el buen Dios!

.

La viril castidad:
El hombre domina a la bestia.


Ilustración de Eleodoro Marenco, aquél que como nadie pintó el alma del gaucho.
Fuente: Manglano, J.P. Orar con el cura de Ars.

------------------------------------------------------------------------------------------

17 comentarios:

  1. El que busca la pureza, busca contemplar a Dios con ojos limpios. El que busca la pureza hoy en día, debe estar constantemente atento a rechazar las asechanzas del mundo, la carne y el demonio, que atacan sin cesar. El que busca la pureza hoy en día, está en camino a la santidad, porque para ello hay que renunciar a los placeres que aquellos tres te ofrecen, para entregarte plenamente a Dios. Qué diera yo, por no flaquear y mantenerme firme en la pureza, esa es mi lucha, esa es mi cruz, espero la Gracia del Espíritu Santo, para no fallar otra vez.

    ResponderEliminar
  2. la castidad es como la esposa virgen que llega al matrimonio

    ResponderEliminar
  3. CREO QUE LA VIRGINIDAD ES UN "ESTADO" Y NO UN DON,PUES SE PUEDE PERDER DE MUCHAS MANERAS, CUANDO ES NOMINADA EN UN "GENITAL, " EN CAMBIO LA "VIRGINIDAD Y PUREZA" DE SENTIMIENTOS, ES LA MAS NOBLE, Y MAS CERTERA EN LA VIDA ...NADA SACAS CON LLEGAR A UN MATRIMONIO...virgen... SI TIENES UN ALMA Y CORAZON ,FEO Y DE MALOS SENTIMENTOS, LA VIRGINIDAD COMO DIGO ES UN ESTADO Y NO UN "DON"......

    ResponderEliminar
  4. La virginidad es un estado y es un don. Es ambas cosas. La verdadera virginidad es asunto del alma y no sólo del cuerpo.

    Expliquémonos: Nadie vive la verdadera pureza por sí mismo, necesita de su voluntad, sí, pero también necesariamente de la ayuda divina. Luego, es un don que a Dios pedimos y Él nos otorga cuando somos constantes.

    La virginidad se refiere a la castidad perfecta. De cuerpo y alma. No se trata de algo meramente físico. Se puede romper el himen a consecuencia de un accidente, de montar a caballo, etc. A quien eso le sucede no pierde su virginidad en un sentido estrictamente moral. La virtud no se pierde por un accidente físico y la castidad (como la virginidad) es una virtud.

    Esa castidad perfecta, de alma y cuerpo, es un don que se arranca de Dios por medio de la voluntad y disposición a los asuntos divinos, de la oración y la vida de la gracia.

    Claro que existen muchas almas consagradas a Dios en la castidad, tanto ahora como antes. Que alguna parte del clero se haya relajado en sus costumbres por culpa de que el modernismo y el mundo han invadido la vida de algunos sectores eclesiásticos, no significa que ésa sea la norma ni la generalidad. Pidamos porque los sacerdotes sean fieles a su vocación y a su celibato. Ellos también necesitan de nuestras oraciones. El celibato es un gran de Dios que la Iglesia no debe perder por la infidelidad de algunos. El mal hace tanto ruido que por ello muchos no advierten el bien y el buen comportamiento mayoritario.

    Atentamente
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  5. ¿se puede ser casto en el noviazgo?

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto que sí. La experiencia lo demuestra.

    Naturalmente es necesario poner los medios, evitar las ocasiones de pecado y pedir siempre la ayuda divina, a través de la oración y los sacramentos.

    Ah! Y por supuesto es muy importante que ambas partes piensen correctamente.

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  7. De verdad gracias por la respuesta, en especial por referir la experiencia y de que ambos, novio y novia, sean personas no con razonamiento y fe. De verdad gracias por su respuesta, me ha inspirado mucha confianza y alegria saber que hay personas que sí se preocupan por estos "detalles", Bendiciones!

    ResponderEliminar
  8. oh! otra cosa: quisiera saber si la programacion neuroliniguistica es válida para atraer pareja?Dicen que existen trucos para "atraer chicas o chicos" que les hace pensar que son otra cosa, o les lavan el cerebro o algo así. Por favor no estoy muy claro y no sé que hacer al respecto! me atormenta mucho esta idea. De antemano, gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
  9. No queremos opinar de algo que desconocemos a fondo. Hemos visto algunos criterios, por lo general bastante contrarios a esa "programación", pero no hemos estudiado el tema con profundidad.

    Pero si es como señalas que se emplea como "truco" o para "lavar el cerebro", esta técnica resultaría totalmente reprobable, Si te atormenta el asunto, aléjate de él hasta no saber más.

    Procuraremos, si el tiempo disponible lo permite, hacer una objetiva investigación a fondo de este tema. En tal caso, publicaríamos un post, aunque no sea pronto.

    Un abrazo en Cristo
    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  10. Otra vez, gracias por su respuesta, trataré de seguir su consejo, en verdad admiro que se toman su trabajo en serio y que tratan de conseguir la ¨verdadera verdad¨. Además, perdón por el error de redacción en el segundo comentario: quise decir ¨y de que ambos, novio y novia, sean personas CON razonamiento y fe¨. A esto le añado que deben tener un sentido ético y moral bien fundamentado.Tambien gracias porque veo que entendieron el mensaje y me gusta mucho su blog. Que Dios les Bendiga y derrame su gracia sobre ustedes!

    ResponderEliminar
  11. Amigos de CATOLICIDAD: tengo 18 años, estoy en la universidad, y necesito ayuda con mi problema;tengo muchos de deseos de conseguir pareja, pero tengo miedo de no corresponder o ser un buen novio, ¿que me recomiendan?, y, ¿esto afectará mis estudios? si lo hace ¿como debo manejarme?. Gracias de antemano y Feliz navidad.

    ResponderEliminar
  12. Estimado amigo:

    Sería deseable que nos señalaras las causas de ese temor para poder darte nuestra opinión. Entendemos que quizá esto no lo deseas ventilar aquí en el foro, para lo cual te damos nuestra dirección de correo electrónico. Ahí te podrás explayar con más amplitud y comentarnos un poco más sobre ti y esos temores. Te responderemos también por mail.

    Gracias por la confianza y recibe un abrazo en Cristo.

    En espera de tu comunicado.
    Atte
    CATOLICIDAD
    Correo electrónico: catolicidad@hotmail.com

    ResponderEliminar
  13. La fornicación afecta a la inteligencia>¿ se puede recuperar o mejorar esta ?

    ResponderEliminar
  14. gracias de corazón(y perdón por enviar las gracias aparte!)

    ResponderEliminar
  15. La educación es el medio por el cual el hombre puede aprender a usar rectamente de su inteligencia, asi como de sus otras potencialidades. La educación, considerada como proceso consiste precisamente, en el desarrollo de las potencialidades del educando. Una de ellas es la inteligencia, la potencia cognocitiva humana por excelencia (entendiendo por "potencia" un principio de cambio). La inteligencia, porque es potencia, es capaz de desarrollarse, y por ser espiritual, permite, o más bien, conduce a una actualización de todo el ser humano, en plenitud dinámica, al conjugar al educando, el desarrollo armónico de sus potencialidades.

    Para esto, el hombre necesita conseguir el orden interior,"que sus acciones muestren que proceden de una voluntad que elige libremente, guiada por una inteligancia clara, objetiva, que cumple su función deliberativa y de prescripción del acto ordenado" (F. Ruiz Sánchez: "Fundamentos y fines de la educación")

    El problema radica, en cómo debe desarrollarse, actualizarse, la inteligencia humana para que realmente sea signo de perfeccionamiento. Aquí entramos al plano de lo situacional y de la acción concreta. Es que la inteligencia actúa en dos planos distantes pero complementarios: uno se refiere al conocimiento del ser y de la verdad, el otro a la aplicación de los principios o de la verdad conocida, a situaciones concretas.

    Por la reflexión y los buenos hábitos, el hombre se autoposee. Inciden la heteroeducacion y la autoeducación. La primera es un constante incentivo a la toma de conciencia de sí para la formación de los hábitos operativos que lo perfeccionen, al educando. La segunda, es la etapa de la autoformación permanente, a fin de lograr la plenitud del propio ser. Entendemos que la educación es una actividad eminentemente reflexiva, en cierto modo artística e inserta en el orden moral.

    Entonces, ¿cómo se conjuga la educación con el desarrollo de la inteligencia?

    ¿Desarrollar la inteligencia para llegar a Dios? Esto es posible. Más aún, es el fin del hombre cultivarse para la perfección, teniendo como modelo la Perfección Absoluta. Cuanto más culto es el hombre, más perfecto es, puesto que al vivir acorde al mundo axiológico objetivamente jerarquizado, se desarrolla en tanto hombre. Entendiendo a la cultura como "paideia". En este sentido el hombre culto es un hombre libre y educado. Y como la educación tiene como fin el perfeccionamiento de las potencialidades del ser humano, a medida que se hace culto, tambien se educa. Por consiguiente sea para adquirir cultura, sea para educarse , es necesario que el hombre tome conciencia de sí para la reflexión, es necesario que el ser humano se vuelva sobre sí mismo en sucesión de actos de interiorización, para conocer su mismidad, y al conocerse lo que es, se abre a los demás, se trasciende. Se reconoce indigente y por esto, necesitado de sus semejantes. Simultáneamente en su indigencia, reconoce la indigencia de los demás hombres y por acto da de sí para ponerse junto al otro, se hace solidario del otro.

    Ahora bien, el desarrollo de la inteligencia es posible en todos los hombres. Pero ella se hará y de hecho se realiza según las diversas circunstancias en que vive cada uno y según las modalidades personales. De ahí que solo es un aspecto a considerar, en el ámbito educacional, político, social, religioso, etc. teniendo en cuenta las reales limitaciones.

    Querer ver en el desarrollo de la inteligencia, una eliminación de las diferencias naturales y una supresión de la inclinación al mal, es desconocer la realidad humana.

    Entendiendo que la inteligencia humana, naturalmente finita y limitada aunque con vocación por lo Absoluto y Eterno, debido a su naturaleza espiritual está sujeta a los avatares de la temporalidad. Pienso que su fundamento habría que buscarlo en un plano metafísico y antropológico y vinculado a la ética.

    Explicación de Prof. MARIA CRISTINA ARAUJO.

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante exposición de la profesora Araujo. Deseamos agregar a ella lo siguiente:

    Hay que tener presente que no siempre y necesariamente la mayor cultura hace vivir al hombre de un modo acorde al "mundo axiológico". Hay personas con muchos conocimientos que su vida y conducta dejan mucho que desear.

    Para vivir conforme a la Ley Natural y sus principios, es suficiente emplear el libre albedrío de una manera correcta, esto es: vivir conforme a la voluntad de Dios impresa en esa Ley Natural (y explicada en los diez Mandamientos) que viene impresa en la misma conciencia humana. Para actuar conforme a los verdaderos valores, se debe emplear la VOLUNTAD y se deben pedir a Dios las gracias necesarias. El hombre requiere del auxilio divino, pues con Dios lo puede todo, mientras que atenido a sus propias fuerzas poco logrará.

    Naturalmente que la verdadera cultura aunada a la voluntad y al auxilio divino, será sin duda un elemento de perfeccionamiento en el ser humano, y ese debería ser siempre su verdadero fin.

    Una buena educación integral (y por ello, con una adecuada escala axiológica), sin duda ayudará al desarrollo de la inteligencia y al perfeccionamiento de las potencialidades humanas dirigidas al Bien.

    Sin embargo, no olvidemos que los conocimientos se derivan muchas veces de las oportunidades de cada sujeto de acuerdo con su circunstancia. Dios juzgará con una escala moral al individuo en atención a sus acciones, por encima de sus conocimientos. El juicio es sobre el amor a Dios y al prójimo. Dios pedirá cuentas considerando los dones, talentos y oportunidades que se nos dio a cada quien.

    Aunque también es verdad que en aspectos morales y religiosos, también llega a haber una ignorancia que en muchos casos es culpable y de ella también daremos cuenta a Dios.

    No olvidemos aquello que sabiamente así dice:

    "La ciencia más acabada,
    es que el hombre en gracia acabe.
    Pues al fin de la jornada,
    aquel que se salva sabe,
    y el que no, no sabe nada.
    En esta vida prestada,
    do el bien obrar es la llave,
    aquél que se salva sabe;
    el otro no sabe nada".

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  17. Respuesta a una amable consulta:

    En un matrimonio buscar una polución fuera del lugar donde según la naturaleza debe ser depositado el líquido seminal es pecado mortal, pues hace de suyo esa relación infértil de manera artificial y de modo contrario al fin del acto conyugal.

    A su segunda pregunta: Para cometer un pecado es necesario saber que lo es. Esto es que se requiere PLENO CONOCIMIENTO. Si no lo hay, no se comete pecado. A menos que la ignorancia fuera culpable por falta de estudio o interés en el conocimiento religioso. Cuando la ignorancia no es culpable, quien no sabe que algo es pecado y lo comete, no ofende a Dios. Pero en cuanto se entere de que tal acto es pecaminoso, debe dejar de hacerlo pues a partir de entonces sí pecaría.

    Para que haya pecado mortal se requieren tres cosas: a) Materia grave (es decir que OBJETIVAMENTE algo sea pecado) b) Pleno conocimiento (estar enterado que es materia grave, aunque a veces el no estar enterado podría ser por culpa del que no se interesa en estudiar e investigar lo que enseña la ley natural y la Iglesia) y c) Libre consentimiento (plena aceptación por parte de la voluntad).

    En caso de duda sobre si la ignorancia es culpable o no, si cometimos pecado o no, es mejor acudir al confesionario.

    Vea, por favor, este post: http://catolicidad-catolicidad.blogspot.mx/2009/05/el-pecado-mortal-sus-consecuencias-y.html

    Un abrazo en Cristo y gracias por escribirnos.
    Atte
    CATOLICIDAD

    P.D. Hay un aspecto más, si alguien cree que es pecado algo que no lo es y realiza el acto, también es pecado. Por ejemplo: Yo creo que tal día es domingo sin serlo. No voy a Misa por pereza. Por creer (aunque sea erróneamente) que era domingo y que me obligaba ir al Santo Sacrificio de la Misa, peco al no ir aunque sea realmente otro día de la semana. O al revés: Siendo domingo y yo creo erróneamente que es sábado, no peco por no ir a Misa.

    ResponderEliminar