martes, 10 de abril de 2012

LA TUMBA SIN FE



"En la caridad el pobre es rico,
sin caridad todo rico es pobre"
San Agustín.


Hay en el cementerio de Ábrego una tumba. Al lado de esa tumba se ve una flor. La tumba es gris; la flor, azul. Me acerco y escucho ahí una voz:

"No tuve fe mientras viví. ¿Cómo pude vivir sin tener fe? No tuve esperanza. Mi vida fue una continua desesperación. Y no tuve caridad, que es otro nombre del amor. Por eso viví solo y morí solo, que es una triste forma de vivir y de morir.

Es una tumba su vida...

"Ahora sé que debemos tener gran fe en la fe, esperar la esperanza, y amar siempre al amor. Sin esas tres virtudes la vida se hace gris. Con una sola de ellas, el amor, que a las otras dos envuelve, la vida puede pintarse con el mismo color que tiene el cielo...".

Hay en el cementerio de Ábrego una tumba. Afuera hay más, porque es una tumba la vida de todos aquellos que no tienen fe, ni esperanza, ni amor.


Por Armando Fuentes
_________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada