lunes, 27 de octubre de 2014

¡NO AL HALLOWEEN!

En 2014, la fiesta de los fieles difuntos se recorre al siguiente día hábil: el 3 de noviembre.
Nuestra cultura se enfrenta hoy más que nunca a las amenazas de subproductos pseudoculturales impulsados por intereses comerciales y por un interés ideológico creciente en el mundo en el que vivimos y que trata de sustituir la identidad y tradiciones católicas propias de nuestras naciones católicas, por una cultura vanal, neopagana y materialista que borre de nuestra memoria colectiva nuestra propia idiosincracia espiritual; si los que amamos nuestras tradiciones y nuestra identidad cedemos ante algo tan trivial y vanal como el Halloween o mejor dicho Jalogüin (castellanizado), si no hacemos nada viendo como nuestra juventud es manipulada para despreciar consciente o inconscientemente nuestras tradiciones para acoger una fiesta-bazofia tan deleznable para el espíritu pero tan rentable comercialmente, ¿con qué autoridad moral podemos luego exigir la unidad de nuestra Patria, o nuestra soberanía nacional si no somos capaces de defender lo más elemental como es nuestra tradición cultural más arraigada?

No debemos tomarnos esta insidiosa amenaza como un mal menor o un juego de niños, no debemos ser condescendientes ni relajarnos ante esta invasión cultural que se nos está imponiendo poco a poco a través de la tv, cine-basura, fiestas discotequeras y ritos sectarios de tipo "new age".

Sabemos que, en algunos lugares el Jalogüin es una celebración light y sin malas intenciones en el fondo de quienes las siguen. Hay mucha ignorancia de cómo se celebra por otros o en otras partes y cuáles son sus orígenes, pero poco a poco en todas partes se irá dirigiendo hacia el campo donde tuvo su origen y hacia el satanismo, la hechicería y la magia negra a donde ya se ha derivado en muchos grupos. Para allá vamos, poco a poco, sin que tengamos ya anticuerpos que reaccionen. El árbol debe conservar sus raíces o se seca. Educamos a nuestros hijos en tradiciones acordes a nuestras creencias más profundas y a nuestra historia, o caeremos -sin darnos cuenta siquiera- en la corriente anticristiana que todo lo permea y nos lleva paulatinamente al paganismo y a la apostasía.

Lo que es light en algunos lugares, no lo es ya en otros. Lo que es mera diversión en algunos grupos, no tiene ya esa acotación en otros. Pero de cualquier modo todo irá derivando hacia la misma dirección programada ya, desde hace tiempo, por la Revolución anticristiana. Sólo es asunto de tiempo aquí o allá. Poco a poco el punto de llegada será el mismo. Es cosa sólo de tiempo -como ya señalamos- para que lo aparentemente inocuo o "light" deje de serlo.

Así se corrompe, de manera programada, nuestra cultura cristiana y nuestra idiosincracia. ¡Todo ello con la aparente inocencia de un simple y divertido juego de niños, que se irá contaminando más y más con otros elementos nocivos ya previstos por la Revolución, que gradualmente actuará para imponerlos sutilmente!

Quienes vean esto exagerado tampoco advertirán los siguientes pasos, pues lo gradual se impone a lo ideológico en quienes se acostumbran a vivir conforme a la dirección que el viento sopla. Así es como muchos padres de familia, escuelas católicas y hasta algunas parroquias se han dejado contaminar y festejan esta fiesta de origen pagano y supersticioso que en varias partes del mundo es ya una celebración netamente satanista. Diferentes expresiones de culto al demonio y al mal suceden en esa fecha y son claramente opuestos a la Fe, a Dios y a la Iglesia. Anton Szandor Lavey fundador del satanismo en EUA señalaba que hay tres fiestas satanistas al año, la principal -decía- era Jalogüin.

Por lo tanto, no es una actividad cristiana y va contra el mensaje católico el celebrar la brujería, ya que Jesús está en contra de ella en todas sus formas: espiritismo, hechicería, adivinación, lectura de cartas, horóscopos, astrología y tantas máscaras con que se encubre la maldad. Éstas han sido declaradas enemigas de la Palabra de Dios desde tiempos muy remotos y van contra todas las enseñanzas de nuestro Señor. No hay brujería "buena" y brujería mala. Tal fiesta no tiene nada que ver con la visión cristiana de la vida y de la muerte. Y el hecho de que se celebre tan próxima a la fiesta de todos los santos y del sufragio por los difuntos es un riesgo, desde el punto de vista educativo, de desnaturalizar el mensaje espiritual, religioso, humano y social de estos momentos fuertes que la fe cristiana lleva consigo. 

Reaccionemos ahora, luego será demasiado tarde. El árbol al no haber conservado sus raíces se habrá secado irremediablemente. Y lo peor: sin siquiera darse cuenta.




Haz clic aquíSATANISTAS DECLARAN: "HALLOWEEN ES LA FIESTA MÁS IMPORTANTE DENTRO DE LA IGLESIA DE SATÁN"

1 comentario:

  1. Ex - satánico advierte del peligro de Halloween y su Fiesta Pagana: https://www.youtube.com/watch?v=P37laTkxFgw

    ResponderEliminar