martes, 12 de enero de 2010

PODEMOS ESCAPAR DE LOS ENEMIGOS DE DIOS PERO NO SE PUEDE EVADIR EL TRIBUNAL DE DIOS


El cardenal Norberto Rivera denunció a quienes quieren callar las críticas de la Iglesia contra los "matrimonios" entre homosexuales y la adopción de éstos a menores de edad, y señaló que no apagarán la voz de la Iglesia en defensa de la familia.

"A nosotros también nos quieren prohibir hablar en nombre de Jesús, predicar su doctrina, cumplir con el mandato del Señor... defender el vínculo sagrado del matrimonio", dijo el Cardenal al hacer una apología de cuando "los enemigos de Dios" quisieron prohibirle a los apóstoles Pedro y Juan hablar en nombre de Jesucristo.

"No, no podemos callar, pues podemos escapar de los tribunales de los enemigos de Cristo, pero no evadiremos el tribunal supremo de Dios".

"Nosotros, pastores del pueblo de Dios, tampoco podemos obedecer primero a los hombres y sus leyes antes que a Dios, pues la ley suprema y perenne es la de Dios".

"Toda ley humana que se le contraponga será inmoral y perversa, pues al ir en contra su voluntad termina por llevar a la sociedad a la degradación moral y a su ruina", dijo el cardenal en un comunicado leído por Hugo Valdemar Romero, vocero de la Arquidiócesis, luego de la homilía de la misa dominical celebrada por el cardenal Rivera.

PEREGRINACIÓN ANUAL SE PRONUNCIA POR LOS MATRIMONIOS HETEROSEXUALES

El pasado 9 de enero se llevó a cabo la peregrinación anual de la Arquidiócesis, encabezada por el cardenal Norberto Rivera, durante la cual se portaron pancartas a favor del matrimonio heterosexual y de la familia tradicional.

Por su parte, en el semanario de la misma Arquidiócesis "DESDE LA FE" se señaló:
"Los insultos y las descalificaciones en contra de la Iglesia católica y de sus ministros se han multiplicado en estos días, no sólo en las expresiones de algunos políticos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, sino también en muchos analistas y comentaristas en los medios de comunicación, quienes han manifestado el grado de intolerancia al que hemos llegado en México".

"Los analistas, especialmente en los medios de comunicación impresos, no se detienen en su crítica destructiva y sin bases contra la postura expresada por la doctrina de la Iglesia".

"Los políticos, con lo único que reaccionan es con su estribillo tan manido como absurdo de 'sacrosanto Estado laico', amenazando 'aplicar las leyes con todo rigor' para acallar la voz de la Iglesia, y con ella los valores de los creyentes de este Estado democrático que se llama México".

"Esperemos que los gobernantes de nuestra ciudad estén a la altura de lo que la ciudadanía les ha confiado", agregó el editorial.

En tanto, dirigentes de otros credos religiosos volvieron a manifestarse en apoyo a las declaraciones del cardenal mexicano.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada