lunes, 21 de junio de 2010

EL SACERDOCIO NO ES PARA ALCANZAR PODER Y SEGURIDAD: EL PAPA


ABC, 20 Jun 2010. CAMINEO.INFO.- Ciudad del Vaticano/ITALIA.- El papa Benedicto XVI reprobó hoy la concepción del sacerdocio como una forma de asegurarse una estabilidad y una posición social en la vida y como modo de conseguir más poder y prestigio personal.

El Pontífice abordó los valores que, según él, deben ir aparejados al sacerdocio, durante una misa en la basílica de San Pedro del Vaticano para la ordenación presbiteral de catorce diáconos de la diócesis de Roma, de la que Benedicto XVI es obispo.

"El sacerdocio no puede nunca suponer un modo para alcanzar la seguridad en la vida o para garantizarse una posición social. Quien aspira al sacerdocio en busca de un aumento de su propio prestigio personal y del propio poder ha malentendido desde la raíz el sentido de este ministerio", dijo el Papa.

"Quien quiere, sobre todo, realizar su propia ambición, alcanzar su éxito propio, siempre será esclavo de sí mismo y de la opinión pública. Para ser considerado, deberá adular; deberá decir lo que le gusta a la gente; deberá adaptarse al cambio de las modas y de las opiniones y, así, se privará de la relación vital con la verdad, obligándose a condenar mañana lo que ha loado hoy", añadió.

Según el Papa, un hombre que conciba así su vida, "un sacerdote que vea en estos términos su propio ministerio, no ama verdaderamente ni a Dios ni a los demás, sino sólo a sí mismo y, paradójicamente, termina por perderse a sí mismo".

Benedicto XVI, quien presidió esta ceremonia en San Pedro antes de dirigir el rezo del Ángelus dominical, afirmó que el sacerdocio está fundado en la "valentía de decir sí a otra voluntad", sabiendo que con ello no sólo no se pierde la originalidad de cada individuo, sino que además se adentra aún más en la verdad del ser y del ministerio sacerdotal.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada