sábado, 20 de junio de 2009

EL PORQUÉ DE LA MISA CATÓLICA CON EL MISAL DE S.S. SAN PÍO V



Por: Lic Oscar Méndez Casanueva


La misa católica fue codificada por S.S. San Pío V en el año de 1570, esto significa que este Pontífice no inventó un rito sino que estableció la estructura de la misa respetando la Tradición ininterrumpida de Cristo, de los apóstoles, de los Santos Padres, de los primeros siglos del cristianismo y de los Pontífices anteriores. Al tener sus orígenes en los mismos apóstoles también es conocida como misa apostólica o misa tridentina por ser esa labor de codificación resultado de un ordenamiento del Concilio dogmático de Trento.

Todos los sacerdotes católicos del rito latino que hayan sido ordenados hace más de treinta años han celebrado el Santo Sacrificio de la Misa con este misal, hasta por lo menos a finales de la década de los años sesenta, fecha en que se efectuó la reforma litúrgica. Esta misa ha estado vigente durante muchos siglos en la Iglesia Católica y ha producido grandes santos y enormes frutos en la historia de la cristiandad.

ESTE RITO ESTÁ VIGENTE

Este rito, contra lo que algunos mal informados pudieran pensar, está vigente por su antigüedad multisecular conforme al canon 28 del Nuevo Código (canon 30 del Código anterior) que señala que una nueva ley no revoca las costumbres centenarias o inmemoriables a no ser que se les cite EXPRESAMENTE. Al no haber sido explícitamente abrogado en la Constitución Apostólica Missale Romanum de S.S. Pablo VI, el rito tradicional –alabado por el propio Pablo VI- continúa vigente. Por otra parte, S.S. San Pío V en su bula QUO PRIMUM decreta a perpetuidad que puede ser utilizado para siempre en la Iglesia y que por lo tanto ningún sacerdote podrá –en ningún tiempo- ser sancionado por su uso. Esta bula se localiza fácilmente al principio de todos los misales que los sacerdotes han utilizado para celebrar este rito. Confirmando su plena vigencia, S.S. Benedicto XVI ha publicado su motu proprio Summorum Pontificum, el 7 de julio de 2007, a fin de despejar cualquier duda preexistente. Incluso, el cardenal Castrillón como Presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, ha dicho que los deseos del Papa son que sea celebrada en todas las parroquias del mundo y esto ya se ha iniciado en la básilica romana de San Juan de Letrán por parte del cardenal Cañizares.

EXPRESA CLARA Y MAJESTUOSAMENTE LA DOCTRINA CATÓLICA

El rito, conforme al misal promulgado por San Pío V, ha demostrado, en el transcurso de los siglos, ser un dique contra las deformaciones doctrinales pues expresa con toda claridad y belleza la doctrina católica de la misa:

· Es el mismo e idéntico sacrificio del calvario, celebrado de manera incruenta (sin derramamiento de sangre), para aplicar su virtud salvadora a la remisión de nuestros pecados. No es una simple conmemoración de la pasión y muerte de N. S. Jesucristo sino que es un sacrificio propio y verdadero.

· Es el mismo sacerdote Jesucristo, representado por su ministro que por su ordenación sacerdotal, obra en la persona del mismo Cristo. En cierta forma “presta a Cristo su lengua, le ofrece su mano”

· Es la misma víctima del Calvario: el Divino Redentor, Jesucristo. Por medio de la doble consagración se representa la mística separación del Cuerpo y la Sangre de Cristo, estando todo Él con su divinidad, su alma, su sangre y su cuerpo realmente presente en las especies consagradas. No es pues, una simple presencia espiritual.

Son los mismos fines:

1) Adorar y glorificar a Dios

2) Dar gracias a Dios

3) Expiación y Propiciación (Cristo se ha inmolado como víctima propiciatoria para satisfacer por nuestros pecados. En la misa se aplican los frutos de su redención).

4) Impetración (pedir gracias, favores y bendiciones a Dios).

Toda esta doctrina definida infaliblemente y custodiada por la Iglesia Católica se encuentra de una manera clarísima y majestuosamente expresada en la liturgia codificada por S.S. San Pío V que con sus rúbricas ha sido secularmente un dique contra el error y la anarquía en la celebración del Santo Sacrificio de la Misa.

EL USO DEL LATÍN: SIGNO DE UNIDAD

La utilización del latín se efectúa siguiendo el idioma oficial de la Iglesia, mismo que el Papa emplea en Roma y que representa un signo de unidad entre los católicos. Es falso que su abolición haya sido decretada por el Vaticano II que sólo recomendaba el uso de la lengua vernácula en ciertas partes de la liturgia, siendo muy útil en las lecturas de la epístola y el evangelio. Hoy que el latín prácticamente ha caído abusivamente en desuso, el pueblo católico –contra lo que se pretendía- no conoce lo que es la misa. Basta preguntarle a los fieles cuál es su definición y cuáles son sus fines para constatar la tremenda ignorancia que existe. Cuando en todas partes del mundo se empleaba el latín cualquier extranjero no se sentía extraño en Misa, el pueblo fiel aprendía y entendía el ritual por medio de misales bilingües y existía uniformidad entre el clero de todo el mundo, además que no se presentaban los graves problemas y errores en las traducciones.

MODO DE RECIBIR LA COMUNIÓN:


-En gracia santificante, por medio de la confesión sacramental

-Siendo miembro del cuerpo de la Iglesia Católica

-Honestamente vestidos

-De rodillas y en la boca.

En esta misa se recibe a Cristo -en la comunión- de rodillas, puesto que si la Sagrada Escritura prescribe que a su nombre se doble toda rodilla, es claro que cuando se recibe su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, ésta es la posición exterior piadosa más conforme con una actitud interna de adoración y es la misma que señala Cristo en la parábola del fariseo que oraba orgullosamente de pie y del publicano que de manera humilde, interna y externamente, rezaba arrodillado. Éste último, enseña Cristo, fue el que salió justificado del templo. Por otra parte, el fiel –modestamente vestido y limpio de todo pecado mortal por la confesión sacramental- recibe con respeto en la boca la sagrada forma por no tener las manos consagradas como el sacerdote; además al no tomarla con la mano se evita, así, la caída de partículas consagradas (en las que Cristo está realmente presente) al suelo o cualquier posible profanación.

ESTE RITO EVITA LA ANARQUÍA LITÚRGICA

Hoy que la anarquía litúrgica es claramente constatada por el pueblo católico, donde cada sacerdote y en cada templo se le añaden o quitan preces al arbitrio de cada cual, ahora que la doctrina del mismo sacrificio es negada y se nos enfatiza lo secundario para acallar o negar lo fundamental de la doctrina del Santo Sacrificio, hoy que se nos dice que la misa es sólo un memorial, un recuerdo, una simple cena, una mera asamblea más precedida por un ministro, nuestra conciencia católica nos exige proclamar la verdadera y eterna doctrina definida infaliblemente por la Iglesia, así como el debido respeto y devoción que debe existir en la liturgia, haciendo uso de este multisecular rito que ha probado su eficacia en la historia para dar frutos de santidad y evitar de este modo la anarquía litúrgica que lamentablemente padecemos. Nos basamos en la autoridad de la Iglesia Católica y del Romano Pontífice que ha permitido y promulgado este rito católico a perpetuidad.

MUCHOS SACERDOTES CELEBRAN CON EL MISAL DE SAN PIO V

Por último, es importante considerar que no sólo en el transcurso de los siglos ha sido utilizado con grandes frutos y que la mayoría de los santos canonizados por la Iglesia Católica celebraron con él o asistieron a este rito, sino que incluso después de la reforma litúrgica sigue siendo utilizado en casi todos los países por muchos sacerdotes católicos.

Así, por ejemplo, podemos citar el caso famosísimo del Padre Pío que en vida manifestó en su cuerpo las mismas llagas de la pasión de N.S. Jesucristo y que en la década de los sesentas, cuando se implantaron los antecedentes de la reforma litúrgica, al advertir los peligros que hoy se constatan, mantuvo el uso del misal de San Pío V. Este sacerdote reconocido durante toda su vida por su santidad, fue beatificado en 1999 por S.S. Juan Pablo II. Podríamos citar otros casos, pero sólo recordaremos que los Cardenales Bacci y Ottaviani no dejaron de utilizarlo, después de la reforma litúrgica, hasta el fin de sus vidas. El Cardenal Ottaviani –al que S.S. Paulo VI llamaba “mi maestro” y al que tanto elogió S.S. Juan Pablo II en la fecha de su muerte, al señalarlo como ejemplo de una "fidelidad ejemplar"(*), fue sumamente reconocido por su ciencia teológica y precisamente por esa fidelidad a la Iglesia y era, además, nada menos que el Prefecto de la Sagrada Congregación de la Fe, uno de los organismos más importante dentro del Vaticano (mismo que ocuparía, después, el cardenal Ratzinger). Estos eminentes cardenales vieron de manera clarividente todos los riesgos teológicos y litúrgicos que se avecinaban –y que hoy se manifiestan claramente- y así los consignaron en su ya célebre documento “Breve análisis crítico del Novus Ordo”.

CONCLUSIÓN:

Este rito plenamente católico, está reconocido por su antigüedad en la Iglesia, ya que respeta la Tradición ininterrumpida de Cristo, de los apóstoles, de los Santos Padres, de los primeros siglos del cristianismo y de los Pontífices Romanos. Su misal fue promulgado por un Papa como resultado de un Concilio y está plenamente vigente en la Iglesia Católica. Sus frutos de santidad están más que reconocidos: la mayoría de los santos canonizados celebraron con él –en caso de ser sacerdotes- o se santificaron por su medio al asistir al Santo Sacrificio de la Misa –en caso de los seglares-. Manifiesta de una manera clara e inequívoca la verdadera doctrina católica sobre la Santa Misa y ha probado su eficacia contra la anarquía, errores y abusos litúrgicos. Exige de los fieles el debido respeto y devoción por el mismo e idéntico sacrificio del Calvario que se celebra en el altar para aplicarnos los frutos de la redención de Cristo, quien está real y verdaderamente presente con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en las especies consagradas.

(*) NOTA. Ver cita, haciendo click en este enlace:

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/homilies/1979/documents/hf_jp-ii_hom_19790806_esequie-card-ottaviani_sp.html

Este escrito ha sido publicado por el autor en diversos sitios y foros de internet.
----------------------------------------------------------------------------------------

47 comentarios:

  1. ESTE MISA DEBE VOLVER A SER EL U N I C O DE LA SANTA IGLESIA CATOLICA COMO0 LO HERA ANTES DEL CVII Y QUE TANTAS GRCIAS BAJARON DEL CIELO

    ARCHIVAR EL OTRO RITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia sabe lo que conviene y a sus ovejas corresponde obedecer con humildad para ser gratos a Dios...

      Eliminar

    2. Los fieles tienen derecho, incluso el deber, “de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de hacerla conocer a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores, y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas” (Código de Derecho Canónico, canon 212, 3).

      No es ser desobedientes opinar en busca del bien mismo de la Iglesia y de los fieles. Por los frutos se conoce el árbol, dice la Biblia.

      Frente a la pretensión vana de algunos de una superioridad inexistente, la vida y conducta de tantos miles de católicos de a pie, que exponen sus puntos de vista con sencillez y con reverencia a los pastores, incluso al Papa, muestra la actitud correcta con la que en la Iglesia nos hablamos entre hermanos: la de quienes buscan contribuir al bien común desde una apertura de corazón.

      Eliminar
    3. Incluso, viendo los frutos es el mismo Papa quien ya habla de la reforma de la reforma.

      Eliminar
  2. La Santa Misa debe volver como antes, y en latín. La comunión debe de ser recibida de rodillas y en la boca,´por que recibirla de pie y en la mano, primeramente es una falta de respeto al cuerpo de Cristo y sus manos no estan consagradas; solamente el sacerdote es el escogido por N. Señor Jesucristo para representarlo en la tierra y sus manos estan consagradas para dar la comunión ( y no nadie )y para dar la bendición. Los diáconos no deben de dar las misas y ni tampoco la comunión porque ellos no han sido escogidos por Dios y sus manos no estan consagradas por Dios...ellos fueron escogidos por humanos sobre la tierra. Por eso y entre tantas otras cosas que han eliminado, la Misa debe volver como era antes. Gerardo Alonso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se que edad tenga usted y con todo respeto, a mi me tocaron las eucaristías en latin en donde las personas al no entender y aún siguiendo el rito en los misales se dormía o se aburría. Es benéfico el poder entender lo que está sucediendo y cuando se les instruye a los niñops para su iniciación cristiana explicarles perfectamente las partes de la Eucaristía comoson rito introductorio , Liturgia de la Palabra, Liturgia de la Eucaristía y Ritos finales.
      . Siu todo esto se realiza en latin los niños no van a comprender, tendríamos que volver a que se enseñaran lenguas muertas como latin y griego en las escuelas.

      Todo depende con que devoción asistimos a misa y eso depende de nosotros los padres, los catequistas y los sacerdotes que somos los que damos la instrucción religiosa. Pero acuerdese que la primera escuela es la familia.
      Además hay que promover la enseñanza religiosa en todas las parroquias con cursos de biblia, cristología, mariología, apologética, etc.
      No se si usted ha tomado alguno de estos, porque al estar educados en la fe, es más fácil asistir a a la Eucaristía con devoción, ya que comprendemos el misterio de la eucaristía.

      A todos nos escoge Dios para los diferentes ministerios, El hace el llamado y nosotros somos los queaceptamos o no, ese llamado. Para eso tenemos los carismas.

      Repito a usted con todo mi respeto y sin afán de molestarlo.


      atentamente.

      Eliminar
    2. Tal vez a quien se dirija no lea su comentario por el tiempo transcurrido. Pero me permito decirle que yo sí viví desde niño las misas del rito tradicional. No sólo eso, también fui acólito. Lo que usted señala se refiere sólo a usted mismo. Resulta que para mi generación -y hablo en nombre de muchos de mis amigos y familiares- era todo lo contrario a lo que a usted le sucedía por su poca piedad. No había nada más majestuoso y sagrado que el ritual de la Misa donde se renovaba incruentamente el sacrificio del Calvario sobre el altar. Todo ese rito nos acercaba a Dios. Penetraba uno en el misterio, en lo sagrado, en la íntima unión con Dios mismo. Se adoraba al Señor, se le pedían gracias nuevas, se le agradecía lo que había hecho por nosotros, se purificaba el alma por el sacrificio propiciatorio. Desde muy pequeño amé esta Misa llena de belleza y sacralidad. El problema no era el idioma, pues había misales propios tanto para niños como para personas que no lo eran. Recuerdo bien mi misalito "Mi Jesús" tan propio para ir siguiendo la liturgia de acuerdo a mi pequeña edad. Más joven ya podía leer el ritual que seguía el sacerdote con un misal que de un lado estaba en latín y en la otra página en español. Así aprendimos a contestar las palabras latinas de la Misa. No había necesidad de saber ese idioma, pues las respuestas no eran tantas para el pueblo fiel. Lo demás podía seguirse en español leyendo el misal. Es falso que no pudiera entenderse la misa. Si usted se aburría por no hacer esto, nos habla de su espíritu, pero por favor no generalice su propia falta de interés y piedad. El problema no era ni es el idioma. ¿Por qué habría que haber modificado todo el ritual suponiendo (SUPONIENDO, claro está) que era ese el problema? En ese supuesto, hubiese bastado traducirlo. Hoy en día mi familia asiste al antiguo rito y siempre lo ha hecho. Mis hijos desde niños conocen este venerable rito. Créame que nunca se han "aburrido" como le sucedía a usted, pues el asunto está más que en escuchar las palabras en nuestra lengua (cosa que se podía hacer con el misal) en conocer qué era realmente la Misa, el Santo Sacrificio del Calvario que se renueva incruentamente ante nuestros ojos. Hoy se ha desacralizado la liturgia, no hay una misa igual, pues cada quien le quita y le pone lo que desea. Está llena de experimentos y de iniciativas desacralizadoras de cada sacerdote; se balia, se toca música profana, se aplaude, y a esto llaman "participación". Cuando se les pregunta a los fieles actualmente, se nota que ni siquiera saben que es la Misa. Hay cada respuesta errónea y falsa. Suponen que es una fiesta en el sentido profano del término. Hay que participar, hay que guitarrear en ella, poner rocanroll, jazz, o melosas melodías profanas. Muchos comulgan y pocos se confiesan, clara señal que lo hacen sin asistir al sacramento de la penitencia antes. ¿Serán tan santos que nunca pecan ni requieren ir al confesionario?. Comulgar en pecado mortal es un sacrilegio. Y tovía comulgan mucho en la mano, dejando caer al suel las partículas que quedan. Así, se pisotea a Cristo presente en toda partícula por pequeña que sea. Si usted pregunta cuántos y cuáles son los fines de la Misa, escuchará mil tonterías como respuesta de los que hoy todavía van a Misa. Y eso que dizque se dice que ahora "ya entienden". Muchos sacerdotes no creen que la Misa sea un sacrificio (el mismo e idéntico del Calvario), nos hablan sólo de la asamblea, de la Cena, de la fiesta o del memorial. Y si no se tiene la intención de "hacer lo que hace la Iglesia" no hay sacrificio propiciatorio en el altar.

      Continúo abajo:

      Eliminar

    3. Todo esto (la gran desacralización) fue señalado por el cardenal Ottaviani, Prefecto de la Congreació para la Fe ( y también por el cardenal Bachi) cuando se inició la reforma litúrgica, en su BREVE ANALISIS DEL NOVUS ORDO. Lo que se advertía ahí como riesgoso se ha quedado corto con la realidad. Búsquelo en internet y léalo.

      Que no nos vengan a decir -como usted lo hace- que la Iglesia celebraba un majestuoso y riquísimo ritual lleno de piedad, solemnidad y sacralidad, donde el pueblo "se aburría". Esto no es verdad. Claro quien, como hoy se estila, va a divertirse busca otra cosa, una misa entretenida donde el show esté presente. Donde el presidente de la asamblea -como le llaman- sea el protagonista y el entretenedor. Antes se explicaba bien el discreto papel del sacerdote que era otro Cristo, pues prestaba a Cristo su voz y sus movimientos. Es el mismo sacerdote Jesucristo, representado por su ministro que por su ordenación sacerdotal, obra en la persona del mismo Cristo. En cierta forma “presta a Cristo su lengua, le ofrece su mano”.

      No mi amigo, no me hable en contra de la antigua liturgia, pues está claro que usted no la supo vivir ni tener la debida piedad para entender de qué se trata. Lo contrario sucedía con el pueblo fiel, desde el más sencillo y poco instruido que alcanzaba a comprender que estaba ante la presencia del misterio y hasta la persona más culta y preparada. La gente más ignorante sabía lo que era la transubstanciación y la igesia en su totalidad caía de rodillas en la consagración para adorar el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Hoy muchos no saben esto ni lo entienden, por ello permanecen tantos de pie o sentados. Hoy hay más ignorancia. Lo he constatado una y mil veces. No nos venga ahora con que la Iglesia estuvo equivocada por tantos siglos. Hoy se ha perdido la unción y nadie sabe a ciencia cierta qué es la Misa y lo curioso es que se nos habla de progreso y que ahora sí dizque se entiende. Hoy se escuchará el mismo idioma, pero no basta para comprender qué es la liturgia del santo sacrificio de la Misa.

      Fraternalmente
      José

      Eliminar
    4. P.D. El papa Benedicto XVI notó todo esto y habló de la urgente necesidad de hacer "la reforma de la reforma", la que parece va quedar a deber a la Iglesia con su renuncia.

      Eliminar
  3. "ESA EXTRAÑA MISA QUE EL PAPA NO QUIERE". Es la misa según el rito del Camino neocatecumenal. Benedicto XVI ha ordenado a la congregación para la doctrina de la fe que lo examine a fondo. Su condena parece fijada.

    Artículo de Sandro Magister (periodista del Vaticano)

    ROMA, 11 de abril de 2012 – Con una carta autógrafa al cardenal William J. Levada, Benedicto XVI ha ordenado a la congregación para la doctrina de la fe que examine si las misas neocatecumenales son o no conforme a la doctrina y a la praxis litúrgica de la Iglesia católica.

    Un "problema", éste, que el Papa juzga "de gran urgencia" para toda la Iglesia.

    Hace tiempo que Benedicto XVI está preocupado por las modalidades particulares con las que las comunidades del Camino neocatecumenal celebran sus misas, el sábado por la noche, en locales separados.

    Benedicto XVI recibió en audiencia al arzobispo de Berlín, Rainer Maria Woelki, hombre de su confianza, al que en breve habría hecho cardenal. Woelki le habló, entre otros, precisamente de las dificultades que los neocatecumenales creaban en su diócesis, con sus misas separadas del sábado por la noche, oficiadas por una treintena de sus sacerdotes.

    El Papa pidió a Woelki que le hiciera una nota escrita sobre este tema. El 31 de enero Woelki le envió una carta con información más detallada.

    Días más tarde, el 11 de febrero, el papa envió una copia de esta carta a la congregación para la doctrina de la fe, junto a su petición de examinar cuanto antes la cuestión, que "no sólo concierne a la archidiócesis de Berlín".

    Según las indicaciones del Papa, la comisión de examen presidida por la congregación para la doctrina de la fe tenía que tener la colaboración de otros dos dicasterios vaticanos: la congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, y el pontificio consejo para los laicos.

    Y así ha sido. El 26 de marzo, en el Palacio del Santo Oficio, bajo la presidencia del secretario de la congregación para la doctrina de la fe, el arzobispo Luis Francisco Ladaria Ferrer, jesuita, se han reunido para un primer examen de la cuestión los secretarios de los otros dos dicasterios – el arzobispo Augustine J. Di Noia, dominico, para el culto divino y el obispo Josef Clemens, para los laicos – y cuatro expertos por ellos designados. Un quinto experto, ausente, dom Cassiano Folsom, prior del monasterio de San Benedicto en Norcia, envió su opinión por escrito.

    Los juicios expresados sobre las misas de los neocatecumenales han sido todos críticos. Muy severo ha sido también el que la misma congregación para la doctrina de la fe había pedido, antes de la reunión, al teólogo y cardenal Karl J. Becker, jesuita, profesor emérito de la Pontificia Universidad Gregoriana y consultor del dicasterio.

    ResponderEliminar
  4. y mientras tanto un par de generaciones de católicos hemos tenido catecismos (oficiales en centro católico y aprobados por jerarquía, por supuesto)que definían la santa Misa como "la cena del Señor". Recuerdo el mio de la edad de 7 años.
    20 años después, tras encontrar en una mudanza un catecismo romano, leerlo y darse un par de "paseos" por internet,se entera uno de que nos han ¿timado? No encuentro la palabra exacta. Pienso que alguien tiene una grave responsabilidad por todo esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Santa Misa es el mismo e idéntico sacrificio del calvario, celebrado de manera incruenta (sin derramamiento de sangre), para aplicar su virtud salvadora a la remisión de nuestros pecados. No es una simple conmemoración de la pasión y muerte de N. S. Jesucristo sino que es un sacrificio propio y verdadero instituido por Cristo en la última Cena. Quien la defina sólo como "la Cena del Señor", no es ya católico sino protestante. Lo diga quien lo diga, sin importar la jerarquía de ese o esos modernistas que esto sostengan, y aunque se ostenten como "católicos". Para los protestantes no es un sacrificio sino SOLAMENTE una Cena y un Memorial. Eso mismo inventó Lutero y Cía. Esa fue su herejía y la sigue siendo en sus seguidores, y ahora en algunos modernistas dizque "católicos". No olvidemos que desde el pontificado de San Pío X los modernistas están enquistados en la Iglesia y no predican ya su doctrina.

      La Iglesia Católica ha definido dogmáticamente que es un SACRIFICIO, el mismo del Calvario, pero de manera incruenta. Ver los textos del Concilio DOGMÁTICO de Trento.

      Un abrazo en Cristo

      Eliminar
    2. Exacto! Asi me senti yo, como que me habian timado!
      Hace poco descubri la Misa tradicional y quede tan asombrada que empece a investigar y a leer todo lo que encontraba por internet (soy joven y no tenia ni idea de que habia otra Misa distinta) y en el camino me encontre con que un sacerdote que celebraba la Misa tradicional decia que la Misa es el Sacrificio de Nuestro Señor en la Cruz! Para mi fue un choque tremendo porque era la primera vez que escuchaba algo asi, que la Misa era un Sacrificio!! Asi que asi me senti yo, como una tonta, como que me habian timado!!

      Desde mi punto de vista yo creo que el problema no son tanto las catequesis sino las canciones que se cantan en la Misa "Jesus nos invita a un banquete de amistad, vamos a beber su vino.." ... "el banquete de Jesus nos hace generosos...", las palabras cena, comida, mesa, fiesta etc estan en muchisimas canciones, a fuerza de cantarlas tantisimas veces desde niño ese es el concepto que queda de la Misa, que estamos recordando la Cena del Señor con los aposteles, que esto es un banquete y luego te encuentras con que la Misa realmente es un Sacrificio y te sientes engañado.

      Eliminar
  5. Da pena ver como se esta perdiendo el respeto en la santa Misa, ya que ahora hasta ministros de la Eucaristia hay, donde hacen perder la dignidad de los sacerdotes que han consagrado su vida al servicio de Dios, que han dejado todo por servir a Cristo, que se han preparado por años para esto y que facil ahora a otros que ya han decidido la vida del matrimonio, sin renunciar a tantas cosas como los sacerdotes, cada cosa en su lugar, cada persona decide que va hacer de su vida y elige lo que quiere ser en la vida, por eso creo que se debe respetar y servir a Cristo desde nuestra vida en el matrimonio, en la familia.

    ResponderEliminar
  6. En Buenos Aires, Capital Federal, brillan por su ausencia las Misas Tradicionales, mal llamadas de Rito Extraordinario (hace muchísimos años eran las únicas).Cada vez hay Misas más horribles, realmente me es un sacrificio y sufro asistiendo a ellas. La mayoría de los sacerdotes inventan o agregan frases suyas; no celebran en el Altar síno más atras, leyendo (Sólo la Consagracion en el Altar); El sacerdote está rodeado de personas que leen, o cantan, o ayudan; y lo peor de todo, las ministras/os de la Eucaristía, y el dar a los que piden, la Comunión en la mano. Casi me resulta insoportable... y la aceptación de mucha gente vestida en forma inapropiada o irrespetuosa, incluso recibiendo la Comunión. Y todo ésto se acelera día a día... horrible.

    ResponderEliminar
  7. Aquí te pueden informar dónde hay:

    Teléfonos:
    (0054) (0) 11 4383-0873
    (0054) (0) 11 4382-0782

    ResponderEliminar
  8. El comentario que ha hecho Ale el 13-08 a las 16:57 tachando Buenos Aires y poniendo Valladolid (España) casi lo podría firmar yo. La Misa Tradicional es en Madrid, y no siempre se puede ir.
    Pero claro ¿cómo dejar de ir a la Iglesia el domingo?
    Lo que hago es intentar llegar cuando acabe lo que se conoce como "la mesa de la Palabra" (porque total, para escuchar algo sobre Siria o sobre el hambre en el mundo ya tengo internet, y de la crisis en mi país algo sé, porque la vivo en primera persona... Se supone que vamos a Misa a adorar a Dios, a darle gracias y a rendirle culto, no a escuchar las noticias ni a oir comentarios de manual de sociología, ni ideitas wishful-thinking en las que nos aclaran que la iglesia en Vietnam goza de muy buena salud y que no hay ninguna crisis en nuestra Iglesia Católica... porque así lo que pasa, es que salimos más angustiados que a la entrada)
    Luego, durante la "mesa de la Eucaristía", rezo el rosario, por nuestra conversión y por la Iglesia, como pidió la Virgen en Fátima...
    Qué duro es ir a la iglesia algunos domingos! En cambio, cuando puedo asistir a Misa Tradicional, es como haberme pasado un rato en la antesala del Cielo.

    ResponderEliminar
  9. Un amable lector nos comenta que "debemos rogar a Dios para que se logre instaurar las (misas) del Rito Tridentino". Con ello estamos totalmente de acuerdo. Con lo que no coincidimos es que se refiere a algunos sacerdotes que la celebran pero que desconocen al Papa como Papa. Son los llamados "sedevacantistas". Lamentablemente algunos han tomado esa posición que no compartimos. Es una antigua enseñanza de la Iglesia establecida por la Tradición que "la Primera Sede no puede ser juzgada por nadie en este mundo".

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
  10. Excelente explicaciín, gracias.

    ResponderEliminar
  11. LA SANTA MISA TRIDENTINA ,TIENE QUE PODERSE REZAR Y/O CANTAR TODOS LOS DOMINGOS EN TODO EL MUNDO CATOLICO EN UN HORARIO HOMOGENEO,PARA QUE TODOS PUEDA ASISTIR,,,SUS SANTOS FRUTOS SE HAN VISTO DURANTE 1969 AÑOS...QUIERA DIOS ,EL ESPIRITU SANTO CONCEDERNOS UN PAPA QUE AME ESTE RITO SAGRADO DE LA SANTA IGLESIA Y EL RITOPOR SI MIMSO -XQ ES SANTO-ESPANTARA A LOS MASONES CON SONTANA ... SANTA MADRE DE DIOS....RUEGA POR EL CONCLAVE

    ResponderEliminar
  12. Quien se duerme durante la celebración de la Santa misa tridentina, es porque su fervor es tan nulo que necesita de un show que anime su atención. Se debe asistir a la Santa Misa, con el espíritu puesto en adoración y veneración al sacrificio incruento y salvífico de Nuestro Señor Jesucristo sobre el altar. No estamos presenciando emotivamente las secuencias de una película, sino participando espiritualmente y con signos reverentes, las etapas litúrgicas de la Santa. El latín por ser la lengua sagrada de la Consagración, es parte indisoluble e inconmovible del rito, antes de estar destinado a ser parte de docencia litúrgica alguna. Homogeiniza la lengua para la celebración simultánea en cualquier parte del mundo, de otra manera el asistir a un Oficio en Polonia, o en Rusia, en Grecia o en China a los que consideran un obstáculo el latín necesitarían conocer todos los idiomas de esos países. En cuanto a expresión oral, entendamos que el latín tradicionalmente es la lengua religiosa de la Iglesia Católica, en tanto el lenguaje vernáculo, es expresión pública y familiar de uso corriente. No obstante considerando la validez de este Santo Oficio, ello exige no modificar lo sustancial ni parte alguna de lo establecido por un Concilio Dogmático ( Trento), ni lo infaliblemente codificado por un Papa Santo, sobre la renovación incruenta del calvario de la Cruz, celebrada por Santos y Mártires católicos en forma continua , durante más de mil novecientos sesenta años de vida ininterrumpidos de la Iglesia Católica, Apostólica, Romana.

    ResponderEliminar
  13. Rosy García nos consulta:

    HOLA DICULPE LA PREGUNTA HAY UNA PAGINA DE INTERNET (dato editado) AHI HE LEIDO ALGUNOS ARTICULOS Y EN ESPECIAL EL DE LA MISA TRADICIONAL, ME GUSTARIA SABER SI ES CONFIABLE le agradesco su respuesta Dios los bendiga.

    ________________________________________________________
    RESPUESTA DE CATOLICIDAD:

    Gracias por consultarnos, hemos editado la dirección de esa página para no hacerle la menor propaganda. Le informamos que ese sitio es sedevacantista y no reconoce a los Papas desde el pontificado de Juan XXIII a la fecha. Además desconoce la doctrina de Papas anteriores (a los que sí reconoce) como la de Pío XII sobre la licitud de usar métodos naturales en el matrimonio cuando exista una razón seria para ello y también la del Catecismo Mayor de San Pío X sobre el bautismo de deseo y de sangre.

    Como verá, esa página no es confiable de ninguna manera, aún cuando algunas de sus publicaciones repitan doctrina católica (por ejemplo, son favorables a la Misa Tradicional). El error mezclado con verdades es más peligroso, pues pasa inadvertido. Le aconsejamos no leerla pues puede llevarla a creer serios errores contra nuestra fe y nuestra religión católica, apostólica y romana.

    Le agradecemos su confianza al consultarnos y le enviamos un abrazo en Cristo.

    Atte
    CATOLICIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pío XII no habló sobre la licitud de usar métodos naturales en el matrimonio
      esa es una versión que corre pero mal interpretada

      Eliminar
    2. Pues lamentamos informarle que el equivocado es usted. Sí habló y muy claro. Y explicó cuando es lícito, pues no siempre lo es. En este post puede comprobarlo: http://www.catolicidad.com/2011/07/matrimonio-contracepcion-y-regulacion.html

      Eliminar
  14. Mil gracias por su respuesta me siento bendecida de haber encontrado a Catolicidad seguire su consejo de no leer nada. Los tendre siempre en mis Oraciones, Dios los bendiga.

    ResponderEliminar
  15. Para el que quiera asistir a Misa Tridentina puede entrar en UnaVoce del país o ciudad que sea... Así podremos saber si en nuestra ciudad se celebran. Para el que vaya a Sevilla (España) por cualquier motivo que entre en Una Voce Sevilla blog y se entera dónde se celebra.

    ResponderEliminar
  16. ¿cual es la diferencia entre la misa Tridentina osea tradicional de otras? quisiera saber la respuesta pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nahuel:

      Como se señala en la conclusión de este post, el rito de la Misa Tradicional (llamada tridentina) está reconocido por su antigüedad en la Iglesia, ya que respeta la Tradición ininterrumpida de Cristo, de los apóstoles, de los Santos Padres, de los primeros siglos del cristianismo y de los Pontífices Romanos. Su misal fue promulgado por un Papa como resultado de un Concilio y está plenamente vigente en la Iglesia Católica. Sus frutos de santidad están más que reconocidos: la mayoría de los santos canonizados celebraron con él –en caso de ser sacerdotes- o se santificaron por su medio al asistir al Santo Sacrificio de la Misa –en caso de los seglares-. Manifiesta de una manera clara e inequívoca la verdadera doctrina católica sobre la Santa Misa y ha probado su eficacia contra la anarquía, errores y abusos litúrgicos. Exige de los fieles el debido respeto y devoción por el mismo e idéntico sacrificio del Calvario que se celebra en el altar para aplicarnos los frutos de la redención de Cristo,

      En cambio el Novus Ordo (el nuevo rito de la Misa) fue creado, como explicó su creador Mons. Aníbal Bugnini (quien contó con la asesoría de seis pastores protestantes para ello), en gran medida como algo totalmente novedoso y con fines ecumenistas. Algunas verdades de nuestra fe o quedan semiveladas o no se expresan lo suficientemente para no molestar a los protestantes, al grado que algunos han señalado que no hallan en él dificultad para celebrar lo que denominan la Santa Cena, pues no ofrece para ellos los problemas teológicos que el anterior y venerable rito representaba al expresar éste con toda precisión la doctrina católica referente al Santo Sacrificio de la Misa. Luego de establecido se ha creado un caos litúrgico que el antiguo rito impedía. Basta ver los constantes abusos e iniciativas personales que cada sacerdote impone por su cuenta al ritual. Todo esto (la gran desacralización) fue señalado y previsto por el cardenal Alfredo Ottaviani, Prefecto de la Congregación para la Fe (y también por el cardenal Bachi) cuando se inició la reforma litúrgica, en su BREVE ANÁLISIS CRÍTICO DEL NOVUS ORDO. Lo que se advertía ahí como riesgoso se ha quedado corto con la realidad. Busque ese estudio que presentó al Papa el entonces Prefecto de la Congregación para la Fe y léalo. Puede verlo aquí: http://www.statveritas.com.ar/Liturgia/Breve%20Examen%20Critico.htm
      De este modo podrá conocer a detalle las diferencias entre ambos ritos.

      Esperamos que la respuesta haya tenido la prontitud solicitada.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  17. TOTALMENTE HERMOSO COMO SERIA EL CAMBIO DEL MUNDO SI HUBIESEN MISAS ASI CON ESA SACRALIDAD
    DEBERIA VOLVER LA MISA DEL PAPA V, QUE ADORACION PARA NUESTRO SEÑOR JESUSCRISTO, EN LA ACTUALIDAD
    SE A PERDIDO MUCHO, DESAFORTUNADAMENTE LA INDIFERENCIA, LA IRREVERENCIA, SE ENTRA EN LA IGLESIA COMO SI FUERA UN TEATRO, ES MUY TRISTE, OREMOS POR LOS SACERDOTES PARA QUE SEAN SANTOS Y REALICEN UNA MISA SACRAL, GRACIAS CATOLICIDAD DIOS LOS BENDIGA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho lamento informarle que ya no deben quedar misales de la época preconciliar puesto que en los años setenta se dedicaron a ¡QUEMARLOS!.....
      ¡¡ los mismos que dirigen hoy en día la iglesia hicieron una PIRA con ellos!!! ¿no le parece aberrante???¿ y ahora vamos a esperar que esos nos permitan tener esa el verdadero Sacrificio de la santa misa?? creo que mejor espere sentado...

      Eliminar
  18. Ciertamente el Misal Tridentino es majestuoso, pero el Novus Ordo al principio no generó desorden alguno. El desorden vino tiempo después impulsado por algunos sacerdotes que comenzaron a imponer sus gustos personales a la liturgia, dejando de lado las debidas reverencia y fervorosidad de la santa misa. Por ejemplo, en una parroquia llegó un nuevo párroco el cual fundó un nuevo coro parroquial con la finalidad de atraer a los jóvenes y hacer más atractiva la liturgia, y éste coro se dedicó con la anuencia del sacerdote a modificar las melodías de algunos cantos tradicionales interpretando uno con ritmo de merengue, otro en salsa, otro en rock suave y le gustó a algunas personas mientras que el resto mostraba estupor y desacuerdo con esto. Lamentablemente esto llevó a una desacralización descomunal en la parroquia, la gente conversando en el templo como si estuvieran en la sala de su casa y sin haber estado ante el Santísimo Sacramento unos minutos al momento de llegar al templo y se le suma la exagerada cantidad de ministros extraordinarios de la comunión en cada misa (usados sin necesidad obvia ya que no era grande la cantidad de fieles en las misas). Hace falta que el Papa y los obispos sean fieros defensores de la sacralidad y fervorosidad de la liturgia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado hermano: Los hechos demuestran lo contrario. No fue sino hasta que se abandonó el multisecular rito que codificó San Pío V -que respeta la Tradición ininterrumpida de Cristo, de los apóstoles, de los Santos Padres, de los primeros siglos del cristianismo y de los Pontífices Romanos-, cuando la arbitrariedad litúrgica lamentablemente entró en la Iglesia. Esa desacralización a la que usted atinadamente se refiere, no se hubiera generado sin que entraran en vigor las modificaciones que culminaron con la puesta en vigor del Novus Ordo. El mismo cardenal Gut explicó que muchos cambios se habían hecho incorporando los abusos que se habían extendido para no dejar fuera de la comunión a quienes los habían realizado. O sea, que la desobediencia y la experimentación se convirtieron de pronto en FUENTE DE LEY. El propio cardenal Ottaviani -junto con el cardenal Bachi- presentó un profundo pero breve estudio teológico sobre el Novus Ordo mismo (no sobre los abusos que generó), ante el Papa Pablo VI. Recuerde que Ottaviani era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En el mismo se refiere a que se aparta impresionantemente de la teología católica de la Santa Misa definida en el Concilio de Trento y se aproxima a la doctrina protestante. Además, señaló los peligros y desviaciones que se podrían generar del mismo, tal como ha ocurrido (los hechos le han dado la absoluta razón). En realidad fueron bastantes los estudios o escritos teológicos que entonces se realizaron y múltiples las solicitudes al Papa Pablo VI para que no entrara en vigor el rito nuevo, o al menos se mantuviera el rito tradicional (que prácticamente fue abolido, hasta que -muchos años después- Benedicto XVI reconoció que jurídicamente nunca lo había sido y que permanecía plenamente en vigor).

      Como ya hemos dicho en un comentario anterior, el Novus Ordo (el nuevo rito de la Misa) fue creado, como explicó su creador Mons. Aníbal Bugnini (quien contó con la asesoría de seis pastores protestantes para ello), en gran medida como algo totalmente novedoso y con fines ecumenistas. Algunas verdades de nuestra fe o quedan semiveladas o no se expresan lo suficientemente para no molestar a los protestantes, al grado que algunos han señalado que no hallan en él dificultad para celebrar lo que denominan la Santa Cena, pues no ofrece para ellos los problemas teológicos que el anterior y venerable rito representaba al expresar éste con toda precisión la doctrina católica referente al Santo Sacrificio de la Misa. Luego de establecido se ha creado un caos litúrgico que el antiguo rito impedía. Basta ver los constantes abusos e iniciativas personales que cada sacerdote impone por su cuenta al ritual.

      Como explicamos, todo esto (la gran desacralización) fue señalado y previsto por el cardenal Alfredo Ottaviani, Prefecto de la Congregación para la Fe (y también por el cardenal Bachi) cuando se inició la reforma litúrgica, en su BREVE ANÁLISIS CRÍTICO DEL NOVUS ORDO. Lo que se advertía ahí como riesgoso se ha quedado corto con la realidad. Busque ese estudio que presentó al Papa el entonces Prefecto de la Congregación para la Fe y léalo. Puede verlo aquí: http://www.statveritas.com.ar/Liturgia/Breve%20Examen%20Critico.htm

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  19. Buenas tardes, una consulta, por mi desconocimiento me llama la atención en varios comentarios he leido disconformidad hacia los ministros extraordinarios de la comunion y diáconos. Sería errado ser diácono o ministro de la eucaristía? Según las enseñanzas de la Iglesia? Podría recomendarme alguna lectura para saber del tema? Ya que siempre me interesó poder acceder a ser diácono y a veces me confunden estas posturas contrarias. Desde ya muchas gracias!! Bendiciones!!
    Mauro.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://adelantelafe.com/carta-renuncia-ministro-extraordinario-la-comunion/

      Eliminar
  20. A un lector: Gracias por los links que nos envió y sus diversos mensajes. Sí, de hecho. junto con todos los lectores del blog, cada día trece de todos los meses oramos por la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María.
    Un abrazo en Cristo

    ResponderEliminar
  21. Alejandro Castillo1 de abril de 2015, 10:00

    Padre, acá en Culiacán no hay Misa Tradicional... qué nos toca hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que han hecho en varios lugares: organizar un grupo de personas que comprendan la importancia de preservar y asistir a este rito, y buscar un buen sacerdote -fiel a la Iglesia- que oficie el santo sacrificio de la Misa con ese misal.
      Si nos deja su mail y logramos investigar algo que pudiera ayudar a esa iniciativa nos pondríamos en contacto con usted. No publicaremos su mail, a menos que usted nos lo indique.

      Un abrazo en Cristo
      CATOLICIDAD

      Eliminar
  22. Aplaudir dentro de una Iglesia, por más que sea ``aplaudir poco´´..¿es un sacrilegio?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una indebida irreverencia, no un sacrilegio.

      Eliminar
  23. ...Y hacer conciertos de música clásica dentro del templo ¿es pecado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es música religiosa clásica (sacra) no hay problema; pero si no, resulta indebido, pues el templo no es un teatro. La falta dependerá de la conciencia que de esto se tenga.

      Eliminar
    2. He visto a varios cantantes que cantan y tocan música clásica, gregoriana y hasta otras que no son religiosas, sino medievales: ¿acaso no sería pecado hacer este tipo de cosas en una iglesia? Me refiero a hacer conciertos en una iglesia católica. Me parece que un concierto de música religiosa debería hacerse en otro lugar y no en la iglesia... (por más religiosa o gregoriana que sea), pues se convertiría la iglesia en una especie de teatro.

      ¿Dónde puedo encontrar información sobre esto?

      Eliminar
    3. Esa música es para la liturgia no para conciertos, está todo dado vueltas.

      Eliminar
  24. Hola Catolicidad les he escrito ya a su correo electrónico. Espero su respuesta. Gracias y Adiós.

    ResponderEliminar
  25. Luego de 25 años de ateísmo, me di cuenta de que existe un Creador. Me convencí de eso mediante consideraciones de Cosmología, Biología, Moral, etc, que no viene al caso explicar aquí. Pero hay un largo trecho que recorrer entre la creencia en un Dios y que este Dios es el del Cristianismo.
    Investigué el budismo, el islam... no encontré nada ahí.
    Empecé a investigar sobre Jesús, las pruebas históricas de su existencia, etc, hasta concluir que la explicación más sencilla para lo que detonó el desarrollo del Cristianismo primitivo es que realmente Jesús resucitó y que, por tanto, era quien decía ser: el Hijo de Dios.
    Tras investigar la Historia de la Iglesia y los diversos argumentos teológicos entre Católicos y protestantes, me convencí de que la Verdad se encuentra en la Iglesia Católica.
    Pero hasta ese momento todo este proceso había sido más que nada intelectual.
    Descubrí que la misa que se oficia actualmente tiene menos de 50 años y que anteriormente se celebraba otra, la conocida como "Misa Tridentina". Cuando la empecé a investigar, ese proceso "intelectual" al que hice mención empezó a transformarse en espiritual... empecé a sentir que mi alma se empezaba a "llenar" de Dios.
    Leí el Misal, vi innumerables videos en Youtube sobre la Misa Tradicional hasta que me topé con uno en el que explicaba detalladamente cada parte de la Misa Tradicional. Sentía mi alma vibrar. Cuando explicó la Consagración y mostró al sacerdote inclinándose sobre la Sagrada Forma y susurrar las palabras HOC EST ENIM CORPUS MEUM me quebré. Empecé a llorar como nunca había llorado en mi vida. Ahí estaba Jesús!! Ahí estaba Dios!!
    Al día siguiente busqué en Internet donde se celebraba una Misa Tradicional en mi ciudad, por Gracia de Dios encontré una para el siguiente Domingo y fui. Antes me confesé largamente y luego asistí por primera vez en mi vida a una Misa Tradicional, la que había logrado mi conversión incluso antes de haberla presenciado en persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo felicitamos calurosamente. ¡Qué bello testimonio!

      Nos gustaría contactar con usted. ¿Podría escribirnos a catolicidad@hotmail.com?

      Gracias de antemano. Un abrazo en Cristo.

      Atte

      Eliminar