lunes, 5 de julio de 2010

ÚLTIMA OPORTUNIDAD PARA EL GOBIERNO MARXISTA CUBANO DE SALVAR A FARIÑAS Y EVITAR EL DESCRÉDITO ABSOLUTO


5 de julio de 2010. Miguel Ángel Moratinos, ministro español de Asuntos Exteriores, llegó hoy a La Habana, para realizar una visita de dos días, durante la cual se reunirá con representantes del Gobierno cubano y de la Iglesia Católica para impulsar el proceso de excarcelación de presos por motivo de conciencia.

El momento es decisivo pues de lograr que -al menos los más gravemente enfermos- sean liberados, conseguiría también que Guillermo "Coco" Fariñas deponga su huelga de hambre de más de 130 jornadas, en el último momento, antes de entrar en el camino definitivo del no retorno por su gravísimo estado de salud. Tan delicada es ésta que de manera inusual el propio diario oficial Granma por primera vez informó sobre ella, a fin de ir preparando a la opinión pública cubana sobre su posible deceso, aunque -como es usual- no publicó los motivos de la huelga de hambre y sed. Como se sabe, Fariñas sólo es alimentado por vía intravenosa y se resiste a deponer su huelga mientras no sean excarcelados los presos políticos que se encuentran graves de salud.

En caso de que las gestiones del canciller español no sean positivas, el gobierno cubano perdería la última oportunidad de no mostrarse en toda su crueldad dictatorial y rectificar lo dicho por Raúl Castro de que si Fariñas moría sería sólo por su culpa. Sin duda, si "Coco" Fariñas muere, la imagen del gobierno marxista caería en el más bajo nivel de descrédito internacional de su historia, algo que no conviene de ninguna manera al régimen comunista de los hermanos Castro Ruz. Es vidente que el vetusto régimen tiene muy pocas ganas de liberar presos de conciencia y que poco le importa la vida de Fariñas, sin embargo debe, al menos, no mostrarlo de manera tan evidente. De no aprovechar la gestión de Miguel Ángel Moratinos, cometería un gravísimo error político que le acarrearía consecuencias incalculablemente negativas, tanto en el exterior como en el interior de Cuba.

"Moratinos llega en plan de rescate: A ofrecerle oxígeno y una salida decorosa a la debacle en la que se ha visto envuelta el régimen tras la muerte por una huelga de hambre del opositor Orlando Zapata. El Gobierno no puede permitirse otro mártir opositor. No en este momento", ha señalado un especialista.
.
Si muere Fariñas muchos consideran que sería el descrédito total y definitivo del actual régimen cubano, incluso entre personas de izquierda (excluyendo a los ultrarradicales y extremistas).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada