sábado, 22 de mayo de 2010

PORTUGAL LEGALIZA EL "MATRIMONIO" HOMOSEXUAL, EL PAPA LO CONDENA


Por Samantha Singson y Terrence McKeegan, J.D.

(NUEVA YORK – C-FAM, 21 de mayo de 2010). Esta semana, el presidente de Portugal anunció su decisión de ratificar una ley en la que permite el "matrimonio" homosexual en el país pequeño de Europa. La primera vez que se aprobó el escrito sobre matrimonio del mismo sexo por el parlamento portugués en enero, se sujetó al veto presidencial. La decisión presidencial en cuanto a firmar el escrito dentro de las leyes hace que Portugal sea el sexto país europeo que permite que se casen parejas del mismo sexo.

La ratificación del Presidente Aníbal Cavaco Silva, descrito como practicante católico, llegó justamente después de la visita del Papa al país predominantemente católico en donde el Papa Benedicto habló abiertamente en contra de la legislación. Cuando por primera vez el Parlamento aprobó la legislación de “matrimonios” del mismo sexo, el Papa lo llamó un “ataque” a “las diferencias naturales entre el hombre y la mujer”.

En su dirección a los trabajadores católicos de la siembra en Fátima la semana pasada, Benedicto XVI expresó su profunda apreciación por las “iniciativas ayudadas a proteger los valores esenciales y primordiales de la vida, empezando por la concepción, y sobre la familia basadas en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, (que) ayudan a responder a algunas de las amenazas más insidiosas y peligrosas al bien común. Tales iniciativas representan al lado toras numerosas formas de compromiso, elementos esenciales en la construcción de la civilización del amor.”

El escrito del gobierno socialista se rechazó a través de las partes del centro de izquierda de Portugal quienes comprendieron la mayoría parlamentaria. Los partidos del ala derecha se opusieron a la legislación y exigieron un referéndum nacional. No obstante, a pesar de la oposición, el Tribunal Constitucional de Portugal dictó que el escrito fue legal la semana pasada.

Más del 90% de la población portuguesa se identifica a sí misma como católica, pero el mensaje de la ley de “matrimonio” del mismo sexo justamente es la más reciente tendencia fuera de los valores católicos. Después de años de haber sido atacada por los abogados para derechos abortistas, Portugal tuvo una de las leyes europeas más intensas pro-vida. Permitiendo el aborto hasta las 12 semanas únicamente en casos de violación o para salvar la vida de la madre. La ley liberalizada ahora permite el aborto como exigencia hasta las 10 semanas de embarazo, únicamente solicitando un período de tres días de espera.

Los grupos internacionales homosexuales han anunciado la decisión y han dicho que no pretenden detenerse ahí. Cuando por primera vez se aprobó la ley en el parlamente en enero pasado, el brazo Europeo de la Asociación Internacional de Homosexuales y Lesbianas (ILGA por sus siglas en inglés International Lesbian and Gay Association) anunció que “es claro que un conceso europeo rápidamente está surgiendo sobre la igualdad en el matrimonio.” Linda Freimane, Co-Presidenta de la Mesa Directiva de Europa de la ILGA advirtió que a pesar del inicio prometedor, “sigue habiendo una lucha por una total igualdad – y que también está incluyendo el derecho a la adopción.”

La tendencia izquierdista de Portugal también ha llegado a ser obvia en la Naciones Unidas. En el comité sobre Población y Desarrollo de la semana pasada, Portugal encabezó el empuje para numerosas referencias a “salud sexual y reproductiva” y el lenguaje sobre educación global de la sexualidad para gente joven, a pesar de haberse sostenido ante la oposición de otros países.

Los otros países europeos que están por permitir el “matrimonio” del mismo sexo son: Holanda, Bélgica, España, Noruega y Suecia.

Traducido por Maria Elena García Jiménez
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada