domingo, 13 de noviembre de 2011

CIENCIOLOGÍA: JUZGAN A SU FILIAL FRANCESA POR ESTAFA


12 de noviembre 2011. RIES. La justicia francesa abrió el pasado 3 de noviembre un juicio en apelación contra la filial parisina de la Iglesia de la Cienciología, considerada una secta en este país donde en 2009 fue condenada por “estafa”. Así lo contaba el mismo día AFP.

Las dos principales estructuras de la Cienciología francesa -el Celebrity Centre y su librería SEL- fueron condenadas en 2009 a fuertes multas y cinco de sus miembros, entre ellos su “dirigente” en Francia, Alain Rosenberg, serán juzgados nuevamente hasta el primero de diciembre.

Están acusados de haberse aprovechado de la vulnerabilidad de varios antiguos adeptos para sacarles dinero. “Para nosotros, la Cienciología es una empresa cuyo principal objetivo es captar la fortuna de sus adeptos”, estimó el abogado Olivier Morice, que representa a la UNADFI, asociación de lucha contra las derivas sectarias.

Considerada una religión en Estados Unidos, la Iglesia de la Cienciología fue fundada en 1954 por el escritor estadounidense de ciencia ficción Ron Hubbard. Reivindica 12 millones de adeptos en todo el mundo de los cuales 45.000 estarían en Francia, donde, en cambio, es considerada una secta desde 1995 por un informe parlamentario.

En España, Japón y Canadá tiene estatuto de asociación religiosa. Entre sus más conocidos miembros figuran varios actores de Hollywood, como los estadounidenses Tom Cruise y John Travolta.

El pasado día 3 la defensa intentó, en vano, obtener que el juicio en apelación fuera aplazado entre tres y seis meses, aduciendo que en septiembre pasado el ministerio de Justicia envió a los magistrados y a la fiscalía una circular sobre las “derivas sectarias”, lo que en su opinión constituye un intento de “presionar” a los jueces. La Corte rechazó ese pedido.

En 2009, el Celebrity Centre y su librería SEL fueron condenados a multas de 400.000 y 200.000 euros respectivamente, pero pudieron seguir adelante con su actividad. Alain Rosenberg fue condenado a dos años de cárcel en suspenso y 30.000 euros de multa, y los otros cuatro cienciólogos que apelaron fueron condenados a penas que iban desde 2.000 a 20.000 euros de multa hasta 18 meses de cárcel en suspenso.

Temas relacionados:
_________________________________________________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada