viernes, 6 de enero de 2012

LOS REYES MAGOS ERAN REALES: TRADUCEN ANTIGUO TEXTO QUE RELATA SU HISTORIA



Por Emilio Nazar Kasbo

La traducción de un manuscrito del Siglo VIII que es una transcripción de un libro escrito a menos de 100 años de la redacción del Evangelio de San Mateo, está causando revuelo, sobre todo cuando se acerca el 6 de enero, el día de los Reyes Magos y de la Epifanía, que a su vez es la Navidad para los Ritos Orientales de la Iglesia Católica.

El manuscrito se titula “Revelación de los Reyes Magos”, tiene una narración en primera persona, describiendo con lujo de detalles las prácticas religiosas, indica que fueron aproximadamente una docena de “Reyes Magos”, no señala los regalos hechos al Niño Dios que especifica el Evangelio de San Mateo, pero dice que estos Reyes provenían de Shir, que el traductor del libro ubica en China. Sin embargo, es importante destacar que la palabra Shir tiene raíz persa, y que también pertenece al vocabulario hindú, del mismo modo que se refiere a su vez a los edomitas, descendientes de Edom...

El traductor del Manuscritos, en las notas publicadas y en las entrevistas concedidas, no ha hecho referencia ni indicación alguna por la cual atribuye la locación de Shir en China. Lo que sí resulta importante, es que un nuevo documento traducido señala la existencia de los Reyes Magos, como referencia extrabíblica.

HISTORICISMO BÍBLICO

¿Qué tan auténtica es la historia?
La pregunta, así formulada, forma parte de la herejía llamada “Modernismo”, que fuera condenada por San Pío X. Existen formas actuales del Modernismo, que se hallan disfrazadas bajo la “Nouvelle Théologie”, el Progresismo, el denominado “Método histórico”, y derivaciones como la materialista “Teología de la Liberación” condenada por el Magisterio, así como versiones psicologistas de la Biblia que desvirtúan su sentido espiritual y la Fe.

Es más, el Magisterio de la Iglesia ha afirmado y reafirmado que todo lo que tiene una descripción histórica en la Biblia debe ser tenido como literalmente expresado. Precisamente, las referidas corrientes condenadas bajo su primigenia forma de Modernismo, todo lo cuestionan, incluso la misma Fe.

El valor de hallazgos de nuevos textos que por ejemplo hablan de los Reyes Magos, ni hace tambalear la Fe, ni la reafirman, ya que la Fe es independiente de toda crítica o alabanza que se pueda hacer por parte de los seres humanos, debiéndose la misma a la Gracia de Dios y a que la persona se considere materia dispuesta para el cumplimiento de la Providencia de Dios.

Como alguien mencionó recientemente: no hace falta ser un gran historiador ni un Doctor en Teología para expresar con total seguridad que la Virgen María visitó a su prima Isabel, estando ambas embarazadas.

EL MANUSCRITO

El manuscrito es muy probable que haya sido la obra de un copista medieval, reproduciendo el texto antiguo para que no se pierda, y conservando así el importante patrimonio histórico. Efectivamente, muchos critican a la gloriosa Edad Media, desconociendo su aporte a la humanidad.

La misma interpretación del traductor, Brent Landau es dudosa. Pero él afirma que la traducción puede proporcionar una pista de alguna secta cristiana del siglo II que se identificaba con los Reyes Magos.

Brent Landau, profesor de estudios religiosos en la Universidad de Oklahoma, pasó dos años descifrando el manuscrito, el cual tradujo al inglés del antiguo siríaco.

NO ES CUENTO

Según se afirma, el manuscrito es un apócrifo que se hallaba en la Biblioteca del Vaticano, denominado “Revelación de los Reyes Magos”. Landau cree que el texto siríaco del siglo octavo se basa en las versiones anteriores, tal vez menos de un siglo posterior a la escritura del Evangelio de Mateo.

En esa revelación, los Reyes Magos son místicos de una tierra llamada Shir, que Landau dice que puede ser China (pero reiteramos que la palabra puede ser de origen sánscrito, y que de allí pasara al hindú y al idioma persa).

Los Sabios siguen no sólo una estrella, sino una luminosa "estrella infantil", que desciende del Cielo para guiarlos. En la cueva de las afueras de Belén, Cristo mismo, les encomienda que deberán llevar el Evangelio hacia el Este.

 
¿QUÉ DICE LA BIBLIA?

¿Qué dice el Evangelio según San Mateo de los Reyes Magos, ya que es el único que hace referencia a ellos? Transcribimos de la Biblia traducida por Mons. Juan Straubinger Mt. 2, 1- 12, y sus notas

ADORACIÓN DE LOS MAGOS. Cuando hubo nacido Jesús en Betlehem de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos de Oriente llegaron a Jerusalén, y preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo.” Oyendo esto, el rey Herodes se turbó y con él toda Jerusalén. Y convocando a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, se informó de ellos dónde iba a nacer el Cristo. Ellos le dijeron: “En Betlehem de Judea, porque así está escrito por el profeta: “Y tú Betlehem (del) país de Judá, no eres de ninguna manera la menor entre las principales (ciudades) de Judá, porque de ti saldrá el caudillo que apacentará a Israel mi pueblo”. Entonces Herodes llamó en secreto a los magos y se informó exactamente de ellos acerca del tiempo en que la estrella había aparecido. Después los envió a Betlehem diciéndoles: “Id y buscad cuidadosamente al niño; y cuando lo hayáis encontrado, hacédmelo saber, para que vaya yo también a adorarlo”. Con estas palabras del rey, se pusieron en marcha, y he aquí que la estrella, que habían visto en el Oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver de nuevo la estrella experimentaron un gozo muy grande. Entraron en la casa y vieron al niño con María su madre. Entonces, prosternándose lo adoraron; luego abrieron sus tesoros y le ofrecieron sus dones: oro, incienso y mirra. Y avisados en sueños que no volvieran a Herodes, regresaron a su país por otro camino.

NOTAS: Mago es el nombre que entre los persas y caldeos se daba a los hombres doctos que cultivaban las ciencias, especialmente la astronomía.

El rey recién nacido es a los ojos de los magos un rey universal, tal como lo daban a conocer los divinos oráculos de la Biblia que se habían ido esparciendo por el mundo de entonces (cf. Jer. 23, 5 ss.; 33, 15; Is. caps. 11, 32, 60; Ez. 37, 23 ss.). Pero no se trata de un rey como los demás, observa Fillion, “sino del rey ideal, desde tiempo atrás anunciado y prometido por Dios, que había de salvar a su pueblo y a toda la humanidad”. Véase la profecía del ángel en Luc. 1, 32; la aclamación del pueblo en Marc. 22, 10; la confesión de Pilato en Juan 19, 19, etc.

(Acerca de Betlehem) véase Miq. 5, 2; Juan 7, 42. Betlehem o Belén, ciudad situada a 8 kms. al sur de Jerusalén. Una magnífica Basílica recuerda el nacimiento del Salvador. En la gruta, debajo, arden constantemente 32 lámparas; y una estrella señala el lugar donde nació nuestro Redentor. Sobre el símbolo de la estrella véase la profecía de Balaam en Núm. 24, 17 y Apoc. 22,16, donde Jesús mismo se da ese nombre (cf. S. 109, 3 y nota)

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza; pues, desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios” (S. León Magno). Los dones de los magos son muy significativos: el oro simboliza la realeza; el incienso, la divinidad; la mirra, la humanidad. Se trata, pues, de una pública confesión de la divinidad del Hijo del hombre y de la realeza que había sido anunciada por el ángel (Luc. 1, 32; S. 71, 10 s. y notas)

LOS REYES MAGOS EXISTIERON

El antiguo documento traducido por Landau, fue encontrado en los archivos del Vaticano y arroja nueva luz sobre la historia de la Natividad y los Reyes Magos que vinieron a ofrecer regalos al niño Jesús, según los investigadores.

La “Revelación de los Reyes Magos”, narra de primera mano su viaje para rendir homenaje al hijo de Dios, recientemente ha sido traducida del siríaco antiguo. Y la narración es hecha en primera persona, lo cual es un detalle importante.

El manuscrito es una copia del siglo VIII de la primera historia escrita hace casi medio milenio antes, menos de 100 años después del Evangelio de Mateo.

La historia recientemente traducida, es coincidente con el muy breve relato de Mateo, aunque no forma parte de la Biblia, no tiene inspiración del Espíritu Santo, y solo es una referencia histórica con elementos verosímiles de la época que señalan además la autenticidad y la historicidad del Evangelio en el que creemos por la Fe.

PERSIA, INDIA Y ARABIA… ¿O CHINA?

Los Reyes Sabios de Oriente de la Biblia han sido durante mucho tiempo asociados con místicos persas, pero los de la Revelación de los Reyes Magos son de mucho más lejos - de la tierra semi-mítica de Shir, que Landau asocia ahora con la antigua China (sin especificar el motivo de esa asociación en sus entrevistas y declaraciones).

El relato afirma que eran descendientes de Set, el tercer hijo de Adán, y de pertenecer a una secta que creía en la oración silenciosa.

Tal vez la mayor divergencia con respecto a la historia de la Natividad tradicional es que según la revelación había "decenas" de Reyes Magos. Sin embargo, el Evangelio según San Mateo no especifica su cantidad.

¿DÓNDE QUEDA SHIR?

Un artículo de Jesse Rainbow de la Universidad de Harvard, titulado “La Tierra de Shir como el Hogar de los Reyes Magos de Mateo”, contradice la versión de que Shir queda en la China.

“¿Por qué esta tierra legendaria se presenta como antecedentes verosímil geográfica de los Reyes Magos? –cuestiona Rainbow-. Yo sostengo que las dos tradiciones se unieron bajo la égida del oráculo de la estrella de Balaam en Números 24:17-19, un texto que estaba conectado a los Reyes Magos de Mateo ya en Orígenes, y que menciona no sólo la estrella de Jacob (מיעקב כוכב ) y los descendientes de Set (שת בני כל), sino también la tierra de Seir (שעיר), proporcionando así un vínculo entre la tradición conocida por Josefo para la historia de la Reyes Magos.”

Sin embargo, la Biblia traducida por Mons. Straubinger en la nota al pasaje de Números referido por Rainbow, consigna lo siguiente, en referencia al versículo 17 y siguientes: “los hijos de Set: algunos vierten: los hijos de Seír (los edomitas), que se mencionan en el v. 18; otros: los hijos del tumulto. En todo caso se trata de los enemigos del Mesías. El tipo de esos enemigos es Edom, que varias veces fue vencido por Israel.”

Efectivamente, en Num. 24, 18 consigna: “Edom será propiedad suya, Seír será presa de sus enemigos, e Israel hará proezas”

Continúa afirmando Rainbow: “En su tratamiento integral de la tradición Seiris / Shir, GJ Reinink (1975) dio por descontado por razones filológicas el origen de la palabra como proveniente de la Biblia "Seir" (שעיר). En última instancia, apunta a una palabra china que suenan parecido a "seda". Independientemente de si esta etimología es correcta, no logra explicar el abanico particular de las tradiciones detalladas en "La revelación de los Reyes Magos", ni tampoco el contraste entre la Biblia hebrea y siríaca שעיר שיר excluyendo la lógica asociativa que aquí se propone, sobre todo si la tradición fue mediado través de la transcripción griega (por ejemplo, Σειρις  Josefo)”.

DIFUNDIDO POR EL VATICANO

El manuscrito ha estado en la biblioteca del Vaticano desde hace más de 250 años, pero nada más se sabe de su procedencia.

La publicación del manuscrito, fue hecha en 1927 en siríaco, el idioma original en que estaba escrito. Siríaco fue la lengua hablada por los primeros cristianos de Siria y en los actuales países de Irak e Irán.

Aunque no se cree que la historia del Manuscrito haya sido redactada por los Reyes Magos como pretende el mismo texto, el profesor Landau cree que sus autores son anónimos, pero estrechamente identificados con la mística y la secta a la que pertenecían.
 
CUESTIÓN TEOLÓGICA

En la traducción de Inglés del escrito, se consigna que la Estrella en realidad era el mismo bebé Jesús, quien fue la estrella guía que los Reyes Magos siguieron.

Esto plantea una doble problemática, ya que Jesús había sido concebido y se encontraba en el vientre de la Virgen María, a no ser que el Manuscrito se refiera a una imagen del bebé Jesús, o a una bilocación del mismo.

También puede ser un dato falso, ya que no se trata de un manuscrito que goce de reconocimiento respecto de su inspiración.

REYES MAGOS

El término Reyes Magos o Reyes Sabios, proviene del siglo IV AC, y era utilizado para designar a los antiguos observadores de estrellas que tenían la habilidad de leer y manipular el destino anunciado en el cielo.

Aunque los autores del documento dicen que fue escrito por los Reyes Magos, los expertos que los analizan creen que fue probablemente escrito por sus descendientes, ya que contiene en detalle las descripciones de sus rituales y oraciones.

Afirma Landau: "Hay muchos detalles de extraños rituales, la oración y el silencio. Hay una descripción de una montaña sagrada y purificación en un manantial sagrado. El detalle es tan grandioso, yo me pregunto si se trata de las prácticas actuales de la comunidad que se está describiendo”.

INSPIRACIÓN BÍBLICA

Quienes tenemos Fe, no ponemos en duda ni cuestionamos a San Mateo, ni a la Revelación Escrita que es la Biblia. Sin embargo, los modernistas no creen en la inspiración bíblica del Espíritu Santo, y consideran los textos como meros escritos humanos. De este modo Landau, en coincidencia con el Modernismo, afirma: "Nadie sabe de donde Mateo conoció la historia, por lo que junto con el Evangelio de Mateo es lo más cercano que se puede llegar a los Reyes Magos."

Cualquier teólogo con mínimos conocimientos le replicaría a Landau que el conocimiento que Mateo tuvo para redactar el Evangelio proviene de la inspiración del Espíritu Santo.

Por otra parte, se omiten otros datos. Por ejemplo, en el Siglo V surgen los nombres de Baltasar, Melchor y Gaspar a través de un texto perdido y otro evangelio apócrifo. En el texto, llamado Excerpta Latina Barbari, se dice que estos tres reyes se llamaban Bithisarea, Melichior y Gathaspa. Y en el Evangelio Armenio de la Infancia, apócrifo, se dice que se llamaban Balthazar, Melkon (Melchior) y Gaspard. Aparentemente la idea de llamarlos Magos era por el gran conocimiento de los tres sobre la escritura, la ciencia, y la astrología (de allí el hecho de seguir una estrella para encontrar a Jesús).

Según el relato armenio, los reyes magos en total eran 12, de nombre y procedencias diferentes.

¿QUÉ DICE EL MANUSCRITO?

La historia relata que Seth transmitió la profecía de que una estrella aparecería, que sería la señal del nacimiento de Dios en forma humana. Los Reyes Magos esperaron miles de años hasta el día en que la estrella apareció.

El profesor Landau dijo: "Se transformó en un pequeño ser humano luminoso que era Cristo mismo en una pre-existente forma celestial. Es decir que Jesús Cristo y la estrella de Belén son la misma cosa... La estrella los guía hasta Belén y en una cueva donde se transforma en un bebé humano que les dice que regresen a ser predicadores del Evangelio. Más tarde, el apóstol Tomás vuelve y bautiza a los Reyes Magos y les dice que vayan por el mundo”.

El documento tampoco hace mención de los tipos de regalos que los Magos presentaron a Jesús. “La historia dice que los Reyes Magos llevaron regalos a Jesús pero, curiosamente, el texto nunca nos dice si son los conocidos oro, incienso y mirra”, dijo Landau.

ORO, INCIENSO Y MIRRA

Los Tres Reyes Magos, Sabios de Oriente, o simplemente llamados los Reyes Magos, le llevaron oro, incienso y mirra a Jesús. Hay quien afirma que fueron entregados a José y María, en tanto que el oro les sería útil para escapar a Egipto y educar a Jesús adecuadamente, con el necesario ocio contemplativo que se requiere para ello.

El uso del oro entregado por los Reyes Magos habría sido también un principio de conocimiento del mismo de los bienes que se pueden adquirir y de los males que puede producir. El oro como ofrenda a Jesús es justamente al revés de la tentación que el Diablo le hará en el desierto.

Se trató de oro, incienso y mirra, señalando su Realeza, su Divinidad y su humanidad.

De acuerdo con un manuscrito griego primitivo, los sabios tenían nombres y una historia concreta. Era Baltasar de Arabia, Melchor de Persia, y Gaspar de la India. Los diversos relatos de los sabios y varios documentos antiguos que se refieren a ellos, ofrecen una visión común suficiente para dar a esta parte de la historia de la Navidad datos extrabíblicos que señalan la veracidad (racionalista, y por tanto innecesaria y superflua) de lo que creemos por la Fe. En algunos casos, los nombres o variaciones en sus nombres coinciden con los líderes actuales y los estudiosos de la época.

EL EVANGELIO APÓCRIFO ARMENIO

En el capitulo XI, 1-2 del Evangelio Armenio de la Infancia de Cristo, entre otros tantos detalles leemos:

  “...he aquí que los magos de Oriente, que habían salido de su país hacía nueve meses, y que llevaban consigo un ejército numeroso, llegaron a la ciudad de Jerusalén. Y aquellos reyes de los magos eran tres hermanos. El primero era Melkón, rey de los persas; el segundo, Gaspar, rey de los indios; y el tercero, Baltasar, rey de los árabes.

...Y acamparon en los alrededores de la ciudad, donde permanecieron tres días, con los príncipes de sus reinos respectivos. Aunque fuesen hermanos e hijos del mismo padre, ejércitos de lenguas y nacionalidades diversas caminaban en su séquito. El primer rey, Melkón, aportaba, como presentes, mirra, áloe, muselina, púrpura, cintas de lino, y también los libros escritos y sellados por el dedo de Dios. El segundo rey, Gaspar, aportaba, en honor al niño, nardo, cinamomo, canela e incienso. Y el tercer rey, Baltasar, traía consigo oro, piedras preciosas, perlas finas y zafiros de gran precio.”

Lo cierto es que los Reyes Sabios de Oriente existieron, que eso lo sabemos por la Fe, porque San Mateo lo relató inspirado por el Espíritu Santo. Y la Fe nos hace reconocer que el relato de la Biblia no es un cuento, no es una leyenda ni una fábula, ni un libro de “autoayuda”: es la historia real de Dios que se comunica con los hombres, hasta encarnarse Él mismo para salvar a todos los hombres y redimir a muchos.

Y así como existieron, es muy probable que hayan tenido hijos que habrán transmitido al presente la Tradición. Efectivamente, los descendientes de Melchor, de Gaspar y de Baltasar… llegando por generaciones hasta la actualidad.

CRONOLOGÍA DEL MANUSCRITO

2do/ 3er siglo: Se escribe la historia original.

Siglo VIII: Actual manuscrito producido

Durante un milenio: no está claro qué fue del texto-

Siglo XVIII: un coleccionista encuentra el manuscrito - escrito en un pergamino hecho de piel de animal en un monasterio de Turquía. Fue entregado a la biblioteca del Vaticano, donde fue archivado.

1927: El Vaticano publica el texto en siríaco (un dialecto del arameo usado por los cristianos en Oriente Medio), haciéndolo público.

2000: La Escuela de Divinidad de Harvard, bajo la dirección del académico Brent Landau, utiliza el documento y pasa siete años traduciendo el texto del siríaco al inglés

2007 / 2008: Culmina la traducción

Diciembre de 2011: Se difunde por los medios de comunicación en inglés la traducción del manuscrito, con interpretaciones personales de Landau.


____________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada