viernes, 30 de julio de 2010

DESCUBRIMIENTO EN LA BASÍLICA DE SANTA SABINA: UN FRESCO DEL SIGLO VII


En marzo de 2010 comenzó la restauración de una de las zonas de la Basílica de Santa Sabina en Roma. El trabajo duró cuatro meses, pero hubo una sorpresa que cambió el plan establecido. Al eliminar el yeso de una de las paredes de la iglesia, apareció un fresco en el que se distinguía a la Virgen María y a Jesús.

Fuente: Romereports (194)************************************************************************************************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada