martes, 24 de abril de 2012

CELEBRAN MISA TRADICIONAL FRENTE AL MÁS GRANDE CONSORCIO ABORTISTA DE EUA

"ES UNA BATALLA CONTRA LOS PRINCIPADOS Y POTESTADES..."

El Santo Sacrificio de la Misa frente al
edificio de Planned Parenthood

Más de 300 personas se reunieron frente a la sede de Planned Parenthood de Denver para una vigilia de oración y la celebración de dos misas el 31 de marzo (2012), para cerrar la campaña 40 días por la Vida que lucha por erradicar el asesinato de bebés no natos en EUA.

En la calle, unos bajaban la cabeza, otros levantaron sus ojos al cielo, todos oraban por el fin del crimen del aborto.

Planned Parenthood es el mega-negocio que provoca el mayor número de abortos en los Estados Unidos.

"Es duro estar aquí", dijo Tim Hall, un feligrés de la iglesia Holy Trinity en Westminster, que asistió a la manifestación con su esposa, Josey, y su  hija Jordan de 8 años de edad. "Me siento emocionado ... es bueno estar aquí para rezar".

40 Días por la Vida es una iniciativa popular de oración y ayuno; así como la vigilancia constante en las clínicas de aborto, que comenzó el 22 de febrero. Esta fue la primera vez que las misas se celebraban fuera de las instalaciones al noroeste de Denver.

"Esta idea (de celebrar la misa en el lugar) fue sin duda una inspiración del Espíritu Santo", dijo el padre Joseph Hearty, de la parroquia de Nuestra Señora del Monte Carmelo, parroquia de rito latino, que celebró la Santa Misa Tradicional en la manifestación. "Me parece que estamos en tiempos drásticos ahora, es el momento de sacar los 'peces gordos'."

Añadió que la lucha es contra el demonio: una "batalla contra los principados y potestades de este mundo."

Rosalinda Lozano, una coordinadora de la campaña, dijo que "el arma más potente que existe en la batalla entre el bien y el mal, es la santa misa."

En el mitin de clausura, el Obispo James D. Conley, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Denver, encabezó una letanía del rosario pro-vida a las 10 a.m., y luego el Padre Hearty celebró la Misa tradicional católica, comúnmente llamada Misa Tridentina o de San Pío V, que se ofició en latín a las 11 a.m.

Mons. Conley señaló que los pro-vida deben mantenerse vigilantes a pesar del cierre de algunas clínicas de aborto. "Planned Parenthood tomó la decisión estratégica de cerrar pequeñas clínicas y construir grandes fábricas de la muerte", dijo.

En mayo de 2010, la organización abrió en el país la más grande clínica de aborto en Houston -otra más en EUA-, en un edificio de siete pisos con 78,000 pies cuadrados de instalaciones.

"Nuestros enemigos son más grandes que nosotros", dijo el padre Hearty. "Pero Dios es más grande que ellos", agregó.


"MI NIETO SOBREVIVIÓ A UN ABORTO"

Dilema:
 ¿Asesinaré o no a mi bebé?
Patty Ketchel, feligresa de la Iglesia de St. Louis en Louisville, asistió a su primera vigilia en la clínica llevando una camiseta con una foto de un bebé sonriente que decía: "Mi nieto sobrevivió a un aborto".

"Su madre biológica era una adicta a la heroína", explicó al hablar de su nieto Gabriel. "Ella fue a abortar al bebé, y por la gracia de Dios no lo hizo y mi hijo y su esposa lo adoptaron".

Los padres de Gabriel, George y Beverly Ketchel de Broomfield, habían estado trabajando con las agencias de adopción. En la mayoría de las listas había que esperar más de cinco años.

"Ellos decidieron firmar para adoptar un bebé en situación de riesgo", explicó Ketchel.

Gabriel, ahora de 11 años, es una bendición para su familia. "Es precioso", dijo. "Cuando él va a la iglesia enciende una vela por su madre biológica.  Reza por ella todo el tiempo, por haberle dado la vida".
__________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada