martes, 17 de enero de 2012

EL INGENIERO Y EL POLÍTICO (HUMOR)

Un señor que va en coche se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en la calle:
 
— ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado en reunirme a las 2:00 con un amigo, llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro!
 
— Claro que sí -le contesta- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km . del centro de la ciudad, entre 40º y 42º de latitud norte y 58º y 60º de longitud oeste.
 
— Es usted ingeniero, ¿verdad? -dice el del coche.
 
— Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado?
 
— Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es "técnicamente correcto", pero "prácticamente inútil": continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.
 
— Usted es político, ¿verdad? -pregunta el de la calle.
 
— En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿Cómo lo ha sabido?
 
— Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir, espera que otro le resuelva el problema y si salen mal las cosas, el otro -y no usted- tendrá la culpa. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón, parece que la culpa es mía...¡¡¡ Y AHORA RESULTA QUE EL TONTO SOY YO!!! ¡No tengo la menor duda que usted es político!
____________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada