domingo, 31 de octubre de 2010

FIESTA DE CRISTO REY


El último domingo de Octubre se celebra la Fiesta de Cristo Rey, según el calendario para la liturgia tradicional del Rito Romano.

Al instituirla mediante la encíclica Quas Primas, recordó el Papa Pío XI que "La celebración de esta fiesta, que se renovará cada año, enseñará también a las naciones que el deber de adorar públicamente y obedecer a Jesucristo no sólo obliga a los particulares, sino también a los magistrados y gobernantes.

A éstos les traerá a la memoria el pensamiento del Juicio Final, cuando Cristo, no tanto por haber sido arrojado de la gobernación del Estado cuanto también aun por sólo haber sido ignorado o menospreciado, vengará terriblemente todas estas injurias; pues su regia dignidad exige que la sociedad entera se ajuste a los mandamientos divinos y a los principios cristianos, ora al establecer las leyes, ora al administrar justicia, ora finalmente al formar las almas de los jóvenes en la sana doctrina y en la rectitud de costumbres".

Así mismo, ordenó el Papa "que en ese día se renueve todos los años la consagración de todo el género humano al Sacratísimo Corazón de Jesús, con la misma fórmula que nuestro predecesor, de santa memoria, Pío X, mandó recitar anualmente".

La fórmula para la consagración escrita y mandada también por San Pío X, ha sido completamente olvidada, en nuestra humilde opinión a raíz de ser políticamente incorrectísima para los portaestandartes del falso ecumenismo. Pero como ha sido mandada por dos Papas, uno de ellos el único Papa santo de los últimos tiempos; la queremos recordar en este día de fiesta, aunque se molesten los "progresistas" decadentes.

Consagración del Género Humano
al Sacratísimo Corazón de Jesús
.
Dulcísimo Jesús, Redentor del género humano, miradnos humildemente postrados delante de vuestro altar; vuestros somos y vuestros queremos ser y a fin de poder vivir más estrechamente unidos con Vos, todos y cada uno espontáneamente nos consagramos en este día a vuestro Sacratísimo Corazón.
.
Muchos, por desgracia, jamás os han conocido; muchos, despreciando vuestros mandamientos, os han desechado. Oh Jesús benignísimo, compadeceos de los unos y de los otros, y atraedlos a todos a vuestro Corazón Sacratísimo.

Oh Señor, sed Rey, no sólo de los hijos fieles que jamás se han alejado de Vos, sino también de los pródigos que os han abandonado; haced que vuelvan pronto a la casa paterna, para que no perezcan de hambre y de miseria. Sed Rey de aquellos que, por seducción del error o por espíritu de discordia, viven separados de Vos: devolvedlos al puerto de la verdad y a la unidad de la fe, para que en breve, se forme un solo rebaño bajo un solo Pastor. Sed Rey de los que permanecen todavía envueltos en las tinieblas de la idolatría o del islamismo; dignaos atraerlos a todos a la luz de vuestro reino.

Mirad, finalmente, con ojos de misericordia a los hijos de aquel pueblo que en otro tiempo fue vuestro predilecto: descienda también sobre ellos como bautismo de redención y de vida, la sangre que un día contra sí reclamaron.

Conceded, oh Señor, incolumnidad y libertad segura a vuestra Iglesia; otorgad a todos los pueblos la tranquilidad en el orden; haced que del uno al otro confín de la tierra no suene sino esta voz:

¡Alabado sea el Corazón Divino, causa de nuestra salud,
a Él se entonen cánticos de honor y de gloria
por los siglos de los siglos!
Amén.

Fuente: Página Católica .
Posts relacionados con este fundamental tema, haz click en los que elijas:  CRISTO, POR DERECHO, ES REY; A CRISTO REY; QUE CRISTO IMPERE EN NUESTRAS NACIONES; LA REALEZA DE CRISTO por el Padre Leonardo Castellani; "DEJAR LA ACTITUD DE MOMIAS DE SACRISTÍA..PARA QUE CRISTO REINE; CONSAGRACIÓN AL SACRATÍSIMO CORAZÓN DE CRISTO REY.

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada