martes, 7 de octubre de 2014

NATALIE TRAYLING: UNA GENIO EN LA CALLE


Poco conocida mundialmente, Natalie Trayling, es una compositora y pianista de la tercera edad. Esta australiana es una artista sorprendente. Basta escuchar la composición sin título que realizó a la edad de 13 años y que finalizó unos años después -que se muestra en el video siguiente- para apreciar tanto su inspiración -excepcional- como su calidad interpretativa. Merecería, sin duda alguna, estar grabado en alta calidad en un CD.


Natalie no es una artista convencional. No acostumbra tocar en salas de concierto, sino en las calles. Ella lo prefiere así. Dice que ahí es donde se siente bien, cuando toca directamente para el pueblo. "Es algo que no conseguiría de una sala de conciertos, ya que sólo ciertas personas van allí. Pero esto es para todo el mundo", señala.

Con su teclado Roland se instala en las calles de Melbourne, la que antes fuera la capital australiana y que ahora es la segunda ciudad más grande de ese país, para regalar su arte al público que pasa y se detiene unos minutos a escucharla. Recibe unas monedas a cambio, pero su objetivo fundamental no es económico. Lo que se ha propuesto es llevar su música por esa ciudad a la mayor parte de sus habitantes y, en verdad, es una delicia escucharla. Ella vive para la música y para expresarse a través del teclado. Es lo que la mantiene en pie, por eso rechaza recluirse en una casa de asistencia. Basta que alguien entienda un poco de música para que al pasar se quede sorprendido de lo que está escuchando en una banqueta. Muchos no dan crédito. "Creí que en la tienda de junto habían puesto un CD de una gran artista, cuando la escuché por primera vez" dijo Rosie Rahman, que se conmovió hasta las lágrimas por una interpretación dramática de la sonata Patética de Beethoven.

La fama de una excelente concertista callejera corrió como pólvora por toda la ciudad y ahora es muy conocida en Melbourne. Vive en un buen hotel a cambio de tocar piano en el vestíbulo tres veces por semana, sin por ello descuidar sus conciertos callejeros. Pero antes pasó situaciones muy difíciles.

En la primaria empezó a aprender piano en un colegio de monjas; luego, a los doce años consiguió una beca para estudiar música en el Santa Maria College. A los 15 años logró otra para la Royal Academy of Music de Londres, pues sus padres no podían sufragar sus estudios. A los 20 años se unió a un grupo musical que viajaba y realizaba giras por toda Australia. Luego de separarse del grupo, conoce a quien sería su esposo. Contrae matrimonio y tiene cuatro hijos. Dos de sus hijas murieron en 1967 y 1986. La primera en un accidente y la segunda de fibrosis quística. En 1984 el matrimonio fracasa y se separa. Ella jamás buscaría otro hombre. Otro hijo -Nathan- fue destrozado por una inadecuada medicamentación para los nervios y no podía trabajar. Fue idea precisamente de Nathan, el trasladarse a Melbourne en 1993, para un nuevo comienzo.


NUEVE AÑOS VIVIÓ AL AIRE LIBRE O EN PENSIONES

Natalie vivió en un motel de Brunswick y logró el permiso para tocar el piano en la cámara del consejo de Moreland en Brunswick. Ella también tocaba en una tienda de música. Lamentablemente, luego de nueve meses, el motel cambió de manos, por lo que durante nueve años vivió ya sea al aire libre en Royal Park o en pensiones. A finales de 2003 Natalie se enfermó de anemia y fue hospitalizada durante seis meses. Luego, la pusieron en un hogar de ancianos, pero ella se salió pues necesitaba expresarse a través de su música. En julio de 2004, se hospedó en un hotel de la ciudad, que no ha dejado desde entonces, donde sufraga su renta tocando en su vestíbulo. Ella está cerca de su hijo Nathan, de 41 años, que vive en un refugio para hombres.

Desde entonces se ha convertido en la célebre concertista de las calles de Melbourne. Actualmente ha dejado de momento sus conciertos callejeros, pues fue internada en el Hospital Royal para ser atendida de un padecimiento nervioso, pero gracias a Dios se está recuperando y, además, tuvo la suerte de que en dicho hospital existiera un piano que Natalie puede utilizar diariamente, lo que es como si recibiera una excelente dósis de óxigeno para su espíritu. La artista sueña con reanudar sus conciertos en las calles de Melbourne. "Vienen a mis conciertos los niños y toda clase de gente... es lo que amo hacer", señala. Anhela volver ahí para interpretar a Rachmaninov, Chopin y Mendelssohn o sus propias composiciones e improvisaciones (muy frecuentes), y llevar su música y expresar su espíritu a través de su teclado.

En verdad, un caso sorprendente que las casas grabadoras han desperdiciado. Oremos por la pronta recuperación de Natalie.



En este canal se pueden ver otros videos de esta artista: HAZ CLIC AQUÍ

14 comentarios:

  1. Un abrazo , Natalie .. gran pianista ! SUERTE !

    ResponderEliminar
  2. Pobre señora que desubicada siguiendo su ego, no sirve de nada lo que hace, que vaya a tocar el piano en la misa asi por lo menos sirve a la liturgia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Egolátra y desubicada por tocar en las banquetas de una calle llevando su arte? Absurdos calificativos. ¿De nada sirve el arte porque se realiza en una avenida y no en una sala de conciertos? Criterio estrechamente convencional. Habría más propensión a la egolatría en una sala de conciertos, y ni así, pues no todo concertista que desea transmitir su arte es un ególatra. Admirable que se exprese así con su música y la deseé llevar -como un apostolado- a todos, como ella explica. Es una verdadera artista poco reconocida. Su inspiración y ejecución son extraordinarias. Si estuviera recluida en un asilo -cumpliendo el rol que imponen a muchos ancianos- no la considerarías "desubicada". Lástima que no comprendas que esa especie de apostolado musical es lo que la mantiene viva y da significado a su vida.

      ¿Al menos observaste como apreciaron su interpretación todos los que le aplauden en el primer video? ¿No leíste lo que dice el post: ""Creí que en la tienda de junto habían puesto un CD de una gran artista, cuando la escuché por primera vez" dijo Rosie Rahman, que se conmovió hasta las lágrimas por una interpretación dramática de la sonata Patética de Beethoven"? ¿Eso no vale para ti? ¡Lástima de criterio, hermano! En algo, sí tienes razón: ¡sería excelente organista en la iglesia!

      Fernando.

      Eliminar
    2. ¡Magnífico! a su edad y con problemas de salud, la música Clásica de los grandes nunca morirá ni será desplazada por las porquerías que escuchamos hoy. Beethoven, Mozart, Lizt, Rimsky Korsakov, Chopin, Hyden, J.S. Bach, etc. Me admira la Señora, su inspiración es comparable con Chopin, un gran aplauso para ella.

      Alfredo San Vicente.

      Eliminar
    3. Criterio pequeno anonimo..! si a la senora le gusta expresarse libremente, porque la quiere usted condenar.

      Eliminar
    4. Es tan vergonzoso tu comentario sobre esta MARAVILLOSA artista, que ni tú mismo te atreves a firmarlo.
      Marce Vera

      Eliminar
    5. Si usted se considera cristiano no lo es, y además es profundamente imbécil. De anónimo a anónimo.

      Eliminar
    6. Pobre y lastima te tengo por palabras tan vacias respecto al arte .... sos un pobre hombre...

      Eliminar
    7. Anonimo del 10/10/14 1. Aqui lo desubicado es su comentario pues esta publicacion nos invita a pedir por la saud de Natalie. 2. Ego? ... la dama comparte con otros su talento y no pide nada a cambio, 3. "De la abundancia del corazon habla la voca" Sus palabras no demuestran mucha abundancia en su corazon." No juzgais para no ser juzgados" y "No mireis la paja en el ojo ajeno y si no la viga en el vuestro" Habla de desperdicio y parece ser que quien desperdicia las misas y las liturgias es usted. El servicio a Dios no se da solamene entre cuatro paredes, ejemplo que dio Jesus en la Tierra. Personas que manifiestan este tipo de pensamiento empobrecen el verdadero mensaje del evangelio. Le invito a examinar su vida pues yo no soy quien para juzgarle, simplemente reacciono ante su comentario que es lo unico que se de usted. Le deseo todo el bien del mundo y que la bendicion de Dios este presente en su vida.

      Eliminar
    8. Natalie donde estés con tu musica es un oasis.

      Eliminar
  3. Pobre anónimo que deshubicado lo veo. No sabe que es una maravilla esta señora. Es vergonzoso que diga todo eso. Que falta de sensibilidad.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, Natalie! Hace lo que quiere y ama, ama lo que hace!
    Gracias, Gran mujer y artista, indiscutible!
    Pronta recuperación <3

    ResponderEliminar
  5. CUANDO OIGO A ESTA NATALIE TOCAR PUEDO SENTIR EL SENTIMENTO CON LO CUAL LO HACE , , LA PASION QUE IMPULSIONA SUS DEDOS ,?CUANTO DE NOSOTROS PODRIAMOS HACER LO QUE HACE ESTA MUJER A LOS 96 CON TANTA PASION COMO L HACE ELLA ? ES ADMIRABLE VERLA ...OJALA PUDIERA TENER EL PLACER DE OIR LA AUN QUE FUERA UNA UNICA VEZ , ,,,, ME ENCANTAS NATALIE,,,,,

    ResponderEliminar
  6. Quisiera tener sus canciones y escucharlas una y otra vez, no debemos dejar que se pierda su música y su manera de interpretar.

    ResponderEliminar