sábado, 16 de abril de 2016

EL SEGUNDO Y TERCER MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS. CATECISMO EN VIDEOS: TEMA VEINTICINCO.

COMPLEMENTADO CON EL CATECISMO DE SAN PÍO X



Ver video


DE LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS
Tomado del Catecismo mayor de San Pío X

2º.- Del segundo mandamiento

374.- ¿Que nos prohíbe el segundo mandamiento: NO TOMARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO? - El segundo mandamiento: No tomarás el nombre de Dios en vano, nos prohíbe: 1º., pronunciar el nombre de Dios sin respeto; 2º., blasfemar contra Dios, contra la Santísima Virgen y contra los Santos; 3º., hacer juramentos falsos o no necesarios o de algún modo ilícitos.
375.- ¿Qué quiere decir pronunciar el nombre de Dios sin respeto? - Pronunciar el nombre de Dios sin respeto quiere decir pronunciar este santo nombre y todo lo que se refiere de un modo especial al mismo Dios, como en nombre de Jesús, de María y de los Santos, con algún enojo, por burla o de otra manera poco reverente.
376.- ¿Qué es blasfemia? - Blasfemia es un pecado horrendo, que consiste en palabras o acciones de menosprecio o maldición contra Dios, la Virgen, los Santos o contra las cosas santas.
377.- ¿Hay diferencia entre la blasfemia y la imprecación? - Hay diferencia, porque con la blasfemia se maldice o desea el mal a Dios, a la Virgen, a los Santos; mientras con la imprecación se maldice o se desea el mal a sí mismo o al prójimo.
378.- ¿Qué es juramento? - Juramento es traer a Dios por testigo de la verdad que se dice o de la que se promete.
379.- ¿Está siempre prohibido el jurar? - No siempre está prohibido el jurar, antes es lícito y aún de honra de Dios, cuando hay en ello necesidad y el juramento se hace con verdad, con juicio y con justicia.
380.- ¿Cuándo no se jura con verdad? - Cuando se afirma con juramento lo que se sabe o cree que es falso, o cuando con juramento se promete hacer lo que no se tiene intención de cumplir.
381.- ¿Cuándo se jura sin juicio? - Cuando se jura sin prudencia y sin madura consideración o por cosas de poca importancia.
382.- ¿Cuándo se jura sin justicia? - Cuando se jura hacer algo que no es justo o lícito, como vengarse, robar o cosas semejantes.
383.- ¿Estamos obligados a mantener el juramento de hacer cosas injustas o ilícitas? - No sólo no estamos obligados, antes pecamos haciéndolas, como cosas prohibidas por la Ley de Dios o de la Iglesia.
384.- ¿Qué pecado comete el que jura en falso? - Quien jura en falso comete pecado mortal, porque deshonra gravemente a Dios, verdad infinita, trayéndole por testigo de los falso.
385.- ¿Qué nos ordena el segundo mandamiento? - El segundo mandamiento nos ordena honrar el santo nombre de Dios y cumplir los votos, además de los juramentos.
386.- ¿Qué es voto? - El voto es una promesa que se hace a Dios de una cosa buena y a nosotros posible y mejor que su contraria, a la cual nos obligamos como si nos fuese mandada.
387.- ¿Qué se hará si el cumplimiento del voto se hiciere en todo o en parte difícil? - Se puede pedir la conmutación o la dispensa de él al propio Obispo o al Romano Pontífice, según la calidad del voto.
388.- ¿Es pecado infringir los votos? - Infringir los votos es pecado, y por esto no hemos de hacerlos sin madura reflexión y, ordinariamente, sin consejo del confesor o de otra persona prudente, por no exponernos a peligro de pecar.
389.- ¿Se pueden hacer votos a la Virgen y a los Santos? - Los votos se hacen sólo a Dios; pero se puede prometer a Dios hacer alguna cosa en honra de la virgen o de los Santos.

3º.- Del tercer mandamiento

390.- ¿Qué nos manda el tercer mandamiento: SANTIFICARÁS LAS FIESTAS? - El tercer mandamiento: santificarás las fiestas, nos manda honrar a Dios con obras de culto en los días de fiesta.
391.- ¿Cuáles son los días de fiesta? - En la ley antigua eran los sábados y otros días particularmente solemnes para el pueblo hebreo; en la ley nueva son los domingos y otras festividades establecidas por la Iglesia.
392.- ¿Por qué en la ley nueva se santifica el domingo en lugar del sábado? - En la ley nueva se santifica el domingo, que significa día del Señor, en lugar del sábado, porque en tal día resucitó Jesucristo Nuestro Señor.
393.- ¿Qué obra de culto se nos manda en los días de fiesta? - Se nos manda asistir devotamente al santo sacrificio de la Misa.
394.- ¿Con qué otras obras santifica el buen cristiano las fiestas? - En buen cristiano santifica las fiestas: 1º., asistiendo a la Doctrina cristiana, al sermón y a los divinos oficios; 2º., recibiendo a menudo y con las debidas disposiciones los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía; 3º., ejercitándose en la oración y en obras de cristiana caridad con el prójimo.
395.- ¿Qué nos prohíbe el tercer mandamiento? - El tercer mandamiento nos prohíbe las obras serviles y otras cualesquiera que nos impidan el culto a Dios.
396.- ¿Cuáles son las obras serviles que se prohíben en los días festivos? - Las obras serviles que se prohíben en los días festivos son las obras que se llaman manuales; a saber, los trabajos materiales en que el cuerpo tiene más parte que el espíritu, como las que de ordinario ejecutan los criados, obreros y artesanos.
397.- ¿Qué pecado se comete trabajando el día de fiesta? - Trabajando el día de fiesta se comete pecado mortal; pero excusa de culpa grave la brevedad del tiempo que se emplea.
398.- ¿Hay algunas obras serviles que se permiten los días de fiesta? - Se permiten los días de fiesta las obras que son necesarias a la vida o al servicio de Dios y las que se hacen por causa grave, pidiendo licencia, si se puede, al propio párroco.
399.- ¿Por qué fin se prohíben en las fiestas las obras serviles? Se prohíben en las fiestas las obras serviles para que podamos atender mejor al culto divino y a la salvación de nuestra alma y para descansar de nuestras fatigas. Por esta razón no se prohíbe en ellas algún honesto esparcimiento.
400.- ¿Qué otras cosas hemos de evitar principalmente en las fiestas? - En las fiestas hemos de evitar principalmente el pecado y todo lo que pueda inducirnos a él, como son las diversiones y reuniones peligrosas.


PARA VER TODA LA SERIE, HAZ CLIC:  

4 comentarios:

  1. Hace cuatro meses pedí algo al Señor y dije que si se cumplía no iba a hacer viajes de vacaciones durante el año. Lo dije en medio de un acceso de llanto. Tiempo después con la mente más calma, pensé si eso que había dicho me obligaba o no y no quería faltar con Dios. Al mismo tiempo quería hacer los viajes. Reconozco que todo fue una imprudencia y que esas cosas no deben hacerse con ligereza. Me daba vergüenza. Busqué información sobre el tema y di con un foro católico serio donde una persona consultaba un tema similar. Quien respondía, demostraba tener fundamento y formación tradicional y decía que el Señor nos concede o no las gracias que le pedimos por Su amor a nosotros y no porque nosotros negociamos con El, que mejor agradezcamos actuando como El quiere que actuemos, con obras de misericordia, mostrando al prójimo Su amor, etc y por lo tanto mejor es olvidar ese tipo de promesas y agradecer obrando de forma tal que seamos gratos a El. Me quedé tranquila, olvidé el asunto, saqué billetes de viajes como de costumbre. Nunca mencioné el tema en mis confesiones simplemente por olvido, absoluto olvido.
    Pero hace cosa de dos días el tema, de la nada, apareció en mi mente y me tortura, no me deja en paz…¿viene de Dios esta inquietud o es el demonio que pone este escrúpulo para fastidiarme? A veces el enemigo no me deja en paz (recuerdos de pecados pasados, dudas si fueron bien confesados y cosas por el estilo, sensación de haberme expresado mal, etc). Fui una gran pecadora en el pasado y desde que volví al Señor hace dos años y medio el enemigo me ataca con el tema de las confesiones. El mes pasado me consagré a Jesús por medio de María y a Ella le confío todas mis penas para tener claridad de espíritu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Hizo una promesa imprudente, debió pedir dispensa de ella al confesor. Si no lo hizo, confiese esta omisión en la siguiente confesión. No se preocupe de no haber tocado esto en las confesiones anteriores, pues fue solo por olvido.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
  2. Tengo una duda sobre la santificación de las fiestas. Yo vivo lejos de mi Iglesia, y como no tengo obligación de ir todos los Domingos a causa de la distancia, cuando no asisto rezo el Rosario, leo las lecturas, etc. Para santificarlo. Ahora bien. Voy a hacer un curso en el que se cursa obligatoriamente un día Domingo. Solo dura una semana y solo sería un Domingo. ¿Está mal asistir a ese curso y no ir a Misa ese Domingo? Porque aunque no tengo obligación de ir a Misa por la distancia estaría viajando lo mismo que viajo para ir a Misa, pero en vez de ir a Misa cursaría. Espero que se haya entendido mi duda. Me he fijado si podía encontrar una hora ese día para asistir a Misa pero no puedo. Espero su consejo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general: Si es tanta la distancia que no le obliga ir a Misa, está bien santificar el domingo de otra manera, por ejemplo rezando el Santo Rosario. Santificar el domingo de algún modo es obligatorio aunque no haya misa cerca y no se pueda ir a ella.

      Procure, de cualquier modo hacer el esfuerzo lo más que pueda para oír la Santa Misa los domingos.

      En el caso concreto que nos pregunta, puede asistir al curso pero sin dejar de santificar el domingo de alguna manera.

      Un abrazo en Cristo.

      Eliminar